bateria-copia
Apr 172017
 

En plena guerra entre miembros del Cártel de Sinaloa en Navolato, la Policía Municipal podría perder a la quinta parte de sus elementos.

La corporación está envejeciendo y los agentes están solicitando su prejubilación al Ayuntamiento.

Hasta la fecha, un total de 19 policías pidieron su retiro anticipado.

La corporación cuenta con apenas 100 agentes, y de aprobar esas prejubilaciones quedarán solamente 81.

Los elementos con los que cuenta la policía preventiva están distribuidos en tres turnos y en cada jornada solo hay alrededor de 30 policías para resguardar a 154 mil 352 habitantes.

La Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal está debilitada desde 2008, cuando se presentaron renuncias masivas, a causa de una disputa por el territorio entre el Cártel de Sinaloa y los hermanos Carrillo Fuentes, que tenía el dominio del municipio. Inició entonces una ola de asesinatos de policía y muchos renunciaron.

Este año hay una nueva guerra entre narcotraficantes y en los primeros tres meses se han cometido más asesinatos que en todo 2016.

El presidente municipal Rigoberto Valenzuela Medina, dijo que actualmente la corporación tiene un déficit de 220 elementos.

“Se han acercado 19 elementos de seguridad pública con el propósito de solicitar su prejubilación anticipada, es un caso que vamos a atender”, indicó.

Manifestó que el Cabildo municipal todavía no ha aprobado ninguna jubilación anticipada pues se está analizando cada caso para determinar si cumple con los requisitos y también se revisa la situación económica del Ayuntamiento, para solventar las prejubilaciones.

“Es un derecho que tienen ellos y nosotros habremos de revisar, uno el estado de salud y la antigüedad que tiene cada quien y también las condiciones financieras que tiene el municipio para ver hasta dónde pudiéramos nosotros cubrir este caso.

“Lo que ellos están solicitando y en base a derecho habremos de reconsiderar la situación hacia el Ayuntamiento y creo que con el diálogo que tengamos con ellos y con las áreas responsables de finanzas y recursos humanos, habremos de generar los mejores acuerdos”, señaló.

Comentó que los ingresos de nuevos elementos a las filas han sido muy pocos.

Este año apenas entraron cuatro agentes de tránsito y dos de la Policía Municipal, lo que significa que no se compensará el número de elementos que salen con los de nuevo ingreso.

La convocatoria de reclutamiento para captar aspirantes siempre está abierta, manifestó.

Ante la falta de elementos, detalló, el municipio tiene el apoyo de la Policía Estatal Preventiva, que tiene agentes asignados a ese municipio.

Desde el mes pasado, elementos de la Policía Militar patrullan las calles para reforzar la vigilancia.

“Con el apoyo del estado, los recorridos permanentes y con la presencia de ellos notamos que por lo menos en estos días por fortuna hemos tenido un saldo muy positivo en Navolato”, expresó.

En el municipio hay 400 efectivos de la Policía Militar en cuatro bases provisionales instaladas en las sindicaturas de Villa Juárez, Altata, San Pedro y Las Aguamitas, y elementos de la Marina tiene una en Bachimeto y otra en el campo pesquero El Castillo.

Sin elementos desde 2008

La Policía Municipal de Navolato es una corporación que ha estado debilitada desde 2008.

En ese entonces tenía más de 300 agentes, pero con la violencia que se registró en el municipio y los asesinatos de policías, empezaron a renunciar.

Las renuncias masivas de grupos de hasta 26 agentes, dejaron a la corporación con un mínimo de 72 elementos, distribuidos en tres turnos y con elementos asignados a la vigilancia de edificios y custodia de funcionarios.

En esa ocasión las bases de las sindicaturas se quedaron sin elementos.

La corporación fue recuperando agentes con elementos de nuevo ingreso pero apenas llegó a 100 miembros.

La crisis de seguridad obligó al entonces presidente municipal, Evelio Plata Inzunza, a pedir apoyo al Gobierno del Estado.

En 2012, el Gobierno Estatal asumió la responsabilidad de la seguridad del municipio y de la corporación.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) envió elementos del grupo Elite de manera permanente al municipio ante la falta de policías.

Cinco años después los agentes estatales continúan en Navolato, debido a que la Policía Municipal no ha podido recuperar el número de elementos que perdió.

En una nueva lucha entre delincuentes, la corporación se debilita otra vez.

Desde febrero, Aureliano Guzmán Loera, el Guano; y Dámaso López Núñez, el Licenciado, libran una batalla a balazos.

De acuerdo con la SSPE se disputan el control de territorio: narcomenudeo, robo de combustible y salidas al mar.

La rivalidad se recrudeció desde febrero, con una serie de enfrentamientos que inició en la sindicatura de Villa Juárez y luego se extendió a la cabecera municipal.

Con la lucha intestina en el Cártel de Sinaloa los homicidios repuntaron, de seis cometidos en enero, a 22 en febrero y 34 en marzo.

Durante todo el año pasado, asesinaron a 56 personas y en este 2017 ya suman 62 ejecutados.

Sorry, the comment form is closed at this time.