bateria-copia
Jan 172017
 

A Ye Han no se le olvidará fácilmente la Nochebuena de 2016. Ella, residente en Madrid desde hace siete años, se encontraba de viaje con su pareja. Fue a un cajero de Bankia y la pantalla le devolvió un mensaje inesperado: “tarjeta no operativa”. “Llamé al número de servicio de Bankia para ver qué pasaba. Me dijeron que la tarjeta no estaba operativa porque me habían congelado la cuenta. Para saber el motivo, tendría que pasarme a preguntar a la oficina donde abrí la cuenta”, comenta a Diagonal.

El 27 de diciembre llamó por teléfono a su sucursal para conocer a qué obedecía la congelación de la cuenta y qué debía hacer para poder acceder a su dinero. “Contestó una señora con pésima actitud –recuerda– interrogándome como si fuera una criminal sobre una transferencia que hizo mi madre en junio. En cuanto le pregunté sobre los documentos que se necesitaban para desbloquear la cuenta, me contestó: ‘No soy yo quien tiene que decirte qué documentos hay que traer, sino que tú tienes que mostrarme a mí de dónde viene tu dinero'”.

Una vez de regreso en Madrid, Han se personó el 10 de enero en la oficina de Bankia de la plaza Fernández Ladreda, con justificantes de sus ingresos tales como algunas nóminas de sus padres. Para su sorpresa, le comunicaron que la cuenta estaba activa desde el 28 de diciembre, sin que ella hubiese aportado documento alguno como le habían solicitado. Su cuenta había permanecido bloqueada seis días sin previo aviso y había vuelto a estar disponible de la misma manera, sin comunicación por parte del banco.

“La comunidad china está preocupada por el hecho de que Bankia bloquea sin previo aviso las cuentas de una gran cantidad de clientes chinos”, dice Ye Han

Pero su caso no fue el único. A su amiga Chenyu le pasó algo similar en esas mismas fechas. Había decidido regresar a China y quería cancelar su cuenta en Bankia, en la que únicamente le quedaban 250 euros. Fue a distintas oficinas para cerrarla antes de volar y se encontró con que su cuenta estaba bloqueada, sin que le dieran las causas ni cómo resolverlo. Ahora, desde China, ha enviado varios mensajes por correo electrónico, sin acuse de recibo por parte del banco.

Chenyu le comentó a Han que a otros conocidos chinos les había ocurrido lo mismo en los días previos a la Navidad, sin posibilidad de disponer de su dinero o de intentar enterarse de lo que sucedía durante los días festivos posteriores.

Han se interesó y leyó en varios foros de internet las opiniones de otros compatriotas residentes en España que también habían sufrido la congelación temporal de sus cuentas: “La comunidad china está preocupada por el hecho de que Bankia bloquea sin previo aviso las cuentas de una gran cantidad de clientes chinos. No se trata de gente que reúna un perfil económico concreto, sino de todo tipo de personas con una sola cosa en común: ser ciudadanos chinos. Entre ellos hay estudiantes, autónomos, oficinistas, profesores, personas en paro,…”, resume.

Desde Bankia aseguran que sus actuaciones se rigen por “una normativa que hay que cumplir con los ciudadanos de todas las nacionalidades”

Desde Bankia han asegurado a Diagonal que sus actuaciones se rigen por “una normativa que hay que cumplir con los ciudadanos de todas las nacionalidades” y que han de “anticiparse a lo que dice el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac). Si falta determinada documentación, las entidades tenemos la obligación por diligencia de bloquear cualquier cuenta y cuando se aporta esa documentación, se desbloquea esa cuenta”.

Por su parte, el departamento de Conducta de Mercado del Banco de España afirma no haber recibido reclamaciones sobre el tema.

¿Vigilancia extra sobre los clientes chinos?

El bloqueo saltó a las páginas de varios periódicos que publican en chino y que se venden en tiendas de alimentación y supermercados. Ouhua, en su edición digital del 23 de diciembre, informaba de que un bufete de abogados chinos apuntaba que la “congelación masiva” podría deberse a las medidas contra el blanqueo de dinero o a la actualización de información de clientes.

El 30 de diciembre, Laicw Diario de chinos, aseguraba que “la congelación masiva de Bankia sucede en las sucursales de toda España” y que en la comunidad de Madrid es donde se han producido más bloqueos de cuentas.

Esta publicación iba más allá y afirmaba que la embajada china había contactado el 29 de diciembre con el responsable del funcionamiento de sucursales en la sede general de Bankia. Preguntada por Diagonal, la embajada no ha confirmado tal extremo. Según Laicw, el consulado habría mostrado “su profunda preocupación ante los inconvenientes que ha causado el banco para los compatriotas chinos, sobre todo los estudiantes”.

La aplicación de medidas contra el blanqueo de capitales podría estar detrás de esta oleada de cuentas bloquedas por Bankia a ciudadanos chinos. El 11 de diciembre la web Vozpopuli publicó una información según la cual Sepblac, una comisión dependiente del ministerio de Economía, habría pedido a las entidades bancarias españolas que “extremen la vigilancia a cualquier usuario procedente de China”. Desde Sepblac han rechazado realizar comentarios al respecto, al igual que tampoco comentaron cuando se publicó esa noticia.

Sin embargo, según Ye Han, lo que ha hecho Bankia ha sido indiscriminado y ha provocado situaciones tan rocambolescas como el bloqueo de la cuenta de un niño chino que disponía de un euro. “Me parece lógico que un banco pida documentos y justificantes a sus clientes –reconoce–pero el caso de Bankia es diferente. Llevan varios días practicando una congelación masiva de cuentas en base a un criterio discriminatorio: la nacionalidad de sus clientes. Aunque no lo admitan, los hechos hablan por sí solos”.

Estas actuaciones de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri desde el 9 de mayo de 2012 –la segunda con mayor cuantía de fondos públicos comprometidos para su reestructuración, con un total de 22.426 millones de euros entre 2009 y 2014, según el informe del Tribunal de Cuentas presentado la semana pasada– contrastan con el anuncio que Bankia hizo el 11 de mayo de 2015, cuando presentó su acuerdo con la empresa china Union Pay International para que los turistas chinos puedan utilizar sus cajeros en España.

Entonces, a bombo y platillo, Fernando Sobrini, director general adjunto de Banca Particulares de Bankia, celebró el convenio y afirmó que “es una enorme satisfacción firmar un acuerdo de este tipo con la primera entidad emisora de tarjetas del mundo y facilitar a los numerosos turistas de nacionalidad china que cada año visitan España los servicios financieros que requieran”.

Tags relacionados: Bankia comunidad china

Jan 172017
 


La Que voltem para a casa! ha organizado una marcha que recorrerá las prisiones en Madrid, Toledo y León a las que han sido dispersados los presos independentistas galegos.

Diagonal.– Esta es la undécima marcha convocada por Que voltem para a casa! / QUE VOLTEM PARA A CASA!
De Santiago de Compostela y Vigo hasta Valladolid, León, Madrid y Toledo en una marcha de más de 1.500 kilómetros. La asociación Que voltem para a casa!, formada por familiares y amigos de presos y presas independentistas gallegos, saldrán en marcha los próximos días 3 y 4 de febrero para denunciar la política de dispersión penitenciaria.

“Uno de nuestros objetivos es acabar con la dispersión penitenciaria, una medida que se aplica sistemáticamente a los presos y presas gallegas independentistas”, explica Cristina Rodríguez Ramos, miembro de la asociación que organiza esta marcha desde hace once años. Desde Que voltem para a casa! han lanzado una campaña de micromecenazgo en Verkami con el objetivo de conseguir 3.500 euros con los que financiar los gastos derivados de la marcha.

El día 3 de febrero, una columna partirá en autobús desde Santiago de Compostela hasta Lugo. De allí continuará hasta la prisión de Villanubla, en Valladolid, y después a Mansillas de las Mulas. Ahí se encontrará con otra columna que partirá desde Vigo el día 4 y que pasará también por las prisiones de Estremera (Madrid) y Ocaña). Más de 1.500 kilómetros de marcha que suponen una pequeña muestra de las largas distancias que familiares y amigos de presos se ven obligados a realizar cada fin de semana para poder ver a sus seres queridos. La asociación Que voltem para a casa! cifra en 272.892 los kilómetros recorridos durante 2016 para poder visitar a los cinco presos independentistas galegos y en cerca de 36.000 euros el gasto que supuso abarcar este recorrido

“Queremos llevarles nuestro apoyo, que vean que estamos ahí y seguimos peleando porque se cumplan sus derechos, pero también denunciar esta situación. Vamos a recorrer muchísimos kilómetros en un día, y es la distancia que tienen que recorrer cada fin de semana la familia y amigos de estas presas y presos”, continúa Cristina, quien también denuncia las violaciones de derechos sufridas durante todo el proceso seguido contra estas personas, “desde que los detienen, con detenciones incomunicadas, secreto de sumario –que limita su derecho de defensa efectiva– y el papel de la Audiencia Nacional como tribunal de excepción, hasta la dispersión y el régimen de vida al que son sometidos, en primer grado y FIES”.

En 2013, la Audiencia Nacional dictó la primera sentencia que contemplaba la existencia de un grupo armado independentista operativo en Galicia, a pesar de que nunca se ha dado un atentado o ataque que pusiera en peligro a personas. Desde entonces se cuentan al menos seis personas condenadas con penas de entre seis y 18 años de cárcel, y nueve personas más imputadas en el marco de la operación Jaro. La asociación Que voltem para a casa! denunció ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la vulneración de derechos de los presos independentistas galegos durante su juicio en la Audiencia Nacional y reclamó la revisión de la condena, pero esta petición fue desestimada.

Jan 102017
 

ENTREVISTA | JORGE RIECHMANN

Diagonal.- “No controlamos al ‘smartphone’, éste nos controla y conforma nuestras vidas”
Entrevistamos a Jorge Riechmann, profesor de Filosofía Moral, matemático y poeta, autor del libro ‘¿Derrotó el smarthpone al movimiento ecologista?’.

Jorge Riechmann, en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid en 2012. / DAVID FERNÁNDEZ
El 40% de los españoles miran el móvil más de 50 veces al día y el 70% a los 30 minutos de haberse despertado, según un informe de la consultora Ditendria. ¿Derrotó el smartphone al movimiento ecologista? es el título del libro recientemente publicado en Catarata por el profesor de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid, matemático y poeta Jorge Riechmann (Madrid, 1962). El subtítulo de este ensayo de 256 páginas, ‘Para una crítica del mesianismo tecnológico’, ya avanza algunas líneas de pensamiento por las que transita el filósofo.

“La creencia básica de nuestra sociedad –casi nunca formulada de manera explícita– es que la tecnociencia prevalecerá sobre las leyes de la física y la biología; es una creencia profundamente irracional, pero la cultura dominante la mantiene contra viento y marea”, afirma.

Riechmann defiende la idea de contención en un sistema económico como el actual, al que adjetiva como “fosilista” y “patriarcal”. En 2012 publicó El socialismo puede llegar sólo en bicicleta (Catarata). Actualmente trabaja en la propuesta de un “ecosocialismo descalzo”, que podría concretarse en comunidades con algo de industria ligera, tecnologías intermedias y, sobre todo, una gran descomplejización que implicara –en el plano material– niveles de vida mucho más modestos. Sus comentarios y reflexiones pueden seguirse en el blog Tratar de comprender, tratar de ayudar.

