Mar 012017
 
Foto. SDP.

Foto. SDP.

Once cuerpos de personas fueron abandonados dentro y fuera de una camioneta ayer a las 23:00 horas, entre los que se encontraban dos mujeres, n la colonia Graciano Sánchez, en Boca del Río, Veracruz.

De acuerdo a Sin Embargo, el hecho se dio a menos de 24 horas de que en ese estado iniciara un operativo de seguridad para combatir la delincuencia.

Junto a los cadáveres se colocaron cartulinas con amenazas de iniciar una guerra en el lugar.

Automovilistas y habitantes que circulaban por la zona dieron aviso a las autoridades sobre la presencia de los cuerpos, que fueron dejados a un costado de la barda de la secundaria general número 2, en la esquina Paseo Puerto Banderas y Cosamaloapan.

Los primeros informes señalaron que se trató de una camioneta modelo Nissan Urvan, color blanco, dentro de la cual se encontró a una mujer y seis hombres, uno de ellos envuelto en bolsas negras y cinta canela. Además sobre el pavimento estaban regados los cuerpos de tres hombres y una mujer más.

Las víctimas, que sólo vestían la ropa interior, presentaron huellas de tortura e impactos de bala, asimismo estaban amarrados de pies y manos.

Autoridades ministeriales realizaron las diligencias correspondientes y levantamiento de los restos humanos, los cuales no ha sido identificados y fueron trasladados mediante un fuerte operativo al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.

Estos hechos ocurrieron el mismo día en que el Gobierno federal envió a elementos de la Gendarmería Nacional para reforzar la seguridad en dicha entidad.

El pasado 27 de febrero el Secretario del estado de Veracruz, Rogelio Franco, anunció que llegarían los agentes, que pertenecen a una división de la Policía Federal, a las regiones de Xalapa (capital del Estado) y Córdoba, aunque no precisó el número de hombres que reforzarían la seguridad.

Sorry, the comment form is closed at this time.