Jul 172017
 

Ciudad de México | Desinformémonos. “La mayoría de la gente no sabe reconocer una noticia falsa de una real. No entienden lo que es una fuente de información y que aquellos a los que citas en una historia son lo más importante”, dijo la periodista y directiva de Creative Commons, Esther Wojcicki, al manifestar su preocupación por el uso de hechos no verídicos en la prensa y que el mismo gobierno sea el responsable de la difusión de contenidos falsos.

Frente a la audiencia del Campus Party México, Wojcicki expresó: “Algunos políticos y servidores públicos difunden noticias falsas porque no saben hacer algo mejor”. Sin embargo, señaló que “al final todo está en la educación”, por lo que es necesario adoptar nuevas técnicas de enseñanza que permitan a los estudiantes a ser creativos y críticos.

“Si piensan en su propia educación, ustedes recuerdan cosas que hicieron y no lo que memorizaron. La memorización es inútil, lo que necesitamos es aprender a aprender”, afirmó.

La periodista imparte periodismo en un instituto de Palo Alto a través de nuevas herramientas tecnológicas y diferentes proyectos que atraen a los estudiantes incluso cuando no pretenden dedicarse al periodismo. A pesar de ello, los jóvenes desarrollan capacidades que les pueden ser útiles en la vida como resiliencia, liderazgo, emprendedurismo y tolerancia, identificó Wojcicki.

Señaló que en un futuro será indispensable que la gente aprenda a pensar rápido, a colaborar con otros y a ser creativos y críticos, y que por ello herramientas como Creative Commons, que es un espacio electrónico de contenido para uso libre, serán indispensables para difundir ese estilo de educación, donde también se aprende la diferencia entre contenidos libres y aquellos con derechos. “Necesitamos aprender a aprender en línea”, lanzó.

Entre los datos que motivaron su propuesta educativa se encuentran el que sólo 32 por ciento de la información estudiada para un examen es recordada dos semanas después de la evaluación, y que luego de un año pueden recordar, algunos, sólo 5 por ciento.

Con información de El País

Sorry, the comment form is closed at this time.