En el libro ¿Derrotó el smarthpone al movimiento ecologista? (Catarata, 2016) planteas los riesgos de un totalitarismo tecnológico. ¿Pero no ha ocurrido esto siempre? La irrupción de la fotografía y el cine en los albores del siglo XX inauguró nuevos tiempos de vértigo. Y García Márquez defendía el bolígrafo y la libreta de notas como arma fundamental del periodista, frente a la diabólica grabadora…

No se trata de asuntos que haya que plantear en términos de tecnofobia o tecnofilia, creo. Pero sí que deberían hacernos reflexionar sobre nuestra relación con las tecnologías. Por cierto, ya el hecho de que cuando en esta sociedad se dice “tecnología” sin más la referencia sean gadgets microelectrónicos e informáticos constituye un poderoso indicio de que las cosas no van bien. ¿Por qué la “tecnología” por antonomasia ha de ser una tableta conectada a internet, por ejemplo, y no la píldora anticonceptiva o el motocultor, pongamos por caso?

Casi todo el mundo sigue anclado en el paradigma de la herramienta aplicado a la tecnociencia… Por ejemplo, uno entre mil posibles, Jorge Marirrodriga puede articular su reflexión sobre la tecnociencia en la idea de que “la historia de la humanidad está llena de maravillosas invenciones empleadas como herramientas terroríficas”. Pero este paradigma es radicalmente inadecuado. Las herramientas las controla el usuario; las dinámicas sistémicas conforman y moldean a la gente. La tecnociencia es una dinámica sistémica, no una herramienta ni un conjunto de ellas. No controlamos al smartphone, sino que éste conforma nuestra vida, nos controla a nosotros y nosotras.

¿Habría algún modo de que el ser humano pudiera recuperar ese control?

La pregunta sobre si podemos orientar la tecnociencia de acuerdo con los intereses humanos básicos es verdaderamente abismal, no resulta nada claro que pueda contestarse con un “sí”. Quizá perdimos la oportunidad para ello en los años 70 del siglo XX, cuando Ivan Illich reflexionaba sobre “tecnología convivencial” y se desarrollaba cierto movimiento social en torno a las tecnologías intermedias, “blandas” y alternativas (orientadas a la autoproducción de valores de uso, no a la producción masiva para mercados capitalistas). Recomiendo echar unas horas explorando la revista/blog Low-Tech Magazine, de fácil acceso en internet (y con versión en español).

¿Pueden las sociedades high-tech ser sostenibles en el siglo XXI? Todo indica que la respuesta es “no”. Ésa sería la mala noticia. La buena noticia es que sociedades low-tech pueden proporcionar una vida buena a la enorme, excesiva población humana que somos en la actualidad, a condición, eso sí, de transformar a fondo nuestra cultura y valores… Son los problemas de que me he ocupado en mi libro Autoconstrucción (2015).

Estas cuestiones se vinculan con la siempre creciente aceleración social…

Hoy los investigadores e investigadoras en ciencias de la Tierra nos llaman la atención sobre lo excepcional de esos decenios de desbocados crecimientos exponenciales (en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial) que hay que llamar la Gran Aceleración; los geólogos nos advierten sobre el Antropoceno; y sociólogos-filósofos como Hartmut Rosa tratan de desentrañar los mecanismos de nuestra enloquecida aceleración social.

Los crecimientos exponenciales incrementan, exponencialmente, la gravedad de los problemas. Que nos permitamos ignorar algo tan obvio resulta demencial. La “ley de Moore” contra la ley de la entropía: ésa es la apuesta de Silicon Valley en los arranques del siglo XXI. Cuesta creer que el mundo sea tan descabelladamente irracional como para seguirles el juego, pero así es.

La creencia básica de nuestra sociedad –casi nunca formulada de manera explícita– es que la tecnociencia prevalecerá sobre las leyes de la física y la biología (termodinámica y ecología sobre todo). Sin esa creencia no podría mantenerse la fe en el crecimiento económico constante y el “progreso”. Es una creencia profundamente irracional, pero la cultura dominante la mantiene contra viento y marea…

¿En qué ejemplos concretos se materializan estos principios generales?

En estas navidades de 2016-2017 me fijé en una gran valla propagandística de Renfe, cerca de la estación de Cercanías de Las Matas: “AVE Madrid-León en dos horas”. Ésos son los triunfos de que podemos enorgullecernos, nos conmina la ideología dominante… Ay, la mayor parte de la sociedad española asumió con entusiasmo el fetichismo de la velocidad y el crecimiento económico –contra los valores alternativos de justicia, “igualibertad”, autonomía, medida humana, sustentabilidad, biofilia… El sistema sólo ve una carrera entre la autodestrucción y la tecnología, pero la verdadera carrera es entre cambio sistémico y destrucción.

También el libro es una crítica rotunda al “transhumanismo”. ¿Se trata de una corriente filosófica, de una ideología…? ¿En qué consiste y quiénes son los adalides?

Desde hace años (por precisar, desde mi libro Gente que no quiere viajar a Marte, en 2004, y antes en algunos textos que lo precedieron) he llamado la atención sobre lo siguiente. Teniendo en cuenta la dinámica autoexpansiva del capitalismo, uno no puede ser de forma coherente un true believer en el orden socioeconómico actual sin volverse “antropófugo”, es decir, sin tratar de escapar de la condición humana en dos direcciones (por lo demás vinculadas entre sí): la expansión extraterrestre en primer lugar, y la superación del organismo humano (percibido como deficiente en la Era de la Máquina) en segundo lugar. Esta última es la senda del transhumanismo, una poderosa corriente cultural que se plasma en diversas iniciativas tecnocientíficas y empresariales.

El proyecto ecologista de autocontención se enfrenta al proyecto productivista y antropófugo de extralimitación, de autotrascendencia tecnológica, con ese doble impulso de abandonar la condición humana hacia lo extraterrestre y hacia lo transhumano.

Aunque la idea de lo “transhumano” (superar al Homo sapiens hacia nuevas especies de humanos) tenga lejanos orígenes religiosos, en su forma moderna aparece seguramente con el libro de Robert Ettinger Man into Superman, de 1974. Puede hallarse una útil reflexión sobre el asunto en el capítulo 9 del libro de Ugo Bardi Los límites del crecimiento revisitados, que se tradujo al español hace un par de años.

Nuestra cultura tecnolátrica espera grandes novedades (¡y hasta la salvación!) de la robótica, la biología sintética, las nanotecnologías… No espera grandes novedades en el terreno de la convivencia humana. Contra el transhumanismo, lo esencial de nuestra tarea de autoconstrucción sería aceptar la condición humana y rechazar la dominación.

¿En qué consiste el “ecosocialismo descalzo” que propones?

Nuestra cultura tecnólatra cree que el ingenio humano prevalecerá frente a las leyes de la termodinámica y la ecología; pero es un sueño delirante al que seguirá un despertar doloroso. Esta cultura tiene problemas masivos para asumir la realidad y fijar prioridades correctamente. Se da por sentada la continuación de una sociedad de alta energía, abundancia de recursos naturales, gran complejidad, alta tecnología, que sencillamente no está ya en nuestro futuro. ¡Nuestra idea de la liberación humana –y animal– es fosilista! El petróleo –la inmensa riqueza energética de los combustibles fósiles– nos metió en una trampa. Pero no es una trampa sólo económica, ni ecológica, es una trampa antropológica.

Ecosocialismo descalzo es socialismo ecológico libre de prometeísmo

Los movimientos socialistas (en sentido amplio: comunistas, socialistas, anarquistas) necesitan una idea no fosilista de la liberación, y para eso deberían repensarlo casi todo. Y lo mismo sucede con los movimientos feministas, los movimientos antirracistas, los movimientos animalistas…

He acuñado la expresión “ecosocialismo descalzo” por analogía con la economía descalza de Manfred Max-Neef. No deberíamos esperar soluciones high-tech y sociedades de alta energía, sino más bien –como mejor posibilidad– comunidades con algo de industria ligera, basadas en tecnologías intermedias… Pero bajo la premisa de una gran descomplejización; y la expectativa de un nivel de vida muy modesto en lo material, en comparación con lo que hoy –de forma nada plausible– sigue prometiendo la ideología dominante.

Ecosocialismo descalzo es socialismo ecológico libre de prometeísmo, que se hace cargo de los límites biofísicos del planeta y los determinantes de la condición humana. Hoy el desafío principal es mantener el nivel de civilización que a trancas y barrancas se logró de forma parcial en el siglo XX (democracia, derechos humanos, seguridad social con sanidad universal, etc.) con un consumo de recursos naturales reducido drásticamente (a una décima parte del actual, si pensamos en las sociedades prósperas como la española hoy). A esto Harald Welzer lo llama una Modernidad decreciente, o menguante, o contractiva (eine reduktive Moderne frente a la Modernidad expansiva que marcó los últimos cinco siglos); yo lo llamo ecosocialismo descalzo.

¿Y en qué consiste, para el lector profano en la materia, la disyuntiva entre Barry Commonner e Ivan Illich?

Bueno, no se trata tanto de una disyuntiva excluyente como de la necesidad de una síntesis… Barry Commoner (1917-2012) fue un ecólogo y ecologista estadounidense, científico y a la vez activista social en conjunción ejemplar, cuyo planteamiento de reconstrucción ecológica de la sociedad industrial resulta relativamente fácil de asumir por las izquierdas de raigambre marxista.

Mi maestro Manuel Sacristán, por ejemplo, y todos sus amigos y discípulos de la revista Mientras Tanto, lo apreciaban mucho e hicieron cuanto pudieron por difundir su pensamiento. Yo tuve ocasión de volver sobre él hace poco, en un artículo titulado Barry Commoner y la oportunidad perdida (publicado en Encrucijadas).

En cambio, Ivan Illich (1926-2002) ha resultado un pensador mucho más problemático para estas tradiciones. El mismo Sacristán se refería al “ambiguo privatismo” de Illich en una conocida entrevista con la revista mexicana Naturaleza en 1983 (luego recogida en su libro póstumo Pacifismo, ecología y política alternativa, 1987).

Para decirlo sin rodeos: diferentes familias de la izquierda han tendido a ver a Illich casi como un intelectual reaccionario, pero ese juicio, en el segundo decenio del siglo XXI y en medio del colapso civilizatorio en que estamos, necesita revisión. Su gran aportación –expresada en mis propios términos– es la idea de que sobrepasados ciertos límites, el desarrollo se convierte en un sobredesarrollo contraproducente. Hay que releer Energía y equidad (1973) y otros textos suyos, que contienen mucha crítica acertada y sugerencias valiosas. También desaciertos, claro, pero ¿con qué autor o autora no sucede algo semejante?

¿Por ejemplo?

Uno de esos desaciertos en Illich es un desenfoque importante: apuntaba su artillería pesada contra un Welfare State que se le aparecía cuasi-orwelliano, como si ése fuese el futuro de las sociedades industriales, y lo que vino fue la “nueva razón del mundo” neoliberal de Thatcher y Reagan…

El ecologismo ha promovido y sigue promoviendo tres valores básicos: supervivencia, autonomía y biofilia

Otra limitación que cabe indicar: el ecologismo ha promovido y sigue promoviendo –en mi opinión– tres valores básicos: supervivencia (o autoconservación), autonomía (libertad humana en sentido fuerte) y biofilia. Hay que decir que, por desgracia, ninguno de los tres ha resultado de gran peso frente a aquel valor básico para las sociedades industriales que identificó Cornelius Castoriadis: el incremento ilimitado del (pseudo)dominio (pseudo)racional. Por desgracia para los habitantes –humanos y no humanos– del tercer planeta del Sistema Solar: pero ésa es otra historia.

