Sep 122017
 
Share

Istmo de Tehuantepec I Oaxaca I Desinformémonos I “El municipio no se ha preocupado por nada, no nos ha traído nada” es la queja generalizada de los habitantes de Unión Hidalgo, cuatro días después de los sismos del 7 de septiembre solamente unos cuantos trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) restablecen la energía eléctrica en algunas zonas, cuando en este municipio existen cuatro parques eólicos propiedad de transnacionales.

En Unión Hidalgo oficialmente murieron siete personas durante la noche del sismo, hay al menos 17 personas lesionadas y se reportan dos personas desaparecidas. Los barrios más afectados por el sismo son los El Palmero, el Cuetero, Centro y Primera Sección de San Lázaro, en donde se concentra el 60 por ciento de los damnificados.

No hay agua potable, y los pocos alimentos y agua para beber los han repartido la solidaridad de los colectivos que instalaron centros de acopio. Tampoco hay atención médica para quienes sufrieron el derrumbe de sus viviendas.

“Sufrimos mucho daño en nuestra vivienda, hemos recibido apoyo de gente que ya pasó por aquí. No sabemos de donde vienen. Del municipio no ha llegado nada. Esperamos que el apoyo de la gente llegue directo, que no den nada al municipio porque no nos llega nada… sólo pasan y hacen conteos, pero no han traído nada.” señala uno de sus habitantes.

A pesar de ser uno de los municipios donde se instalaron cuatro parques eólicos, Unión Hidalgo no tiene energía eléctrica en la mayor parte del pueblo. “No vemos por aquí a nadie de las empresas trasnacionales dueñas de los generadores” señala un habitante.

En Unión Hidalgo, donde ni la prensa ha llegado, se tienen más de 600 viviendas totalmente colapsadas, y hay 800 más con fuertes daños estructurales que provocan el temor entre los habitantes ante su posible caída. “La policía no te puede decir realmente cuál es la magnitud del daño de una vivienda. Tendría que ser un ingeniero civil o un arquitecto… tiene uno que salir a buscar. La gente del municipio, que viene a bordo de los vehículos militares. No tiene idea, solo dicen ‘sufrió daños’. El municipio tiene que gestionar… no hemos recibido ni agua. Estamos siguiendo a la gente que pasa con el agua, con la despensa. No tenemos baño, no tenemos techo” señala otro de los habitantes que realiza reparaciones en su vivienda.

Entre las edificaciones emblemáticas que se cayeron está el palacio municipal y el templo de San Pedro Apóstol, que colapsó en sus campanarios. Ninguna de las dos, que representan un peligro para la población si terminan de derrumbarse, están ni siquiera acordonadas perimetralmente.

En el municipio de Unión Hidalgo, Oaxaca, actualmente están en operación cuatro de los diez parques eólicos de generación de electricidad más importantes del país: Oaxaca I y Oaxaca II de la española Demex, otro de la francesa EDF y uno más de la mexicana Eólica Unión; ninguna de las tres empresas ha destinado brigadas de apoyo a los habitantes afectados por el sismo, pese a la existencia de un compromiso para el desarrollo de esta localidad.

Todavía unas semanas antes, el colectivo Mujeres Gubiñas en Defensa de la Vida y la Paz, marcharon para exigir alto a la pretensión de la instalación de un parque eólico más con 96 generadores del cual no han sido consultados.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.