bateria-copia
Mar 202017
 

Juan estaba muy chico cuando su madre murió de cáncer. Su hermana menor nació y a los pocos meses ella fue llevada al panteón. Se quedó con su padre, un hombre huraño y gritón. De él se sabía por los gritos y las pedas y los cintarazos. Los vecinos por eso evitaban quejarse de los niños y sus travesuras, el balón golpeando los portones, quebrando el foto que colgaba de la marquesina, el cristal de la ventana.

Vas a ver, plebe jijo de le chingada. Por eso Juan buscaba las aceras de enfrente y sus casas y sus familias. No era niño de la calle pero como si lo fuera. Huía de su casa para irse a la de Fran o a la de enseguida. Fran y él eran los únicos niños de la cuadra, el resto eran morritas menores y mayores pero ningún hombre: el barrio para ellos, para volar en ese patín del diablo, en la baica, la patineta, para patear el balón y jugar a los penaltis y cachar con manillas y pelota de béisbol.

Sentados en el macetero, en el filo de las guarniciones, recargados en el arbotante, bajo la sombra del ficus, desculando hormigas y abriendo fuego con la lupa y el sol de mediodía. Aquello era el paraíso para ellos solos. Algunas vecinas le daban agua y comida, y Juan nunca decía que no. Era callado y ojeras que amenazaban con devorarse los ojos y buena parte del rostro. Una mirada triste y pestañas de tejaván. Un cabello negro y pálido. Un tupé que no hacía más que taparle las heridas del alma. Juan tenía familia y casa, pero era un niño sin hogar. Ahí, en esas viviendas de clase media, solo tenía a su hermana y a Fran, y cuando llegaba su padre no tenía nada.

Una vez el hombre decidió casarse. La mujer, con buena posición económica, compró casa y atendía a Juan y a su hermana. Sí los regañaba, pero sin malos tratos. Pretendía, en medio del desierto, ofrecerles un santuario de manos tendidas, miradas tiernas, abrazos y apapachos, comida y algo de estabilidad. No era la madre, pero parecía. Era la madrastra dulce y comprensiva. Y justo cuando ellos parecían divisar del otro lado de la tormenta el puerto seguro, el frágil camino a la felicidad, el padre decide divorciarse. Y todo se desmoronó.

Volvieron las mentadas y los golpes, la borrachera en casa y el exilio de Juan y su hermana. La calle, la banqueta de la casa de Fran, los gestos generosos de los vecinos, eran su única guarida. Hasta que el hombre se infartó. Sin asideros, frente al abismo insondable, Juan dejó el barrio y se refugió con otros familiares. Dicen que volvió a la cuadra en busca de aquellos tiempos: fumaba desde los doce y pisteaba temprano. Dicen que se asomó de tarde, en busca de alguien. Dicen que conoció gente de mirada oscura y hocico siete punto sesenta y dos. Que por eso lo mataron, saliendo de su casa, apenas a los diecinuev

Mar 202017
 

Alfonso Limón.

Río Doce.- Nadie calculó la capacidad de corromper de los narcotraficantes, y en un abrir y cerrar de ojos cinco importantes operadores del cártel de Sinaloa se fugaron del penal de Aguaruto. Es un fracaso del gobernador, pero también de los militares, que, se supone, tomaron el control de los penales. Un golpe al orgullo castrense, que llegó para “salvar” a Sinaloa.

El Cártel de Sinaloa recuperó a los líderes de sus principales brazos armados y operadores financieros.

Los reos fugados del penal de Culiacán son considerados hombres cercanos a las cabezas del cártel, y encargados de las células con las que hace frente a sus rivales.

Desde enero, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado tuvo sospechas de una posible fuga y solo intentó mover a los reos a otros penales, pero jueces federales lo impidieron.

Los fugados son Juan José Esparragoza Monzón, el Negro; Jesús Peña González, el 20; Rafael Félix Núñez, el Changuito Ántrax; Alfonso Limón Sánchez, el Limón; y Francisco Javier Zazueta Rosales, el Chimal.

La fuga ocurre en medio de una guerra interna del Cártel de Sinaloa, en la que Aureliano Guzmán Loera, el Guano, intenta desplazar a Dámaso López Núñez, el Licenciado.

Los delincuentes evadidos son de los grupos del Guano y del Mayo.

El 20, es ubicado como operador del Mayo Zambada; el Changuito como líder de la célula Los Ántrax; el Chimal, como cabecilla de Los Chimallis; y el Negro y el Limón como operadores financieros y de redes de trasiego de drogas.

De acuerdo con la SSP del Estado, los cinco reos salieron del penal la mañana del jueves.

Según familiares de internos que ese día se encontraban de visita y fueron desalojados, sus parientes aseguran que la fuga fue un día antes.

Según la SSP, en las imágenes captadas por las cámaras del penal momentos antes de la fuga, solo se ubicó a dos de los reos en distintas áreas de la cárcel.

Los otros tres no fueron ubicados en las imágenes de ese día.

Oficialmente la SSP no ha dado a conocer la forma en que salieron, pero fuentes de la corporación señalan que las investigaciones apuntan a dos posibles modos: que hayan salido por la puerta principal entre las visitas o escaparon ocultos en vehículos.

Para las autoridades, en ambos casos habría complicidad de los custodios.

En enero, la SSP tuvo conocimiento de que podría haber una fuga del 20, el Changuito Ántrax y el Limón, por lo que los trasladaron al penal de Goros, en Los Mochis, el 21 de enero.

Una semana después los tres estaban de vuelta en Culiacán, pues tienen en trámite juicios de amparo contra orden de trasladado y no pueden ser llevados a otro reclusorio hasta que concluyan los juicios.

Personal de la SSP dio a conocer que luego de que los internos fueron regresados, tomó protesta como director del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito, José Francisco Martínez Reyes, pero dos días después renunció.

En su lugar quedó como encargado del despacho de la Dirección, el subdirector Víctor Manuel Mauricio Flores Díaz Bonilla, quien fue destituido un día después de la evasión junto con 10 comandantes.

El día de la fuga, la SSP tardó horas en reaccionar después de que se enteró de la evasión por redes sociales.

De acuerdo con la dependencia, alrededor de las 12:30 horas recibieron una llamada al número de emergencias 911 que reportaba disparos y una riña al interior del penal.

De la fuga, informó el Subsecretario de Seguridad, Cristóbal Castañeda Camarillo, se enteraron por información difundida en redes sociales.

Los disparos y la riña fueron descartados en ese momento por el personal de seguridad del reclusorio.

Fue hasta después de las 15:00 horas cuando elementos policiales ingresaron al penal para realizar el pase de lista.

Castañeda Camarillo justificó que entraron hasta esa hora debido a que era día de visita y primero tuvieron que desalojar el reclusorio.

Después de la revisión la dependencia confirmó la fuga de los cinco operadores del Cártel de Sinaloa.

Los reos fugados, excepto el Chimal, tenían abiertos procedimientos de extradición a Estados Unidos.

De sangre Azul (foto azulito) JUAN JOSÉ ESPARRAGOZA. Hijo de azul, azulito.

Considerado como el reo de mayor “peso” en el penal de Culiacán, Juan José Esparragoza Monzón, hijo de Juan José Esparragoza Moreno, el Azul, logró la fuga que las autoridades en un inicio pretendieron evitar.

Detenido en enero pasado, fue recluido en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito de esta ciudad con un fuerte dispositivo de seguridad.

Desde el día que fue internado, más de 100 elementos de la Policía Federal y Militares se apostaron en patrullas en los alrededores del penal.

La intención del operativo era evitar una posible fuga o rescate del narcotraficante.

Durante alrededor de una semana las fuerzas federales hicieron presencia en el lugar y luego se retiraron; un mes y medio después escapó.

El Negro, de 45 años, es hijo del Azul, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa.

El Gobierno Federal lo tenía incluido en la lista de los 122 objetivos prioritarios.

De acuerdo con autoridades federales inició en el mundo delictivo hace más de 20 años al lado de su padre, y lo señala como operador financiero del cártel y coordinador de una red de distribución de drogas.

Según la Comisión Nacional de Seguridad Pública, blanqueaba dinero para el Cártel de Sinaloa con la compra de bienes inmuebles y creación de empresas en Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Querétaro y Sinaloa.

Además lo acusan de generar violencia en las ciudades de Mexicali y Tijuana.

La familia de Esparragoza Monzón está boletinada por el Gobierno de Estados Unidos como lavadores de dinero para el cártel.