Pues bien, de esa terna o tríada de valores básicos de los movimientos ecologistas, Illich se fijó en el segundo, pero apenas en los otros dos. Es un extraordinario analista y activista de la autonomía, pero tiene muy poco que decir sobre supervivencia o biofilia: y esto supone, sin duda, una limitación importante. Otros intelectuales del ecologismo en aquellos años sesenta y setenta, como los esposos Ehrlich, por ejemplo, pecaban justo de la limitación contraria: tenían cosas importantes que decir sobre supervivencia y biofilia, pero en cambio eran muy ciegos para las cuestiones de autonomía.

¿Por dónde podemos enlazar mejor los marxistas con Illich? Su noción de contraproductividad conecta con la intuición marxiana sobre el carácter ambivalente de las fuerzas productivas (que son la vez fuerzas destructivas). La crítica benjaminiana del progreso también conecta con los cuestionamientos de Illich. Creo que un marxismo benjaminiano puede desarrollarse, sin hacer violencia a los conceptos, hacia un marxismo illichiano, que puede ser un componente valioso de un ecosocialismo descalzo.

Citas un texto de Santiago Alba Rico en el que se afirma que el capitalismo es, en lo esencial, una rebelión contra el tiempo y los límites. Dicho en otros términos, la construcción de una sociedad nihilista, desregulada y sin apenas normas. ¿Estás de acuerdo? ¿No podría afirmarse que hoy la libertad individual es muy superior a la de hace unas décadas?

Bueno, yo me cuidaría mucho de ser triunfalista con respecto a la libertad en un mundo donde gigantescas burocracias privadas no sometidas a ningún control democrático (pensemos en Google o en Goldman Sachs) deciden más sobre el destino de todas y todos nosotros que ningún gobierno electo… Y donde las políticas en curso conducen al deterioro de las condiciones para la libertad, la vida buena e incluso la mera supervivencia de la humanidad (por no hablar de los demás seres vivos con los que compartimos la biosfera). Son asuntos para considerarlos despacio.

Soy de quienes piensan que el concepto relevante es el de ‘igualibertad’

¿Libertad es poder elegir entre diferentes modelos de smatphone, o poder bañarse al aire libre en ríos no contaminados? ¿Libertad es optar entre bienes comerciales predeterminados heterónomamente, o poder decidir en común qué deseamos producir y consumir? ¿Libertad es selección de personal entre élites gobernantes autolegitimadas, o autodeterminación política en el seno de nuestras comunidades? Libertad de quién, libertad a costa de quién, libertad para cuántos, libertad hacia qué metas, libertad en qué sentidos, libertad con qué impactos: éstas son preguntas relevantes que no podemos dejar de plantear…

Para empezar, soy de quienes piensan –con gentes como Étienne Balibar y Cornelius Castoriadis– que el concepto relevante es el de igualibertad: tenemos buenas razones para pensar que los principios de igualdad y libertad sólo pueden realizarse conjuntamente (y que las tensiones principales, como suele subrayar Zygmunt Bauman, no se dan tanto entre igualdad y libertad como entre libertad y seguridad). Esta “coimplicación” de libertad e igualdad ya la razonó uno de los grandes pensadores de la Ilustración –y, por cierto, uno de los pocos que cuestionaron el androcentrismo y defendieron los derechos de las mujeres–, Marie Jean Antoine Nicolas de Caritat, el marqués de Condorcet (1743-1794): la desigualdad –no sólo socioeconómica, sino también de conocimientos y funciones– es enemiga tanto de la libertad efectiva como de la igualdad de derechos.

¿Se trata, así pues, de resolver la relación problemática de la libertad con la igualdad y la seguridad?

Y también está el enorme asunto de cómo ejercemos nuestras libertades y derechos en un “mundo lleno”, en un planeta Tierra saturado en términos ambientales, donde la humanidad ya se encuentra en situación de overshoot o extralimitación ecológica… Pensemos un momento en la polémica generada estos días navideños de 2016-17 en Madrid, a cuenta de las restricciones al tráfico automovilístico impuestas por el Ayuntamiento de la ciudad en una situación de grave contaminación atmosférica. Se ha invocado ruidosamente –sobre todo desde sectores de la derecha– el supuesto derecho del usuario individual a rodar en su coche sin trabas. Pero precisamente en un mundo en extralimitación ¡no existe tal derecho! Pues sólo puede sustanciarse a costa de la salud o las perspectivas vitales de otros individuos, humanos y no humanos… ¿Cuáles de nuestras prácticas de movilidad son generalizables y sustentables en 2017? Un coche más hoy es un campesino menos en el futuro, advertía Nicholas Georgescu-Roegen (uno de los grandes economistas del siglo XX, que tendría que ser tan famoso como Keynes si la cultura dominante no deformase tan trágicamente la realidad): pero el futuro del que hablaba es nuestro presente.

Un coche más hoy es un campesino menos en el futuro, advertía Nicholas Georgescu-Roegen, pero el futuro del que hablaba es nuestro presente

Muchos derechos, para materializarse, exigen recursos, en última instancia, cantidades importantes de materia-energía de baja entropía. Siendo casi 7.500 millones de seres humanos en situación de extralimitación ecológica, ¿qué podemos permitirnos y qué no? Los vuelos low-cost no pueden considerarse un derecho adquirido, ni defenderse como parte de ningún paquete de “calidad de vida”. En el número 113 de la revista Ambienta, que se encuentra con facilidad en internet, hay un útil artículo de Ernest Garcia para situar estos debates: “Los derechos humanos más allá de los límites al crecimiento”.

¿Está la especie humana a tiempo de evitar el “colapso” ambiental? ¿El “colapso” supone la destrucción del planeta, o más bien la desaparición de la vida humana tal como hoy la conocemos? ¿Se utiliza con excesiva alegría la noción de “colapso”? (Fernández Durán y González Reyes afirman que colapso, crisis y salto adelante son categorías inherentes a los sistemas complejos).

Si atendemos a la mejor información científica disponible, resulta difícil evitar la conclusión de que estamos en una trayectoria de colapso. La primera persona del plural se refiere a esa civilización industrial que, en la forma de capitalismo fosilista y patriarcal, se ha hecho por desgracia dominante en el mundo entero.

Eso no quiere decir “destrucción del planeta” (el fenómeno vida es extraordinariamente persistente, fuerte y resiliente; la vida como tal seguirá adelante) sino destrucción de las perspectivas de vida buena para los seres humanos, y por supuesto para muchos otros seres vivos también. Quiere decir ecocidio acompañado de genocidio.

Quizá una imagen que capta bien la situación en que nos encontramos sea la siguiente. En su huida hacia adelante, las sociedades industriales se parecen a un corredor en una carrera de obstáculos, pero con vallas que van acercándose y aumentando de altura (¡rendimientos decrecientes condicionados por la segunda ley de la termodinámica!)… y el corredor lo fía todo a sus zapatillas mágicas, que la multinacional del ramo está a punto de construirle, le aseguran.

Lo que necesitaríamos es una “contracción de emergencia” anticapitalista e igualitaria, ecosocialista y ecofeminista, pero ¿hay fuerzas para ello?

¿Qué representan estas vallas?

Una valla es el cénit del petróleo (peak oil), pero un poco más allá está la valla aún más temible del “pico” conjunto de todas las formas no renovables de energía. Y muy cerca de ella el agotamiento de los fosfatos (con devastadoras consecuencias para el modelo dominante de agricultura industrial). Y un poco más allá la esquilmación de los acuíferos, y también la de las pesquerías mundiales. Y cerca, igualmente, los “picos” de metales y minerales esenciales para las economías industriales, desde el neodimio al litio pasando por el tantalio. Y también múltiples vallas vinculadas con la degradación de los ecosistemas y la Sexta Gran Extinción de especies vivas… Y las terribles vallas del calentamiento global, claro está, con sus múltiples consecuencias (entre ellas la acidificación de los océanos). Un horizonte que, según las previsiones optimistas, se tornará apocalíptico en la segunda mitad del siglo XXI; y según las previsiones pesimistas, antes de esas fechas (dentro de lustros, no de decenios). Compañeros, compañeras, ¿seguimos debatiendo acerca de la Renta Básica y el sexo de los ángeles o intentamos hacernos cargo de la realidad?

Resulta demasiado arriesgado fiarlo todo a las zapatillas mágicas de la tecnociencia (por no hablar del significado ético de tanta devastación)… Así que todo indica que el colapso ecosocial va a producirse, sí o sí. En el brutal choque del capitalismo contra los límites biofísicos del planeta que determina nuestro presente, basta con poder posponer uno de esos choques contra un límite concreto unos años en el tiempo para ver aparecer otro límite enseguida, aún más imponente. Y miremos hacia donde miremos, por lo demás, los plazos se nos han acortado. No es realista, creo yo, seguir planteando horizontes de cambio a 2050. Lo que necesitaríamos es una “contracción de emergencia” anticapitalista e igualitaria, ecosocialista y ecofeminista, pero ¿hay fuerzas para ello?

En libros y conferencias has citado el ejemplo de Cuba durante el Periodo Especial, tras la implosión de la URSS. ¿Por qué sería éste un modelo de “decrecimiento”? ¿Hay otros ejemplos que puedan servir como punto de referencia, o se trata de caminar hacia el decrecimiento de manera obligada, como ocurrió en Cuba, y sin modelos a los que mirar?

En lo histórico-social, aunque comprensiblemente tendemos siempre a buscar modelos (de forma “humana, demasiado humana”), deberíamos ser conscientes de que éstos apenas existen como tales. Demasiado singulares son los rasgos de cada concreta formación social en cada situación histórica concreta. ¿Quiere esto decir que no podemos aprender de las experiencias históricas del pasado? De ninguna manera –aunque ello nos cueste tanto. (Homo sapiens acumula cantidades ingentes de conocimiento, suele decir John Gray, pero parece congénitamente incapaz de aprender de la experiencia.)

De Cuba podríamos aprender lecciones valiosas: de qué forma una sociedad industrial compleja y petrodependiente hace frente a una súbita escasez energética, como ocurrió allá cuando la implosión de la Unión Soviética redujo drásticamente el abastecimiento de petróleo en muy poco tiempo, a partir de 1991-1992. Emilio Santiago Muíño ha escrito una excelente tesis doctoral sobre el “Período Especial” cubano, con la vista puesta en nuestros propios “períodos especiales” hacia los que vamos: se titula “Opción cero” y está disponible en su blog, Los Niños Perdidos.

Pero otras experiencias históricas nos ofrecen también lecciones parciales, de las que cabe aprender: el libro Colapso de Jared Diamond (2005) está precisamente articulado sobre esa premisa, vale la pena releerlo.

Un caso interesante es Bizancio. Confrontado a la posibilidad de colapso, Bizancio reaccionó bien: Joseph A. Tainter contrasta el Imperio romano de Occidente, y su triste final, con el Imperio bizantino, donde en el siglo VII se adoptó “una estrategia que es realmente rara en la historia de las sociedades complejas: la simplificación sistemática”. También Lewis Mumford trató esta importante cuestión histórica en El pentágono de poder.

Me gustaría insistir sobre algo que enfatizaba Joaquim Sempere (uno de los escasos intelectuales ecosocialistas de nuestro país, de la escuela de Manuel Sacristán) en una reciente entrevista que le hizo Nuria del Viso, y que se publico en la web de FUHEM-Ecosocial y en Rebelión: “La sociedad productivista-consumista genera incesantemente expectativas materiales cada vez más altas, lubricando así la tendencia al crecimiento, pero con efectos psicológicos y morales devastadores porque reproducen sin cesar la insatisfacción (que a su vez realimenta el deseo de más cosas). Tenemos que aprender a controlar la formación de nuestras propias expectativas, a adaptarlas a lo que es psíquicamente razonable y ecológicamente posible. La palabra clave en esto es autocontención”.

