bateria-copia
May 222017
 

Río Doce.- Con un dolor e indignación que no se agota, ciudadanos, periodistas, familiares y compañeros de Javier Valdez mantienen una protesta en Culiacán que lleva ya dos horas y continúa en estos momentos.
A una semana del asesinato del periodista cofundador de Ríodoce y corresponsal de La Jornada, los sinaloenses salieron a la calle a evidenciar que su asesinato sigue sin justicia.
En el centro de la capital del Estado, la manifestación comenzó poco antes de las 18:00 horas con actividades artísticas como una danza indígena, lectura de poesía y el encendido de velas que formaron una cruz.
Después vinieron las palabras de amigos y activistas, que recordaron su personalidad alegre, positiva y constructor de paz y ciudadanía que caracterizaba a Valdez Cárdenas.
También se leyó una carta dirigida al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, a quien se le reclamó su omisión y responsabilidad por la violencia que se enfrenta diariamente en Sinaloa.
Tras dos horas de protesta los ciudadanos motivados por el dolor tomaron sus pancartas y cerraron la avenida Obregón, la principal vía de la ciudad.
Por mas de 10 minutos el grito de “Justicia” y “Javier Valdez Vive” no se detuvo. Ahí junto a los manifestantes, su familia y compañeros de trabajo gritaban también la exigencia de justicia.

May 222017
 

Javier Valdez/Río Doce

“Nos vemos plebes… y que Dios me bendiga”

El día que lo mataron, Javier Valdez salió de las oficinas de Ríodoce a las 11:56 de la mañana para nunca más volver. Óscar, el administrador de la página web, recuerda la hora porque iba a recoger a su hijo a la escuela, pero justo antes de salir recibió un Whatsapp de su mujer diciéndole que no fuera, porque ella “ya lo había recogido”. Se detuvo en seco en la entrada, y fue cuando se topó con Javier, quien ya iba de salida.

“Dios me bendiga”, dijo Javier antes de partir, que era su acostumbrada forma de despedirse. Todavía Óscar le reviró: “Y qué además te agarre confesado”. Javier sonrió levemente, abrió la puerta de salida y se marchó.

Óscar, junto a la recepcionista, el reportero Aarón Ibarra y la contadora, miraron la figura pesada de Javier perderse tras la puerta mientras ellos continuaron bromeando con unas fotos que minutos antes se habían tomado con el sombrero de Javier.

No habían pasado cinco minutos cuando una vecina del edificio entró en completo estado de desesperación diciendo que “habían balaceado a uno de los compañeros”.

Óscar, Aarón, Nallely y Maricruz parecieron confundidos y por inercia se miraron unos a otros. La mujer insistió: “Al del carrito rojo… al señor del sombrero… lo acaban de matar allá afuera”, gritó desesperada.

Los caminos solos

A las 12:05 del mediodía, Ismael Bojórquez, director de Ríodoce, manejaba de sur a norte por la calle Vicente Riva Palacio rumbo a las oficinas del periódico. Antes de cruzar la calle Epitacio Osuna, miró el cuerpo de un hombre que estaba tirado en medio la calle mientras un par de desconocidos curiosos observaban el cuerpo.

Confundido, Bojórquez aminoró la velocidad, hasta que a unos 20 metros antes de llegar a donde estaba el cuerpo, se detuvo a preguntar si lo habían atropellado.

“¡Lo acaban de matar!”, le espetó uno de los desconocidos.

Ismael Bojórquez, un periodista con más de 30 años en el ejercicio periodístico, manejó un poco más hacia donde yacía el cuerpo, y fue entonces que prestó su atención al sombrero que la víctima aún tenía puesto.

Sintió entonces una sensación parecida a la muerte cuando, todavía sin ver el rostro del fallecido, pareció reconocer el cuerpo de Javier, con quien 14 años atrás había fundado Ríodoce.

Casi sin aliento, pero con un sentido de urgencia y temor bajó del auto, sólo para confirmar que la víctima, efectivamente, era Javier. Entonces y durante los próximos cinco minutos, todo pareció desaparecer a su alrededor mientras él se llenaba de incredulidad, de confusión, de agonía, mientras algo en su corazón le empezó a doler más que el mismo dolor.

El epicentro de la incredulidad

Cuando Oscar, Aarón y Nallely Mejía escucharon que habían balaceado al del carro rojo, “al señor del sombrero”, todos pensaron en Javier, y salieron corriendo del edificio.

A tumbos bajaron por las escaleras del edificio, y ya en la calle Teófilo Noris, casi esquina con Francisco Villa, buscaron con desesperación un indicio de la tragedia, pero nada encontraron. Por un instante la esperanza de que aquello fuera una broma los abordó, y un suave alivio de incredulidad pareció calmarlos; fue cuando la misma mujer que les diera la noticia, gritó desde las escaleras algo que los estrujó en la fatalidad: “¡Es en la otra cuadra, sobre la Riva Palacio!”.

Desesperados corrieron los tres una cuadra al sur. Pensando lo peor, y con el corazón a punto de vomitarlo, llegaron a Ramón F. Iturbe buscando en todas direcciones. ¿Cuántas veces habían caminado esa misma intersección en busca de un lugar dónde comer, o cuando se estacionaban un poco lejos? Pero ahora, llegaban a esa misma intersección convocados por la muerte, lejos de cualquier presagio que ninguno hubiera imaginado. Eso pensaba Óscar cuando un trabajador, de uno de los muchos talleres de por ahí, les señaló hacia el oriente: “¡En la otra calle…!”

Llegó primero Aarón, quien se encontró con el peor cuadro que jamás pudo imaginar: el cuerpo sin vida de Javier que yacía boca abajo sobre una alfombra de sangre, y con su sombrero aún puesto.

Los pasos de Aarón se alentaron como si de pronto caminara sobre arenas movedizas. Desesperado, o tal vez amagado por la impresión de la muerte, llegó al lado del cuerpo de Javier, pidiendo a gritos que aquello fuera mentira. Confundido aún, pensando en una última esperanza, tocó con el dedo índice la parte yugular de Javier buscando un vestigio de pulso, pero era inútil: Javier ya no estaba en este mundo. Todavía insistió: “¡Javier, despierta, chingada madre, despierta!

Al lado de él, Óscar parecía congelado por la incredulidad. Hacía apenas unos minutos, Javier se había despedido de todos, y en ese momento yacía sin vida en medio del pavimento de una ciudad que se derrumbaba en medio de la violencia.

Nallely no había corrido con tanta suerte, pues al ver el cuerpo muerto de Javier en el suelo cayó como fulminada por un rayo.

Más allá de los planes

Al momento del homicidio, Andrés Villarreal, jefe de información de Ríodoce, manejaba de oriente a poniente sobre el boulevard Madero. Venía de un Canal de Televisión Local, y según explicó ese mismo día, se dirigía a las oficinas del semanario, ubicadas en la Colonia Jorge Almada.

Aunque era lunes, ya pensaba en la cobertura del siguiente número, y que por la tarde de ese mismo día, debía atender una serie de juntas editoriales.

Al llegar a Álvaro Obregón dobló hacia el sur, y fue entonces que recibió una llamada que lo heló por completo: “Mataron a Javier Valdez”, le dijo Aarón Ibarra a quemarropa desde el otro lado de la línea.

Andrés sintió que la piel se le erizaba. Lo unía a Javier no sólo una relación de trabajo, también una amistad de años, y una camaradería que incluía borracheras, consejería, y bromas de todo tipo.

“Lo mataron a una cuadra del periódico”, añadió Aarón, luego de que al otro lado de la línea sólo se oía silencio. Por inercia, o por falta de palabras ante la tragedia, o para maquillar la incredulidad, Andrés sólo replicó: “voy para allá”, y aceleró su auto.

Lo que no supo Andrés fue la posibilidad de que, en algún momento, se haya cruzado con los asesinos de Javier, quienes tras arrebatarle la vida, tomaron su auto y enfilaron hacia el oriente de la ciudad, sobre el boulevard Leyva Solano.

En un rápido monitoreo con las autoridades se confirmó que el auto de Javier, un Toyota Corolla 2012 color rojo, había sido abandonado en la banqueta de Aquiles Serdán, casi esquina con Cristóbal Colón: lo habían estrellado contra un poste.

Al momento que reporteros de Ríodoce llegaron al lugar, el vehículo aún estaba encendido y con la palanca de velocidades en la letra D (marcha), lo que hace suponer que los asesinos dejaron el auto varado en el poste de la luz, bajaron del auto de Javier y se subieron a otro vehículo que evidentemente los seguía.

