Feb 062017
 
La censura y la mierda, propia de los Appendini. Mono: Cuauhtémoc Villegas Durán.

La censura y la mierda, propia de los Appendini. Mono: Cuauhtémoc Villegas Durán.

Se le llena la boca hablando de “periodismo de investigación” que él y su gente hacen como los primeros que lo realizan cuando este hombre jamás tuvo el valor de investigar porque un sicario que participó en la fuga del penal de Cieneguillas era protegido y financiado (al igual que el periódico que dirigía) por Luis Armando Reynoso Femat (“Reynoso Femat financió a Zetas con dinero público, Carlos Lozano los sigue protegiendo”, http://objetivo7.com/?p=2401).

Cuando mi esposa le planteó a todos los medios de Aguascalientes el problema que era vivir junto a un criminal nadie, ningún “periódico” quiso hacer una nota, ya no se diga investigarlo. Esa es la ética y el valor de Manuel Appendini.

Como parte de este proceso a Susy Rodríguez le platiqué que quería ser caricaturista y me dijo que en La Jornada no había y fui con Appendini quien me bateó junto con Rocko quien se apareció en mi entrevista de trabajo porque el homosexual de la puerta le avisó que yo estaba buscando espacio. En su soberbia, Appendini consideraba que no se necesitaba monero. Por la calidad de mis monos supe que Appendini era alguien que no sabía oler un buen monero y que no conocía el poder del dibujo. Entonces me di cuenta que era pendejo.

Nunca cubrió la nota. Le dio Frío. Era un mediocre director de diario que con los años al descubrir Objetivo7 mientras era él un desempleado, soñó con ser reconocido él como el primero en algo, (como dice que su abuelita es la primera en ser mujer periodista, algo que ya investigamos). Dice ser el primero en periodismo de investigación aunque desde 2006 se hace aquí en Aguascalientes por este “reportero” y tenemos la prueba reina para callarle la boca al hermano del hombre de la guerra sucia del gobernador (“Putee a Lorena Appendini, putee a Lorena Appendini”, que atacara a su contrincante pedía el cacique del PAN a su gato Enrique Appendini). Vaya conflicto de interés. Esa es la ética de los Appendini.

Dicen que los mentirosos se creen sus mentiras. El problema es que lo dan por hecho: Se creen mejores que uno, tal vez lo sean, pero nunca será Appendinni el primero que hizo periodismo de investigación. Eso sí, es el primero que lo asegura sin pruebas y por supuesto como el mierda de su hermano: con la descalificación por delante.

Ojalá los Appendini sean los primeros en algo algún día de su vida para que dejen de chingar al prójimo y ojalá que un día que un ciudadano tenga un problema lo atienda y no le saque como le sacó con Erick Tejas. Eran los días duros del narco cuando Martín Orozco y Luis Armando Reynoso saqueaban los palacios de Aguascalientes y los narcos mataban por doquier. objetivo7.com aún no nacía y por eso ví la necesidad de un hacer un medio para servir a la sociedad aun con todos los peligros y consecuencias en los que ha subsistido.

Al igual que a Carlos Lozano, Objetivo7 a los Appendini y a Orozco los tomó por sorpresa. Hoy tampoco no saben cómo desaparecernos del medio y se autonombra el primero 10 años después de que Objetivo7 ya hacía investigaciones con datos duros. Ahí me di cuenta que era tan mierda como su hermano, el vocero del fascista censor del neoliberalismo Martín Orozco Sandoval otro que roba a la sociedad. Ahí dejé de respetar a Manuel. Vaya mierdero que me encontré en Aguascalientes: La hoguera de la vanidades de los extremo derechistas.

Sorry, the comment form is closed at this time.