Pues eso: la clave es la autocontención.

Por último, ¿ha derrotado el smarthpone al movimiento ecologista?

Si el ser humano fuese la medida, no de todas las cosas, pero sí de las cosas humanas; y si el sentido de la vida fuese vivir, nada en nuestra organización socioeconómica –capitalismo fosilista y patriarcal– podría funcionar como lo hace.

Seguimos en el segundo decenio del siglo XXI hablando de la Gran Encrucijada (ése es el título del libro de Fernando Prats, Yayo Herrero y Alicia Torrego, publicado hace unos meses), pero en realidad ésta es la que se abría ante la humanidad hace cuatro decenios, en los años setenta del siglo XX. Y entonces tomamos el camino equivocado: la fatídica vía del capitalismo neoliberal de Margaret Thatcher y Ronald Reagan.

En los años setenta del siglo XX, eso que yo llamo ecosocialismo descalzo podía perseguirse como una opción deseable entre otras opciones posibles. No difiere esencialmente de lo que Ivan Illich dibujaba como ideal de madurez industrial y tecnológica hacia 1975. Hoy el elemento de constricción es mucho mayor, porque ya no somos 4.000 millones de seres humanos (ésa era la población humana mundial en 1975), sino que vamos camino de los 8.000 millones, porque hemos ido agotando toda clase de recursos naturales bióticos y abióticos, porque desgarramos cada vez más la trama de la vida, porque está en marcha un calentamiento global devastador…

Ahora ya no se trata de una opción deseable entre varias posibles: si mantenemos el valor de ‘igualibertad’ básico para la izquierda, es la opción obligada. Y, pese a ello, resulta obvio que las fuerzas ecosocialistas son minúsculas en el turbulento panorama sociopolítico actual. Nuestras perspectivas, por tanto, parecen harto complicadas…

Nov 162016
 

26_27_incendio_985

Diagonal.- Una tormenta imposible. 54% de humedad, una presión mínima de 952 hectopascales y vientos de hasta 200 km/h se alinearon el 15 de febrero de 1941 para extender el incendio que se originó en el número 20 de la calle Cádiz, en Santander ciudad. Las fotos de Samot o Arauna hablan por sí solas, pero éstas son las cifras tras 43 horas de fuego: 37 calles y 1.783 casas destruidas; 10.000 personas quedaron sin hogar y un 10% de la población perdió todas sus pertenencias (vivían entonces alrededor de 101.000 personas en la capital cántabra); 508 comercios arrasados y, a consecuencia de ello, 7.000 personas sin empleo. Hay quien definió el fuego como “un soplete sádico”, un castigo de dimensiones bíblicas llegado apenas dos años después del final de la Guerra Civil.

“Santander no está muerto”, será una “ciudad nueva que brota de sus propias cenizas”, para así “incorporarse al resurgimiento de la Patria” gracias a una “ceniza purificadora” que permitirá gritar “Santander por España”. La identificación de la reconstrucción con el nuevo régimen se percibe en estas palabras de la revista Alerta y en muchos otros discursos gubernamentales. La ciudad fue incluida en el listado de Regiones Devastadas.

Mientras tanto, tal y como ha analizado Julián Sanz en La construcción de la dictadura franquista en Cantabria, un mínimo de 2.500 personas fueron asesinadas en el período de posguerra. Todo ello parte de un mismo proceso de lavado y revitalización de la raza.

37 calles y 1.783 casas fueron destruidas, más de 10.000 personas quedaron sin hogar
La burguesía le sacó un partido enorme al incendio que asoló la práctica totalidad del casco viejo. Las clases populares fueron expulsadas al extrarradio y el centro fue reconstruido según los designios fascistas. Seguramente se trate del primer caso de gentrificación en el Estado español.

Este proceso se produjo más de veinte años antes de que el concepto existiera (fue acuñado por la socióloga británica Ruth Glass en 1964). Gentrification, en inglés, literalmente significa aburguesamiento. Una forma de planificación urbana que produce una sustitución social de población con poco poder adquisitivo por otra capaz de pagar las rentas aumentadas de la vivienda.

Tormenta imposible

Según el arquitecto Ramon Faura, “el Plan Voisin (1925) de Le Corbusier explica, en su literalidad casi infantil, la fascinación moderna por la tabula rasa. Elimina el centro de París, obstáculo para la construcción de la ciudad ideal. Los argumentos son los del higienismo y la gran escala que impone el orden industrial, especialmente el coche (…) La nueva ciudad de Le Corbusier es una extensa superficie neta sobre la cual los edificios se depositan como los instrumentos de un cirujano sobre la sobre la mesa auxiliar. Militarmente ordenados antes de la operación. Separados, esterilizados, sin tocarse (…) La ciudad se zonifica a partir de sus funciones”.

115.421 metros cuadrados de la ciudad de Santander resultaron afectados por el incendio. Una auténtica fantasía arquitectónica moderna que permitió al régimen construir su ciudad ideal, la llamada “ciudad orgánica” planteada por la Dirección General de Arquitectura comandada por la Falange: “un centro representativo, la Plaza Porticada, un eje espiritual –desde la Catedral a la iglesia de la Compañía– y el corazón de la ciudad, que era el eje comercial y de servicios”.

Y para el resto, casas baratas en las afueras: Canda Landáburu, Pedro Velarde, Jacobo Roldán Losada, Santos Mártires y José María de Pereda son algunos ejemplos de bloques periféricos edificados después de 1941.

En 1950 el panorama de Santander estaba segmentado según una clara jerarquía social. Los inquilinos de las 2.000 viviendas de renta alta alojadas en los noventa edificios construidos en los 400 solares resultantes de la parcelación del centro pagaban entre 500 y 1.300 pesetas de alquiler, frente a las 15 de Canda Landáburu.

Se levantaron solamente 1.199 de las 3.011 viviendas que el proyecto de reconstrucción redactado en 1941 iba a destinar a las y los damnificados

Además, el hacinamiento de las familias pobres resultaba evidente: se levantaron solamente 1.199 de las 3.011 viviendas que el proyecto de reconstrucción redactado en 1941 iba a destinar a las y los damnificados.

El incendio activó un proceso especulativo a través de subastas que permitió que los mejores solares e inmuebles construidos fuesen a parar a manos de una minoría de propietarios. Éstos se los traspasaron entre ellos para aumentar el precio, no sin exenciones de impuestos y financiación de la compra por parte de instituciones financieras del régimen. Todo un adelanto del ciclo inmobiliario, en plena autarquía, que se activaría a partir de 1956 con la Ley de Suelo.

Revanchismo

Cada época y lugar practican el revanchismo en formas diferentes, también el neoliberalismo actual. En Nueva Orleans (Estados Unidos), diez años después del huracán Katrina, gran parte de la población negra ha sido desplazada de zonas céntricas en favor de jóvenes emprendedores de raza blanca. Todo ello aparece en la trama de la serie de televisión Treme y existe mucha literatura sociológica al respecto.

Si bien el paralelismo es evidente, cabe decir que probablemente a buena parte de quienes fueron expulsados del centro de Santander les tocó trabajar en las obras de reconstrucción. La trama de calles resultante quedó con nombres fascistas que todavía hoy se están modificando: seis cambios en el mes de septiembre. Todo ello en una ciudad que en 2008 retiraba la penúltima estatua ecuestre de Franco en el Estado.

El escritor Émile Zola planteó que una transformación urbanística acompaña una transformación moral. El director de cine José Luis Guerín, a propósito de su película En construcción, afirmó que la transformación de un paisaje urbano lo es al mismo tiempo de un paisaje humano.

Para hacerse una idea sobre los rostros y formas de vida previos al fuego de Santander se puede ojear el libro de Rafael Gutiérrez-Colomer Tipos populares santanderinos. Aunque se fije principalmente en los años 20, las pescaderas, marineros, vendedores y músicos ambulantes, tabernas e historias de picaresca formaban parte del paisaje popular que existía también durante los años de la República y en la postguerra.

Este libro llamó la atención del escritor italiano Claudio Magris, que se refirió a él como el Spoon River cántabro. También sirvió de inspiración para la novela de Ruiz Mantilla Ahogada en llamas, una historia de la ciudad entre dos catástrofes: la explosión del buque Cabo Machicaco (1893) y el incendio.

En el mejor de los casos, estos “tipos populares” pasaron a formar parte de la “internacional de los bloques”, Pérez Andújar dixit, que habita en las periferias de todas las ciudades.

Imágenes

Se ha hablado de Santander como un escaparate del régimen, como un modelo que debía permitir la comprensión del significado de la nueva España. Sin embargo, pocas veces apareció esta ciudad en el No-Do. La más significativa tuvo lugar en 1953, el día de la inauguración de la nueva Catedral.

Anteriormente, el régimen permitió la filmación en 1944 de Santander, la ciudad en llamas, un largometraje de pésima calidad, “insalvable”, según José Enrique Monterde, profesor de Teoría del Arte e Historia del Cine en la Universidad de Barcelona, dirigido por un director menor, Luis Marquina. Su argumento encajaba en las preocupaciones de “españolidad” de entonces: un indiano de apellido Bárcenas decide regresar para reconstruir con su riqueza la ciudad. El amor a España y el buen corazón de las clases altas como campaña de propaganda.

Citas al incendio también en la película censurada Canciones para después de una guerra (Basilio Martín Patino, 1971). La secuencia que comienza con fotos de la entrevista entre Franco y Hitler, mientras suena Lili Marlene, termina con recortes de periódicos y una voz atemorizada: “Soplaba un viento terrible y todas las profecías anunciaban que en los años 40 sería el fin del mundo”. Los tiempos estaban cambiando.

Cómo nos han contado la burbuja

Este texto parte de los escritos del proyecto Desmemoriados y La reconstrucción urbana de Santander 1941-1950, de Ramón Rodríguez Llera.

Este artículo, junto a los otros ya publicados por Joan M. Gual en Diagonal, forma parte de la investigación Especulación y desahucio. Una historia cultural de la burbuja inmobiliaria española, con la que su autor, doctor en Teoría del cine y activista de vivienda, quiere rastrear las representaciones con las que se ha relatado la crisis inmobiliaria.

Nov 142016
 

exhumacion_recla_pablo_ibanez

El cementerio municipal de Ricla (Zaragoza) ha sido escenario de la exhumación de los restos de seis personas represaliadas durante la Guerra Civil. Los trabajos se desarrollaron entre los días 4 y 8 de noviembre, y aunque lo esperado era encontrar los restos de cinco personas, finalmente han sido seis.

Seis son también los años que han pasado desde que los familiares de dos de las víctimas contactaron por primera vez con la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), que ha promovido los trabajos en colaboración con la Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo.

Quienes dieron con sus huesos allí eran, a la espera de conocer la identidad del sexto, vecinos y vecinas de la cercana localidad de Morés, asesinadas el 13 de agosto de 1936, menos de un mes después del golpe fascista.

La comarca de Calatayud no fue excepción en lo que a alianzas reaccionarias se refiere: militares, guardias civiles, falangistas y civiles derechistas integraron la maquinaria sublevada.

