Ago 012016
 

santiago

Debido a la calidad de Objetivo7, medios de calidad y prestigio internacional como Río Doce de Sinaloa o Los Angeles Press, entre otros han alimentado con información singular y literaria con un rigor sin igual, sólo visto en Aguascalientes en Objetivo7 por lo que en agradecimiento y a pesar de la persecución fascista del delfín del gobernador y del gobernador actual Carlos Lozano, por una sociedad verdaderamente desinformada de los intereses y apellidos entre medios, negocios lícitos e ilícitos y el compadrazgo oculto de los hombrecillos de poder,como novela de José Emilio Pacheco, seguiremos informando pese a y quien le pese. Reiteramos a los grandes periodistas (a los que Gilberto Ornelas acusó sin siquiera conocerlos, de estar metidos en delincuencia) nuestro respeto y lamentamos que por la campaña negra en nuestra contra Aguascalientes se llene de medios ignaros y mediocres con excepciones apadrinadas con los intereses del neoliberalismo salvaje que hará millonarios a simples escritorcillos, tinterillos, sicarios sin verguenza e imitadores de este medio al grado de que ni siquiera tenían fotografias en sus notas o banners para simular su amasiato y corrupción en el saqueo de recursos públicos.

Río Doce/Ismael Bojorquez.- Hay muchos mitos en esto del narcotráfico y sus personajes. Desde hace diez años se hablaba de que don Ernesto Fonseca Carrillo estaba buscando el confinamiento fuera de prisión por motivos de salud. Es lo mismo que, con sus alegatos, busca también Miguel Félix Gallardo, aunque éste con menos suerte.

Ríodoce hizo en su momento un trabajo sobre este propósito de Don Neto y estuvo en Santiago de los Caballeros, Badiraguato, su tierra natal, en cuyo cementerio mandó construir una réplica del Partenón donde se supone terminarían sus restos, aunque se encuentra tan abandonada que la cripta terminará solo como un olvidado monumento a las extravagancias de un hijo célebre del pueblo.

Don Neto acaba de salir formalmente de prisión y fue confinado en un domicilio particular de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México, hasta cumplir su condena de 40 años que le fue impuesta por diversos delitos.

En realidad hay mucho circo en todo esto, pues Don Neto desde hace muchos años entraba y salía de la cárcel cuando así se lo proponía. Pero ocupaba ya la paz y la seguridad de un confinamiento como el que logró, amparado por las leyes. Ernesto Fonseca, por ejemplo, estuvo en el sepelio de doña Cuquita, su madre, quien vivía en la colonia Tierra Blanca, de Culiacán, y murió en abril de 2009. No se movía mucho de Jalisco por varias razones, entre ellas su salud, pero desde hace muchos años se supo que no estaba en prisión o se le veía solo por temporadas.

El otro caso es Rafael Caro Quintero, quien ahora se nos presenta como un hombre que está en paz con todo el mundo y hasta pide perdón al gobierno mexicano, a los gringos y a la familia de Enrique Camarena. Él no mató al agente de la DEA, dice, pero asegura que estuvo en el momento equivocado en el lugar equivocado.

De acuerdo a la versión oficial, Caro Quintero salió de prisión la madrugada del 9 de agosto de 2013, apenas iniciando el sexenio de Enrique Peña Nieto, pero en realidad el capo abandonó el Reclusorio Preventivo del Estado de Jalisco la segunda semana de diciembre de 2012, cuando faltaban apenas 20 días para que Felipe Calderón dejara el poder.

Caro Quintero llegó por la noche a Culiacán y al día siguiente se fue a su rancho natal, La Noria, Badiraguato, donde ya estaba su madre esperándolo. De todos los pueblos y caseríos cercanos llegó gente a saludarlo en medio del asombro y la incredulidad, pues nadie se imaginó que estaría libre y menos que volviera a su pueblo. Hubo música, comida, mucha fiesta, como en los viejos tiempos. Después de descansar unos días, Caro se dedicó a visitar amigos en Culiacán, pero también en distintos puntos del país y hasta de los Estados Unidos, con conocimiento o no de los gringos, eso no se sabe.

Cuando se anunció su salida del reclusorio a donde había sido ubicado desde 2010, también en Jalisco, acudimos a La Noria con la infantil idea de hacerle una entrevista. Nos habían dicho que las bandas musicales tocaron tres días con sus noches y así fue, pero —lo sabríamos después—, no en La Noria, sino en Bacacoragua, un pueblo mucho más arriba de la sierra, donde termina el asfalto. Nadie, por supuesto, reconoció que hubiese estado ocho meses antes por ahí.

Ahora Rafael Caro pide perdón a los gringos y éstos le responden que no les importa y que seguirán buscándolo para llevarlo a sus cortes y juzgarlo por el crimen de Enrique Camarena, el agente de la DEA asesinado en 1985. Pero, ¿esta búsqueda no será también un mito? ¿Por qué Caro Quintero sale subrepticiamente de la cárcel y va a los Estados Unidos? Es evidente que para salir de prisión en diciembre de 2012 tuvo la anuencia de altos círculos del gobierno mexicano. Y es difícil pensar que el gobierno otorgue su anuencia para algo así sin el consentimiento de los gringos. ¿Cuál es el juego entonces? ¿Cuáles los juegos? ¿Por qué nunca, ni Caro ni Don Neto, fueron extraditados a los Estados Unidos?

Bola y cadena

¿HAY QUE DARLE CRÉDITO, ENTONCES, a la versión de que fue la CIA la que ordenó el crimen de Enrique Camarena y que con la acusación contra Caro Quintero y Don Neto el gobierno norteamericano quiere tapar su propio excremento?

Sentido contrario

VEAMOS: SI ESTANDO EN LA CÁRCEL, donde hay miles de reclusos, puede una persona salir y hacer una vida como cualquiera otra, ¿qué puede esperarse en el caso de un confinamiento, como el que acaba de obtener Ernesto Fonseca Carrillo. ¿Debemos creer que realmente se encuentra en esa casa de Atizapán de Zaragoza?

 

Humo negro

EN 2008, CUANDO SE HABÍA DESATADO la guerra al interior del Cártel de Sinaloa y se enfrentaban los hermanos Beltrán Leyva con el Chapo Guzmán, vino a México la entonces Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condoleezza Rice, para tratar asuntos de la agenda bilateral, entre ellos el combate al crimen organizado. Fue en octubre. Por esos días, Joaquín Guzmán Loera se paseaba en las calles de Los Ángeles como cualquier turista: short, tenis, gorra de beisbolista… ¿Cómo se explica esto?

Sorry, the comment form is closed at this time.