Los reporteros que escribieron esta nota realizaron una rápida inspección desde afuera del auto, constatando que la mochila donde Javier guardaba su computadora no estaba en el lugar, lo que supone que los asesinos se la llevaron con ellos.

La muerte no siempre llama dos veces

Andrés Villarreal llegó apresurado a la escena del crimen, sólo para encontrarse con el cuerpo inerte de Javier tirado en medio del pavimento, mientras Aarón, Ismael, Óscar, y Nallely miraban a su compañero desde la banqueta, como si no lo creyeran, o como si compartieran una pesadilla.

“Sabemos que por nuestro trabajo, la muerte nos puede tocar en cualquier momento, pero entonces sólo lo piensas, y lo que ves en ese momento es la realidad”, dijo horas más tarde Andrés durante el funeral de Javier.

Poco a poco arribaron patrullas de la policía estatal y municipal, que de inmediato aseguraron el área. Llegó también el procurador Juan José Ríos Estavillo, aunque su presencia en ese momento fue más por solidaridad que por solución.

Doce disparos le habían pegado a Javier para arrancarle la vida. Doce tiros después de las doce. Según un primer reporte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), se utilizaron dos armas para arrancarle la vida: una 9 milímetros, y una 38 súper, y en ese momento se hablaba de que la PGR atraería la investigación del homicidio, reporte que se confirmó horas más tarde.

A dos cuadras de ahí, las oficinas de Ríodoce habían quedado abandonadas. El periódico, y cada integrante de esta casa editorial, había recibido una fuerte estocada en el corazón: nos habían matado a uno de los nuestros.

Duelo por un escritor

La noticia para entonces estaba en los principales medios de todo el mundo, y era imposible no saber del asesinato de Javier Valdez Cárdenas.

Maricruz recuerda que estaba en la sala de su casa cuando su hija, de ocho años, y a quien constantemente lleva a las oficinas de Ríodoce, miró la foto de Javier en la pantalla del televisor.

“Mira mamá, Javier está en la tele”, dice Maricruz que habría dicho su hija Monserrat.

Por más que Maricruz corrió para cambiar el canal y así ocultar la tragedia, no pudo evitar que la niña escuchara el resto de la historia. Entonces la infante rompió en llanto.

“¿Por qué?”, cuestionó Monserrat, y a cómo pudo, Maricruz trató de explicarle que muy posible había sido por su trabajo, pues “Javier a veces escribía sobre gente mala”.

Todavía con sus ojos cubiertos de lágrimas, la niña preguntó: “Dime mamá que Ismael no escribe de lo mismo”.

Preguntas sin respuesta

Contrario a la rutina que Javier ejercía de una manera casi ceremonial, ese día se estableció que Javier salió del periódico casi a las doce del día. Generalmente nunca salía a esa hora, pero ese día lo hizo.

Ninguno de sus compañeros que estaban en la oficina a esa hora pudo establecer si en ese momento recibió una llamada, o mensaje telefónico.

De acuerdo al registro de actividad en la aplicación de Whatsapp, la última vez que se conectó marca las 11:48 horas de ese lunes, justo antes de que saliera del periódico.

Al momento de salir, su teléfono lo tenía en la bolsa de camisa a cuadros manga corta, pero en la escena del crimen no se pudo localizar el artefacto, tampoco su computadora, la cual traía consigo todo el tiempo.

“Yo no noté nada extraño. Salía más temprano, pero no me pareció que algo extraño estuviera ocurriendo”, rememora la recepcionista.

Las autoridades periciales contaron doce casquillos en la escena del crimen, los cuales corresponderían a las doce balas que impactaron en el cuerpo de Javier, lo cierto es que pocos escucharon los disparos; de ahí en fuera, nadie vio nada.

Javier conducía su Toyota Corolla de sur a norte sobre Riva Palacio, pero nadie ha podido precisar cómo lo detuvieron, ni si opuso resistencia al ser bajado del auto, como tampoco cuántos eran los agresores y en cuántos autos viajaban.

Aunque el robo de auto representa una línea de investigación de la fiscalía estatal, nadie se explica por qué un ladrón de autos habría interceptado un auto en movimiento, para luego bajar al conductor y despojarlo del vehículo, peor aún, asestar doce balazos sólo para despojar a una persona de su auto.

Los indicios

Por lo menos fueron dos los delincuentes que interceptaron y asesinaron a Javier Valdez Cárdenas. Según testimonios, ambos portaban capuchas y viajaban en un automóvil de color gris o blanco.

En las investigaciones no se ha podido establecer si hubo más personas que intervinieron en el homicidio.

Minutos antes de las 12:00 horas, Javier salió de las instalaciones de Ríodoce y abordó su vehículo Toyota Corolla estacionado afuera del edificio.

Tomó la avenida Teófilo Noris hacia el sur y en la calle Epitacio Osuna dobló al oriente para luego seguir por Vicente Riva Palacio.

Alrededor de cinco minutos después de haber salido de la oficina, unos metros antes de llegar a la calle Ramón F. Iturbe, fue interceptado por dos hombres encapuchados que viajaban en un vehículo compacto.

Javier detuvo la marcha de su unidad y los dos delincuentes bajaron del vehículo en el que circulaban.

Los delincuentes dispararon en por lo menos 12 ocasiones con dos armas de fuego de distintos calibres. El primer balazo lo recibió en la frente.

Vecinos del lugar dijeron que primero escucharon un balazo, luego dos seguidos y luego el resto.

Cuando cayó muerto a mitad de la calle, uno de los individuos subió al Toyota y se dirigió hacia el bulevar Gabriel Leyva Solano y tomó rumbo al oriente.

Las autoridades no han establecido la calle por la que llegó al Leyva Solano. Una de las posibles rutas es que tomó en sentido contrario la Ramón F. Iturbe y la otra que siguió derecho por la calle Riva Palacio.

Los delincuentes circularon en los dos vehículos por todo el bulevar Leyva Solano hasta la esquina con la avenida Aquiles Serdán donde dobló hacia el sur y al pasar el cruce con el bulevar Francisco I. Madero se presume quiso rebasar.

El individuo que llevaba el carro de Javier se subió a la banqueta de la primaria Manuel Ávila Camacho, conocida como Escuela Tipo y el vehículo quedó atorado entre la barda del plantel y un poste.

El sujeto tomó la mochila con la laptop y el celular de Javier y dejó abandonado el automóvil.

El cuerpo de Javier tenía un balazo en la cabeza y 11 más en su cuerpo.

De acuerdo con la información proporcionada, en el cadáver se localizaron cinco ojivas.

Según los peritajes, varios balazos se los dieron por la espalda.

En el lugar, los peritos de la Fiscalía General del Estado localizaron 10 casquillos de pistola calibre 9 milímetros y dos de calibre 38 súper.

May 222017
 

May 222017
 

Aarón Ibarra/Rìo Doce

La primera vez que escuché el grito me pareció muy gracioso. Recuerdo que se lo escuché a Andrés Villarreal. Instalados en un segundo piso, abre la ventana de la redacción y lanza un grito: ¡Fui cartero!

Ese fue mi primer viernes de cierre de edición en el semanario. En aquel entonces casi todos escribíamos en la sala de juntas sobre una mesa redonda. Ahí, tras el grito de Andrés, el segundo en soltar la carcajada fue Javier, quien por mi condición de “el nuevo” me da la explicación.

“Es que yo fui cartero”, dijo. Nunca supe si lo dijo de broma por mi reacción, o si lo dijo en serio, pero era un chiste local que nunca fallaba. Cuanto más tensa está la redacción, Andrés abre la ventana y grita: ¡fui carterooo!

Ismael Bojórquez me advirtió que los viernes así serían. “Bato, aquí los viernes es de fiesta, es nuestra fiesta”, me dijo el primer lunes en que me presenté al periódico y lo pude constatar el primer viernes de mi primer cierre: chicharrones, jocoque, chips de jalapeño, cacahuates y unas cervezas Indio.

Lo que pocos saben (o de alguna manera lo saben todos) es que Javier sí fue cartero. Semana a semana nos escribía historias y nos las entregaba de manera personal. Una prosa muy particular nos daba testimonio de gente que conoce gente, historias del primo del amigo, historias que bien pudieron suceder en cualquier momento en Culiacán. “Aquí la Malayerba, consuman y rolen”.

¡No mames, Javier, qué haces! Le grité a su cuerpo cuando lo vi en el asfalto. Boca abajo le reclamaba al cartero que se levantara, pero no me hizo caso. A un costado Ismael, y pensé en que jamás vi a un gigante tan pequeño como en ese momento, alguien tan seguro y fuerte siendo tan vulnerable: le arrancaron un pedazo de vida.

Javier fue cartero, pero también fue amigo; fue reportero, pero también fue humano; fue padre y hermano y ahora deja viuda y huérfanos… sí, Javier fue cartero y muchas otras cosas más y ojalá la ciudad entienda que él puede ser todo eso, menos una víctima más. Javier no puede ser un número en una estadística por consultar de los más de 600 homicidios que han golpeado a Sinaloa y de los siete periodistas caídos por las balas del crimen. Por eso, yo también grito.

¡Fui carterooo!

May 222017
 
Javier Valdez. Foto cortesia de Javier Valdez a objetivo7.

Javier Valdez. Foto cortesia de Javier Valdez a objetivo7.

Andres Villarreal/Río Doce

Muy querido Javier:

Caminas con el peso del mundo encima. Es monumental. Cualquiera otro sería un chicle bajo el zapato. Pero tú, Javier Valdez Cárdenas, firmas y hablas echándote encima más historias, más peso. Con cada historia reporteada, con cada anotación en la libreta y el pleito con el teclado,te pusiste a cargarlos a todos: desaparecidos, buscadoras, desplazados, huérfanos, heridos, muertos.

Hay un mosaico de este México que fuiste armando minuciosamente con cada piececita. Escuchándolos a todos. Una herida de sangre salpicando, que no cicatriza nunca. No sabes cómo sacudirte tantas historias, nos quieres además.Inconforme, siempre, te propusiste ser todos ellos: un desaparecido, un buscador impertérrito, un desplazado de tu tierra, un huérfano, un herido, un muerto.

Javier, tendrás que creértela, te hiciste dueño de una escritura y una voz. Es tuya y tendrás que creértela de una vez por todas. Sacudirte esa incredulidad perpetua.La voz que fuiste afinando por años de batallas periodísticas se escucha clarita. Por eso no te sorprenderás de lo que pasa…y creerás.Maldito incrédulo, tendrás que creer. Siempre imaginándote desnudo en medio del páramo. Solo creerás porque lo digo yo.

Javier, tu nombre está en todos lados. Pero el precio es el más caro que pudiste pagar. Nos haces pagarlo a todos, pero hasta en eso te llevas la peor parte. Siempre preocupado por todos. Nosotros nunca lo suficiente por ti. ¿Creerás que hasta el gobierno de Donald Trump le pidió a Enrique Peña el esclarecimiento de tu asesinato? —Pinche Trump—.

Y el Presidente Enrique Peña citó a todos los gobernadores porque ahora sí se implementará un mecanismo de protección a periodistas y defensores de los derechos humanos. Y tenía los ojos rojos, se veía demacrado. —Qué actorazo Peña—.

Aquí naciste. Tenías que nacer en Culiacán, en Sinaloa, en México. “…una ciudad violenta, capital de un estado cavernario” (escribiste).Donde “es un peligro estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el gobierno” (dijiste, repetiste, repites). Aquí te quedaste. “Morir es una delicia frente a esta cada vez más generalizada práctica, igualmente macabra y criminal, de privar de la libertad a una persona, de desaparecerla.” (tecleaste).

Todo esto ya lo sabes. Divago.

Lo que no sabes es que son muchísimos quienes te piensan. En este Culiacán más tuyo que nunca. En otras ciudades. En varios países. La lista de nombres es larga. En otra carta mandaremos los detalles. Videos, columnas y notas. Leerlos te hará bien.Escucharlos te reconfortará. No solo hay amigos. Hay incluso detractores de antaño. Si te reconocen tus enemigos has pasado de nivel. También otros quienes ni siquiera conoces, pero ellos a ti sí, quienes alguna vez te escucharon o leyeron.

Ahora te entiendo un poco más, Javier, esa terquedad de buscar y apropiarse de sitios en tu ciudad que se convertían en un santuario. Cafés, cantinas. Todos sitios públicos. Ese gusto particular tuyo, Javier, por estar solo en medio de tanta gente. Solo en la multitud.

Es curioso entonces que te apropiaras también de palabras como páramo, oquedad, azoteas. Qué fijación la tuya, Javier, con las palabras que abarcan la soledad. Armaste un estilo que es solo tuyo en el periodismo mexicano. Así como te apropiaste de los sitios lo hiciste con muchas palabras por las que ahora nos tendremos que pedir permiso por derecho de autor. Ninguno de nosotros puede usar esas palabras sin pedirte permiso, Bato. (Tampoco esa podemos usarla).

El juego de las escondidas continúa Javier. Tú nunca te escondes, vives en la luz. Pero los malditos sí se esconden, viven a oscuras, aunque piensen al revés. Algún día derrotaremos a los malditos.

Por ahora lo complicado será enviarte el Ríodoce cada domingo, sin falta, nunca entendí donde reciben la correspondencia los carteros.

Primera cita

(Escribir) “Ya no alcanza el español, nuestras palabras para contar lo que pasa ya no alcanzan, de plano. Se necesitan muchos adjetivos y nos quedaríamos cortos.” Javier Valdez Cárdenas, Huérfanos del Narco.

Deatrasalante

(Ayer es hoy)Fui el presentador oficial de los libros de Javier. No me había dado cuenta hasta hoy, revisando los archivos, que uno tras otro me fue dando ese privilegio. El último fue Narcoperiodismo. La prensa en medio del crimen y la denuncia. Hablé y hablé, pero las decenas de estudiantes esperaban escuchar a Javier. Se fue haciendo experto en atraer la atención, especialmente de jóvenes. Una palabra altisonante aquí y otra allá le iban dando la oportunidad de atraparlos, aunque en las manos trajeran el celular.

Hoy reviso aquel ayer de lo que dije, y como muchas otras situaciones que nos han pasado, suenan raras:

“No esperen una escritura complaciente. Javier Valdez no sabe escribir así. Se involucra, vive, sobrevive, se ahoga en la historia porque solo a punto de morir es posible saber que seguimos vivos.

“Temo algún otro libro de Javier Valdez, va dejando pedazos de sí mismo en cada uno de ellos, temo pues, que un mal día me digan que se entregó por completo y no queda nada de él.”(PUNTO)

May 222017
 

Ismael Bojorquez/Río Doce

Fui el primero que vio a Javier tirado boca abajo sobre el pavimento. Una siniestra casualidad. Iba en mi auto hacia la oficina y de lejos me pareció que habían atropellado a alguien. Más de cerca me llamaron la atención el sombrero ligeramente caído de su cabeza y los zapatos de minero. Me detuve y sin salir del auto pregunté,tratando de engañarme, qué había pasado, si habían atropellado a alguien. “No, lo mataron, le quitaron el carro”, escuché. Me bajé y di un rodeo al cuerpo inerte para verle el rostro.

Fue un golpe brutal. Y no por las reacciones nacionales y mundiales contra el crimen que inundaron los medios electrónicos y las redes sociales en minutos, sino en sí mismo, por lo que Javier Valdez Cárdenas representaba y representa para Ríodoce, para la gente que aquí labora, para sus lectores, para el periodismo, para la sociedad mexicana, ya no digamos para sus amigos y su familia.

Hace 14 años iniciamos este proyecto al que el moneroAVC ilustró como un pequeño barco de papel y alguien más como un gran “salto al vacío”, porque no teníamos nada para empezar que no fuera un manojo de sueños.

Arrancamos en medio del acoso de un gobierno infecto como lo fue el de Juan Millán Lizárraga, que nos tendió un cerco para “matarnos de hambre”, pero sobrevivimos. Poco a poco, a fuerza de un periodismo crítico, fuerte en sus señalamientos, de fondo en la investigación y hasta temerario en asuntos del narcotráfico, Ríodoce se fue posicionando como una lectura imprescindible en Sinaloa.

Llegó como un tsunami el tema de los cárteles de la droga a las redacciones a partir de 2005 —con el surgimiento explosivo de los Zetas y sus guerras por conquistar terrritorios— y Ríodoce se planteó cómo cubrirlo para proteger nuestra integridad. Así navegamos todos estos años, sobrevivimos a la guerra despiadada de los Beltrán Leyva-Carrillo-Zetas contra el Cártel de Sinaloa y a lo sumo, en 2009, alguien arrojó una granada en la parte baja de nuestras oficinas que no pasó a mayores.

En todos estos años Javier Valdez fue una pieza fundamental. No somos empresarios y solo hicimos la empresa que ocupábamos para mantener este pequeño barco viento en popa. Pero no más. Lo dijimos una y otra vez: no hicimos este periódico para hacernos ricos, así es que el poco dinero que entre lo invertiremos para mantener un buen equipo de trabajo y garantizar ciertos niveles de calidad. Las penurias económicas nos agobiaban pero nunca dejamos de pagar una quincena. De pronto caía agua al río y festejábamos como niños pero en las semanas siguientes de nuevo a la realidad. Nunca, jamás, por esta razón, alguien pensó bajarse del barco.