El 25 de julio de 1936 la Guardia Civil del puesto de Sabiñán, encabezada por Juan Martínez Valtueña, entraba en Morés apoyada por falangistas de La Almunia de Doña Godina. Pronto hicieron desaparecer a muchos de sus habitantes, entre los que se encontraban Narciso Crespo Lozano y Antonio Lozano Morlanes, primos asesinados juntos en Calatayud el 10 de agosto.

Durante tres días, las madres de ambos denunciaron la desaparición de sus hijos, hasta que el 13 de agosto fueron detenidas y conducidas, junto a al menos otros tres hombres, de Morés a Ricla para ser asesinados y enterrados.

Ellas eran Petra Lozano Forcén, de 48 años, y su cuñada Lorenza Morlanes Serrano, de 43, ambas naturales de Morés. Quienes han estado con ellas 80 vivían también allí, pero sus lugares de origen eran otros. Zacarías Arranz Pascual (de Morón de Almazán, Soria), Tomás Sanz Lorente, (de Fuente la Higuera, Valencia) y Sebastián Rueda Camacho (natural de Jaén), se encontraban en Morés trabajando como ferroviarios en la estación de la localidad.

La sexta víctima es, por el momento, desconocida, si bien según testimonios de algunas personas que se acercaron a la exhumación, el mismo día que estas cinco personas fue asesinado un hombre sin hogar.

Aunque en un primer momento se esperaban encontrar los restos de cinco personas, se barajaba la posibilidad de que hubiera una más, ya que el 14 de agosto se anotaron como “desconocidos” en el Registro Civil de Ricla seis defunciones: dos mujeres y cuatro varones.

Petra tenía cinco hijos y Lorenza tres. La guerra y la posguerra aplastaron a sus familias con más asesinatos, prisión, saqueos y persecución cotidiana. Tomás y Sebastián dejaron jóvenes viudas e hijos e hijas muy pequeñas.

No ha sido posible localizar a la familia del tercer hombre del que sí se conocen algunos datos. Se trata del ya citado Zacarías Arranz Pascual, natural de Morón de Almazán (Soria), asesinado el 13 de agosto de 1936 a los 27 años. Estuvo casado con Isabel Espejo la Serna, con quien tuvo a Dolores y a José. Tras el estudio de ADN, las familias recibirán los restos de sus madres, padres o abuelas, tras ochenta años de espera.

Esta exhumación ha sido el punto de llegada de un largo trabajo de documentación mediante diversas fuentes entre las que ha resultado crucial el testimonio de Máxima Crespo Lozano, hija de Petra Lozano Forcén.

Pese a que la conocida como Ley de Memoria Histórica continúa en vigor, y reconoce el derecho de Máxima a honrar y recuperar a su madre, no ha sido posible actuar hasta el momento. De poco sirve que una ley permanezca vigente, si de facto se desactiva no destinándole presupuesto. Sin embargo, aunque está habiendo avances en este sentido, se está lejos de llegar a lo esperado.

Tanto esta exhumación como trabajos futuros han tenido que fijarse en el calendario de forma acelerada ya que los permisos imprescindibles para llevarlas a término finalizan el 1 de diciembre del presente año, pero la financiación para realizarlas no ha llegado.

Esta contradicción y falta de coordinación de la Administración dificulta la labor de este equipo, que a pesar de ello ha trabajado de forma ejemplar, pese al frío y la intensa lluvia que les han acompañado. De hecho, no sólo no se ha hecho efectivo el ingreso de la subvención, sino que dos días después de haber finalizado la intervención el equipo no había recibido todavía oficialmente la notificación de si les concedían o no esa financiación, ni su cuantía.

Próximas intervenciones

A pesar de todo, comenzarán de forma inminente y sucesiva dos proyectos de exhumación de fosas comunes, promovidos por la Asociación Charata de Uncastillo y por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica Batallón Cinco Villas, con la colaboración de ARICO.

En primer lugar, continuarán las labores de localización y exhumación de las hermanas Lourdes y Rosario Malón Pueyo en Longás (Zaragoza), y las mismas tareas tendrán lugar después en el cementerio municipal de Luesia para localizar a 13 vecinas y vecinos de Uncastillo (Zaragoza) y dos de Petilla de Aragón (Nafarroa), asesinados en agosto de 1936.

Nov 022016
 

Diagonal.- La sexta votación de investidura en el Congreso en un año terminó con el periodo más largo de ingobernabilidad política desde 1977. El Gobierno contará a partir de ahora con el apoyo de Ciudadanos y con el miedo del PSOE a que la legislatura termine antes de que lleve a cabo un proceso que le permita volver a ser competitivo en el mercado electoral.

Las intervenciones de los distintos partidos avanzaron sus argumentos de cara al nuevo ciclo, que el PP pretende manejar con los mismos argumentos de la fase 2011-2015 pese a no tener mayoría en la Cámara baja.

LÍMITES. El discurso de Rajoy fue una reivindicación de la legislatura del shock. Pese a las dificultades para encontrar los apoyos necesarios para repetir y al maquillaje que impuso Ciudadanos en su negociación de agosto, el PP consiguió en el mes de octubre su objetivo sin renunciar a su proyecto. Ése que se basa en que sean el PP y su entorno quienes establezcan los límites de lo posible.

Rajoy ha salido de la zona de sombras de la ingobernabilidad y “los límites no varían”, como dijo en su discurso. Son los de la unidad de España y los compromisos con la Unión Europea. Negación del Procés y reparto de los recortes. Sangre, sudor y lágrimas a las comunidades autónomas. La reforma laboral, dijo el nuevo presidente, no se toca. “Diálogo sí, pero no nos equivoquemos (…). Hemos de negociar dentro de los límites que la realidad nos impone a todos”.

Corto o largo, su Gobierno se basará en seguir a la troika y dictar al Tribunal Constitucional. De la Ley Mordaza hace tiempo que no se dice ni palabra. Esta orquesta sólo toca esas canciones.

Antonio Hernando en la sesión de investidura. / Juan Carlos Rojas.

HUMILLADOS. “Vamos a vigilar cada paso que dé”, ahondó el portavoz socialista Antonio Hernando en un discurso fabricado en los mismos moldes del viejo turnismo. Algo se rompía con la abstención –“hoy se acaba el bloqueo político”, se congratulaba Hernando– y también concluía el relato que el PSOE puso en marcha para detener el reloj que había echado a andar en mayo de 2010, con los recortes del Gobierno de Zapatero.

En la calle, algunos miles de personas gritaban “PSOE, PP la misma mierda es” mientras Hernando se dirigía al Congreso. El exportavoz de Pedro Sánchez defendía la abstención “para restañar las heridas del Estado de bienestar”, unos minutos después de que Rajoy marcase paquete de reformas y límites.

Unas horas antes, solo como en el tango de Roberto Goyeneche, Pedro Sánchez avanzaba las líneas de su nueva aventura y reconocía las presiones de la oligarquía –verbigracia, Césas Alierta– para evitar un Gobierno de PSOE y Podemos. Lejos del Congreso, el candidato socialista en el exilio se sube a bordo de un turismo para llegar a todos los rincones de España.

Pablo Iglesias, en el hemiciclo. / Juan Carlos Rojas

LA META VOLANTE. En la única entrevista que ha concedido Pablo Iglesias a Diagonal, habló de la necesidad de correr. Han pasado dos años y medio desde 2014 y hasta el pasado sábado no terminó el sprint de Podemos. A escasos metros de la meta volante –la meta antes de la meta– el discurso del secretario general de Podemos sonó sosegado, no excitado ni agotado como ya lo había hecho en la fase de la ingobernabilidad.

El otro gran resistente del ciclo ha sido el candidato de Unidos Podemos. En la tribuna se reivindicó como el instrumento de “otro país” distinto al de Rajoy, “que no tiene miedo, pero que sufre” y que “tarde o temprano va a ganar”.

Acabada la fase de la prisa, el partido de partidos en el país de países debe resolver su cuestión interna. Los procesos de primarias en Madrid y Andalucía, los primeros abiertos, señalan los límites al optimismo que Iglesias mostró en la tribuna de oradores.

Albert Rivera.

ALEVÍN. En su último discurso antes de la investidura, Albert Rivera no citó a Adolfo Suárez. Fue un avance. El líder de Ciudadanos parece un alevín en la tribuna del Congreso con un deseo demasiado evidente de equipararse a sus ídolos. Eso quizá le funcione a medio plazo para llegar donde Suárez llegó, de momento le ha sido útil para alcanzar su objetivo: evitar unas nuevas elecciones en un sistema electoral que perjudica a los partidos subsidiarios.

En las últimas frases de su discurso, Rivera citó a John Fitzgerald Kennedy. El candidato naranja domina todas las artes de la autoayuda.

Gabriel Rufián, protagonista de la noche en las redes.

NERVIOS DE ACERO. El protagonismo mediático, es decir, el protagonismo en Twitter, lo tuvo Gabriel Rufián. El coportavoz de Esquerra Republicana de Catalunya no terminó su discurso por las interrupciones del PSOE.

Como dijo su compañero Joan Tardà, el objetivo es que ERC cumpla su última legislatura en la Carrera de San Jerónimo.

Rufián llevó hasta el límite los nervios del grupo socialista. El objetivo: profundizar la fractura entre PSOE y PSC. Si el Procés descalbaga no será porque los republicanos catalanes se ponen de perfil en el Congreso español.

SOBRIOS. En Vitoria y en Madrid, el PNV mantiene la misma característica: habas contadas y mirada larga. Eso les permite gobernar la comunidad con el Estado de bienestar más consolidado de la península. En su intervención en San Jerónimo, Aitor Esteban señaló la negación de la política que había realizado Rajoy: “Si sigue apoyándose en la aristocracia jurídica y en ese ‘no cederé, no cederé’, me temo que no va a avanzar mucho”.

La abstención del PSOE, que posiblemente adivinó el PNV antes de las elecciones de septiembre, permitía a los jeltzales cumplir lo que avanzaron en agosto: que no harían presidente a Rajoy. A partir de este momento, sus seis votos en el Congreso serán rentables. Con más poder que nunca en la suma de Gobierno, diputaciones y ayuntamientos, l PNV también sabe dónde están los límites y lo que puede Bruselas. El PNV es tan serio que la intervención de Esteban terminó sin aplausos, ni siquiera los de su propio grupo.

SUS LÍMITES. Francesc Homs, el diputado de Convèrgencia, tiene un papelón. La heredera de la “minoría catalana” de Jordi Pujol y Miquel Roca no tiene tan claro que ésta sea su última legislatura en Madrid. “Lo que vota la gente sirve para cambiar la ley”, defendió Homs. No mencionó la palabra referéndum. Convérgencia se impone sus propios límites.

EXPECTANTES. Los diputados abertzales no pueden apostar a que ésta sea la última legislatura de EH Bildu en Madrid, pero mantienen la esperanza de que el Procés catalán abra el escenario de la independencia de País Vasco y Navarra.

En el entretiempo, Oskar Matute cargó en su discurso contra el juguete roto del bipartidismo (“todavía huele a cal viva”, dijo a los perplejos socialistas).

SECUNDARIA. Ana Oramas, de Coalición Canarias, fue la única mujer que subió a la Tribuna. Su discurso fue aplaudido por el público maduro de la sala cuando dijo que los jóvenes “tienen odio y rencor”. Para cuando terminó, unas decenas de miles de personas llegaban a la Puerta del Sol. En el Congreso, la ingobernabilidad se clausuraba, al menos sobre el papel.

Oct 312016
 

Diagonal.- Zaragoza acogió este martes la presentación de los primeros datos y conclusiones que contiene el estudio Feminicidios y otros asesinatos de mujeres, informe España 2015, realizado por Feminicido.net, una plataforma de iniciativa social, única en toda Europa, cuyo objetivo es radiografiar la violencia contra las mujeres desde una perspectiva global.

