bateria-copia
Sep 262016
 

malova-y-mario-4-768x512Alrededor de 130 familias abandonaron Huixiopa: alcalde Mario Valenzuela

Río Doce.- Al iniciar la semana y ante el problema que existe en esta zona de Badiraguato, el gobernador Mario López Valdez dijo que los puntos militares de control que había y que fueron retirados, se reinstalarían.

Sobre los hechos de violencia, explicó:

“Ahí es una pugna entre grupos, algunos hasta con parentescos muy cercanos, familiares y se había movido un puesto de control que tenía el ejército en Huixiopa, el cual va a regresar, también se había movido un punto de control en El Quelite, el cual va a regresar y estuvimos implementando algunas medidas y algunas estrategias para buscar tener control sobre eso.

El alcalde de Badiraguato, Mario Alfonso Valenzuela, se quejó que el Ejército y las policías estatales dejaron sola la zona serrana de Badiraguato y de nueva cuenta hombres armados irrumpieron en el poblado Huixiopa y casi la mayoría de las familias abandonaron sus hogares, señaló el Alcalde.

“El llamado que yo hago al Ejército, al Gobierno del Estado, respetuoso, es que vuelva el Ejército a Huixiopa, el Ejército se salió hace 15 días de Huixiopa y en cuanto se salió, los grupos armados en conflicto hicieron presencia ahí en esa cabecera de sindicatura, que no tiene que ver con el tema de Tareapa, son temas distintos”, dijo.

“A mí me preocupa que no se haya resuelto el problema de fondo, que el conflicto entre los grupos rivales aún este vigente y que el Ejército ya se haya retirado, cuando no debían retirarse si el problema es grave”.

Mencionó que tras la irrupción de nueva cuenta de gente armada a la comunidad, la mayoría de los habitantes dejaron sus casas y de alrededor de 150 familias que había, quedaron sólo 20.

El Presidente Municipal mencionó que la quema de casas el fin de semana en la comunidad de Tareapa, es un problema diferente al de Huixiopa.

En Tareapa y Cortijos de Guatenipa, manifestó, es un pleito de hace alrededor de seis años, entre familias que forman las gavillas de Los Chávez y Los Pintos.

El grupo armado que entró el viernes pasado buscaba a una persona que apodan el Güero de Tareapa y al no encontrarla quemaron las casas.

“Es un problema de gavillas ahí y algunos problemas familiares que tienen seis, siete años atrás, en donde unas muertes obligaron que se desplazara el 60 por ciento de las familias”, abundó.

Después de la irrupción del grupo armado el viernes, detalló, hubo desplazamiento de personas, y de 50 familias que había en Tareapa sólo quedaron 20 y en Cortijos de Guatenipa había 40 y quedaron 10.

Sorry, the comment form is closed at this time.