Tampoco por miedo a la violencia. El momento más tenso lo vivimos en la guerra que explotó en 2008 al interior del Cártel de Sinaloa y nadie reculó. Bajo el gobierno de Mario López Valdez, cuyas corporaciones policiacas fueron entregadas cínicamente a Ismael Zambada y a Joaquín Guzmán, tampoco. Sabíamos los peligros que se cernían sobre nosotros, pues en agosto de 2011, primer año del “gobierno del cambio”, fue asesinado el periodista Humberto Millán. Pero seguimos adelante.

Fue hasta que reaprehendieron al Chapo Guzmán en Los Mochis, en enero de 2016, que las disputas entre sus hijos y Dámaso López Núñez por el control de la organización, trajeron como consecuencia una nueva etapa de violencia en Sinaloa. Pequeños enfrentamientos, ejecutados por acá y por allá, reuniones de conciliación convocadas por el Mayo Zambada. Esto en 2016. Hasta que ocurrieron las incursiones de gente armada a Villa Juárez, Navolato, en febrero de 2017 y a los cuales les siguió una guerra mediática. Los hijos del Chapo enviaron una carta a Ciro Gómez Leyva y por esos mismos días Dámaso López Núñez busca espacio en dos impresos de Sinaloa, Ríodoce y La Pared, a quienes concedió entrevista vía mensajes telefónicos, donde se deslinda del ataque que los Chapitos le atribuyeron. La entrevista la hizo Javier, pues a él lo habían buscado.

Los hijos del Chapo se enteraron que habíamos entrevistado a Dámaso y presionaron a Javier para que el trabajo no se publicara. Pero les negamos la petición. Luego le hablaron porque querían comprar toda la edición, pero tampoco se les concedió. Y entonces optaron por seguir —en Culiacán y Mazatlán— al personal que entrega los ejemplares en las tiendas y en cuanto los dejaban contra recibo, ellos los compraban. Eso fue el 19 de febrero. No usaron la violencia, pero sí la intimidación.

Fue a partir de estos hechos que sentimos inseguridad, sobre todo por Javier. Ya de por sí la emboscada del 30 de septiembre, donde murieron cinco militares, había enrarecido el ambiente. Acordamos que debería irse un tiempo de la ciudad. Él mismo planteó el asunto con organismos internacionales que le propusieron enviarlo un tiempo fuera del país, pero le costaba trabajo separarse de la familia. Ríodoce tenía pendientes reportajes en otras entidades y le propusimos que fuera él a reportearlos para que descansara de esta ciudad de mierda. Pero la falta de recursos y la desidia nos ganaron. La Jornada, luego del asesinato de MiroslavaBreach en Chihuahua, le propuso algo semejante pero tampoco se concretó. Con los días, las cosas parecían haberse calmado. La detención de Dámaso López Núñez cargaría los dados hacia un lado y era de sentido común esperar una paxnarca. Lo comentamos el mismo lunes por la mañana antes de que lo mataran. Pero estábamos equivocados.

Como nos equivocamos también al entrevistar a Dámaso, porque de esa forma nos metimos a una guerra mediática que no era nuestra, provocando el disgusto —sin que fuera nuestra intención—de la otra parte. Por eso el decomiso de los ejemplares del domingo 19.

Bola y cadena

EL MIÉRCOLES NOS REUNIMOS EN RÍODOCE para planear, en medio del llanto y la pesadumbre, la próxima edición. Creía conocer a todo el equipo, uno por uno de los reporteros, el personal administrativo, los encargados de la web y redes sociales. Pero no. Son todos y cada uno mucho más grandes y fuertes de lo que yo pensaba. La flaqueza solo se reflejaba en lágrimas por el dolor del compañero que habían asesinado, pero nunca por el compromiso que teníamos enfrente. Nadie preguntó si seguíamos o no. Todos lo dimos por hecho.

May 212017
 

DETIENEN ELEMENTOS DE LA SSPE A DOS SUJETOS QUE DESPOJARON CON VIOLENCIA A UNA MUJER DE SU VEHÍCULO

Sorprendieron a su víctima cuando se encontraba en el estacionamiento de un Centro Comercial al sur de la ciudad
Fueron sorprendidos cuando intentaban escapar en la unidad, al momento de la captura les aseguraron un arma de fuego

En una respuesta inmediata, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado llevaron a cabo la detención de dos peligrosos individuos originarios del Estado de México, quienes fueron acusados de despojar a una mujer con violencia de su vehículo, ambos son investigados ya por las autoridades correspondientes para determinar si han participado en algún otro delito.
Los detenidos fueron identificados como Alan Ervin, de 19 años de edad, y Bulmaro Dazaeth, de 22, quienes tienen su domicilio en el municipio de Tlalnepantla, en el Estado de México, los cuales aparentemente pretendían llevar a cabo otro delito, una vez que se apoderaron del vehículo.
Su captura se llevó a cabo cuando los oficiales realizaban sus labores de vigilancia por calles del fraccionamiento Casa Blanca y en determinado momento, recibieron el reporte por parte del 911, en el sentido de que en el estacionamiento de la Bodega Comercial Mexicana se encontraba una persona afectada de robo.
Por ello se trasladaron al lugar, donde se entrevistaron con la afectada, una mujer quien les comentó que minutos antes había salido de la negociación junto con un acompañante y se pararon a los costados de un vehículo marca Nissan Tiida arena, con placas de la entidad.
Al abrir las puertas observaron que se acercaban dos sujetos caminando a donde ellos se encontraban, los cuales en determinado momento cambiaron su rumbo y se dirigieron hacia ellos con un arma de fuego en la mano ordenándoles que se hincaran en el piso, ambos obedecieron.

Luego de esto ambos individuos despojaron a la víctima de las llaves de la unidad que en ese momento abordaron, pusieron en marcha y antes de irse, le indicaron que iban a terminar un “jale” y a las 23:00 horas, le devolverían el automóvil para luego arrancar a toda velocidad hacia la avenida Mariano Escobedo por donde continuaron hacia el norte.
Fue en ese momento que el acompañante de la víctima llamó al 911, ya con los datos de la unidad se inició un operativo de rastreo, logrado ubicar la unidad cuando se desplazaba por la avenida Convención a la altura del cruce con Paseo de la Cruz, por lo que decidieron marcarle el alto, pero el conductor, lejos de obedecer la instrucción decidió acelerar la marcha para tratar de darse a la fuga.
A pesar de ello, las unidades que ya habían sido alertadas, lograron cerrarle el paso en el cruce con la avenida López Mateos Oriente, donde los amagaron con las armas de cargo y les ordenaron descender de la unidad.
En ese momento fueron asegurados y al revisar el vehículo, en el asiento posterior encontraron el arma de fuego descrita por la afectada que en ese momento fue informada de la captura de los delincuentes y la recuperación de su vehículo.
Tras lo cual los detenidos, el arma y el vehículo fueron trasladados de inmediato a las instalaciones de la Fiscalía General, donde se encuentran sujetos a investigación, luego de que la afectada acudiera a interponer la querella correspondiente.

May 212017
 

Río Doce.- Una marcha por la paz se realizó hoy en las principales calles de Mazatlán.

El contingente ciudadano, vestido de blanco en su mayoría, partió del Monumento a la Familia ubicada en el malecón sobre la avenida del Mar.
Abogados, maestros, médicos, periodistas y sociedad en general se sumaron a una sola exigencia de poner un alto a la violencia y esclarecer los asesinatos ocurridos, como el del ex secretario del Ayuntamiento de Mazatlán, Miguel Ángel Sánchez Morán.

Con lonas en las que se exigió justicia, también se cuestionó el crimen de los maestros en Concordia y el asesinato de periodistas, y del jefe de Enfermería del IMSS y docente de la UAS, Jesús Silva Martínez.

May 212017
 

APLICAN EXAMEN TOXICOLÓGICO A POLICÍAS DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD PÚBLICA MUNICIPAL

Se realizaron más de mil 200 pruebas, como parte de la evaluación permanente a la que están sujetos los elementos

Esta prueba toxicológica es una obligación para quienes integran la Secretaría de Seguridad Pública Municipal

Con este tipo de acciones buscan afianzar la confianza ciudadana en el cuerpo policíaco

Una de las prioridades de la administración de la Alcaldesa Tere Jiménez es la de afianzar la confianza ciudadana en la policía municipal, de ahí que todos los días se toman medidas para que la corporación dignifique su labor y a su vez se convierta en un cuerpo de alta confiabilidad, no solo se trabaja en labores de capacitación y equipamiento de los cuerpos policiacos, sino también en capacitación en materia de derechos humanos, entre otras situaciones.