La presentación corrió a cargo de Nerea Novo, periodista y representante de la plataforma, acompañada por la concejala de Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia y el presidente de la Asociación de Periodistas de Aragón (APA), José Luis Trasobares. La ponencia sirvió como prolegómeno de las Jornadas de Información y Violencia Machista que se están celebrando en el Auditorio de Zaragoza los días 26 y 27 de octubre.

El avance de este proyecto advierte que las cifras oficiales de violencia machista con las que cuenta la Delegación del Gobierno no suman “hasta un 9 % de los casos”. Además, se incluyen en su base de datos otros tipos de asesinatos, como crímenes por prostitución, transfóbicos o infantiles, los llamados ‘asesinatos invisibilizados’.

Estas primeras cifras que arroja la base de datos del proyecto Feminicidio.net –el informe definitivo se dará a conocer a mediados de noviembre– contemplan 681 mujeres asesinadas entre los años 2010 y 2015 en el Estado español, por 390 casos que recoge la Delegación del Gobierno.

Feminicidio.net

“La cifra de mujeres asesinadas [en 2015] por sus parejas fue de 60, según la cifra oficial. Por desgracia, Feminicidio.net registra además otros tres asesinatos, feminicidios íntimos que están en el marco de la pareja y que por alguna razón el Ministerio no los considera oficiales. En total, entre 2010 y 2015, los oficiales son 354, pero Feminicidio.net recoge 36 más, con lo que serían 390 los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas hombres”, apuntaba Nerea Novo, representante de la plataforma.

El ‘feminicidio íntimo’ –el cometido por el hombre como pareja o expareja– resulta un 54% de los casos, según los datos de la plataforma. Otro 46% está formado por mujeres que han sido asesinadas por familiares, amigos, vecinos y, en el caso de la prostitución, sus clientes.

De los 681 feminicidios cometidos en los 6 años, 390 fueron íntimos –36 casos no suman en los datos oficiales por motivos desconocidos–.

Los demás están repartidos entre 90 feminicidios familiares, 51 por robo, 51 no íntimos, 31 infantiles, 22 por prostitución, 22 sin datos suficientes, 17 por violencia económica, tres por crimen organizado y/o narcotráfico, dos casos dudosos de los que no se tiene información suficiente, un feminicidio transfóbico, un asesinato por violencia juvenil y otro caso no englobado en ningún apartado.

Otros datos

Si hablamos del perfil de la víctima y del victimario –el agresor–, el informe concluye que el 51 % de las mujeres tenían entre 30 y 49 años, la edad media es de 46 años.

Cuando se trata de mujeres de nacionalidad extranjera, la edad media es menor, 40 años. De entre las 112 mujeres asesinadas, 13 habían presentado denuncia por violencia machista, cuatro de las cuales tenían una orden de protección en vigor.

Feminicidio.net

En el Estado español, el 34 % de los asesinatos corresponden a mujeres extranjeras. “Existe una sobrerrepresentación de casos con relación a la presencia de la población femenina de origen extranjero”, afirman desde Feminicidio.net, que es del 13% en el Estado.

Por otro lado, el perfil de los victimarios se encuentra en una franja de entre 30 y 49 años, con una edad media de 43 años en el 51 % de los casos. Tienen nacionalidad extranjera 29 de los casos, el 26 %. También se manifiesta una “sobrerrepresentación de casos con relación a la presencia de esta población”, según indica Feminicidio.net.

De estas primeras conclusiones se deduce que, en España, la media de mujeres asesinadas al año entre 2010 y 2015 fue de 113.

El informe, que saldrá a la luz a mediados de noviembre, incluirá una introducción teórica del concepto de feminicidio y su tipología, además de un análisis pormenorizado de los datos.

Entre ellos, se podrán consultar las tasas de prevalencia y el número de casos por territorios, los tipos registrados o el perfil demográfico de víctima y victimario.

También se presentarán el listado y las reseñas de cada caso por orden cronológico, ocho ensayos de académicas, periodistas y activistas de Derechos Humanos de las mujeres y dos informes especiales: Feminicidio en el sistema prostitucional del Estado español 2010-15 y Niños y hombres asesinados en el marco de la violencia machista.

Cifras en Aragón

En Aragón, los datos registrados entre 2010 y 2015 se sitúan por debajo de la media estatal, a pesar de que en 2016, tres mujeres ya han sido asesinadas por violencia machista en el territorio. Durante estos seis años se registraron 16 casos en total.

Para Arantza Gracia, concejala de Inclusión del Ayuntamiento de Zaragoza, “la violencia machista tiene su origen muy claro en la desigualdad entre hombres y mujeres”. La edil afirmó que esta causa “se visibiliza en los asesinatos machistas”

Oct 252016
 

ozono3

Diagonal.- El primer informe sobre ozono en el Estado español de Ecologistas en Acción presenta datos preocupantes. Según éste, más de 37 millones de personas respiraron aire contaminado por este gas durante la primavera y el verano de 2016, cuatro de cada cinco ciudadanos del Estado, el 80% de la población.

Esta problemática afecta al 92% del territorio estatal, zonas donde se exceden los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las causas se encuentran en “la coyuntura meteorológica, el cambio climático, el repunte de tráfico, el fraude en las emisiones de automóviles y la apuesta gubernamental por las energías sucias en detrimento de las renovables”, remarcan desde la organización. La contaminación afecta, además de a la salud de las personas, a los cultivos y espacios naturales.

Ecologistas en Acción

Los datos han sido recogidos de 455 estaciones de medición oficiales repartidas por todo el territorio del Estado, entre el 1 de enero y el 15 de octubre del presente año.

Las conclusiones del informe constatan que el ozono troposférico es el contaminante atmosférico que afecta a más población y territorio años tras año.

El valor objetivo que establece la normativa española es, sin embargo, más laxo que el recomendado. Según éste, la cifra de personas que han respirado este contaminante se reduciría a 10,2 millones, un 22% del total, 0,7 millones menos que en 2015 pero 3 millones más que en 2013 y 2014.

Ecologistas en Acción

El ozono troposférico es un contaminante que no tiene una fuente humana directa, sino que aparece en la baja atmósfera en presencia de radiación solar por la combinación de contaminantes denominados precursores.

Entre éstos se encuentra el tráfico rodado, las grandes centrales centrales termoeléctricas o actividades industriales. Las zonas más afectadas son las áreas suburbanas y rurales influenciadas por la contaminación urbana.

El cambio climático es un factor determinante, ya que la evolución reciente de los niveles de ozono “está relacionada muy probablemente con la tendencia al incremento en verano de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor), resultado del cambio climático”, apuntan desde el colectivo.

Ecologistas en Acción

Para Ecologistas en Acción, “la contaminación por ozono debería abordarse como un problema sanitario de primer orden”, ya que cada año se registran, según las últimas estimaciones de la Agencia Europea del Medio Ambiente, 1.800 muertes prematuras en el Estado por exposición a niveles de contaminación por ozono como los registrados en 2016.

Asimismo, recuerdan que, a pesar de que los planes de mejora de la calidad del aire para reducir la contaminación por ozono son obligatorios según la legislación vigente, “una docena de comunidades autónomas –Andalucía, Aragón, Illes Balears, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Catalunya, País Valencià, Extremadura, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Navarra y País Vasco– siguen sin elaborarlos, lo que ha motivado la presentación en julio de una denuncia contra el Reino de España ante la Comisión Europea, que se suma a los procedimientos en ella abiertos por el incumplimiento de los valores límite de partículas y dióxido de nitrógeno”.

Oct 222016
 
tarjetasblack_pool
Blanco, burgués y varón. El banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional sirve para retratar a los protagonistas de una forma de funcionar que en España dura desde hace más de 40 años.

Diagonal.- Desde hace dos semanas, decenas de coches de alta gama llenan el polígono industrial que separa Torrejón de Ardoz y San Fernando de Henares. Por los pasillos de la sede de la Audiencia Nacional en la periferia madrileña se ven pasar decenas de trajes de chaqueta y corbata. Son los 56 consejeros de Bankia imputados por usar tarjetas opacas a Hacienda facilitadas por la entidad financiera. Personas que, como resalta Raúl Maíllo, abogado de CGT en este juicio, “provienen de los sectores más poderosos de la sociedad”. Todos ellos han declarado ya ante la presidenta de la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional, Ángela Murillo.

Han admitido haber tenido las tarjetas; casi todos también haberlas utilizado. Algunos tenían un límite de gasto de 3.000 euros mensuales, otros de 24.000. Unos afirman que tenían que informar de las gastos realizados, otros no. Y, sobre todo, unos dicen que el crédito de la tarjeta era parte de su retribución, y otros que era para cubrir gastos de representación.

Las últimas declaraciones de testigos más relevantes han sido las de Iñaki Alzaola –director de Auditoría de Bankia– y José Luis Sánchez Blázquez, director de intervención. “Fue quien expuso cómo era el sistema”, señala Raúl Maíllo, abogado en la causa por CGT. “Él revisaba las cuentas, pero Caja Madrid gestionaba más de 300.000 millones de euros, frente a los 15 millones de las tarjetas. Los acusados dicen que nadie les dijo nada ni controló, pero es que habían creado un sistema para que no se les pudiera controlar. Bankia –o Caja Madrid– tiene más de 17.000 cuentas con asientos contables y una de las que se usaban [para las tarjetas black] era una multicuenta contable en la que es incontrolable la pasta que se coloca”, añade.

“Habían creado un sistema para que no se les pudiera controlar”
Una de las pruebas clave es la tabla de excel entregada por la auditoría de Bankia a petición de la Audiencia. Es un volcado de datos en el que se han limpiado los más de 70 campos de la tabla original de VISA dejando los campos de interés: qué gastos, dónde y cuándo. “Las defensas plantean que con esa tabla se vulneran sus derechos fundamentales, lo que es sorprendente, sobre todo desde el punto de vista de los trabajadores”, señala Maíllo. “A cualquier trabajador sí le pedirían explicaciones por gastos realizados con una tarjeta de su empresa, pero estos altos directivos dicen que son datos personales, aunque el titular sea Bankia”.

Todos los imputados han alegado que había errores en la tabla, aunque, a la misma vez, señala Maíllo, “todos han reconocido unos gastos como suyos y otros que no. Parece claro que sí hay una parte importante de las extracciones que coinciden con lo que ellos presuponen”.

¿De dónde viene esto?

El caso de las Tarjetas Black es parte de algo más grande: el caso Bankia. En mayo de 2011, mientras miles de personas tomaban las plazas, Caja Madrid cambió su nombre por Bankia y, un mes después, salió a bolsa. Había pasado un año desde que la caja madrileña se fusionó con Bancaja y otras seis cajas de ahorro, dando lugar a un monstruo financiero que gestionaría 340.000 millones de euros en activos y que tenía dos patas: una que se quedó con el negocio limpio y otra –el Banco Financiero y de Ahorros (BFA)– con los activos tóxicos. La campaña ‘Hazte banquero’ fue parte de la estrategia para salvar el agujero de una entidad ya convertida en una de las mayores inmobiliarias del Estado. Por el camino dejaba a miles de personas desahuciadas y a otros miles de preferentistas estafados.

El 7 de mayo de 2012 se hizo pública la inyección de 10.000 millones de euros a Bankia del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y Rodrigo Rato presentó su renuncia como presidente del banco. Dos días después, el Gobierno decidiónacionalizar la pata enferma de la entidad, el BFA. El teatro sobre la viabilidad de Bankia se acabó.

