Sep 262017
 

AVIONETA. Asegurada en Culiacán en 2008 y decomisada en Venezuela en 2009

Río Doce.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asegura avionetas vinculadas con el narco, que luego son recuperadas por sus propietarios y después vueltas a decomisar.

La madrugada del lunes 11 de septiembre en Guanajuato, militares encontraron una avioneta con 400 kilos de cocaína, que en 2008 había sido asegurada en Culiacán junto con otras 102 aeronaves.

En una revisión del Registro Aeronáutico, boletines de la Procuraduría General de la República (PGR), Sedena y catálogos de Subastas del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, se encontró que de esas avionetas, hay otras que volvieron a ser aseguradas y otras que ya habían sido decomisadas antes de 2008.

Una de las aeronave aseguradas en 2008 fue decomisada en Venezuela en 2009 y una más en un aeródromo en La Palma, Navolato, en 2015.

Otras tres aeronaves habían sido aseguradas en años anteriores a 2008.

En febrero de 2008, elementos del Ejército tomaron la zona de hangares del Aeropuerto Internacional de Culiacán y aseguraron 103 avionetas y tres helicópteros.

La PGR inició las investigaciones por los delitos de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Violaciones a la Ley de Aeronáutica, a la Ley General de Aviación y a la Ley General de Telecomunicaciones.

En la revisión de las bases de datos oficiales se encontró que de esas avionetas, por lo menos 21 fueron devueltas a sus propietarios y siete subastadas en 2009 por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.

En la subasta las aeronaves fueron vendidas en montos que van de los 270 mil pesos a un millón 500 mil pesos.

Al menos cinco de las aeronaves fueron regresadas a sus propietarios mediante amparos que fueron otorgados por jueces de distrito, debido a que el Agente del Ministerio Público no pudo presentar evidencias que las vincularan con actividades delictivas.

Meses después del decomiso, el Agente del Ministerio Público de la Federación publicó un edicto en el que llamó a los propietarios a que manifestaran lo que a su interés conviniera en un plazo de máximo tres meses o de lo contrario las aeronaves causarían abandono a favor del Gobierno Federal.

En el Registro Aeronáutico de la Dirección de Aeronáutica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el nombre de los propietarios de las aeronaves decomisadas aparece como “privado”.

La avioneta decomisada en Guanajuato fue encontrada en una pista ubicada entre los estados de Guanajuato y Jalisco. El cargamento de cocaína fue valuado por las autoridades en más de 50 millones de pesos.

De Culiacán a Venezuela

En junio de 2009, la Guardia Nacional Bolivariana localizó una avioneta y detuvo a un sinaloense y a dos venezolanos en el estado de Zulia, en Venezuela.

La aeronave es una Cessna matrícula XB-JQF, que en febrero de 2008 había sido decomisada en el aeropuerto de Culiacán.

El mexicano detenido es Tirso Chimal Sánchez, originario de Guamúchil y acusado de los delitos de asociación para delinquir, tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y sicotrópicas y desviación y obtención de rutas, todos en perjuicio del Estado Venezolano.

De acuerdo con las acusaciones presentadas en la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, la aeronave sería usada para trasladar droga a México.

La Guardia dio a conocer que recibieron una llamada que refería una aeronave sobrevolando a baja altura en la comunidad Guaru Guaru, por lo que acudieron al lugar y localizaron la avioneta mexicana en tierra, con las puertas abiertas.

En las inmediaciones observaron a tres hombres que circulaban en motocicletas, por lo que iniciaron una persecución hasta que lograron alcanzarlos.

Uno de los detenidos fue el mexicano y los otros dos, los venezolanos Jovanny Ramón Rivas Rodríguez y Oswaldo José Rodríguez Jiménez.

Chimal Sánchez ya había sido detenido en 1999 en México, cuando agentes federales detectaron el despegue de una avioneta que siguió una ruta inusual en Caborca, Sonora, por lo que iniciaron una persecución área y en Guamúchil obligaron al piloto a aterrizar.

Chimal Sánchez viajaba como copiloto de la aeronave en la que hallaron residuos de mariguana.

Decomiso, tres años después

Otra avioneta, con matrícula XB-KPA también fue devuelta a sus propietarios y en 2015 la volvieron a asegurar durante los operativos que realizaron fuerzas federales tras la segunda fuga de Joaquín Chapo Guzmán.

La aeronave Cessna 210 fue decomisada junto con otras 12 avionetas por elementos del Ejército, en el aeródromo La Palma, ubicado en el campo Berlín, en la sindicatura de Villa Ángel Flores, La Palma, en Navolato.

Por ese decomiso y el de una casa en la colonia Miguel Hidalgo, en Culiacán, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada inició una averiguación previa.

Ese decomiso fue parte de los operativos que se llevaban a cabo en el estado por la fuga del Chapo del penal Altiplano, en julio de ese año.

En el aeródromo asegurado presuntamente trabajaba el piloto Héctor Ramón Takashima Valenzuela, el supuesto piloto de confianza del Chapo.

Aseguradas por segunda vez

Antes de 2008, por lo menos tres de las avionetas ya habían sido decomisadas.

Una de ellas es la matrícula XB-HCA, confiscada en abril del año 2000.

La aeronave fue localizada por elementos de la PGR, en el municipio de Caborca, Sonora.

En un vuelo de reconocimiento detectaron una pista clandestina y la avioneta.

Aproximadamente a un kilómetro había un campamento, una camioneta y maquinarIa agrícola para nivelar el terreno.

En agosto de 2004, decomisaron tres avionetas y un predio habilitado como pista clandestina en Guasave.

De acuerdo con la PGR, los radares detectaron una avioneta en el espacio aéreo de San Felipe, Baja California, que tomó rumbo a Sinaloa.

Días después elementos federales investigaban el destino de la avioneta y ubicaron una pista clandestina y tres aeronaves, en el poblado El Retiro, en Guasave.

Una de las avionetas era la matrícula XB-XCB, decomisada otra vez en 2008 en Culiacán.

En Mocorito, en noviembre de 2005 el Ejército halló un plantío de mariguana de 18 mil metros cuadrados. A unos kilómetros del sembradío encontraron la avioneta matrícula XB-HLW con residuos de mariguana, en una pista ilegal.

Esa avioneta también volvió a ser decomisada en el aeropuerto de Culiacán tres años después.

En el Registro Aeronáutico, hasta 2015 las tres avionetas aparecen con estatus de aseguradas.

Sorry, the comment form is closed at this time.