En la lista aparecen su madre, Ofelia Monzón Araujo, y varios de sus medios hermanos.

El Negro fue detenido el 19 de enero junto con su escolta, Jesús Alfonso Ríos Gómez.

En el reclusorio fue internado en el módulo 21, del área de internos procesados.

El hijo del Azul es requerido por el Gobierno de Estados Unidos, en el Distrito Oeste de Texas.

El 9 de febrero, la Agencia de Investigación Criminal ejecutó la orden de detención provisional con fines de extradición y se inició el procedimiento en el Juzgado de Procedimientos Penales Federales.

Esparragoza Monzón trató de anular la orden de detención con un amparo en el Juzgado Decimosexto de Distrito pero le fue negado, debido a que cuando solicitó la protección de la justicia federal el mandamiento ya había sido ejecutado.

En un Juzgado de Culiacán mantiene un juicio de amparo contra una orden de trasladado y gozaba de un suspensión, por lo que no podía ser llevado a otro reclusorio hasta que concluyera el juicio.

JESÚS PEÑA. De vuelta al poder.
JESÚS PEÑA. De vuelta al poder.

El brazo derecho del Mayo

La Procuraduría General de la República (PGR) ubica a Jesús Peña González, el 20, como uno de los hombres más allegados y de confianza de Ismael el Mayo Zambada.

De acuerdo con la PGR, junto con Rodrigo Aréchiga Gamboa, fundó la célula Los Ántrax para protección de la familia Zambada y atacar a rivales del Mayo.

Originario de Nayarit, era ubicado por la PGR como encargado de la seguridad del Mayo.

Peña González fue detenido el 19 febrero de 2014 en el fraccionamiento Villa del Real en Culiacán durante los operativos previos a la captura del Chapo Guzmán.

Fue capturado con armas y con alrededor de 3 mil kilos de cocaína oculta en pepinos y plátanos de plástico.

El narcotraficante fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social número 3 Noreste, en Matamoros, Tamaulipas, durante dos años.

En 2016, un Juez de Distrito concedió un amparo para que lo trasladaran al penal de Culiacán y fue recluido en el módulo 5.

Enfrentó un proceso penal por la presunta comisión de los delitos delincuencia organizada, contra la salud y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

El año pasado un Juez lo absolvió, pero la PGR apeló la sentencia absolutoria.

El Tercer Tribunal Unitario concedió una orden de reaprehensión y lo encontró penalmente responsable de los delitos contra la salud, en su modalidad de posesión de cocaína y mariguana y portación arma de fuego y posesión de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo.

Por el delito de delincuencia organizada fue absuelto debido a que la fiscalía de la nación no presentó pruebas suficientes para acusarlo.

El Juez lo condenó a 13 años ocho meses de prisión y a una multa de 14 mil 348 pesos con 25 centavos y negó los beneficios de la condena condicional.

El líder Ántrax

A Rafael Guadalupe Félix Núñez, públicamente se le conoció más por su vínculo con el ex director de la Policía Ministerial del Estado (PME), Martiniano Vizcarra Burgos, que por sus actividades delictivas.

El Changuito Ántrax estaba casado con una hija de Vizcarra Burgos, mando de la PME hasta el 31 de diciembre de 2016.

Félix Núñez empezó como sicario junto con Alfredo Vizcarra Vega, hijo del comandante Martiniano, asesinado en 2008.

El Changuito formó parte del grupo Los Ántrax bajo el mando de José Rodrigo Aréchiga Gamboa, el Chino Ántrax.

Según la PGR, tras la detención del Chino, en el aeropuerto de Ámsterdam, en diciembre de 2013, quedó al frente del brazo armado del Mayo Zambada.

El Changuito fue detenido en noviembre de 2014, en la colonia 10 de mayo, junto con Miguel Arano Montoya, el Monkey.

Agentes federales les aseguraron un fusil AK 47 con 29 cartuchos, un cargador con 30 tiros y aproximadamente un kilo de cocaína.

El delincuente tenía un procedimiento de extradición abierto en el Juzgado Segundo de Procedimientos Penales Federales.

Félix Núñez es requerido por la Corte Federal del Distrito Sur de California por la misma causa penal abierta contra Jesús Quiñonez Flores, el Chiquillo Antrax, asesinado a balazos en diciembre de 2014.

El Gobierno de Estados Unidos lo acusa de traficar grandes cantidades de heroína, metanfetamina, cocaína y mariguana.

En México estaba acusado de los delitos contra la salud, en la modalidad de posesión de clorhidrato de cocaína con fines de comercio, portación de arma de fuego exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y portación de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Pie: ALFONSO LIMÓN. Libre de la extradición.
ALFONSO LIMÓN. Libre de la extradición.

El proveedor de coca de EU

Alfonso Limón Sánchez, el Chubas, operaba el trasiego de drogas del Cártel de Sinaloa hacia Estados Unidos.

El Limón, como también es conocido, ya tenía un pie en aquel país pues un Juzgado ya había autorizado su extradición en 2015, pero por un amparo contra cualquier orden de traslado estaba detenida.

Fuerzas federales lo capturaron en noviembre de 2014 y lo recluyeron en el Centro Federal de Readaptación Social Occidente 2 Puente Grande, en Jalisco y meses después trasladado al penal de Aguaruto.

Limón Sánchez es hermano de Ovidio, detenido en 2011 y extraditado.

Ovidio era señalado de operar el tráfico de cocaína y redes de compra, transporte y distribución de drogas, hacia Estados Unidos.

Luego de su captura, su hermano Alfonso quedó al frente de la red de trasiego de droga.

De acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense, Alfonso es uno de los principales proveedores de droga del Cártel de Sinaloa en ese país y responsable del traslado de las ganancias a México.

Documentos oficiales señalan que el Limón coordinaba la logística y almacenamiento de drogas, y la distribución en California y otros estados.

También era el encargado de supervisar la recolección de millones de dólares de ganancias y contrabandear el efectivo a México para hacerlas llegar a los líderes del cártel.

El Limón es requerido por la Corte Federal del Distrito Sur de San Diego, California, donde se abrió un proceso en su contra, junto con Inés Enrique Torres Acosta, hijo de Manuel Torres Félix.

El Kiki fue detenido en mayo del año pasado y tiene un procedimiento de extradición en curso, en el Juzgado Noveno de Procedimientos Penales Federales.

En agosto de 2015, el Juez autorizó la extradición del Limón, pero éste promovió un amparo que frenó que lo enviaran a Estados Unidos.

El año pasado el Juez negó el amparo y entonces promovió un recurso de revisión en un Tribunal Colegiado y los magistrados fallaron en su contra y consideraron procedente la extradición.

Tras la negativa, el delincuente solicitó un amparo contra cualquier orden de trasladado y el Juez le concedió la suspensión por lo que no podía ser movido del penal de Culiacán.

Hasta el día de la fuga, el juicio de amparo seguía sin concluir.

FRANCISCO JAVIER ZAZUETA. A la calle.
FRANCISCO JAVIER ZAZUETA. A la calle.

El Chimal vuelve a Villa Juárez

Por segunda vez, Francisco Javier Zazueta Rosales dejó el penal.

La primera ocasión fue liberado por las autoridades meses después de haber ingresado y en esta ocasión no estuvo ni un mes internado.

El Chimal es considerado como un líder de sicarios violento.

La PGR lo acusó de ser uno de los autores de la masacre de cinco soldados para rescatar a Julio Óscar Ortiz Vega, el Kevin, el 30 de septiembre de 2016.

El también apodado el Panchón lo ubican como miembro del grupo de sicarios que comandaba Germán Ceniceros Ibarra, el Jaguar, quien fue coordinador operativo de la Policía Municipal de Navolato y asesinado en 2014.

Después de ser parte de ese grupo formó su propia célula Los Chimallis.

Autoridades federales ubican el campo El Diez como base del grupo.

Los Chimallis son el brazo armado de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, el Chapito.

Con ese escuadrón Los Guzmán empezaron una sangrienta lucha contra Dámaso López Núñez, el Licenciado, en Villa Juárez y se ha extendido a la cabecera municipal de Villa Juárez.

Al Panchón lo señalan como participe de enfrentamientos desde 2008 en la zona de Navolato, cuando el Cártel de Sinaloa disputaba la plaza; y desde el año pasado es el cabecilla de la embestida de Los Guzmán al Licenciado para quitarle el control del municipio cañero.

Zazueta Rosales fue detenido el pasado 18 de febrero en el fraccionamiento Acueducto, en Culiacán, en posesión de armas, drogas y dos millones de pesos.

