Mar 152017
 

Ajo Blanco/Cuauhtémoc Villegas Durán

Junior del establishment local, José Luis Morales el reportero y poderoso empresario de medios de comunicación perseguido en Aguascalientes vive asustado y sabe porque aunque no los menciona por su nombre: el gobernador y un diputado, perversos y enfermos de poder ambos con una cola tan grande o más que la del comunicador pero, con fuero, lo quieren destruir de cualquier manera y a como dé lugar.

El vídeo de Morales sólo ha tenido cerca de mil vistas en You Tube.

Molesto, se pone retador y cuestiona el por qué los reporteros “investigadores” no preguntan en Finanzas (nosotros no sólo padecemos persecución y censura de los mismos individuos sino que no reporteamos por esa misma censura y la falta de recursos: ni siquiera tenemos para el camión y en estos días tomo agua de la llave mientras que el otro periodista que se dice investigador, es hermano de un comunicador ahijado político del gobernador por si lo dice por él, que por cierto es amigo de José Luis Morales y también lleva millones a su medio de comunicación y no es perseguido ni censurado).

Objetivo7 como siempre es el único medio que va a al fondo de los hechos y es que, José Luis Morales no es el alma de Dios que dice ser y hasta asegura que es el que da de comer a los aguascalentenses pues a través de sus medios ofrece paquetes de la Mexicanita, carnes, verduras y más productos en un engaño publicitario ya que al comprar los productos que asegura llevar a mejor precio, los consumidores se llevan un chasco.

Es sólo unos de los múltiples negocios que José Luis Morales tiene aprovechando sus relaciones con el poder y los empresarios. El gobernador Carlos Lozano de la Torre salvó al menos uno de las grandes producciones de José Luis Morales cuando al traer a Miguel Bosé no le compraron los boletos y el gobernador los compró para salvarle el negocio de Morales, quien los regaló en su programa de radio. Así este comunicador, que al final de los días de Carlos Lozano lo acusó de que ya no le importaba la seguridad en el estado y que se habían hecho múltiples negocios ilegales.

Según el diputado federal Jorge López Martín (el más faltista y uno de los pocos sin licenciatura en el congreso, ya que todo se lo debe a Martín Orozco) José Luis Morales habría recibido 75 millones para favorecer la campaña de Lorena Martínez, candidata del PRI pero no de Lozano, quien al no tener el favor del gobernante en turno perdió en medio de acusaciones de fraude y en una elección que sólo pudo decidir el Tribunal Electoral de la Federación (Trife).

Pero lo que más dolió al actual gobernante y a su diputado fue que José Luis Morales dio a conocer una llamada en la que Jorge López renegaba porque un supuesto delincuente habría expuesto a través de llamadas y mensajes el posible lavado de dinero en la campaña de Martín Orozco de la que López fue coordinador: el problema es que habría sido del narco y en ella se hablaba de la operación de criminales con supuestos permisos de los panistas.

Desde ese día, Jorge López exigió un replica que sólo logró a través de los juzgados y que, al realizarla acusó a José Luis Morales de atacar quien no le da dinero o sea de ser un extorsionador, de ser un enfermo mental, un mentiroso y le advirtió de una denuncia por lavado de dinero por los 75 millones. Presumió sus logros (asciende como los nazis, por su cercanía con los fascistas como Orozco) dijo pertenecer a una Institución honorable como el INE (qué honorable robar elecciones).

Al pertenecer al INE López toma ventaja ya que es juez y parte y tiene accesos a los documentos con los que dirime cuestiones personales. Además Jorge López tiene fuero al igual que Martín Orozco. Tal vez por eso José Luis Morales no los amenaza a ellos porque sabe que son más poderosos que él y entonces se va contra los medios de comunicación. Vaya escándalo.

José Luis Morales agradece a los periodistas que lo declaran inocente como si fueran jueces y fuera su trabajo decidir quien es culpable o inocente. Quien juzgará será la historia que desde hace 6 años escribe Objetivo7 con la verdad y en medio de la persecución pero a diferencia de José Luis Morales, sin escondernos y sin ningún medio que analice nuestro caso pero que sí ya nos han juzgado de miles de cosas como suelen hacer sin pruebas y porque tienen medios y el poder en su manos para reprimir a quien no piense igual o no esté en su nómina.

El de Morales no es un caso de la justicia es un caso de persecución política y censura

Caminamos por la calles desde la periferia hasta el centro aunque seamos uno de los medios más importantes de Aguascalientes sino el que más, y, sabemos, que nos pueden matar o detener pero nos atenemos al juicio de Jesús, nuestro Dios: “la verdad os hará libres”.

Sorry, the comment form is closed at this time.