Jun 272017
 
Share

El poder y el dinero también son asuntos de familia

El nuevo golpe a Los Dámaso llegó por el lado de la familia.

Río Doce/Alejandro Monjardín.- Luis Fernando Gaxiola Noriega, asesinado el miércoles pasado, era cuñado de Dámaso López Núñez, el Licenciado y tío político de Dámaso López Serrano, el Mini Lic.

Luis Fernando fue síndico de Eldorado entre 2011 y 2013, en el trienio de Héctor Melesio Cuen Ojeda; y regidor de 2014 hasta diciembre de 2016 durante la administración del alcalde Sergio Torres Félix.

El ex funcionario de afiliación priista estaba casado con una hermana del Licenciado, detenido en la Ciudad de México en mayo pasado.

Durante su gestión como síndico, llevó a Eldorado desde programas de prevención del delito hasta una posada con la banda El Recodo, que nunca se supo quién pagó.

El homicidio ocurre en medio de una pugna interna en el Cártel de Sinaloa, entre el Licenciado y los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán.

luis-fernando-noriega

Los dos grupos pelean el control del territorio tras la captura y extradición del Chapo.

De acuerdo con la información de la Policía Ministerial del Estado, el ex síndico fue privado de su libertad el transcurso de la tarde del miércoles pasado en esta ciudad.

Horas después reportaron al C4i que había un cadáver en un camino de terracería que comunica de la carretera Internacional México 15 a la colonia Antorchista, en el sur de la ciudad.

El cadáver estaba tirado boca arriba con varias heridas de bala en la cabeza.

En el lugar los peritos de la Fiscalía General del Estado recogieron seis casquillos de fusil AK 47 como evidencia.

Al día siguiente, los familiares lo identificaron en las instalaciones del servicio médico forense.

Luis Fernando tenía su domicilio en Eldorado, considerado el feudo de su cuñado el Licenciado y desde donde opera junto con su hijo Dámaso López Serrano, el Mini Lic, líder del brazo armado de Los Dámaso, Fuerzas Especiales de Dámaso.

La sindicatura de Eldorado ha sido gobernada por familiares del Licenciado en por lo menos dos ocasiones.

En marzo de 2007 fue electo síndico Dámaso López García, padre del Licenciado y abuelo del Mini Lic.

Un año después, elementos del Ejército y la Procuraduría General de la República catearon y aseguraron un rancho y una residencia de su propiedad.

López García no concluyó su periodo ya que septiembre de 2008 falleció de un infarto.

En marzo de 2012, cuando Luis Fernando era síndico, organizó la Cabalgata Dámaso López García, en honor a su suegro.

La cabalgata fue dentro de los festejo del 112 aniversario de la fundación de Eldorado y partió del ejido Portaceli, de donde son originarios Los Dámaso, hacia la cabecera de la sindicatura.

Gaxiola Noriega fue electo síndico de Eldorado el 7 de marzo de 2011 y el sábado 26 rindió protesta en el Cabildo municipal en un acto presidido por el entonces Alcalde, Héctor Melesio Cuen Ojeda.

En 2013, antes de concluir su periodo solicitó licencia para participar en el proceso electoral de ese año.

Luis Fernando se integró a la planilla de Sergio Torres Félix como candidato a regidor.

La planilla también estaba integrada por los candidatos a regidores Antonio Castañeda Verduzco, actual Subsecretario de Gobierno; Leticia Serrano Sainz, Ramón Pérez López, Margarita Urías Burgos, Javier López Soto, Ericka Sánchez Martínez, Paola Gárate Valenzuela, Tomás Amador Carrasco, Magda Corona Bargueño y Raúl Gasca Cervantes.

El 31 de diciembre rindió protesta como regidor junto con Torres Félix como Alcalde para el periodo 2014-2016.

Como miembro del Cabildo presidió la Comisión de Urbanismo, Ecología y Obras Públicas y también fue consejero del Instituto Municipal de Planeación.

Durante su gestión como sindico llevó a esa comunidad el programa de campamentos Creciendo con la Prevención, de la Procuraduría General de Justicia del Estado, en febrero de 2013.

“En este campamento los niños recibirán los conocimientos y la capacitación de la cultura de la prevención, por que como dice el dicho es mejor prevenir que lamentar, pero sobre todo les enseñarán a los niños a prevenir delitos”, señaló durante la inauguración.

En el evento participaron el Ejército, la Procuraduría General de la República, las Policías Municipal y Ministerial, la Unidad Antisecuestros, DIF y la Secretaría de Salud.

En coordinación con la UAS, llevó a cabo el Programa Integral de Prevención de Riesgos, con el que se promovía la prevención en el uso de las drogas y el alcohol y se fomentaban los valores y el rescate de la familia.

En su periodo como síndico de Eldorado esa comunidad se organizó la Primera Gran Posada Navideña amenizada por la banda El Recodo.

En esa ocasión Ríodoce publicó el reportaje titulado “La Posada Insólita, ¿Quién le pagó a El Recodo?”.

Un mes antes Gaxiola Noriega se había quejado en los medios de comunicación que el dinero no alcanzaba en la sindicatura.

En ese entonces se quejó de que los 55 mil pesos semanales que entregaba el Ayuntamiento apenas alcanzaban para pagar la gasolina y el servicio de recolección de basura.

Dijo que había solicitado más recursos para atender a las más de 20 comisarías y 27 colonias y a las alrededor de 50 personas acudían diariamente a su oficina a solicitar algún tipo de apoyo.

Pero un mes después el Comité de Desarrollo de Eldorado organizó la posada con “la madre de todas las bandas” que cobraba alrededor de un millón y medio de pesos.

La noche del 20 de diciembre los eldoradenses se volcaron al estadio Joaquín Redo donde se llevó a cabo el evento de manera gratuita.

El baile empezó con los Titanes de Durango quienes estuvieron en el escenario por alrededor de dos horas.

Al término de la presentación, Gaxiola Noriega subió al templete y tomó el micrófono para dar un mensaje pero fue callado por la gente que ya esperaba a El Recodo.

La banda empezó su presentación con un corrido improvisado para el ex síndico de Eldorado, Dámaso López García, fallecido en 2009; y padre de Dámaso López Núñez, El Licenciado.

El vocalista siguió la letra del corrido con una hoja que alguien le pasó.

Los boletos para el evento que se repartieron de manera gratuita en la sindicatura al reverso tenía el sello con el escudo del Ayuntamiento de Culiacán.

El origen del dinero para pagar a los Titanes de Durango y a la Banda El Recodo nunca fue aclarado.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.