Según la PGR, fue uno de los sicarios que coordinó el rescate del Kevin, quien fue hallado asesinado el pasado domingo 5 de marzo en Navolato.

El Chimal ya había estado recluido en el penal de Aguaruto, tras ser detenido en noviembre de 2008 con armas y drogas, en la colonia Buenos Aires de esta ciudad, pero meses después fue puesto en libertad.

ssp

Cesan a funcionarios y custodios

Un día después de la fuga de los cinco operadores del Cártel de Sinaloa, fueron separados del cargo 11 servidores del reclusorio.

Entre las personas cesadas se encuentra el encargado del despacho de la Dirección, Víctor Manuel Mauricio Flores Díaz Bonilla.

Díaz Bonilla era subdirector del reclusorio pero el mes pasado fue nombrado encargado de la dirección.

También fueron separados del cargo 10 comandantes y custodios de la cadena de mando del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito.

Los 11 ex servidores están sujetos a investigación en la Procuraduría General de la República.

El Jefe de Seguridad, José Mario Murillo Rodríguez, ya no presentó a trabajar después de la fuga.

El día de la evasión el comandante de la Policía Estatal Preventiva, fue llamado al penal para el operativo que se implementó pero no fue localizado y al día siguiente tampoco se presentó.

Mar 162017
 

Objetivo7

San Francisco de los Romo, Aguascalientes.- Con 5 homicidios reportados en enero de 2017 sube la violencia en Aguascalientes 500 por ciento respecto al mismo mes en 2016 cuando hubo cero delitos de este tipo según la página web de Semáforo Delictivo.

En la media anual la violencia ha aumentado un 67 por ciento.

Mar 152017
 

ESTADOS UNIDOS. El Cártel de Sinaloa, uno de los más poderosos del mundo, tiene nuevo líder después de la extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Ahora, las operaciones del grupo criminal quedaron a cargo de otro de sus fundadores: Ismael “El Mayo“ Zambada; quien habría sido aceptado por los hijos de Guzmán Loera.

“El Mayo” Zambada es considerado uno de los líderes históricos del narcotráfico en México. Ya que trabajó al lado de personajes como Ernesto Fonseca Carrillo, “Don Neto”, y Miguel Ángel Félix Gallardo, fundadores del cártel de Guadalajara en la década de los ochenta.

Funcionarios de inteligencia en México revelaron al diario La Jornada que al interior del cártel existe también una división.

Pues otra de las cabezas, Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, habría traicionado a Guzmán Loera y a su familia: y ahora, disputa los territorios a la organización criminal.

López Núñez fue acusado en una carta presuntamente enviada por dos los hijos de “El Chapo”, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo. Esto por intentar asesinarlos en febrero pasado.

Las disputas internas habrían dividido al cártel en tres organizaciones: la que encabeza Ismael Zambada; la que quedó al mando de Aureliano Guzmán Loera, El Guano, hermano de “El Chapo”; y el tercero, al mando de Dámaso López Núñez y su hijo del mismo nombre y apellidos López Serrano, alias “El Mini Lic”.

“En la nueva composición del Cártel de Sinaloa, Iván y Alfredo Guzmán Salazar decidieron mantenerse en una posición de segundo nivel, bajo las órdenes de ‘El Mayo’ Zambada.” dijo.

“Y son responsables de la producción de amapola y goma de opio en el municipio de Badiraguato (la tierra de su padre); así como del control de varias zonas de trasiego de droga en Sonora (Norte)”, señala el rotativo.

Autoridades mexicanas han obtenido información de grupos de inteligencia civil y militar. Los cuales se refieren sobre el presunto secuestro de Alfredo e Iván Guzmán Salazar.

EL CÁRTEL DE SINALOA TIENE NUEVO LÍDER

Hijos de “El Chapo” que fueron emboscados.
Hijos de “El Chapo” que fueron emboscados.
El cual tuvo lugar en el restaurante La Leche, el 15 de agosto de 2016 en el municipio de Puerto Vallarta, Jalisco; se trató de una farsa montada por la familia de “El Chapo” con la intención de que sus hijos negociaran el liderazgo del Cártel de Sinaloa.

La historia, con base en información interceptada en una carta a Guzmán Loera cuando todavía estaba preso en México.

La cual dice que junto con Dámaso López trataron de asumir el liderazgo; y fingieron ser secuestrados por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Supuestamente, el último intento por llegar a un acuerdo por el liderazgo ocurrió en febrero pasado. Pero Dámaso López Núñez emboscó a “El Mayo” Zambada y a los hijos de Guzmán Loera.

El cártel de Sinaloa tiene presencia en Chihuahua, Sinaloa, Durango, Coahuila, Baja California, Baja California Sur y Sonora.

Además, opera con células identificadas como Gente Nueva, Los Cabrera, el cártel del Poniente o La Laguna y Los Aquiles.

Asimismo, El Tigre, Del 28, Los Artistas Asesinos, Los Mexicles, Los Salazar y Los Memos; de acuerdo con reportes de la Procuraduría General de la República (Fiscalía Federal).

A nivel internacional tiene operaciones en 50 países.http://tiempo.hn/aprueban-lider-el-cartel-de-sinaloa/

Mar 152017
 

Fue herido en la sierra, rescatado en la ciudad y asesinado en las sombras

Río Doce.- Después de cinco meses de haber sido rescatado en una de las peores emboscadas contra el Ejército, Julio Óscar Ortiz Vega, el Kevin, ubicado como colaborador cercano de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, apareció muerto.

Datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) indican que fue golpeado y asesinado a balazos.

Ortiz Vega, de 33 años de edad, era originario de la colonia El Palmito y en los últimos años cambió de domicilio entre los fraccionamientos Colinas de la Rivera, Infonavit Humaya y Jardines del Valle.

Durante su rescate el 30 de septiembre del año pasado, cuando era trasladado herido en una ambulancia por militares, murieron cinco soldados y diez más y un paramédico de Cruz Roja, resultaron heridos.

Desde entonces las autoridades le perdieron el rastro hasta el pasado domingo 5 de marzo, que fue arrojado asesinado al estacionamiento de una tienda de autopartes en el municipio de Navolato.

El Kevin es ubicado como uno de los hombres cercanos al hijo del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

De acuerdo con las autoridades, trabajaba bajo las órdenes del Chapito como encargado de coordinar el trasiego de drogas y dinero.

Las investigaciones establecen que su zona de operación eran los municipios de Culiacán y Badiraguato.

El Kevin fue vinculado con una avioneta decomisada por elementos del Ejército el año pasado en la sindicatura de Villa Juárez.

Ortiz Vega presuntamente fue quien coordinó el traslado fallido de cinco sicarios, armas y dinero en efectivo en esa avioneta.

La aeronave fue asegurada y los delincuentes detenidos cuando aterrizaron en el aeródromo San Luis, el 21 de septiembre de 2016.

Dentro de la avioneta había cinco armas largas, entre ellas un fusil Barret calibre 50, tres rifles AK 47, un Ruger mini 14 calibre .223, dos pistolas calibre 38 súper, una calibre 45, dos armas de fuego cortas y 700 mil pesos en efectivo.

En ese entonces, en ese poblado, la célula Los Montana de Dámaso López Núñez, el Licenciado; y Los Chimalli, de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, iniciaban una violenta disputa que se recrudeció desde febrero pasado.

Según la Procuraduría General de la República (PGR), elementos del Ejército realizaban reconocimientos terrestres en la zona cuando observaron a un hombre afuera del aeródromo que al notar la presencia castrense se puso nervioso.

De acuerdo con la versión oficial, el individuo fue interrogado y dijo a los soldados que estaba esperando a unas personas que llegarían en una avioneta.

Momentos después la aeronave aterrizó y el piloto intentó tomar vuelo otra vez pero se salió de la pista y chocó contra unos árboles.

Los militares detuvieron a las cinco personas que venían en la aeronave y a quien los esperaba.

En ese lugar aseguraron otras siete avionetas que se encontraban en los hangares, una camioneta y el aeródromo.

Asesinado cinco meses después

El cadáver del Kevin fue hallado la mañana del domingo en Navolato, pero fue identificado por las autoridades un día después y por sus familiares hasta el martes.

A las 7:47 horas del domingo, mediante una llamada al número de emergencias 911 informaron que había un cadáver en el estacionamiento de una tienda de autopartes ubicada en el cruce de la carretera Navolato-Altata y el bulevar Benito Juárez.

