Oct 072017
 

maxresdefault-1Ciudad de México | Desinformémonos. Una mujer fue asesinada en un hotel de la delegación Cuauhtémoc por su pareja, quien justificó su acción al decir: “se me empezó a poner al pedo”. El hombre fue detenido minutos después en el hotel Niza, donde apuñaló a la mujer.

La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CdMx) explicó que el hombre de 29 años fue hallado en la habitación del hotel manchado de sangre, mientras que en uno de los rincones estaba el cuerpo cubierto con sábanas y manchas de sangre en la cara, el pecho y el estómago.

El feminicida ya había ingresado en cinco ocasiones al Sistema Penitenciario de la Ciudad de México “por los delitos de robo agravado calificado en los años 2007 y 2008, robo agravado en pandilla en los años 2008 y 2010, y por robo agravado en el año 2012”, señalaron las autoridades.

En un video difundido por Operaciones Especiales México, se observa al atacante cuando le preguntan “¿Qué hiciste?”, a lo que responde: “Se me empezó a poner al pedo”.

Tan sólo de enero de 2013 a julio del 2017, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México abrió 237 carpetas de investigación por feminicidio. Sin embargo, varias organizaciones y familiares de las víctimas acusan al propio Estado de permitir que continúe la violencia contra las mujeres, al dejar que la impunidad impere en los casos y que los mismos funcionarios estén involucrados en algunas de las agresiones.

De 2013 al 2015, el número de mujeres mexicanas asesinadas se duplicó al pasar de 3.5 al día, entre 2001 y 2006, a siete por día, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Las organizaciones civiles señalan que cada día es mayor la amenaza sobre las mujeres y la violencia, mientras que los resultados de las investigaciones de las autoridades son menos útiles por optar por la defensa de los culpables y mantener en la impunidad los casos