Ago 072017
 

Según una llamada a Infolínea de un supuesto testigo de la ejecución del jefe de la policía de Nochistlán, policías del Cereso con armas largas habrían observado la agresión sin siquiera intervenir.

El hospital Hidalgo es manejado por el cuñado del gobernador panista Martín Orozco Sandoval (quien lo designó de manera nepotista) y de quien dice el “periodista” José Luis Morales y la sociedad de Aguascalientes vendió la plaza a cambio de la gubernatura por lo que la violencia se ha disparado hasta en 600% desde hace 8 meses que tomó el cargo el actual mandatario.

El hombre dijo haber grabado la ejecución y entrevistado a los policías quienes le dijeron que no pueden actuar en esos casos ya que ellos resguardaban a un reo.

Para ingresar a Aguascalientes es necesario pasar retenes y puentes como si se tratara de otro país por lo que es difícil que los asesinos vengan de Zacatecas.

Sorry, the comment form is closed at this time.