El 15M fue el primer actor en reaccionar. El 13 de mayo de 2012, la Asamblea del 15M Barcelona creó la plataforma 15MpaRato con el objeto de presentar una querella popular contra Rato y el consejo directivo de Bankia. En 24 horas sumaron los 15.000 euros necesarios para poner en marcha la iniciativa. El 6 de junio, el fiscal general del Estado decidió también examinar la fusión de las siete cajas de ahorros y la salida a bolsa de Bankia, y días más tarde se unieron al proceso UPyD e Izquierda Unida.

Leer más: Objetivo: juzgar a los ricos

Durante la investigación del caso Bankia, 15MpaRato recibió de una fuente anónima un archivo con miles de correos electrónicos de Miguel Blesa, presidente del consejo de administración de Caja Madrid entre 1996 y 2009. En uno de ellos aparecía mencionado un sistema de tarjetas opacas que la entidad facilitaba a los consejeros y directivos de la entidad.

Según las declaraciones que han tenido lugar hasta ahora, el sistema de las tarjetas black fue creado por Jaime Terceiro, presidente de Caja Madrid entre 1988 y 1996 –hasta que llegó Miguel Blesa– para sufragar los costes de representación que superaban los límites fijados. Pero fue después cuando consejeros y directivos comenzaron a tirar de tarjeta con más soltura.

Sueldos (i)limitados

En febrero de 2012, cuando el caso Bankia estaba a punto de estallar, el Gobierno limitó, con un real decreto, la remuneración de consejeros y ejecutivos de entidades financieras rescatadas por el FROB a 100.000 y 600.000 euros al año respectivamente –la mitad en el caso de que la entidad estuviera participada mayoritariamente por el FROB–. Hagamos cuentas: los consejeros podían aún cobrar hasta catorce pagas de 7.142 euros brutos y los directivos de hasta 42.857 mensuales. No está nada mal. Pero no pareció ser suficiente. Según testificó Francisco Verdú durante su declaración en la Audiencia Nacional, fue entonces cuando Rodrigo Rato, entonces presidente de la antigua Caja Madrid, le ofreció una tarjeta en un sobre para paliar los efectos negativos sobre los salarios de la nueva legislación. Para ellos no era suficiente.

Oct 212016
 

honorio

Honorio Robledo es músico, pintor, escritor, compositor, viajero, gran conversador y un manitas, porque sabe arreglar desde una ventana maltrecha a un coche que no arranca. Y si no lo sabe, siempre encuentra alguna solución. Honorio es una persona muy espabilada.

Y está de visita en Barcelona para presentar uno de sus más recientes libros, Diario para una gitana (Ediciones del ermitaño, 2015).

“Fui a Londres para participar en el Festival del Mezcal, donde, además de la exposición de los diferentes tipos de mezcal que se elabora en México, se invita a artistas mexicanos que han producido obras en torno a esta bebida, como en mi caso. Y entonces, se me presentó la oportunidad de venir a Barcelona, y aquí estoy. Y me siento muy contento porque tiene casi veinte años desde que estuve aquí, viviendo en esta ciudad”.

Actualmente, Honorio radica en Xico, un pueblo del estado de Veracruz, en México. Pero ha vivido y recorrido varios lugares. Dentro de sus andanzas, ha caminado por el Sotavento, una región ubicada hacia el sur de Veracruz, en donde se enriqueció de la tradición oral que pervive entre los pueblos de esta zona.

“Hay una tradición oral muy profunda y delirante. Hay muchas historias, por ejemplo, la cosmogonía de los chaneques, espíritus silvestres que se mantienen en un nivel muy profundo y de devoción entre los popolucas [comunidad indígena de la región]. Hay una atmósfera mágica que, además, guarda relación con la naturaleza. A ningún popoluca se le ocurriría mearse en un río porque el agua debe ser preservada”.

“Recorriendo estos pueblos conocí a varios cuenteros que mantienen vivo este mundo fantástico. Escuché y aprendí sus historias”

“Recorriendo estos pueblos conocí a varios cuenteros que mantienen vivo este mundo fantástico. Escuché y aprendí sus historias. Y claro, me impregné de toda esa magia, que más tarde me dictó los cuentos que hoy conforman el Diario para una gitana”.

Los textos del Diario fluctúan entre el microrrelato, la prosa y la poesía. No hay un camino definido, no hay una forma literaria específica. Los textos son cortos, sencillos, cuyo tejido, en conjunto, dibuja un personaje misterioso que no se deja atrapar, la gitana.

“A los hombres nos pasa que siempre estamos buscando la esencia de la mujer. Y en este libro la gitana viene, aparece y se escapa”.

Honorio, rasgando versos, dice: “Pero tú entraste, cambiaste todas las líneas de mi manoy te fuiste al amanecer”.

La gitana huidiza, el hechizo y la nostalgia que deja, ocurre entre dos lugares recurrentes a lo largo de los textos: el Sotavento y un desierto que es como un sueño, no tiene un lugar preciso. Descripciones fantásticas, colores, resonancias a son jarocho (la música que toca Honorio), y una melancolía dulce, son algunas de las perlas que adornan el Diario para una gitana.

A pesar de la violencia y la corrupción política que azotan a México, en especial Veracruz, el estado más peligroso en estos momentos, Honorio Robledo nos hace recordar que en el pueblo mexicano subsiste una magia multicolor que les hace resistir, cantar, reír, celebrar y soñar.

Es de mañana en Barcelona. Entre café, anécdotas y explicaciones sobre su trabajo artístico, Honorio, de pronto, se pone serio, parece como poseído por algún cuentero del Sotavento, y dice:

“Nosotros somos seres mágicos y estamos aquí en este espacio que es un milagro. Entonces, debemos estar a la altura del milagro. No menos sino a la altura, y de allí para arriba. Mucha gente no sabe la magia que lleva por dentro. Lo primero que tenemos que saber es que somos seres mágicos y, entonces, impulsar ese ser mágico para poder hacer actos de magia, es decir, para ayudar a los demás, para defendernos, para compartir sueños, para repartir la riqueza”.https://www.diagonalperiodico.net/culturas/31960-honorio-robledo-somos-seres-magicos.html

Oct 212016
 

boro_ahotsa

Continue reading »

Oct 202016
 

f1d9f2059a014905c3ddc2b3b1254789_xl

El pasado de Guadalajara está íntimamente vinculado al desarrollo de la aerostación y la aeronáutica, por ello, el historiador Pedro José Pradillo,  realizó en la tarde de ayer una conferencia dentro del ciclo “Los orígenes del control aéreo. Los ingenieros militares pioneros de la aeronáutica española”. El objetivo: seguir el rastro a través de sus investigaciones y, muy especialmente, a través de la prensa local, de dos edificios del aeródromo militar de Guadalajara, el chalet de pilotos y la torre de avistamiento, que “representan una página clave del desarrollo de la aeronáutica mundial”, según apuntaba Pradillo.

La torre de avistamiento y el chalet de pilotos del Aeródromo Militar de Guadalajara se encuentran “en un estado lamentable”. Pradillo expresaba así la pretensión de recuperar estos edificios claves de la historia reciente de la ciudad, motivo por el cual se ha diseñado este ciclo de conferencias ligadas a una exposición del mismo nombre, para llamar la atención a la ciudadanía al respecto. Aunque se trata de un tema “complicado de abordar, ya que hay que implicar a muchas instituciones” se pretende que el dia de mañana pueda ser un espacio referente del pasado aeronáutico de la ciudad y que pueda visitarse y valorarse “como la torre de control de aeródromo más antigua que existe en el mundo”.

Así empezaba Pradillo una charla en la que los aistentes pudieron conocer el importante vínculo que Guadalajara tuvo con la aerostación y la aeronáutica y en la que se trazó el recorrido y los avances del ser humano en su ansia por emular a los pájaros y poder gozar de vistas panorámicas. Un deseo ya patente en los mitos de la Antigüedad, como el de Ícaro, y que permanece en el Renacimiento, como evidencian los distintos artilugios con aspecto de alas diseñados por Da Vinci. Hubo que esperar hasta finales del s.XVIII, en 1783, para ver volar los primeros globos en Francia, gracias a los hermanos Montgolfier, y diez años más para la primera demostración de vuelo en globo en España.

Los globos se muestran entonces como una herramienta clave para la observación militar, ya que permitían a los ejércitos controlar el terreno y avistar posiciones enemigas. Sin embargo, no fue hasta un siglo después, en 1889, cuando el ejército español adquiere en Francia su primer globo, el María Cristina, que fue probado por la propia regente y que después vino a parar al Parque de Aerostación que se creó en 1896 en las terrazas del Henares, en los terrenos de maniobras de la Academia de Ingenieros y actual barrio de Manantiales.

Cuatro años después, tras la crisis de Cuba, que paralizó cualquier intento de avance tecnológico militar, los globos empiezan a volar en el Parque de Aerostación de Guadalajara, que será un espacio clave en el desarrollo de este campo, tal como se evidencia en los periódicos locales del momento que publicarán, de forma constante en las décadas siguientes los avances, logros, récords, concursos, accidentes…etc. Todo tipo de noticias vinculadas a la aerostación y la aeronáutica se muestran en la prensa alcarreña, pues no solo eran de gran interés para los ingenieros militares sino también para los vecinos, que se acostumbraron pronto a ver volar dirigibles desde sus campos de labor.

Noticias como la visita del ingeniero y pionero de la aviación Santos Dumont al Parque de Aerostación y los “grandes elogios” al dirigible que estaban construyendo Torres Quevedo y Kindelán, que andaban colaborando juntos en un prototipo de dirigible.  En 1908 logran poner en vuelo un segundo prototipo, mucho más estable, que será reconocido como el “primer dirigible totalmente español”.

Pradillo explicaba, sin embargo,  cómo “los celos entre Kindelán y Torres Quevedo privaron a este país de quedarse con la patente del dirigible y que fuera desarrollado en tierras españolas”. Astra o Hutchinson fueron algunas de las marcas que desarrollaron la patente del dirigible diseñado en Guadalajara que se puso en venta en numerosos países, llegando incluso a ser adoptado por la Armada Imperial Japonesa.

Pronto empiezan a destacar en la prensa alcarreña noticias relacionadas con la aeronáutica, como los avances de Santos Dumont o de los estadounidenses hermanos Wright, así como los primeros vuelos sobre el Canal de la Mancha o nuevos récords de velocidad. En estos momentos, en 1909, el Parque de Aerostación de la ciudad contaba ya con un gran barracón para globos y se estaba acabando de construir un hangar de 75m para albergar el dirigible “España”, que fue adquirido por Kindelán y Vives para el ejército español en Francia (dado que no se podía comprar el modelo de Torres Quevedo).

Es en 1909 también cuando José Marvá y Mayor visita Guadalajara por orden de la Jefatura del Estado para estudiar la posibilidad de comprar terrenos y ampliar el Parque de Aerostación al otro lado de la carretera para albergar allí “el primer gran aeródromo de España donde pudiera desarrollarse la aviación al igual que se estaba desarrollando la aerostación”.

Las dudas y la inquietud de los alcarreños sobre la capacidad de las autoridades de llamar la atención de la Jefatura de Estado, de gestionar la venta de terrenos y poder albergar semejante proyecto se hacen patentes a través de la prensa y sus miedos se constatan cuando en 1912 la Comisión de Experiencias adquiere definitivamente los terrenos que albergarían esa gran base aérea pionera en España en Cuatro Vientos, “que sigue siendo hoy un aeródromo mientras que en Guadalajara tenemos una ruina” se lamentaba Pradillo al respecto.