En ese sentido, el Secretario de Seguridad Pública Municipal, José Héctor Benítez López informó que como parte de esas acciones, los elementos de la corporación fueron sometidos a pruebas toxicológicas, se practicaron más de mil 200 de manera aleatoria y sorpresiva con la intención de identificar el uso de sustancias ilícitas como marihuana, anfetaminas, cocaína, benzodiacepinas y barbitúricos.

“Este tipo de exámenes se aplican para constatar el buen estado de salud del personal operativo, de los mandos medios y los jefes superiores, como parte de la evaluación permanente a la que están sujetos los policías preventivos y viales, además de las pruebas de control y confianza, así como la capacitación, la cual, se pretende incrementar en esta administración para contar con una policía más profesional”.

Explicó que esta prueba es una obligación para todos los elementos policíacos que integran la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, además de que es un requisito para renovar la licencia colectiva de portación de armas que autoriza la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

El examen toxicológico consiste en cinco reactivos para la detección de marihuana, anfetaminas, cocaína, benzodiacepinas y barbitúricos, a través de muestras de orina.

Benítez López dijo que los exámenes son practicados cada dos años en caso de renovación y para los elementos de nuevo ingreso, se realizan al concluir sus estudios en la Academia de Policía Municipal para que la SEDENA renueve e incorpore a los agentes que aprueben el examen, a la licencia colectiva de portación de arma de fuego.

Finalmente, el Secretario de Seguridad Pública mencionó que será la próxima semana cuando se reciban los resultados de las pruebas toxicológicas, contribuyendo a fortalecer la confianza de la población hacia los elementos que integran la corporación a su cargo.

May 212017
 

ATIENDE REGLAMENTOS MUNICIPALES REPORTE DE FIESTA CLANDESTINA

A través de la línea de whatsapp 257-70-49 se logró intervenir en una fiesta que se desarrollaba en pleno centro de la ciudad y donde se encontraban alrededor de 200 menores

Personal de Reglamentos, en coordinación con elementos de Seguridad Pública, lograron el aseguramiento de marihuana y alcohol que eran consumidos por los asistentes

Excelente respuesta de la ciudadanía a esta línea de denuncia cuyo objetivo es garantizar la integridad de la población, en específico, del sector joven

Excelente respuesta por parte de la ciudadanía es la que ha obtenido la Dirección Municipal de Reglamentos en cuanto al reporte de fiestas clandestinas a través de la línea whatsapp en donde se ven involucrados menores de edad; así lo dio a conocer el titular de la dependencia, José de Jesús Aranda Ramírez al mencionar que la madrugada de este sábado se logró intervenir una reunión donde además fueron asegurados el alcohol y las drogas que eran consumidos por los asistentes.

Explicó que en el reporte recibido a la línea de denuncia 257-70-49 se especificaba que al interior de un taller mecánico habilitado como salón de fiestas ubicado en la calle Larreategui, en pleno centro de la ciudad, se desarrollaba un evento donde la presencia de menores de edad era evidente, así como la ingesta de alcohol y sustancias prohibidas, además de que se logró conocer que existía un cobro de 30 pesos para el ingreso.

Por tal motivo, personal de la Dirección de Reglamentos, en coordinación con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública se trasladaron hasta el lugar donde en efecto fueron detectados alrededor de 200 menores de edad, por lo que de inmediato se procedió a la clausura del evento, además del decomiso de los productos antes mencionados, en tanto que los jóvenes fueron entregados a sus padres que fueron avisados con anterioridad sobre la situación y quienes se congratularon por el actuar de las autoridades.

Aranda Ramírez reconoció el interés de la ciudadanía por contribuir con las autoridades en el reporte de este tipo de situaciones, por lo que los exhortó a continuar involucrándose en este tipo de iniciativas cuyo principal objetivo es velar por el bien de nuestros jóvenes.

El funcionario añadió que es prioridad para la alcaldesa, Tere Jiménez alcanzar niveles óptimos de seguridad en la ciudad capital, por lo que se trabajará exhaustivamente a fin de ver cristalizada esta meta.

Finalmente, el director de Reglamentos, indicó que las sanciones para quien comete este tipo de delitos son muy severas ya que se castigan con un mínimo de 40 mil pesos, por lo que recomienda abstenerse de realizar estos eventos donde además se pone en riesgo la salud e incluso la vida de los menores de edad.

May 212017
 

AUNQUE NOS MATEN, NO VAN A CALLAR LA VERDAD”:
JACINTO RODRÍGUEZ, EXHIBE “LOS AÑOS DE LA GUERRA”

Inaugura la exposición fotográfica “2007-2017, Los Años de la Guerra” y el martes presenta la conferencia magistral de igual nombre, como parte del Librofest Metropolitano 2017

Azcapotzalco, Ciudad de México, a 20 de mayo de 2017

La guerra contra el narco nos ha desbordado, no sabíamos en lo que nos estábamos metiendo, resume el periodista Jacinto Rodríguez Munguía, coordinador de la Cátedra Granados Chapa que se imparte en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco, donde ayer se inauguró la exposición fotográfica “2007-2017, Los Años de la Guerra”, como parte del Librofest Metropolitano 2017.

Ni el gobierno, ni las instituciones, ni la prensa, ni la sociedad estaba lista para iniciar una guerra contra el crimen organizado, explica Rodríguez Munguía y describe los altos costos que ha pagado el país y se traducen en miles de asesinatos, desapariciones, familias destruidas y comunidades abandonadas.

“Han sido 10 años absurdos y aún no hay una respuesta institucional, oficial que pare esta guerra y que dé la oportunidad, en el caso de los periodistas y fotoreporteros, de ejercer nuestro oficio con libertad”, señala y recuerda que a pesar de las promesas del gobierno desde hace 14 años la violencia contra los medios ha sido sistemática.

Como una alternativa para entender una década de guerra en México decidieron montar esta exposición de 22 fotografías, algunas reconocidas internacionalmente y premiadas por la World Press Photo, que forman parte del trabajo cotidiano de los fotoreporteros Guillermo Arias, Alicia Fernández, Fernando Brito, Saúl Ruiz, Héctor Guerrero, Pedro Pardo, Mónica González, Encarni Pindado, Félix Márquez y Christopher Vanegas.

Así, imágenes de cuerpos a contra luz colgados desde un puente, rostros consternados, féretros, flores, cuerpos fragmentados en baldíos, sicarios exhibiendo sus armas y la búsqueda de desaparecidos, son algunas de los temas que retratan la guerra contra el narco en México y dan cuenta de la labor que hace la prensa diaria para dar que el mundo conozca la tragedia que enfrenta México.

“Es una selección muy bien hecha, con imágenes premiadas, algunas fuertes pero esa es la realidad y la labor de nuestro gremio es darle visibilidad”, señala Jacinto Rodríguez, quien encuentra que dar visibilidad a la crudeza de la guerra ha sido uno de los aspectos más difíciles.

Jacinto Rodríguez, quien este martes impartirá la conferencia magistral sobre “Los años de la guerra”, teniendo como invitado al reconocido fotoperiodista Pedro Valtierra, insiste en que la mejor forma de corresponder a los periodistas que han dejado la vida para documentar está guerra es seguir trabajando para hacer visible lo invisible.

El investigador explica que también para la prensa esta ha sido una década de aprendizaje doloroso, de muy alto costo, “hemos tenido que aprender en el día a día como cuidarnos, como protegernos, para seguir informando”, dice.

Recordando las decenas de periodistas muertos y los cientos de comunicadores desaparecidos, Jacinto Rodríguez argulle tajante que no hay modo de confiar en las autoridades cuando no existe un sólo detenido.

Seguir trabajando debe ser la respuesta de la prensa ante los asesinatos contra el gremio, “hacer visible lo que no quieren que se vea y aprender a cuidarnos, porque por más que nos callen, por más que nos maten, no podrán callar la verdad” concluyó Rodríguez Munguía.

May 202017
 

El presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó que México se ha convertido en un “Estado fallido” y ello obedece, a que se encuentra a merced a la violencia, la desigualdad y el narcotráfico.

Proceso informó que Maduro, quien enfrenta múltiples manifestaciones sociales en contra de su administración, también se refirió a los gobiernos de países que lo han criticado por la situación que enfrenta y que ya ha dejado más de medio centenar de muertos, particularmente a su homólogo estadounidense Donald Trump, a quien le pidió sacar sus “manos cochinas” de Venezuela.

