Feb 022017
 
Share

En el estado mexicano de Veracruz, el sector salud es uno de los más golpeados por la corrupción de los gobiernos, así como en el rezago en materia de justicia y de derechos humanos. Jazz Bustamente, una paciente con VIH que sufrió de cerca los efectos de la corrupción en los gobiernos de Fidel Herrera y Javier Duarte, se dejó de dar el tratamiento de antivirales a muchas personas con la excusa de que se había recortado el presupuesto. Sin embargo, también se administraron medicamentos caducados y se realizaron pruebas de VIH en mal estado. Cabe mencionar que el gobierno veracruzano domicilió empresas fantasmas con el fin de realizar compras falsas que derivaron en el desvío de sumas millonarias de los recursos del Estado. teleSUR

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.