bateria-copia
Jan 302017
 

La captura de Juan José Esparragoza Monzón, hijo del Azul, representa otro duro golpe al Cártel de Sinaloa, y aun cuando era uno de los 122 objetivos del gobierno de Enrique Peña Nieto, no existen documentos que muestren que el detenido sea requerido por el gobierno de Estados Unidos.

No obstante, casi toda su familia está identificada por la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC), como supuestos lavadores de dinero, entre ellos su madre Ofelia Monzón Araujo, y varios medios hermanos, incluyendo Brenda Guadalupe, Cristian Iván, Juan Ignacio y Nadia Patricia, todos ellos de apellido Esparragoza Gastélum.

Ni la DEA ni el FBI confirmaron si existía una averiguación en contra de Esparragoza Monzón, también conocido como el Negro, y en las cortes del Distrito Este de Texas, el Distrito Norte de Illinois, el Distrito Central de California, donde su padre tiene cuentas pendientes, tampoco se pudo precisar si el detenido tenía alguna acusación en Estados Unidos.

Sin embargo, no sería la primera vez que un narcotraficante es detenido sin que se conozca si lo requiere o no el gobierno estadunidense, pues la mayor parte de las veces los casos contra extraditables se mantiene sellado hasta que se concreta la petición formal para llevarlo a que enfrente un juicio fuera de México.

La detención

Aun cuando la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que Esparragoza Monzón fue detenido en Culiacán, fuentes consultadas por Ríodoce confirmaron que el Negro, fue en realidad cercado por las fuerzas federales en las inmediaciones de las comunidades de Tacuichamona y La Laguna Colorada, dos poblaciones al sur del municipio de Culiacán y cercanas a El Salado, toda una zona controlada por Ismael el Mayo Zambada.

Según explicaron residentes de esos pueblos, desde muy temprana hora del jueves 19 de enero se pudieron observar helicópteros y vehículos Hummer con decenas de marinos y soldados que peinaban la zona en la búsqueda de otros cómplices del Negro.

Los residentes de esas zonas, la mayoría de ellos ex colaboradores de Manuel y Javier Torres, el JT, se desplazaron a otros poblados por temor a ser agredidos por los elementos castrenses, en lo que terminaba el operativo.

No fue sino hasta casi las 10 de la mañana en que los militares y los agentes de la PGR se fueron saliendo del área donde el narcotraficante fue arrestado, y que los residentes regresaron con cierta cautela a sus hogares.

Bajo perfil

Juan José Esparragoza Monzón era responsable de coordinar una red de distribución de droga y administrar los recursos financieros del Cártel de Sinaloa, particularmente la fracción controlada por el desaparecido narcotraficante.

Según la CNS, la red del Azul invertía en la compra de bienes inmuebles y en la creación de empresas en los estados de Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Querétaro y Sinaloa y, de acuerdo a la OFAC, miembros de su familia son o eran líderes de un grupo de empresas que se dedicaban al lavado de dinero.

Su madre, Ofelia Monzón Araujo, fue señalada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por supuestamente blanquear dinero del narcotráfico.

Junto con el Negro fue capturado su escolta, Jesús Alfonso Ríos Gómez, de 39 años.

De sangre Azul

Esparragoza Monzón es uno más de los varios descendientes del narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno el Azul. Algunos de ellos han sido identificados por la OFAC, además de ser ubicados por la PGR y la DEA.

El Negro está casado con Gloria Beltrán Leyva, hermana de Alfredo Beltrán Leyva, el Mochomo, con quien ha hecho una familia.

Aunque el 8 de junio de 2014 Ríodoce publicó la versión de que su padre murió producto de un infarto en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, la PGR nunca pudo confirmar ni negar la información.

Tampoco la DEA, que ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por información que ayudara a su captura.

El Tesoro de los Estados Unidos lo había boletinado a él y a su familia en varias ocasiones, pero nunca incluyó el nombre del joven que fue detenido la semana antepasada.

La primera acción contra Esparragoza Moreno fue el 24 de septiembre de 2012, cuando el Departamento del Tesoro designó a 10 entidades y nueve personas como enlaces del Azul para el contrabando de drogas y lavado de dinero. Se asentó así que familiares del capo le servían de fachada para lavar dinero procedente de la venta de estupefacientes en Estados Unidos.

Entre las nueve personas señaladas se destacaba María Guadalupe Gastélum Payán, una de las esposas del Azul, a quien se le atribuyó la propiedad de una empresa en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. La firma, Grupo Cinjab, S.A. de C.V., junto con Grupo Impergoza, S.A. de C.V. presuntamente se encargaban de manejar el desarrollo inmobiliario Provenza Residencial, del centro comercial Provenza y del parque industrial La Tijera.

También fueron imputados cuatro hijos que el Azul procreó con Gastélum Payán: Brenda Guadalupe, Cristian Iván, Juan Ignacio y Nadia Patricia Esparragoza Gastélum. Ofelia Monzón Araujo, otra presunta esposa del capo, también fue vetada por la OFAC, igual que Juvencio Ignacio González Parada, Elvira Araujo Monzón, Ulises Guzmán Ochoa y Martín Humberto Ponce Félix.

Las empresas afectadas fueron siete gasolineras ubicadas en Culiacán: Servicios Buenos Aires, Estaciones de Servicios Canarias, Gasodiesel y Servicios Ancona, Gasolinera Álamos Country, Gasolinera y Servicios Villabonita, Petrobarrancos y Servicios Chulavista. Todas ellas se encuentran actualmente fuera de servicio.

El Tesoro de los Estados Unidos boletinó nuevos nombres y empresas presuntamente fachada el 10 de octubre de 2012. Lo hizo de nuevo el 12 de diciembre de 2012, el siguiente golpe lo asestó el gobierno estadunidense el 22 de agosto de 2013 y el 30 de septiembre del mismo año. El más reciente boletín fue emitido el 10 de abril de 2014.

Nunca apareció en ellos el nombre de Juan José Esparragoza Monzón.

Sorry, the comment form is closed at this time.