Mar 152017
 
Share

Un álbum con fotos inéditas de Adolfo Hitler, que perteneció a Eva Braun, esposa del dictador nazi, será subastado hoy en Kent, Inglaterra.

El País infomró que la casa de subastas C&T Auctions dio a conocer imágenes del álbum, donde se observa a Hitler sonriendo junto a un grupo de niños, o en actitud informal con otros miembros del partido como Joseph Goebbels, Hermann Goering y Heinrich Himmler..

“Son fotografías muy personales. tuvieron que ser tomadas por alguien con permiso para acercarse al Führer y a su círculo”, explica Tim Harper, asesor de la compañía.

Por el álbum, encontrado por dos periodistas británicos en abril de 1945, en el cuarto de la esposa de Hitler situado en el búnker de Berlín donde ambos murieron, pueden llegar a pagarse más de 17 mil euros, según Harper.

“La imagen de Hitler, en particular sus fotografías, estaban controladas. Tenían que ser aprobadas”, asegura el asesor de la casa de apuestas, a quien le parecen “reveladoras” las poses naturales, relajadas y hasta divertidas de las fotografías, que no hubieran obtenido permiso para ser publicadas. En su opinión, tuvieron que ser hechas por un guardaespaldas que mantuvo una relación con Braun.

foto-hitler

Con una gran esvástica en la portada, el álbum fue hallado por el fotógrafo Edward Dean y el periodista Richard Dimbleby, que deambularon por el búnker en el que los Hitler se habían suicidado el 30 de abril de 1945.

“Un soldado ruso les dio una vuelta muy amablemente e irrumpieron en el cuarto que había sido el dormitorio de Eva Braun”. El actual propietario de las imágenes es un coleccionista anónimo.

Los objetos relacionados con los nazis siguen ejerciendo una fuerte atracción entre los coleccionistas y a menudo salen a subasta cartas, teléfonos o cualquier otra cosa que tenga que ver con el entorno de Adolf Hitler o alguno de sus sangrientos seguidores. Lo mismo ocurre con aquello que perteneció a alguna de sus muchas víctimas. Es uno de los capítulos del pasado reciente que desata enorme interés entre los historiadores y la gente de a pie.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.