Ene 082019
 
Claudia Ruíz Massiu vino a destapar a la esposa del cacique de Aguascalientes, como camdidata a la capital. Foto: PRI.
Voiced by Amazon Polly

Claudia Ruíz Massieu vino a destapar a la esposa del cacique de Aguascalientes, como camdidata a la capital. Foto: PRI.

Claudia Ruíz Massiu vino a destapar a la esposa del cacique de Aguascalientes, como candidata a la capital. Foto: PRI.

Nota: Cuauhtémoc Villegas/Foto: PRI

“La política me jubiló” dijo la más importante figura femenina del PRI en Aguascalientes al despedirse de la política: Lorena Martínez Rodríguez, ex alcaldesa de Aguascalientes y la candidata del PRI para la gubernatura en la última elección para ese puesto político.

Lorena Martínez Rodríguez, nació en el municipio de Tabasco, Zacatecas, en el cañón de Juchipila, un hermoso corredor formado por miles de cañones geográficos de todos los tamaños y formas, desde ínfimos cañones hasta el enorme cañón formado por la Sierra Madre Occidental y sus pretuberancias como la sierra Fría, conocida en Tabasco como El Cerro Alto, por la enormidad de esa serranía en el extremo occidental de ella. Tabasco es una tierra de narcos desde por lo menos los años 80´s, cuando ya se producían marihuana y sicarios especialmente en el pueblo de La Florida, enclavado en los mas profundo de la sierra Madre. Los narcos son empresarios con dulcerías que abastecen al país y exportan, ranchos con enormes manadas de ganado robusto y hermoso, de lo mejor, las entradas a estos lugares son suntuosas con canteras y herrerías que forman arcos.

Se crío y estudió en Aguascalientes como mucha gente de Zacatecas que se ha venido a vivir aquí desde cientos de años y lo sigue haciendo: es común ver colonias repletas de gentes de bien y muchos que son criminales que huyen de la muerte y que operan sin que nadie les haga nada, el norte de Aguascalientes esta repleto de gentes de Loreto, Zacatecas, municipio que se disputan talibanes, zetas y el cartel del Golfo que nunca ha podido erradicarlos aunque la gente del Golfo, los veracruzanos, tamaulipecos y más, fueron ejecutados y muchos de ellos se internaron a vivir en Aguascalientes: están muertos, en las cárceles y en las calles delinquiendo.

Lorena Martínez enriqueció a su familia vendiendo franquicias de “La Alameda”, licorerías que proliferaron en su administración municipal hasta llegar a comprar bodegas instaladas en varias hectáreas junto a la salida a Zacatecas compitiendo así o ampliando el negocio de la familia ya que su tío es dueño de las licorerias Don Vino, principal importado y proveedor de bebidas a la ciudad y dueño del tequila “El Charro” que el mismo produce en Jalisco. Ella misma se otorgó las licencias para la venta de alcohol por toda la ciudad.

Hace unas semanas publicamos que Lorena Martínez era una muerta política y hoy lo confirmó, pero como animal político que es, sólo se retiró para dejar el camino libre a candidatura fracasada desde ya, como sería la de Blanca Rivera Río quien sin carisma, fea y con un PRI putrefacto.

Blanca Rivera es una doctora en Arte aunque muy mal artista ya que ha obtenido sus títulos a fuerza del poder de su marido: en la facultad de Artes Visuales del Instituto de Educación (IEA) de Aguascalientes se ausentaba por días para viajar a Europa y Estados Unidos en donde nació su marido y entraba y salía a la hora que quería de la facultad con una camioneta del PRI con el logo de Carlos Lozano, ya pérdida su elección como candidato a la alcaldía ella seguía utilizando ese automotor. Es coleccionista de arte de grandes maestros y una de las pocas dueñas de la inmensa Sierra Fría repartida entre unos pocos la oligarquía local que la explotan como zona de caza mayor. Viste como hippie y como su marido se da tremendas borracheras en los bares y también en los talleres de los artistas locales, especialmente sus amigas millonarias Dulce María Rivas y Adriana Lobo. A Dulce la puso como directora del Instituto Cultural de Aguascalientes, donde en vez de promover a los talentos locales, hacía exposiciones de sus obras y de sus amigos y amigas retrogradando al arte del estado como la misma Blanca admitió en su momento diciendo: “la cultura en Aguacaientes, está muerta” y así siguió durante el sexenio de Lozano cuando se cobraba renta a los artistas para dejarlos exponer en las galerías y museos de la ciudad.

Carlos Lozano es el cacique de Morena Aguascalientes gracias a su compadrazgo con Ricardo Moneral Ávila, el cacique de Fresnillo, Zacatecas. bastión de los zetas donde el cartel del Golfo no ha podido asesinarlos por la protección que gozan de militares, políticos y ls policías municipales. Se dice que los narcos junto a los presidentes lo quieren matar para deshacerse de lo que consideran un lastre, un cacique impune. Lozano también es cacique del PRI y como él puso al gobernador es el verdadero dueño de Aguascalientes gracias a sus relaciones y su padrino, el dictador del neoliberalismo: Carlos Salinas de Gortari, tío de Claudía Ruíz Massieu, presidenta nacional del PRI, quien hizo el destape de Rivera Río.

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: