Sep 152017
 

Justicia social y bien común

Comentarios de los expertos

Oración por nuestra Patria

Javier Rodríguez Lozano/Cosa de Prensa

AGUASCALIENTES, Ags.- viernes 15 de septiembre de 2017.-Entre los comentarios que recibimos acerca de nuestro texto de ayer, específicamente en torno a la justicia social y el bien común de los principales partidos políticos de México, el PRI y el PAN, respectivamente, hay uno que vale la pena reproducir debido a su agudeza y sencillez, solo que nos piden no citar al autor como fuente. Dice: “Don Javier: buenas tardes… Si me permite, a propósito de su columna de hoy, comparto algunos datos: el lema del PNR fue Instituciones y Reforma Social; el PRM en sus documentos básicos explícitamente reconoció ‘la lucha de clases’, de ahí su lema: Por una Democracia de los Trabajadores; y del PRI, en efecto, Democracia y Justicia Social… Respecto al Bien Común, su autor es Aristóteles, refiriéndose a aquello que sea bueno para la comunidad, y puesto que el ser humano sólo puede vivir en sociedad (es un ante todo un ser social, de ahí su expresión de que el hombre es un ‘animal político’), el bien común es todo aquello que posibilite la existencia misma de la comunidad en condiciones de paz social y armonía, que permita el desenvolvimiento del individuo… Posteriormente, al tratar de utilizar categorías de pensamiento que diesen mayor solidez a los planteamientos de la religión católica, Tomás de Aquino reelabora la idea de bien común confiriéndole un sentido ligado a la moral religiosa… Durante décadas las doctrinas conservadoras o ‘de derecha’ repudiaban el concepto de justicia social asociándolo a ideas extremistas, llegando a satanizarlo… Con el tiempo todos, hasta el clero católico, comparten el contenido amplio de la justicia social sobre la base del reconocimiento de los derechos humanos, sociales, económicos y culturales… Saludos cordiales”. He ahí este espléndido texto. El foco de atención de ambas frases no son precisamente sus etimologías, sino más bien su significado político. Si bien el bien común viene desde los tiempos aristotélicos, en realidad tomó fuerza a partir del año 2000, independientemente de que para la inmensa mayoría de los mexicanos en 12 años de presidencialismo no alcanzara sus metas ambiciosamente imaginadas, mientras que la justicia social ha tenido derroteros más concretos… Subrayamos un párrafo de la Carta Pastoral del 11 de septiembre pasado, de la Diócesis de Aguascalientes, que pide: “Que valoremos la libertad en que vivimos y así consolidemos nuestra Patria, cumpliendo nuestros deberes de justicia social”. Y Continúa: “Que reforcemos nuestra identidad mexicana resaltando lo que nos une y redescubriendo los referentes comunes que nos permitan delinear a la luz del Evangelio el proyecto de país que todos queremos. Es ardua nuestra labor por construir juntos esta patria nuestra. Elevemos nuestras oraciones para que Dios mire con misericordia nuestra sociedad mexicana y nos permita crecer por caminos por justicia y de paz” (sic).
LA COSA ES QUE…
La oración por nuestro país con que termina dice: “Señor, tú que guías el universo con sabiduría y amor, escucha las oraciones que te dirigimos por nuestra amada patria mexicana, a fin de que la prudencia de sus gobernantes y la honestidad de los ciudadanos mantengamos la concordia y la justicia y se alcancen el verdadero progreso y la paz. Por Jesucristo Nuestro Señor”.

Sorry, the comment form is closed at this time.