“¡Saca tus manos cochinas de aquí, ya basta de intervencionismo imperialista!”, dijo en respuesta a las críticas que lanzó Trump en contra del gobierno venezolano durante una rueda de prensa con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, el pasado jueves en Washington.

“Lo que está pasando (en Venezuela) es una desgracia para la humanidad”, afirmó Trump y más aún: añadió que Venezuela ha sido administrado “increíblemente mal durante varios años”.

Previamente, Maduro había difundido un comunicado en el que dijo que las “agresiones del presidente Trump contra el pueblo venezolano, su gobierno y sus instituciones han sobrepasado todos los límites”.

Sus afirmaciones corroboran la “naturaleza discriminatoria, racista, xenofóbica y genocida que ha caracterizado a las élites del gobierno estadounidense en contra de la humanidad”, añadió.

Este contrapunteo ocurre en momentos en que Maduro enfrenta una ola de protestas opositoras que exigen elecciones generales como vía para sacarlo del poder. En casi 50 días, las manifestaciones y las represiones han dejado 47 muertos, según la fiscalía.

May 192017
 

Aguascalientes, Ags.- Encapuchados, mantas, falsas alarmas, 2 narcomantas y un ejecutado fueron los reportes que se dieron en la radio por ciudadanos aunque la autoridad lo negaba a los reporteros de la nota de roja pasaron en este estado.

El ejecutado con por lo menos un balazo en la cabeza fue descubierto en el municipio de Asientos y en la ciudad, casi frente al Cerezo estatal en la salida a Calvillo en el puente elevado una narcomanta que no se ve el mensaje pues fue volcada por el viento según se aprecia y fue recogida por la policía municipal.

El primer reporte de narcomantas que supuestamente resultó falso fue en la catedral metropolitana y además se hablaaba de un ladrón detenido.

los radioescuchas también reportaron balazos en la avenida Municipio Libre.

También se dio el reporte de dos encapuchados armados en otra parte de la ciudad.

La otra manta que no es legible al parecer es una amenaza de carteles Unidos y el Carte de Sinaloa contra grupos que estarían cobrando derecho de piso a ciudadanos ajenos al crimen.

May 182017
 

FORMALMENTE INSTALADO EL CONSEJO MUNICIPAL DE LA MUJER DE AGUASCALIENTES

La función de este organismo será la de promover el respeto a los derechos humanos de las mujeres mediante acciones de prevención, sanción y erradicación de la violencia de género y familiar

Asimismo, se impulsará el cumplimiento de los preceptos legales contenidos en el Reglamento del Instituto Municipal de la Mujer de Aguascalientes (IMMA)

Queda de manifiesto el compromiso de los integrantes del Consejo para contribuir en los distintos programas del Ayuntamiento Capital en aras de garantizar mejores condiciones de vida de este sector social

En apego a la serie de políticas públicas impulsadas por el Ayuntamiento Capital a fin de promover el respeto a los derechos de las mujeres, la alcaldesa Tere Jiménez, encabezó la instalación del Consejo Municipal de la Mujer de Aguascalientes, donde en su calidad de presidenta de dicho organismo, tomó protesta a sus integrantes.

En evento realizado en el Salón Presidentes de Palacio Municipal, Tere Jiménez exhortó a quienes conforman este Órgano de Gobierno Superior, a cumplir y hacer cumplir cada uno de los preceptos legales contenidos en el Reglamento del Instituto Municipal de la Mujer de Aguascalientes (IMMA), esto en miras a la promoción y respeto de los derechos de las mujeres.

“Este Consejo será el responsable de guiar y proveer de lineamientos para el mejor cumplimiento de sus funciones, objetivos y metas, siempre en miras a proveer el respeto a los derechos humanos de las mujeres mediante acciones afirmativas de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género y familiar, promoción de la autonomía económica de las mujeres y mejoramiento de su calidad de vida.”

Al hacer uso de la voz, María de Jesús Corona Tinoco, Vocal Ciudadana del Consejo Municipal de la Mujer de Aguascalientes, aseguró que desde su trinchera enfocará toda su energía a contribuir con la labor desempeñada por el Gobierno de la Ciudad para erradicar la discriminación y la violencia hacia todas las mujeres.

Cabe hacer mención que este organismo también se encuentra integrado por Zayra Angélica Rosales Tirado, directora general del IMMA y Secretaria Técnica del Consejo Municipal de la Mujer de Aguascalientes; la Regidora presidenta de la Comisión Permanente de Igualdad y Género del H. Cabildo, Jennifer Kristel Parra Salas; la Regidora presidenta de la Comisión Permanente de Desarrollo Social del H. Cabildo, Juana Cecilia López Ortiz; el director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Municipal de Aguascalientes, Oscar Daniel Monreal Dávila; el capitán José Héctor Benítez López, secretario de Seguridad Pública Municipal; María del Carmen Romo Rojas, Selfa Margarita González Gomar Montejano y Guadalupe Nélida Hernández Guajardo, Vocales Ciudadanas.

May 172017
 

¿Cuándo se va a resolver el asesinato de Javier Valdez?, ¿dónde están sus asesinos?, ¿qué va a hacer este gobierno para darle seguridad al gremio periodístico?, ¿qué va a pasar con los maestros que por dar clases los están matando?, ¿qué va a pasar con los abogados que por una causa los están matando?, ¿si no se resuelve el crimen quien va a caer?, las preguntas fueron lanzadas al aire y como dardos dieron en la cara del gobernador Quirino Ordaz Coppel.

La indignación por la muerte de Javier Valdez movilizó a más de 500 periodistas, estudiantes, líderes sociales y ciudadanos. Pero en el auditorio del Palacio de Gobierno donde se realizó un diálogo casi forzado, alrededor de una centena de indignados fustigaron al Mandatario estatal con esas y otras preguntas más, que se quedaron sin respuesta.

El periodista Marcos Vizcarra, de Noroeste afirmó que la muerte de Javier Valdez se debió a su cobertura de asesinatos y corrupción, y que su homicidio forma parte de una lista de más de 600 crímenes ocurridos en el inicio del actual sexenio, el más violento del que se tenga conocimiento, y sin que hasta el momento ninguna se haya esclarecido.

“A Javier lo mataron por cubrir asesinatos y desapariciones, por cubrir la corrupción que hay aquí en el sistema, ¿qué va a pasar con mis compañeros?, ¿qué va a pasar conmigo gobernador?, ¿qué va a pasar con los maestros que por dar clases los están matando?, ¿qué va a pasar con los abogados que por una causa los están matando?, ¿qué va a pasar con todas estas personas inocentes gobernador?, son más de 600 muertos ya gobernador”, espetó.

“Siempre dicen que es percepción, esto no es percepción, tan no lo es que ayer Javier Valdez fue asesinado, tan no lo es que todos los día llegan a nuestras redacciones personas diciéndonos que sus hijos están desaparecidos, tan no lo es que son las madres de los hijos de desaparecidos los que van a buscarlos en fosas clandestinas, tan no lo es que hasta hoy, no nos han dado respuesta por casi ningún asesinato, son 600 y tantos crímenes”.

Agregó que en lo que tiene en el gobierno, no se le ha visto como un gobernador.

“Hasta hoy no lo hemos visto como gobernador, lo hemos visto como una persona más que está ocupando una silla en el tercer piso, que posa para las fotografías, que solamente va a los eventos públicos, ya no queremos eso, queremos un compromiso real, queremos saber cuándo se va a resolver el asesinato de Javier Valdez, queremos saber quiénes son los responsables, queremos la verdad gobernador, queremos hechos reales”.

Bernardino Chávez Arroyo, de Primera Noticias, que la muerte del periodista de Ríodoce, quien era reconocido a nivel nacional e internacional por su trabajo, muestra la vulnerabilidad del resto de los reporteros en el estado.

“Ahora personas tan valiosas como Javier Valdez cae tirado arteramente asesinado por el crimen organizado, por el gobierno, yo creo que en este caso son todos, porque tanto lo mató quien apretó el gatillo como toda la corrupción e impunidad, que usted mismo ha dicho en su discurso que existe, que se quedó sin esto.. pero qué es lo que nos ha dicho que va a hacer para meter a toda esta gente en cintura, qué va a hacer para que salgamos a tomar una nota y sentirnos no confiados, pero si protegidos por un estado que al menos se preocupa por sus ciudadanos”, dijo.

“Todos los que hacemos algún tipo de periodismo que tiene que ver con investigación, con estar analizando su gobierno, el gobierno municipal, nos sentimos que somos el siguiente blanco.. ¿qué va a hacer este gobierno para darle seguridad, no nada más al gremio periodista, sino a todos los ciudadanos, que si no se ha dado cuenta nos están matando. Nos están matando y no es responsabilidad nada más de la sociedad, no se tiene que cambiar la percepción, de que hay violencia.. se necesita un gobierno con tamaños que haga lo que se tiene que hacer, estar fuera también de la impunidad, de la corrupción, porque eso fue lo que realmente mató a Javier, la impunidad fue lo que mató a Javier, es lo que nos puede matar a cualquiera de nosotros”.

Miriam Ramírez, de Ríodoce le pidió a Ordaz Coppel que explicara porque los asesinos de Javier sabían el camino que tomaría y a que hora salía de la oficina.

“Gobernador yo no le voy a preguntar qué va a hacer, yo le quiero pedir una explicación de lo que usted y su gobierno dejó de hacer, porqué sabían a qué hora salía de la oficina, porqué sabían en donde daba vuelta, porque todos los días Javier daba vuelta por ahí, y ellos los sabían, y porqué su gobierno permite que cualquier pendejo nos esté espiando, nos esté vigilando, porqué gobernador”, le cuestionó.

“Porque no está haciendo nada, porqué les permite eso, qué va a pasar, nos están espiando, están afuera del periódico, están afuera de nuestras casas y en cualquier momento nos van a matar, y mañana va a ser cualquiera de los que estamos aquí. Porqué su gobierno les permite estar haciendo eso, porqué su gobierno deja que nos estén matando, que estén matando a los ciudadanos inocentes en la calle”.

¿Va su cabeza de por medio si no se resuelve este asunto?, gritó un asistente.

Quirino se limitó a bajar la mirada, concentrarse en hacer anotaciones, asentir con la cabeza y mirar a la nada sin fijar la vista en nadie. Todos lo observaban, esperando respuestas que no llegaron.

En cambio centro su discurso en decir que se sentía igual de “indignado” por el asesinato del Javier Valdez, que creará una fiscalía especial para el caso, y lo importante era crear una estrategia.

Añadió que la policía estatal y municipal están mal y que solicitó apoyo a la federación, pero que no han sido suficientes, y que su gobierno está buscando los medios para atender “acciones brutales” como la ocurrida.

Invitó a los presentes a convertir el “dolor en una respuesta y exigencia”, para abatir la impunidad.

“A ver vamos juntos, esta es una tarea juntos, ustedes están aquí porque estoy aquí, porque no me escondo, yo tengo el mismo dolor que ustedes, aquí estoy dando la cara y no estoy escondido en mi oficina, y soy un hombre de bien”.

May 162017
 

Con la presencia de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM) en las que los policías tomaron videos y fotografías de los manifestantes, esta mañana se llevó a cabo una marcha para repudiar el asesinato del periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas.
El fundador del Semanario Ríodoce y corresponsal de La Jornada fue asesinado este lunes en la ciudad de Culiacán, al recibir por lo menos 12 impactos de bala después de que salió de las oficinas del periódico.
Los comunicadores del puerto exigieron justicia y el esclarecimiento del caso a las autoridades, condenaron la lentitud con se han venido atendiendo los casos de agresiones a periodistas en Sinaloa y el resto del país.
La marcha inició en el monumento al Pescador a las 9:30 horas, al frente del contingente una lona con la leyenda “No más periodistas asesinados” encabezó el recorrido que tuvo como primera escala la subdelegación de la PGR, donde una representación de cinco comunicadores se presentó ante la fiscal en jefe, Paola Rosas Beltrán, para pedirle seguimiento a los trabajos de investigación del caso de Javier Valdez.
La funcionaria indicó que el caso fue atraído por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión y que el fiscal -de quien ignora su nombre- enviado de la Ciudad de México a Sinaloa, era quien había atraído el caso.
Se deslindó de la atención directa del caso, toda vez que al haber ocurrido el asesinato en Culiacán, corresponde a la delegación en primera instancia.
Se le pidió dar a conocer qué garantías ofrecía la PGR para obtener buenos resultados de la investigación, que ponía en manos de una fiscalía especial, un caso más de un periodista asesinado, si cuanta con más del 90 por ciento de casos sin resolver.
Una respuesta retórica y un discurso oficial respecto a sus facultades y alcances fue la respuesta.
protesta-mazatlan
El contingente de informadores reanudó su marcha, con las patrullas rondando.
La actitud burlona y constante presencia de los policías para hacer videos y fotos con teléfonos celulares, fue visto como una provocación por parte de los comunicadores que alzaron la voz “¡ni uno más, ni uno más! “Hoy fue Javier, ¿mañana quién?” a manera de respuesta.
Por momentos una patrulla fue atravesada en la Avenida del Mar, a unos metros del contingente que no detuvo su marcha, pero que observó cómo los policías que viajaban en la caja de la camioneta continuaban grabando material en sus dispositivos. Antes de llegar al choque, movieron el vehículo.
Cuestionado al respecto, el vicefiscal Cruz Alejandro Flores Salazar se deslindó del actuar de los policías, ya que eran municipales.
A dos semanas de su nombramiento, Flores Salazar se mostró hermético respecto al avance de las investigaciones del asesinato de Javier Valdez.
Arturo Lizárraga, catedrático de la UAS y líder del Frente Amplio Mazatleco, quien convocó a través de las redes sociales la marcha, condenó el agravio al ejercicio periodístico y se sumó al repudio.
Las manifestaciones no paran aquí, comentó, el domingo a las 8:00 horas habrá una megamarcha que partirá del Monumento a la Familia al Monumento al Pescador, “para que médicos, universitarios, abogados, periodistas y maestros se sumen”.

May 162017
 



Los Mochis, Sinaloa/Río Doce.-
Periodistas del norte de Sinaloa tomaron esta mañana de martes las calles de la ciudad para protestar por el asesinato del reportero y escritor, Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Río Doce que circula en esta entidad, que fue perpetrado por desconocidos este medio día del lunes (15).

Los reporteros mostraron pancartas y baners repudiando el asesinato.

La protesta comenzó en el muro a la Libertad de Expresión, prosiguió en la Subdelegación “C” de Procedimientos Penales de la Procuraduría General de la República (PGR) y finalizó en la Fiscalía de la Zona Norte.

Los reporteros vistieron de blanco y mostraron un moño negro adherido a las mangas.

Valdez Cárdenas fue asesinado con 12 disparos de pistola a quemarropa a unos 100 metros de distancia de la que fuera su oficina, en la colonia Jorge Almada, al poniente de Culiacán.

Desconocidos lo habrían interceptado en la calle Vicente Riva Palacios y simulado una privación de la libertad y robo de vehículo posterior para quitarle la vida a mansalva.

May 162017
 

CONDECORAN AYUNTAMIENTO CAPITAL Y EMPRESARIOS LOCALES DESEMPEÑO DE POLICÍAS MUNICIPALES

Encabeza la alcaldesa Tere Jiménez ceremonia de entrega de Bono al Policía del Mes, como parte del programa Todos Juntos por tu Seguridad

Condecorando la Actuación, Heroísmo y Mérito Policial, la Presidenta Municipal cumple uno más de sus compromisos

Se consolidará una corporación con un sentido más amplio de humanidad, responsabilidad y sensible a las necesidades de la sociedad

Al encabezar la ceremonia de entrega del Bono al Policía del Mes, la alcaldesa Tere Jiménez, conjuntamente con empresarios locales, reconoció a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal por su Heroísmo, Actuación y Mérito; acción que dijo mediante el programa Todos Juntos por la Seguridad, coadyuvará a generar una relación más cercana entre los uniformados y la ciudadanía, así como una corporación con más amplio sentido de humanidad, responsabilidad y sensible a las necesidades de la población.

“Cuentan con nosotros, con una servidora, nos sentimos contentos porque los he visto arriesgarse y lo hemos platicado con el Gobernador y sé que están trabajando al 100 por ciento. Cuenten con nosotros para lo más rápido posible hacer el C5, que es sumamente importante y estamos en los trabajos para que ustedes tengan más herramientas y puedan hacer mejor su trabajo. Hacer este C5 para que Aguascalientes siga siendo uno de los estados y ciudades más seguras”.

La presidenta municipal se mostró además complacida de cumplir con esta condecoración uno más de sus compromisos. Señaló, que los incentivos económicos otorgados por 7 mil pesos en tarjetas de regalo de una tienda departamental, son un exhorto a mejorar su desempeño, a favor de la seguridad y paz social de las familias de Aguascalientes.