El cuerpo estaba envuelto en una lona y con la cabeza cubierta con una bolsa.

El dictamen pericial establece que presentó lesiones por golpes y heridas por disparos de arma de fuego penetrantes en cráneo, tórax y abdomen.

El diagnóstico refiere que al momento de la revisión de los signos cadavéricos tenía entre ocho y diez horas de haber fallecido.

Esa valoración fue realizada a las 9:20 horas del domingo por lo que los peritos presumen que el asesinato ocurrió entre las 23:00 horas del sábado y los primeros minutos del domingo.

En el lugar donde dejaron el cuerpo no se localizaron indicios balísticos.

Las autoridades identificaron el cadáver por los tatuajes que tenía en diferentes partes del cuerpo.

El martes por la tarde lo identificaron su padre, José, y su hermana Jessica Marilú, pero por el hecho en el que estaba involucrado se ordenó corroborar el parentesco biológico con la persona que se presentó a reclamarlo para tener la certeza de que se trataba del Kevin.

Personal del laboratorio de genética forense de la PGJE tomó muestras del padre y del cadáver para cotejar los perfiles genéticos y el resultado dio positivo de parentesco consanguíneo.

Un día después el cuerpo fue entregado a sus familiares.

Por el asesinato, la PGJE inició la carpeta de investigación 1614/2017 en la Unidad del Ministerio Público Especializado en Homicidios Dolosos de la Región Centro.

La PGR solicitó copias de la carpeta de investigación para integrarlas al expediente de la emboscada.

De acuerdo con la PGJE, del Kevin no se hallaron antecedentes penales en la base de datos del fuero común.

La familia refirió al Agente del Ministerio Público que tenía alrededor de seis meses de no tener contacto con él desde el día del atentado.

Los familiares dijeron que tuvieron conocimiento que Julio Óscar había sido rescatado durante la emboscada por las redes sociales, cuando observaron su fotografía.

Rescate violento

La emboscada en la fue rescatado el Kevin fue atribuida al Cártel de Sinaloa.

Francisco Javier Zazueta, el Chimal, detenido el pasado 18 de febrero en el fraccionamiento Acueducto, de Culiacán, fue señalado por la PGR como uno de los autores de la masacre.

El Chimal fue ubicado como líder de la célula Los Chimallis, brazo armado de Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar.

El Kevin resultó lesionado la madrugada del 30 de septiembre en un tiroteo con elementos del Ejército que tenían instalado un punto de revisión en la carretera que conduce a la comunidad de Bacacoragua, en Badiraguato.

Los soldados lo trasladaron al hospital de la cabecera municipal pero no tenían equipo para atenderlo y en una ambulancia de la Cruz Roja escoltada por dos vehículos militares se dirigieron hacia esta ciudad.

Alrededor de las 3:25 horas, cuando el convoy circulaba por la carretera Internacional México 15, a la altura del fraccionamiento Espacios Barcelona fueron emboscados por un grupo de delincuentes que viajaban en vehículos blindados.

Los sicarios se enfrentaron a balazos contra los soldados, lanzaron granadas e incendiaron vehículos.

Según los vecinos del sector, la refriega duró más de media hora y según las autoridades fueron menos de cinco minutos.

Los sicarios bajaron al Kevin de la ambulancia y se lo llevaron.

Ese día, el entonces comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte Mújica, señaló a los hijos del Chapo Guzmán como responsables del ataque.

Días después, Iván y Alfredo, negaron estar involucrados en la emboscada en una carta pública.

Luego de la agresión, el Ejército anunció que atacaría con toda la fuerza del Estado a los Chapitos hasta detener a los responsables e inició una serie de operativos en los que aseguró vehículos, armas, droga, propiedades y animales.

En esos operativos, los militares tomaron las instalaciones de la Policía Ministerial del Estado en Culiacán y revisaron armas y celulares a los agentes.

A siete policías, los soldados y personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada les quitaron los teléfonos por lo que los agentes tramitaron amparos contra una posible orden de localización, presentación, detención o arraigo.

Esos policías eran quienes auxiliaron a los militares emboscados.

Durante el homenaje póstumo a los soldados asesinados, el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Cepeda, aseguró que las “bestias criminales” que cometieron la emboscada serían detenidos.

Hasta la fecha la PGR solo ha dado a conocer la detención del Chimal como uno de los presuntos responsables.

Fuentes extraoficiales señalaron que el Kevin fue quien entregó al supuesto homicida de Édgar Giovani Parra Zambada, sobrino de Ismael Zambada, el Mayo, líder del Cártel de Sinaloa. Parra fue asesinado cerca de la isla Musala, en agosto de 2016, en Culiacán.

Mar 062017
 

A poco más de una semana del atentado en el bar “El Pirata”, sobrevivientes prefieren guardar silencio

Internado en un hospital de Culiacán, David N es mudo testigo del atentado en el bar “El Pirata”, donde fallecieran dos mujeres y un hombre. Él, con 24 años de edad, a pesar de sus heridas, corrió con mejor suerte.

Invitado por sus amigos, la noche del jueves 23 de febrero cambió la vida de David N. Un impacto de bala le destrozó la mandíbula y con ello, de manera temporal, su capacidad para hablar, convirtiéndolo en un testigo mudo del atentado.

“Él no habla porque… pues su cuerdas vocales no resultaron afectadas pero al destruirle por completo la quijada y las cirugías que le han practicado, él no debe hacer el más mínimo esfuerzo ni para tomar alimentos; está siendo alimentado directamente por una sonda a su estómago y para respirar lo está haciendo por sí mismo ayudado por un tubito con oxígeno”, explica la madre de David.

Desde la madrugada del 24 de febrero, la atención médica le permitió salvar la vida, no así a dos mujeres (una de ellas menor de edad) que perdieron la vida en el lugar junto con un hombre. David, así como ocho jóvenes más, resultó con heridas de consideración.

“Él está consciente, siempre ha estado consciente, nunca perdió la consciencia ni cuando el incidente, sólo durante las cirugías por la anestesia pero él está consciente”, añade la mamá del herido.

Entre las complicaciones de David debido a su lesión, se encuentra la obstrucción de las vías respiratorias y la incapacidad para ingerir alimentos y hablar, así como el futuro problema con la alineación dental, la cual requerirá una eventual cirugía.

Junto a la herida de la mandíbula, el joven de 24 años, presenta también daño en su mano izquierda, en donde tiene una perforación producto de un disparo, y al igual que en su mandíbula, recibió un injerto de su propio fémur para reconstruir la parte perdida.

La mujer relata que su hijo, trabajador de un restaurante local, recibe apoyo en los gastos de hospitalización tanto por parte del Estado como del Ayuntamiento de Culiacán, y a poco más de una semana del evento, David es uno de los que sigue internado.

“Está recuperándose muy bien gracias a Dios, se le han realizado las cirugías necesarias para la restauración de sus partes dañadas. Una de las partes más dañadas fue la mandíbula y su dentadura, que al impacto de bala que recibió volaron. Él se quedó sin dentadura y sin mandíbula y ya con las cirugías, con parte de su fémur quedó completamente restaurada”.

Otro de los heridos, César N, también permanece internado en un hospital de la capital sinaloense, producto de una herida en el costado derecho, la cual le perforó el hígado. Su estado es reportado como estable, y sus familiares, por temor a cualquier represalia, sólo se limitan a responder que el estado de salud del joven va en mejoría.

Fuentes de la Secretaría de Salud reportan que fueron dados de alta todos los internados en el Hospital General de Culiacán, jóvenes que fueron atendidos por el departamento de atención a víctimas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, sin embargo, la versión de lo sucedido en el bar la madrugada del 24 de febrero, permanece en el misterio.

La fiesta continúa

En las inmediaciones de la plaza 2255 los locales continúan sus actividades, una calma postiza se percibe. Dedicados a la prestación de diferentes servicios, durante el día el lugar parece normal, y por la noche, los negocios que expenden bebidas alcohólicas, también regresaron a su actividad regular, excepto por “El Pirata”.

La lona blanca con que cubrieron la visibilidad al interior del bar a curiosos permanece colgada, mientras que en los demás establecimientos la música viva, el alcohol y los alimentos, continúan ofreciéndose a los asistentes.

“Ni modo que cerremos todos, oiga, nosotros no tenemos la culpa”, justifica uno de los empleados de un bar de la zona.

Añadió que durante ese fin de semana, las terrazas de la plaza lucieron con poca gente, a pesar del fin de semana largo. Las ventas, poco a poco fueron repuntando, aunque aún son malas.

Por otra parte, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Víctor Hugo Sánchez Mendieta, explicó que tras sostener reuniones con autoridades de seguridad a nivel estatal y federal, se acordó crear una estrategia para reforzar el área del Desarrollo Tres Ríos, la cual consiste en incrementar la vigilancia así como los operativos de alcoholimetría, además de que una patrulla siempre custodia la plaza 2255, escenario del atentado.

Al cierre de esta edición, los agresores continúan sin identificar. Las autoridades repiten el discurso: el seguimiento puntual del caso en coordinación con las autoridades competentes, no dejará impune el caso.

El único dato certero que se tiene es que en los dos primeros meses de 2017, en Sinaloa han ocurrido 232 homicidios dolosos. La comparativa señala que en 2016, durante los dos primeros meses, ocurrieron 194 con 77 en enero y 117 en febrero mientras que en este año se han repartido en 116 en cada mes.

De los demás sobrevivientes de la funesta tripulación del bar “El Pirata” nadie sabe nada, nadie dice nada, y en el lugar, los restos del naufragio continúan.

Mar 012017
 

Río Doce.- Un hombre muerto y una mujer herida fue el resultado de un atentado a balazos contra una pareja que circulaba a bordo de una camioneta Ford Explorer color rojo con placas del estado de Sinaloa en una de las calles de la Colonia Lomas del Pedregal.

El hecho se registró durante la tarde de hoy alrededor de las 15:30 horas cuando la pareja circulaba por la avenida Cantera y calle Granate, donde fueron interceptados por un grupo armado que circulaba en otra unidad de modelo reciente, quienes comenzaron a disparar contra la pareja por el lado de la puerta del conductor y posteriormente se dieron a la fuga.

Instantes después arribó lugar una ambulancia de la Cruz Roja, los paramédicos brindaron los primeros auxilios a la mujer quien presentaba 2 impactos de bala, uno en el pecho y otro en uno de los brazos.

Fue trasladada a un hospital dónde quedó internada, el hombre quedó sin vida sobre el asiento del chofer a consecuencia de las múltiples lesiones por disparos de arma de fuego.

En el lugar quedaron regados varios casquillos.

Mar 012017
 
Foto. SDP.

Foto. SDP.

Once cuerpos de personas fueron abandonados dentro y fuera de una camioneta ayer a las 23:00 horas, entre los que se encontraban dos mujeres, n la colonia Graciano Sánchez, en Boca del Río, Veracruz.

De acuerdo a Sin Embargo, el hecho se dio a menos de 24 horas de que en ese estado iniciara un operativo de seguridad para combatir la delincuencia.

Junto a los cadáveres se colocaron cartulinas con amenazas de iniciar una guerra en el lugar.

Automovilistas y habitantes que circulaban por la zona dieron aviso a las autoridades sobre la presencia de los cuerpos, que fueron dejados a un costado de la barda de la secundaria general número 2, en la esquina Paseo Puerto Banderas y Cosamaloapan.

Los primeros informes señalaron que se trató de una camioneta modelo Nissan Urvan, color blanco, dentro de la cual se encontró a una mujer y seis hombres, uno de ellos envuelto en bolsas negras y cinta canela. Además sobre el pavimento estaban regados los cuerpos de tres hombres y una mujer más.

Las víctimas, que sólo vestían la ropa interior, presentaron huellas de tortura e impactos de bala, asimismo estaban amarrados de pies y manos.

Autoridades ministeriales realizaron las diligencias correspondientes y levantamiento de los restos humanos, los cuales no ha sido identificados y fueron trasladados mediante un fuerte operativo al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.

Estos hechos ocurrieron el mismo día en que el Gobierno federal envió a elementos de la Gendarmería Nacional para reforzar la seguridad en dicha entidad.

El pasado 27 de febrero el Secretario del estado de Veracruz, Rogelio Franco, anunció que llegarían los agentes, que pertenecen a una división de la Policía Federal, a las regiones de Xalapa (capital del Estado) y Córdoba, aunque no precisó el número de hombres que reforzarían la seguridad.

Feb 272017
 

Río Doce.- Un hombre sin identificar, fue encontrado calcinado bajo el puente de La Isla Musala, hoy al mediodía, por personas que pasaban por el sitio.

Las autoridades informaron que se desconoce la identidad y la media filiación de la víctima, ya que el fuego arrasó con casi la mayor parte del cuerpo.

El cadáver se localizó a las 11:55 horas bajo el mencionado puente, en la en la parte sur del río Tamazula que colinda con la Colonia Las Quintas.

El cuerpo estaba entre la basura casi totalmente quemado y sólo se observa una parte del tronco y cabeza.

Feb 232017
 

Río Doce.- Un hombre aún sin identificar fue encontró asesinado de varios balazos la mañana de hoy en un camino vecinal de la sindicatura de Villa Juárez, Navolato.

La víctima era de aproximadamente 30 años de edad y vestía pantalón de mezclilla color azul, una camiseta de color azul marino y una chamarra color beige.

El hallazgo fue en la orilla poniente de la sindicatura, el cuerpo estaba boca arriba junto al camino y a simple vista se le apreciaban varios impactos de bala.

Feb 142017
 

REALIZA FEPADE PROGRAMA ESPECIAL POR ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN

A través de su programa de TV por Internet, dedicó un espacio para hablar sobre el origen de nuestra Carta Magna

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), de la Procuraduría General de la República, con la colaboración del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), presentó en su edición semanal del programa “Fepade Difunde TV” el tema: “Aniversario de la Constitución Política”.

En dicho programa, el Titular de la Fiscalía Especializada, Santiago Nieto Castillo, advirtió que la Constitución contempla la suma de los proyectos de nación que plantearon nuestros antepasados y sirve como centro unificador del sistema jurídico de nuestro país, por lo que nada debe de estar por encima de esta ley suprema.

Nieto Castillo, mencionó que es obligación de todos los mexicanos, respetar los principios constitucionales para que, de esta manera, conseguir una Carta Magna eficaz.

El Fiscal Electoral agregó que se necesita la unidad para enfrentar los retos que vienen en este 2017, y que la única salida ante la arbitrariedad y el racismo, interno y externo, es el respeto de los derechos que emanan de la Constitución, reflejando la pluralidad, la igualdad entre hombres y mujeres, la no discriminación y el Estado de Derecho.

Reflexionó sobre los cien años de la promulgación del texto constitucional, mismo que, dijo, ha integrado las reformas electorales necesarias para permitir que nuestro sistema electoral esté cada día más fortalecido, con instituciones electorales sólidas.

En este contexto, FEPADE, en conmemoración del centenario tendrá diversas actividades, entre ellas: una exposición sobre el Texto Constitucional, mesas de análisis y reflexión con expertos en la Carta Magna, entre otros.
El programa FEPADE Difunde TV puede verse a través de la Plataforma Electoral del TEPJF y en la página electrónica de la Fiscalía, www.fepade.gob.mx

Jan 302017
 

La captura de Juan José Esparragoza Monzón, hijo del Azul, representa otro duro golpe al Cártel de Sinaloa, y aun cuando era uno de los 122 objetivos del gobierno de Enrique Peña Nieto, no existen documentos que muestren que el detenido sea requerido por el gobierno de Estados Unidos.

No obstante, casi toda su familia está identificada por la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC), como supuestos lavadores de dinero, entre ellos su madre Ofelia Monzón Araujo, y varios medios hermanos, incluyendo Brenda Guadalupe, Cristian Iván, Juan Ignacio y Nadia Patricia, todos ellos de apellido Esparragoza Gastélum.

Ni la DEA ni el FBI confirmaron si existía una averiguación en contra de Esparragoza Monzón, también conocido como el Negro, y en las cortes del Distrito Este de Texas, el Distrito Norte de Illinois, el Distrito Central de California, donde su padre tiene cuentas pendientes, tampoco se pudo precisar si el detenido tenía alguna acusación en Estados Unidos.

Sin embargo, no sería la primera vez que un narcotraficante es detenido sin que se conozca si lo requiere o no el gobierno estadunidense, pues la mayor parte de las veces los casos contra extraditables se mantiene sellado hasta que se concreta la petición formal para llevarlo a que enfrente un juicio fuera de México.

La detención

Aun cuando la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que Esparragoza Monzón fue detenido en Culiacán, fuentes consultadas por Ríodoce confirmaron que el Negro, fue en realidad cercado por las fuerzas federales en las inmediaciones de las comunidades de Tacuichamona y La Laguna Colorada, dos poblaciones al sur del municipio de Culiacán y cercanas a El Salado, toda una zona controlada por Ismael el Mayo Zambada.

Según explicaron residentes de esos pueblos, desde muy temprana hora del jueves 19 de enero se pudieron observar helicópteros y vehículos Hummer con decenas de marinos y soldados que peinaban la zona en la búsqueda de otros cómplices del Negro.

Los residentes de esas zonas, la mayoría de ellos ex colaboradores de Manuel y Javier Torres, el JT, se desplazaron a otros poblados por temor a ser agredidos por los elementos castrenses, en lo que terminaba el operativo.

No fue sino hasta casi las 10 de la mañana en que los militares y los agentes de la PGR se fueron saliendo del área donde el narcotraficante fue arrestado, y que los residentes regresaron con cierta cautela a sus hogares.

Bajo perfil

Juan José Esparragoza Monzón era responsable de coordinar una red de distribución de droga y administrar los recursos financieros del Cártel de Sinaloa, particularmente la fracción controlada por el desaparecido narcotraficante.

Según la CNS, la red del Azul invertía en la compra de bienes inmuebles y en la creación de empresas en los estados de Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Querétaro y Sinaloa y, de acuerdo a la OFAC, miembros de su familia son o eran líderes de un grupo de empresas que se dedicaban al lavado de dinero.

Su madre, Ofelia Monzón Araujo, fue señalada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por supuestamente blanquear dinero del narcotráfico.

Junto con el Negro fue capturado su escolta, Jesús Alfonso Ríos Gómez, de 39 años.

De sangre Azul

Esparragoza Monzón es uno más de los varios descendientes del narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno el Azul. Algunos de ellos han sido identificados por la OFAC, además de ser ubicados por la PGR y la DEA.

El Negro está casado con Gloria Beltrán Leyva, hermana de Alfredo Beltrán Leyva, el Mochomo, con quien ha hecho una familia.

Aunque el 8 de junio de 2014 Ríodoce publicó la versión de que su padre murió producto de un infarto en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, la PGR nunca pudo confirmar ni negar la información.

Tampoco la DEA, que ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por información que ayudara a su captura.

El Tesoro de los Estados Unidos lo había boletinado a él y a su familia en varias ocasiones, pero nunca incluyó el nombre del joven que fue detenido la semana antepasada.

La primera acción contra Esparragoza Moreno fue el 24 de septiembre de 2012, cuando el Departamento del Tesoro designó a 10 entidades y nueve personas como enlaces del Azul para el contrabando de drogas y lavado de dinero. Se asentó así que familiares del capo le servían de fachada para lavar dinero procedente de la venta de estupefacientes en Estados Unidos.

Entre las nueve personas señaladas se destacaba María Guadalupe Gastélum Payán, una de las esposas del Azul, a quien se le atribuyó la propiedad de una empresa en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. La firma, Grupo Cinjab, S.A. de C.V., junto con Grupo Impergoza, S.A. de C.V. presuntamente se encargaban de manejar el desarrollo inmobiliario Provenza Residencial, del centro comercial Provenza y del parque industrial La Tijera.

También fueron imputados cuatro hijos que el Azul procreó con Gastélum Payán: Brenda Guadalupe, Cristian Iván, Juan Ignacio y Nadia Patricia Esparragoza Gastélum. Ofelia Monzón Araujo, otra presunta esposa del capo, también fue vetada por la OFAC, igual que Juvencio Ignacio González Parada, Elvira Araujo Monzón, Ulises Guzmán Ochoa y Martín Humberto Ponce Félix.

Las empresas afectadas fueron siete gasolineras ubicadas en Culiacán: Servicios Buenos Aires, Estaciones de Servicios Canarias, Gasodiesel y Servicios Ancona, Gasolinera Álamos Country, Gasolinera y Servicios Villabonita, Petrobarrancos y Servicios Chulavista. Todas ellas se encuentran actualmente fuera de servicio.

El Tesoro de los Estados Unidos boletinó nuevos nombres y empresas presuntamente fachada el 10 de octubre de 2012. Lo hizo de nuevo el 12 de diciembre de 2012, el siguiente golpe lo asestó el gobierno estadunidense el 22 de agosto de 2013 y el 30 de septiembre del mismo año. El más reciente boletín fue emitido el 10 de abril de 2014.

Nunca apareció en ellos el nombre de Juan José Esparragoza Monzón.

Jan 242017
 

Río Doce.- El dolor de perder a un hijo, padre, hermano, compañero y amigo invadió la corporación policiaca de Mazatlán.

Con los restos de Roberto Esparza Valenzuela al centro, víctima de la libertad con la que un hombre llega y libremente detona un arma a plena luz del día, se llevó a cabo un homenaje.

Conocido afectivamente como “Robertito”, el agente segundo tenía solo dos días de trabajo en Culiacán, cuando fue baleado junto con sus compañeros y su jefe Juan Antonio Murillo Rojo, ex secretario de Seguridad Pública de Mazatlán, quien se dice era el blanco,

En el sentido homenaje de cuerpo presente, las lágrimas y el desconsuelo hicieron presa a los hombres y mujeres que exponen su vida las 24 horas al dedicarse a este oficio, en una entidad que no ha sido capaz de garantizar la seguridad a la población ni la de sus propios guardianes.

Con 44 años de edad, lesiones en la región frontal y cabeza, fue reportado como grave a los pocos minutos de ocurrido el atentado.

El debate entre la vida y la muerte fue breve. Y a su paso dejó múltiples afectos cultivados que se dieron cita para despedirse de él.

El policía mazatleco que nació el 16 de julio de 1972, fue dado de alta en las filas de la corporación un 27 de junio de 1997, 18 años dentro, convirtiéndose en los últimos tres, en un escolta inseparable de Murillo Rojo.

Ni la bandera de México cubrió el ataúd de madera que guardan sus restos, la fortaleza de las guardias de los hombres con el rostro cubierto, las balas de salva y la presencia de las autoridades del municipio fueron más impactantes que el llanto materno.

La mujer que veía partir a uno de sus hijos, no daba crédito al momento que vivía. No hubo ni hay palabras que consuelen. Solo dolor.

Por su parte, como panacea, el discurso respecto a la presencia de policías militares y del compromiso y esfuerzo, fue un vaivén estéril.

Jorge Luis Lugo Félix, originario de Los Mochis, también fue asesinado el mismo día y en el mismo lugar.

A la familia, al alcalde Fernando Pucheta Sánchez y al secretario de Seguridad Pública Joel Ernesto Soto, les correspondió recibir el cuerpo y encabezar la ceremonia.

El cortejo fúnebre llegó escoltado por policías, que uno a uno, fueron montando guardia de honor.

Ante sus familiares y amigos, fue descrito como un hombre amable y de trato cordial.

“De los principios y valores básicos, que él como elemento operativo y administrativo tenía presente; ser eficiente, trabajar con profesionalismo y honradez, siempre apegado a la legalidad y cumpliendo con las órdenes y obligaciones que su grado le imponía. Un desempeño íntegro, digno, con honor y lealtad fueron las características que lo definieron”.

El último pase de lista y una salva en su honor, formaron parte del protocolo póstumo. Entre aplausos inició el lento recorrido hacia la iglesia de la Santísima Trinidad, de la colonia Villa Galaxia, donde se le ofició una misa.

Después, en el panteón Renacimiento fueron depositados sus restos para el descanso eterno.

En tanto, Murillo Rojo se recupera en la ciudad de Culiacán y la Procuraduría General de Justicia del Estado dice seguir en búsqueda de los responsables del ataque.

Jan 232017
 

En un enfrentamiento entre grupos armados, dos personas perdieron la vida en la sierra de Concordia.

Se trata de dos hombres que hasta el momento no han sido identificados, quienes quedaron abordo de una camioneta Ford blanca.
Cerca de los cadáveres, la Policía encontró armas cortas con las que se creé repelieron la agresión.
El hecho ocurrió en la carretera libre México 40 a la altura del kilómetro 200, alrededor de.las 15:00 horas de ayer, cerca del poblado El Coco y la Mesa del Carrizal.
Del sitio fueron auxiliados dos hombres por paramédicos de la Cruz Roja.
Versiones locales apuntan que la Policía logró detener a dos de los presuntos responsables y que habrían quedado a disposición de la subProcuraduría.

Jan 232017
 

Suman seis ejecuciones en Mazatlán, en horas recientes, de acuerdo con información de las corporaciones policiacas.

Los asesinatos son suma de tres hechos, en los municipios de Mazatlán y Concordia.

En la zona serrana de Concordia, dos hombres fueron asesinados a tiros y sus cadáveres quedaron dentro de una camioneta marca Ford, blanca. Dentro del vehículo había armas cortas, que presumiblemente usaron los hoy occisos para defenderse.

El doble homicidio fue en el kilómetro 200 de la carretera México 40, cerca de la comunidad El Coco. Versiones extraoficiales indican que la policía logró detener a dos personas como presuntos responsables.

En la colonia Ricardo Flores Magón, de Mazatlán, dos hombres fueron muertos a tiros. Una de las víctimas fue identificada como Jorge, de 43 años. Testigos señalaron que al lugar llegaron tres hombres y dispararon a corta distancia en contra de los hoy occisos.

También en Mazatlán, la mañana de este domingo, agentes de la Policía Municipal encontraron los cadáveres de dos desconocidos y junto a éstos mantas con mensajes alusivos a las pugnas entre organizaciones criminales y en contra de las células de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, del Cártel de Sinaloa, que operan en la región.

Uno de los cadáveres fue encontrado afuera del colegio Hispanoamericano, en el fraccionamiento Los Olivos. La víctima estaba atada de pies y manos. El otro fue hallado en la zona conocida como El Venadillo, luego de llamadas telefónicas que recibió la policía.

Jan 222017
 

Río Doce.-
Acribillan a dos hombres en el puerto

Dos hombres fueron asesinados a balazos en la colonia Ricardo Flores Magón, de Mazatlán.

Una de las víctimas fue dentificada como Jorge “N” de 43 años, alias el Greñas.
La otra persona aún no es identificada por la Policía.
Según testimonios, alrededor de las 20:00 horas, se escucharon detonaciones en un domicilio ubicado por la calle Flor Eugenia.
Se informó que tres hombres armados llegaron a bordo de una camioneta blanca Tacoma, de la cual descendieron dirigiéndose a Jorge “N”.
En ese instante descargaron sus armas en su contra y de su acompañante.
Minutos después llegó personal paramedico de la Cruz Roja, que luego de revisarlos verificaron que ya no contaban con signos vitales.

Jan 062017
 

Culiacán/Río Doce.- Cuando cenaba en una taquería, un hombre fue asesinado en el Fraccionamiento Colinas del Rey.

La víctima se llamaba Julio Palazuelos, de 35 años de edad, el cual se encontraba en el establecimiento ubicado por la calle Cerro de las Cumbres del Fraccionamiento citado, cuando fue sorprendido por un grupo armado que lo asesinó con armas cortas, junto a las mesas, alrededor de las 21:55 horas.

El individuo había arribado al lugar a bordo de un vehículo Volkswagen Jetta de color rojo, modelo reciente.

Jan 052017
 


Ataca comando a un hombre en funeral

Río Doce.- Un hombre fue agredido a balazos por un grupo armado que le disparó en repetidas ocasiones con una pistola calibre 38 súper, cuando se encontraba en un funeral de un amigo suyo poco antes de la medianoche de ayer.

La víctima se llama Fortino Martínez Millán, de 34 años de edad, quien presenta una herida de bala en la espalda y fue internado en una clínica de la Colonia Las Vegas-

Al parecer el sujeto s encontraba conviviendo con otros amigos, a las afueras de una vivienda que se localizan frente al negocio de hot dogs y hamburguesas, cuyo dueño fue asesinado el lunes por las noche por otro grupo armado.

Dec 202016
 

Río Doce.- Luego del arresto de Alfredo Beltrán Leyva, en febrero de 2008, su hermano Arturo Beltrán le declaró la guerra a Joaquín el Chapo Guzmán y a Ismael el Mayo Zambada, pues el Botas blancas consideró aquella no una detención, sino una entrega.

En aquel tiempo, Alfredo Beltrán Guzmán el Mochomito, tenía apenas 16 años, pero ante la ausencia del padre, su tío Arturo le delegó una fuerte responsabilidad: asumir el control en nombre de la familia, y coordinar todo el trasiego de droga que transitaba por Sinaloa y Sonora a Estados Unidos, según revelaron archivos del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ).

Al año siguiente, tras la ejecución de Arturo Beltrán Leyva por la Armada de México, en Cuernavaca, su tío Héctor Beltrán tomó el control del cártel, y fue éste quien ahora se coordinaba con el Mochomito, quien no sólo crecía en edad, sino que empezaba a tomar mayor control de las operaciones del Cártel de los Beltrán Leyva.

Era tanto el poder que en aquel tiempo tenía El H, que la DEA ofreció una recompensa de 5 millones de dólares para quien aportara información que condujera a su captura, pues se decía que traficaba a Estados Unidos hasta cinco toneladas de cocaína cada mes.

La PGR, sintiendo la presión de Estados Unidos para acelerar su captura, también ofreció una recompensa de 30 millones de pesos mexicanos y la cacería comenzó.

Pero el arresto se complicaba, pues el H, a diferencia de sus hermanos, mantenía un perfil muy bajo. Aun así Estados Unidos ya lo tenía en la mira, y las cortes federales de los Distritos de Columbia y del Este de Nueva York ya habían girado orden de aprehensión.

Hasta que el 1 de octubre de 2014, Héctor Beltrán el H, fue arrestado en San Miguel de Allende, Guanajuato. Su esposa Clara Elena Laborín Archuleta, se hizo cargo de la zona de Guerrero, y el Mochomito asumió el control absoluto de Sinaloa y parte de Sonora.

Sobrino del Chapo Guzmán, Alfredito Beltrán no parecía tener problema con nadie, y aunque la gente del bajo mundo sabía quién era, para nadie presentaba un peligro, pues él estaba entregado a sus negocios de coordinar el trasiego de droga hacía Estados Unidos.

Hasta que el 12 de abril de 2015, el abuelo del Mochomito, Ernesto Guzmán Hidalgo, fue asesinado a balazos por órdenes de Aureliano Guzmán Loera el Guano, hermano del Chapo. Entonces todo cambió y las rencillas salieron a flote.

El Mochomito no se pudo quedar tranquilo y empezaron las ejecuciones. Fuentes cercanas a la familia revelaron a Ríodoce que ese conflicto familiar habría sido el detonante por el cual el Chapo se fugó de la cárcel la noche del 11 de julio de 2015, “para arreglar una guerra que en ese momento parecía inevitable”.

Una vez afuera, aseguran testigos, el Chapo cuestionó muy fuerte al Guano, incluso le asestó una bofetada por haber ordenado la muerte de su propio hermano, y entonces se acercó con el Mochomito para calmarlo, y asegurarle que la muerte de su abuelo no quedaría impune.

Pero tras la reaprehensión del Chapo, cinco meses después, las rencillas renacieron, y Alfredo Beltrán Guzmán, con todo el poder de su familia y todo el capital para financiar un conflicto, le declaró la guerra al Guano y días después invadió La Tuna. Esa guerra habría terminado cuando la familia Guzmán recuperó su territorio, y el Mochomito debió refugiarse en Guadalajara, desde donde se cree que operaba.

En la mira de Estados Unidos

Con apenas 24 años, el Mochomito había asumido el control absoluto del cártel al momento de ser arrestado, el pasado 9 de diciembre, en Zapopan, Jalisco.

Apenas tres meses antes, el 12 de septiembre, su tía Clara Elena Laborín Archuleta había sido arrestada en Hermosillo, Sonora, cuyos dominios ya se extendían a Guerrero y Estado de México, y se cree que había establecido nexos con Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

El expediente contra el Mochomito se encuentra sellado, pero fuentes extraoficiales confirmaron que es requerido por las cortes federales del Distrito de Columbia y Este de Nueva York, que son los mismos juzgados que procesaron a su padre Alfredo Beltrán Leyva, y que requieren a su tío Héctor, actualmente preso en el penal del Altiplano, en el Estado de México.

Los cargos son tráfico de droga y asociación delictuosa, aunque ningún portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos ni del USDOJ confirmó la celeridad que le habrían de dar a la solicitud de extradición.

El arresto de Beltrán Guzmán lo convierte en el capo más joven en alcanzar el poder y ser detenido, pues otros capos que habrían sido arrestados o muertos siendo aún muy jóvenes, eran Rafael Caro Quintero y Rodrigo Aréchiga Gamboa, el Chino Antrax, detenidos cuando tenían 33 años.

Lista de capos detenidos o muertos siendo aún jóvenes

Rafael Caro Quintero. Arrestado en 1985 en San José Costa Rica a los 33 años. Controlaba toda la producción y trasiego de mariguana.

Rodrigo Aréchiga Gamboa, el Chino Antrax. Arrestado el 31 de diciembre de 2013 en Amsterdam Holanda, también a los 33 años.

Vicente Zambada Niebla el Vicentillo. Detenido en la Ciudad de México en 2009, a los 34 años. Hijo del capo Ismael El Mayo Zambada, y sucesor del Cártel de Sinaloa.

Joaquín el Chapo Guzmán, arrestado en 1993 en Guatemala acusado de la muerte del cardenal Juan José Posadas Ocampo. Tenía 39 años la primera vez que fue detenido. Reaprehendido en 2014 en Mazatlán, a los 57 años.

Juan Manuel Salcido Uzeta, El Cochiloco

Muerto en Zapopan Jalisco en 1991, a los 45 años de edad.

Javier Torres Félix, arrestado en el Valle de San Lorenzo, municipio de Culiacán Sinaloa 2004, a los 44 años de edad

Amado Carrillo, muerto durante una intervención de cirugía plástica. Tenía 41 años y era el líder del Cártel de Juárez.

Arturo Beltrán Leyva, muerto a los 48 años, pero dueño de un imperio que incluía la zona de guerrero, Morelos y el Estado de México.

Alfredo Beltrán Leyva, arrestado a los 37 años en Culiacán.

Ramón Arellano Félix, muerto a los 38 años en Mazatlán Sinaloa.

Inés Calderón Quintero, muerto en 1988, en su casa de La Campiña, en Culiacán. Tenía 39 años.

Miguel Angel Félix Gallardo, arrestado en Guadalajara Jalisco en 1989, tenía 43 años de edad al momento de su arresto

Ernesto Fonseca Carrillo, arrestado en Puerto Vallarta a los 43 años de edad

Baltazar Díaz Vega, tenía 44 años cuando fue asesinado en la Ciudad de México.

Dec 132016
 

Río Doce.- La guerra contra los cárteles iniciada hace diez años por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa ha arrebatado miles de bienes, drogas y armas a los cárteles, pero también la vida de víctimas inocentes, elementos militares y federales y decenas de personas desaparecidas y desplazadas de sus comunidades.

Desde diciembre de 2006, Calderón Hinojosa declaró la guerra contra la delincuencia organizada.

Días después de rendir protesta, el Gabinete de Seguridad Federal anunció una embestida contra el narcotráfico con el Operativo Conjunto Michoacán en el que desplegaron más de 7 mil efectivos en ese estado.

La estrategia estaba encaminada a recuperar los espacios públicos y reestablecer la paz, pero desató una lucha sangrienta entre el Estado y los cárteles.

A una década, los muertos, desaparecidos y desplazados que ha dejado esa lucha se cuentan por cientos de miles.

En Sinaloa el Gobierno Federal anunció un ataque frontal a los cárteles en mayo de 2008 después de que se registró una ola de enfrentamientos y desplegaron más de 2 mil 700 elementos con el operativo Conjunto Culiacán-Navolato, que más tarde se extendería a Guamúchil y Mazatlán.

En la lucha del Estado contra los cárteles han caído víctimas inocentes, pero para el Gobierno de Enrique Peña Nieto no existen.

En el reporte de la Secretaría de la Defensa Nacional “Agresiones contra el personal militar”, disponible en su portal de Internet al que se accede después de seguir una ruta laberíntica para consultarlo, se dejaron de contabilizar las personas ajenas fallecidas durante las agresiones a soldados y también los presuntos agresores muertos y heridos en los tiroteos.

El reporte establece que durante la administración de Felipe Calderón murieron 40 víctimas inocentes.

A partir de 2012, la Sedena ya no lleva ese registro argumentando que el fuero militar no es competente para conocer los casos en los que existan víctimas civiles por violación de sus derechos humanos y solo contabiliza las bajas de soldados.

“La Secretaría de la Defensa Nacional no cuenta con información estadística sobre agresores civiles muertos, heridos, detenidos y personas civiles ajenas a los hechos, fallecidas durante las agresiones”, menciona el reporte.

De acuerdo con datos del Gobierno Federal, en la última década en México se han cometido 184 mil 682 asesinatos, de los cuales se estima que 91 mil 406 están relacionados con el crimen organizado.

En la década de la guerra contra el narco, decenas ciudadanos también han tenido que abandonar sus hogares por la inseguridad.

En México no existe un padrón de desplazados certero, solo aproximaciones.

La datos más recientes, dados a conocer por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en mayo pasado, señalan 34 mil 433 víctimas de desplazamiento forzado, pero organismos como la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos estima que son 267 mil las personas obligadas por la violencia a abandonar sus comunidades.

En Sinaloa, el Gobierno del Estado estima que la cifra más alta de desplazados fue de cerca de 5 mil personas en 2012, aunque organismos no gubernamentales señalan que fueron alrededor de 25 mil personas.

A los desplazamientos forzados, suman la desaparición de personas, principalmente en los estados que enfrentan los mayores problemas de narcotráfico.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o no Localizadas contabiliza 28 mil 917 personas desaparecidas desde 2007 a octubre de 2016.

El estado donde se registran más casos de desapariciones es Tamaulipas con 5 mil 563 personas, seguido del Estado de México con 2 mil 984, Jalisco con 2 mil 523 y Sinaloa con 2 mil 385.

La desaparición de personas se disparó en la última década pues hasta antes de 2007 se contabilizaban apenas 236 y desde entonces la cifra fue en aumento y a partir de 2010 son más de 3 mil desaparecidos por año.

En la guerra contra el narcotráfico las instituciones de seguridad también han tenido bajas, desde 2006 han muerto mil 442 elementos del Ejército, Marina y Policía Federal.

En Sinaloa se contabilizan 84 agentes de las fuerzas federales muertos en la lucha contra la delincuencia organizada, de los cuales 58 fueron en enfrentamientos y emboscadas.

La Secretaría de la Defensa Nacional registra en todo el país 3 mil 847 tiroteos entre militares y delincuentes con un saldo de 247 soldados y 2 mil 959 agresores muertos.

Además resultaron heridos mil 362 militares y 405 presuntos agresores.

En la relación de personal fallecido en la aplicación de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, la Sedena señala que de 2006 a 2016 murieron 490 soldados, de los cuales 247 por agresión con arma de fuego, 49 en accidentes aéreos, 31 ejecutados y el resto por otras causas.

En la entidad en ese periodo han muerto 62 soldados, de los cuales 36 fueron enfrentamientos.

Sinaloa es el segundo estado donde más militares murieron después de Tamaulipas donde fallecieron 118.

La Policía Federal ha tenido más bajas que el Ejército con 992 elementos muertos, de los cuales 445 fueron por arma de fuego.

Sinaloa es el cuarto estado donde se han registrado más bajas con 21 elementos asesinatos.

Entre las agresiones contra el Ejército y la Policía Federal, en Sinaloa ocurrieron de las más letales.

En el caso del Ejército el pasado 30 de septiembre la Sedena sufrió el peor ataque ha tenido desde que empezó la guerra contra el narco.

El saldo fue de cinco militares muertos, 10 lesiones y un paramédico de la Cruz Roja.

En mayo de 2008 la Policía Federal tuvo la que hasta ese entonces era la agresión más letal para esa corporación.

El enfrentamiento ocurrió en la colonia Las Vegas, en Culiacán y dejó un saldo de ocho policías muertos.

La agresión en la que más agentes murieron fue en julio de 2009 en Michoacán, donde asesinaron a 13 elementos.

Desde que Felipe Calderón declaró la guerra al narco, el Estado ha arrebatado millones de pesos en drogas, armas, efectivo, vehículos y aeronaves.

En el sexenio de Calderón Hinojosa decomisaron 9 millones 299 kilos de mariguana, 45 mil 983 de metanfetaminas, 13 mil 558 de pastillas sicotrópicas, 34 mil 633 de cocaína y 918 de heroína.

En efectivo aseguraron 327 millones 986 mil 571 dólares y 172 millones 858 mil 65 pesos.

Desde que empezó el gobierno de Enrique Peña Nieto decomisaron 3 millones 138 mil kilos de mariguana, 11 mil 664 kilos de cocaína, mil 124 de heroína, 82 mil 193 de metanfetamina, 52 millones 836 mil dólares y 150 millones 218 mil 223 pesos.

Relacionadas