Jul 042017
 
Share

Arnoldo Martínez Verdugo

Río Doce.- En 1976, el Partido Comunista Mexicano (PCM) postuló como candidato presidencial sin registro al líder ferrocarrilero Valentín Campa Salazar. Recibió alrededor de un millón de votos, los cuales no contaron oficialmente. Siendo presidente de la República José López Portillo, le ordena a su Secretario de Gobernación, Jesús Reyes Heroles, que inicie las negociaciones con los partidos políticos, lo cual desemboca en una reforma política en 1977, obteniendo el registro el PCM. Con este registro se participa en las elecciones legislativas de 1979.

Nunca hubiera imaginado el Secretario General del PCM, Arnoldo Martínez Verdugo, nacido en el poblado de Pericos, hoy Municipio de Mocorito, que el registro obtenido en 1977 del Partido Comunista Mexicano, sería utilizado décadas después para apuntalar a un candidato de extracción panista a la Presidencia de la República, claro, de llegar a formalizarse el Frente PAN-PRD para las elecciones del 2018.

Fue el registro del PCM el que se utilizó en cada una de las fusiones que se fueron dando al pasar de PCM a Partido Socialista Unificado de México (PSUM), después a Partido Mexicano Socialista (PMS), hasta en la actualidad a Partido de la Revolución Democrática (PRD). La Corriente Democrática (CD) que dirigía el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas no quería hacer uso del registro del PMS, pero al final la realidad se impuso, y el PMS se transformó en PRD el 5 de mayo de 1989.

De llegar a formalizarse el frente PAN-PRD, la candidatura a la presidencia de la República sería de una propuesta del PAN y la candidatura a jefe de gobierno de la Ciudad de México sería propuesta por el PRD. Por ahí dicen que va el acuerdo.

Sería la primera vez que esta corriente histórica de la izquierda mexicana apoyara a un candidato del PAN a la presidencia de la República. Corriente histórica, por cierto, que le negó el apoyo al candidato del PNR, Lázaro Cárdenas del Río, también a la presidencia de México.

El politólogo Octavio Rodríguez Araujo lo describe en forma magistral: “De formarse el Frente Amplio Democrático (PAN-PRD) estaríamos en presencia de una especie de centro inclinado hacia la derecha, algo así como la torre de Pisa, si el observador se ubica al lado poniente del antiguo campanario”.

De formarse este frente PAN-PRD, estaríamos ante el olvido total de los perredistas (no de todos) del comportamiento que ha tenido el PAN en el sexenio de Peña Nieto. Se les olvidaría totalmente que fueron los panistas el principal apoyo para la realización de las reformas estructurales, y que si la privatización de PEMEX ha avanzado, es debido a la alianza PAN-PRI. Hay un olvido convenenciero.

La Senadora Dolores Padierna ha señalado que ese frente en realidad es una simulación para votar por un candidato panista a la Presidencia de la República, y hace un llamado a la rebelión, y a no votar por ese candidato.

Lo cierto es que este frente dificulta el escenario para que Andrés López Obrador pueda llegar a la presidencia. El mismo lo ha dicho: “La mafia del poder ya está decidiendo tener dos candidatos a la Presidencia. Uno, vamos a decir, el principal, que seguramente va a ser José Antonio Meade, ése va a tener el apoyo del PRI y también del PAN. Lo ven bien los de la mafia del poder porque es darle continuidad al modelo neoliberal”.

“Pero van a tener otro, el de la alianza PAN-PRD, una especie de candidato palero, como lo hicieron en el Estado de México, que la mafia apoyó a (Alfredo) Del Mazo, pero el PAN postuló a otra candidata y el PRD a otro candidato, los dos paleros, nada más para hacerle el juego a la mafia del poder y oponerse a un cambio verdadero, enfrentarnos a nosotros”.

E-mail: riosrojo@hotmail.com

Twitter: @riosrojo

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.