El secretario de Seguridad Pública Municipal, capitán José Héctor Benítez López, expresó su beneplácito al notar la confianza de los empresarios hacia el cuerpo policíaco, misma que redundará en mejores resultados, en donde los policías reafirmen su sentido de pertenencia hacia la corporación y la ciudadanía tenga más certeza hacia la labor que efectúan.

Cabe señalar que para elegir a los galardonados, se verifican los reportes de desempeño y los elementos son evaluados con respecto al cumplimiento de lealtad, honestidad y buen servicio.

A su vez, el secretario de Enlace Ciudadano, Luis Salvador Alcalá Durán, celebró una vez más haber consolidado un proyecto, que dijo, es muestra de la amplia coordinación y apertura del Gobierno Municipal con los diferentes sectores, en este caso con empresarios quienes en responsabilidad social aportan los recursos para los premios, y que son reflejo del agradecimiento ciudadano al sentirse más seguros.

Alcalá Durán anunció también que gracias al apoyo de este Comité de Empresarios y de los propios policías, en próximas fechas podrá inaugurarse la biblioteca de la Secretaría de Seguridad Pública.

Es así como el suboficial de Tránsito, Juan Carlos Reyna González, obtuvo el Premio de Actuación, al haber salvado a una joven de cometer suicidio. El policía José Luis Isaías Cruz, fue reconocido por su Heroísmo, pues sin estar laborando desarmó a un hombre que agredía a una mujer con un arma de fuego y un cuchillo. También se condecoró al Mérito, al policía Juan Rivera Aguiñaga, quien acudió a un domicilio y atendió el parto de una jovencita.

De manera especial, la señora Silvia Ortiz Martínez, esposa del elemento de Vialidad, Rito Velasco Valadez, fallecido en cumplimiento de su deber al ser arrollado por un conductor, recibió el Bono al Mérito Policial, a título post mortem.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial y de la compañía Maconser, Pedro de la Serna López, al tiempo de agradecer la atención que han recibido por parte del Secretario de Seguridad Pública, refirió la importancia de contar con una policía próxima, que respalde con seguridad el crecimiento del sector industrial.

Se contó además con la presencia en este evento efectuado en Salón Cabildo de Palacio Municipal, de la diputada Norma Zamora Rodríguez, el regidor presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Manuel Alejandro Monreal Dávila; Salvador Alcalá Alba, director general de Telas Laprotex y presidente del Grupo de Industriales de Aguascalientes; así como Jorge Obregón Pasillas, director general de Patrice del Centro S.A. de C.V.

May 162017
 

Sujetos armados asesinaron a balazos a la subdirectora del semanario regional “El Costeño” y a su hijo, en el municipio de Autlán de Navarro, Jalisco, alrededor de las 19:00 horas en el cruce de las calles Leandro Valle de Independencia Nacional, en la zona Centro de Autlán de Navarro.

De acuerdo con información del diario El Occidental, personal de la Policía municipal informó que Sonia Córdova de 48 años y su hijo, de 26, años de nombre Héctor Jonathan, viajaban en un auto Toyota Corolla color rojo con placas JNC7864, cuando fueron atacados a balazos por sujetos armados que escaparon sin que los testigos identificaron sus características.

Sonia Córdova era subdirectora de un semanario de la región de Autlán, el cual pertenecía su esposo.

De acuerdo con un reporte de la Fiscalía General del estado (FGE), el joven habría muerto instantáneamente, mientras que su madre perdió la vida durante el traslado al Hospital Regional.

May 162017
 

Raúl Ramírez Baena*

Esta columna no pretende desprestigiar ni descalificar a las fuerzas armadas mexicanas, sólo hacer precisiones sobre el contexto de los hechos en que, a través de un video, se observó a un militar ejecutar a un civil en enfrentamiento con las bandas de robo de gasolina en el poblado de Palmario, Puebla, el 4 de mayo pasado.

Vimos a la policía militar combatir a las bandas de robo de gasolina, llamados “huachicoleros” (el huachicol es una bebida alcohólica adulterada, derivada de la caña de azúcar), actividad vinculada a la delincuencia organizada que, hasta el año 2006, era una actividad de la delincuencia común para sostener a familias pobres en estados como Puebla, Tamaulipas, Guanajuato, Sinaloa y Jalisco, ocupando Puebla el primer lugar.

A partir del sexenio anterior, el robo de combustible se convirtió en un negocio de grandes proporciones en donde se involucraron ya cárteles como los Zetas y la Familia Michoacana, duplicando de 2011 a 2012 la extracción clandestina de gasolinas. La actividad creció exponencialmente a raíz del gasolinazo del 1 de enero de este año.

Según Guillermo Valdés, ex director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) de 2007 a 2011, las tomas clandestinas en el país se dispararon hasta un 800 por ciento de 2010 a 2016, generando a Pemex pérdidas aproximadas de $160 mil millones de pesos.

Las funciones constitucionales de las fuerzas armadas

Las fuerzas armadas, en la defensa de la soberanía nacional, tienen la responsabilidad, entre otras, de salvaguardar los bienes de la nación, como los ductos y energéticos que mueven la producción nacional y los vehículos que circulan por todo el país. Esa es una de sus funciones constitucionales. Las que están fuera de sus facultades son las labores de prevención, investigación y persecución de los delitos, estas son atribuciones exclusivas de las autoridades civiles.

Es decir, las fuerzas armadas, ejército, fuerza aérea y marina de guerra, en este caso específico, tienen limitadas sus funciones sólo a la vigilancia y protección de los ductos y el combustible. Entonces, ¿qué hacían en el poblado de Palmario persiguiendo y enfrentando a las bandas de robo de gasolina?

No es la primera vez que se conocen violaciones graves a los derechos humanos por parte de la milicia: la represión de 1968, las torturas y desapariciones forzadas de los años 70 en la Guerra Sucia, la represión en contra de las bases del EZLN en Chiapas, las torturas y desapariciones en la guerra al narco de Felipe Calderón, las ejecuciones extrajudiciales de Tlatlaya, la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa, la tortura videograbada de una mujer el año pasado y, ahora, la presunta ejecución extrajudicial de un huatlicochero.

Es evidente la falta de conocimientos, capacitación y pericia de la milicia en actividades que no son de su competencia, como la seguridad pública; que reciben formación dirigida a “abatir” físicamente a un enemigo en una guerra formal, que no es el caso, lo que ha derivado no sólo en violaciones graves a los derechos humanos en contra de la población civil, sino también en lamentables bajas de militares en acciones de combate al crimen. Los últimos hechos en Puebla costaron la vida a 4 elementos militares.

Los estándares internacionales en materia de seguridad pública

Algunas de las normas que suelen violar las fuerzas armadas en su forzada intervención contra la delincuencia organizada son: 1) no aplicar los principios universales sobre el uso de la fuerza y de armas de fuego; 2) no aplicar el principio sobre presunción de inocencia de las personas detenidas y aseguradas; 3) allanar domicilios y aprehender a personas sin orden expedida por juez; 4) violar el debido proceso de los detenidos; 5) torturar y desaparecer a personas detenidas y, lo más grave, 6) a pesar de que en México está prohibida la pena de muerte, ejecutar extrajudicialmente a personas, aunque sean presuntos criminales.

Sobre las normas internacionales de seguridad pública y su relación con los derechos humanos, los órganos de tratados y los relatores de la ONU, la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, han sido muy firmes con el Estado Mexicano respecto a no tolerar la intervención militar en tareas que competen a la autoridad civil, ya que las consecuencias son graves violaciones a los derechos humanos que pueden constituir crímenes de lesa humanidad de competencia de la Corte Penal Internacional.

Lamentablemente, el gobierno se escuda en la desinformación y en prejuicios de la población respecto a los derechos humanos, gracias a una endeble cultura de la legalidad, fomentando sentimientos de miedo y de odio que legitiman, justifican y aprueban la militarización de la seguridad pública, la mano dura, tortura, desaparición, ejecución, discriminación y linchamiento de presuntos criminales. Como si fuera la solución.

Esta lamentable permisividad social, que es el aval de los abusos oficiales, anima a los titulares de la Sedena y la Semar a promover y cabildear, con el apoyo de la Presidencia, el PRI y el PAN, una Ley de Seguridad Interior cuya intención es legitimar la irrupción militar en asuntos de seguridad pública, sin mediar las graves consecuencias que ello acarrea.

La indolencia oficial y la falta de solidaridad social con el respeto a los derechos humanos es lo que permiten que se repitan lamentables hechos como los que vimos en Puebla.

¿Y los que no observamos?

*Director de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste