Oct 252016
 

Río Doce.- A pesar de las nuevas opciones para la cobertura periodística que brinda el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio (NSJP), los medios de comunicación han retrocedido y siguen informando las versiones oficiales y los boletines de prensa que elaboran las oficinas gubernamentales, criticó Emilio Carranza Gallardo, investigador del Instituto para la Seguridad y Democracia (INSYDE).

El especialista en la profesionalización de periodistas y medios de comunicación enfocados en la seguridad pública y justicia penal, alertó por la falta de atención de la prensa hacia los nuevos mecanismos que emplea el nuevo sistema y que permitirían al ciudadano conocer a detalle cómo opera el Sistema de Justicia, sus bondades y en su caso, sus deficiencias.

Carranza Gallardo encabeza el proyecto Violencia y Medios del INSYDE, el cual promueve la sensibilización y profesionalización de periodistas de la fuente policíaca y en la semana que transcurrió impartió en Culiacán el curso Coberturas seguras de justicia, dirigido a periodistas de diversos medios de Sinaloa.

“Estamos encontrando que hay un retroceso con respecto al uso de la información periodística de justicia. Tenemos la oportunidad de hacer coberturas basadas en las audiencias públicas y no se está aprovechando esa oportunidad, se está dejando que la información continúe siendo producida por las oficinas de comunicación del Poder Judicial. Hay un gran retroceso en los medios”, enfatizó.

El investigar señaló que el retroceso mediático se puede detectar en todo el país pero se encuentra en diferentes etapas, de acuerdo con las regiones donde comenzó a operar primero el NSJP.

Detalló que por ejemplo en entidades como Chihuahua, Oaxaca o el Estado de México, en donde el NSJP comenzó desde 2009, la prensa aprendió a dar cobertura a las audiencias públicas pero luego retrocedió y actualmente ha olvidado esta herramienta.

Explicó que a la par, el Poder de Justicia también aprendió que los periodistas eran más inteligentes que los operadores del nuevo sistema y en sus publicaciones exponían todos los errores que los operadores cometían. Fue así que con la publicación del Código Nacional de Procedimientos Penales, ahora el periodista tiene opciones más reducidas para la cobertura de los juicios orales.

“Hay una curva de aprendizaje en todos estos años tanto del periodismo que aprendió y ahorita estamos en un proceso de que se está olvidando de cómo hacer estas coberturas”, dijo.

Carranza Gallardo urgió a que en Sinaloa, donde el NSJP recién comenzó a operar, la prensa haga valer su derecho de asistir a audiencias públicas y comience a relatar a detalle cómo funciona este sistema y le brinde a la ciudadanía información puntual y exacta de los acontecimientos públicos que la impactan.

“Hacerle sentir al poder judicial de que el periodista también es un actor importante en el sistema de justicia porque es quien le permite conocer a la ciudadanía que es lo que sucede. El periodista tiene que apropiarse de este nuevo sistema”, enfatizó Carranza Gallardo.

Un nuevo periodismo

Como parte del proyecto Violencia y Medios, INSYDE presentó el pasado miércoles en Culiacán el libro Nuevo Periodismo Especializado en México, en el cual expone los desafíos para el periodismo de investigación en México.

Con la interrogante ¿qué ruta debe tomar el periodismo para continuar su labor crítica y de contrapeso al poder?, el libro propone al periodista empujar la rendición de cuentas, los derechos humanos, el periodismo de investigación y el periodismo de datos.

Además, presenta la experiencia de la Red de Periodistas de Juárez y los desafíos de la cobertura periodística en Chihuahua, frente la implementación del NSJP.

En el libro que forma parte de una serie de publicaciones de Insyde para un periodismo especializado, participaron periodistas como Lilia Saúl de El Universal, Francisco Sandoval; Jorge Hernández del CIDE, la Red de Periodistas de Juárez y Andrés Villarreal, jefe de información de Ríodoce.

Sorry, the comment form is closed at this time.