Oct 032017
 

Foto: La Jornada.

Foto: La Jornada.

Insultos mediáticos al gobernador

Javier Rodríguez Lozano

AGUASCALIENTES, Ags., martes 3 de octubre de 2017.- Días después de la muerte de Manuel J. Clouthier del Rincón “Maquío”, le informamos a su hijo Manuel Clouthier Carrillo, que investigaríamos lo que para nosotros en El Universal, aquellos primeros días de octubre de 1989, no había sido un accidente automovilístico, sino un homicidio intencional, pero él no nos dejó. Manuelillo, como le llamaba su padre, era por aquel entonces directivo del periódico sinaloense Noroeste y prefería quedarse en su escritorio de Culiacán que acompañar a su padre a la campaña. En su lugar enviaría a su reportera, Irene. Lucía y Rebeca, pero principalmente Tatiana Clouthier Carrillo, creyeron lo mismo que nosotros desde el primer momento. Y esa versión, la del homicidio, trascendería hasta convencer al mismo Vicente Fox, quien desgarbado y con todo y botas, formaría parte del gabinete de Maquío después de las elecciones de 1988… Una década después, el 4 de agosto de 1998, moriría también en circunstancias semejantes, el controvertido José Ángel Conchello, y aquí surgen dos escenarios como gotas de agua: Ambos, Clouthier y Conchello, habían puesto de cabeza al poder. Maquío, cuando encolerizado, como era su estado político natural, le gritó a Carlos Salinas de Gortari que no reconocería su triunfo; había dado su palabra a Rosario Ibarra de Piedra y a Cuauhtémoc Cárdenas, cuando le reclamaran en la Secretaría de Gobernación a Manuel Bartlett, “la caída del sistema”. Sin embargo, presionado por Diego Fernández de Cevallos, don Luis H. Álvarez, Luis Felipe Bravo Mena y Carlos Castillo Peraza, aceptaría reconocer a Salinas porque lo que vendría después –le asegurarían- sería muchos triunfos del PAN, como efectivamente ocurriría a partir de Baja California, al año siguiente: “Te voy a dar mi apoyo, pero te vigilaré para que le cumples a México”, le advertiría Manuel J. Clouthier a Carlos Salinas. Un años después moriría exactamente igual que José Ángel Conchello moriría 10 años después… Conchello había elaborado una concienzuda hipótesis que el gobierno de Ernesto Zedillo no daría respuesta nunca. Le preguntó: “Por eso es que el gobierno mexicano no me ha contestado, como senador de la República que soy, a la pregunta que hice sobre si el convenio (con Estados Unidos) sigue en vigor o no. En caso afirmativo significa que el petróleo sigue hipotecado, que es nuestro mientras no lo sacamos, y de los estadunidenses cuando logramos extraerlo”.
LA COSA ES QUE…
Ayer se registró un sismo político de 10 grados que caló en mucha gente. El comunicador radiofónico José Luis Morales Peña, se defendió de los comentarios del gobernador Martínez Orozco Sandoval, quien en días pasados habría dicho, sin citar su nombre, que le había exigido 50 millones de pesos y que no se los quiso dar. El comentarista de noticias se desquitó y exhibió una lista de 39 medios de comunicación, a los que el gobierno estatal aguascalentense les da 90 millones de pesos en convenios de publicidad. Pero eso no fue lo fuerte, sino los calificativos e insultos más que altisonantes que profirió el comunicador contra el mandatario estatal y que mucho gente aprobó, algo difícil de creer; qué tal.

Sorry, the comment form is closed at this time.