No obstante, en Guadalajara ya había aterrizado un primer aeroplano pilotado por el francés Jean Mauvais en noviembre de 1910 y, en los años posteriores, los vuelos entre Cuatro Vientos y Guadalajara fueron habituales. Finalmente, a raíz de la Real Orden del 19 de diciembre de 1912 se ordena la adquisición de 80.000m² de terrenos, en un triángulo ubicado entre la carretera de Torrelaguna y la senda de la Galianilla, paralela a las vías de ferrocarril, en los que se ubicará, por fin, uno de los primeros aeródromos españoles del s.XX: el Aeródromo Militar de Guadalajara.

Aunque en 1913 se desdobla el Servicio de Aeronáutica Militar y Guadalajara debe centrar sus esfuerzos en la aerostación, seguirá desarrollándose una flotilla y una escuela práctica de aviación que suponen la existencia de una fuerza militar aérea estable en la ciudad, en la que se llevarán a cabo numerosas pruebas de aviación o ensayos de prototipos de paracaídas para minimizar los accidentes que el desarrollo aeronáutico producía.

En 1917 la Comandancia de Ingenieros obtiene la licencia para construir en el Aeródromo Militar tres barracones, un chalet para pilotos y una torre de avistamiento. Aunque el Ejército del Aire “se empeña en decir que esto no es una dotación militar”, Pradillo señalaba la importancia de este edificio que considera que sirvió como “torre de señales y avistamiento, construida específicamente para regular el tráfico aéreo en la pista de aterrizaje que tenía a sus pies” y que puede considerarse  “la torre de control de aeródromo más antigua que existe en el mundo”.

Pero además, la nueva necesidad de edificar torres de control para los primeros aeródromos hace que se vuelva la vista a la Academia de Ingenieros Militares y sus proyectos de torres de señales y banderas, muy utilizadas en el s.XIX. De ahí que torres de control como la de Cuatro Vientos guarden rasgos comunes con edificios de Guadalajara como la torre observatorio diseñada en 1845 y que se construyó para la Academia de Ingenieros donde hoy se sitúa en Hotel AC, según apuntaba Pradillo, o incluso con el palomar de multiplicación de la Fuente de la Niña, perteneciente al Servicio de Telegrafía Alada del Ejército, que empleaba palomas para comunicar las coordenadas en los vuelos en dirigible; el mismo edificio que sigue hoy en pie “convertido en un bar de diseño modernista que no se termina de abrir”.

En 1920 se empieza la construcción de una cocina y un pabellón para albergar a dos compañías y el aeródromo de Guadalajara muestra unas instalaciones pioneras que le sitúan entre los grandes aeródromos españoles del momento. No obstante, la inauguración de la fábrica Hispano-Suiza en Guadalajara supuso el declive del Aeródromo Militar ya que, con la creación de la sección Hispano Aircraft, se impulsó la producción aeronáutica en la ciudad y se acabó vinculando un gran terreno a la fábrica a modo de aeródromo propio.

Este nuevo y amplió espacio acabó por eclipsar al Aeródromo Militar cuyos días de gloria terminaron en 1923, con la visita del infante Don Juan a hacer entrega del estandarte de Aerostación; no obstante, sus restos todavía permanecen en pie a la espera de que ser recuperados como señas tangibles de la historia de la ciudad.

Visto 383 veces

Sep 192016
 

ugc_2

Diagonal.- Si a usted le dicen “unidad de gestión clínica” es probable que ni siquiera le suene. Y sin embargo, las UGC llevan implantándose en nuestro sistema sanitario desde hace más de una década, de manera progresiva… y sin hacer demasiado ruido. Si ha oído hablar de ellas por vía oficial, probablemente recordará palabras como “democratización”, “profesionalización”, “gestión de los servicios sanitarios por parte de los propios profesionales”. Pero hace años que los colectivos que luchan contra la privatización sanitaria denuncian que las UGC, implantadas en hospitales y centros de salud de varias comunidades y en vías de implantación acelerada en otras, son el caballo de Troya de la mercantilización del sistema sanitario, perfecto porque no levanta sospechas.

Leer más: Gestión clínica: de la fábula al paisaje

“Están introduciendo y preparando las UGC para el futuro porque mete menos ruido que pasarle un hospital a Florentino Pérez y se puede vender como una democratización de la gestión en la que participan los profesionales, pero realmente se introducen elementos que van a distorsionar la práctica clínica”, dice Antonio Gómez, de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS Madrid).

Los últimos movimientos en la implantación de las UGC se producían este verano. El 7 de julio, el Consejo de Estado emitía un dictamen sobre el proyecto de Real Decreto por el que se fijan las bases para la implantación de las UGC en los servicios de salud de las distintas comunidades, que el Gobierno preparó en 2015. El organismo, que da su visto bueno al proyecto, dictamina que la normativa debe tener rango de ley, por lo que emplaza a que lo retome el próximo Gobierno.

Paralelamente, el 29 de julio, la Consejería de Sanidad de Castilla y León, que ya en diciembre de 2014 aprobó un polémico decreto para regularlas que se ha encontrado con diversos escollos en el camino, anunciaba la implantación de las 15 primeras unidades de gestión clínica –de más de cien en proyecto– en la comunidad a partir de octubre. Finalmente, debido a la oposición generada en distintos sindicatos y colectivos, ha retrasado su implantación a enero de 2017.

También este verano, el 28 de junio, Osakidetza, la Consejería de Sanidad del País Vasco, presentaba en la Mesa Sectorial de Sanidad un borrador de decreto que regulará dos estructuras paralelas, las Organizaciones Sanitarias Integradas y las UGC. Aunque ambas existen desde hace años en el País Vasco, carecen de regulación.

“Creemos que son una puerta abierta a la privatización, primero porque es una atomización de la sanidad pública, y cuando se atomiza una cosa, se crean un montón de desigualdades que van en contra del propio sistema; es una bomba de relojería contra el sistema sanitario”, dice a Diagonal Piedad Manjón, delegada de la sección sindical de Sanidad de CGT en Castilla y León. En esta comunidad se lanzaron dos pruebas piloto en Valladolid y Zamora en 2012, que fueron posteriormente tumbadas por el TSJ. “Los trabajadores que han estado inmersos en estas pruebas también cuentan que disminuye el personal y las cargas de trabajo aumentan, y con ello baja la calidad asistencial. Eso es algo que veremos a largo plazo”, añade.

Además, las normativas a menudo establecen la libre designación de los directores de unidad, es decir, que la consejería de turno pueda colocar a dedo a las personas de su confianza, y “los jefes de servicio en estas formas de gestión tienen una autoridad que no es compartida ni democrática, y en sus manos quedan muchas cosas, desde el empleo hasta la organización del servicio y los objetivos”.

Incentivos por recortar

Y es que todo el sistema se basa en los incentivos por cumplimiento de objetivos. “No es compatible el ejercicio ético de la medicina con la recepción de incentivos relacionados con reducir el gasto por paciente. Si introduces incentivos, el dinero sale de ingresar menos días a un paciente o de no mandarle una prueba cara o un fármaco caro”, añade Gómez.

Vista la oposición generada en Castilla y León, la Junta ha decidido que durante el primer año las UGC funcionarán sin incentivos, pero éstos se introducirán posteriormente. También en el País Vasco, las UGC existentes hasta el momento lo hacen sin incentivación económica, pero el Sindicato Médico, que junto al Sindicato de Enfermería participa en las negociaciones con Osakidetza, condicionó su apoyo a la implantación de las UGC a la introducción de la incentivación económica, critica Unai Ortega, del Colectivo contra la Privatización de la Sanidad (Osasungintza Pribatizatzearen Aurkako Kolektiboa, OPAK). También la Con­federación Estatal de Sindicatos Médicos, una de las principales organizaciones defensoras de las UGC, reclama que éstas se implanten con incentivos a los profesionales de al menos 12.000 euros anuales por cumplimiento de objetivos.

Toman como ejemplo a la comunidad pionera en este tipo de sistema, Andalucía. Allí, con 700 unidades de gestión clínica en funcionamiento, los directores de las UGC que logren los objetivos de contención del gasto se embolsan una media de 11.000 euros anuales además de su sueldo, y 7.000 el resto de profesionales. Pero, para ello, se les presiona para que recorten en fármacos, pruebas o derivaciones, en detrimento de la salud del paciente, como explicaba ya en 2014 a Diagonal una médica de familia de una UGC de Sevilla, que explicaba que la gestión de la unidad “se hace con criterios empresariales”. En otros lugares, como Asturias, el 49% del ‘ahorro’ realizado por la unidad se reparte como incentivos.

“Hay profesionales que creen en ellas como un modelo que puede modernizar el ámbito sanitario, pero reivindicar la recepción de incentivos por una correcta gestión cuando ese dinero podría ir dirigido a una dotación de mayores recursos es contradictorio, además de chocar con el código deontológico”, añade Ortega.
Este miembro de OPAK cuenta el caso de médicos que, tras poner en marcha una UGC, decidieron abandonar porque “la Administración deriva la responsabilidad de recorte de presupuesto a los profesionales”. “La Administración –añade Ortega– intenta venderlo como un sistema en que se da autonomía total a los profesionales que lo dirijan, pero ya de primeras el presupuesto no es negociable. Ésa es la primera derrota, la imposibilidad de tener un presupuesto que se adapte a las necesidades del centro y de la población a la que atiende”, añade.

Ortega explica que, más allá de las distintas velocidades a las que se está implantando en el Estado, “éste es un proyecto a nivel europeo, que obedece a todas estas nuevas formas de gestión en las que al final se identifica la gestión estatal como una gestión ineficiente, y se cogen instrumentos del ámbito privado para incluirlas en el público”.
“Con las UGC se pretende ir impregnando de criterios empresariales al personal estatutario, para posteriormente convertirlas en órganos con personalidad jurídica propia”, el paso previo a la privatización, explica Vicente Losada, del Grupo de Trabajo Auditoría Ciudadana de la Deuda en Sanidad. Algo como lo que ya ocurre con las Entidades de Base Asociativa de Cataluña, que, con entidad jurídica propia, funcionan como microempresas. “Esta desregulación va a generar una introducción de los procesos de privatización, y una influencia cada vez mayor de los lobbies empresariales”, añade Losada.

De momento, aparte de los sindicatos corporativos de la medicina y la enfermería, las UGC se llevan el apoyo de laboratorios farmacéuticos y organizaciones de directivos sanitarios, como muestra la Guía práctica para la implantación de unidades de gestión clínica, elaborada por la farmacéutica Abbvie y la IESE Business School, con el aval de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Asociación Nacional de Directivos de Farmacia (Ande). Y el interés y apoyo de las farmacéuticas, como Celgene, No­vartis, Johnson & Johnson, Gasmedi, Abbvie o Pfizer, se ha hecho patente en múltiples foros.

Juegos políticos

Mientras tanto, “en los programas electorales nadie habla de esto”, dice Antonio Gómez, que añade que “no hay gestión clínica buena y gestión clínica mala”. Lo cierto es que comunidades de distinto signo político han implantado las UGC. Andalucía (PSOE) las reguló en 2007, Asturias las introdujo en 2009 bajo el PP y las ha mantenido con los gobiernos posteriores, País Vasco (PNV) las introdujo al menos en 2007 y Galicia (PP) las reguló en 2014 pero no ha podido implantarlas aún por la oposición que generan, mientras que Castilla-La Mancha (PSOE) prepara ya su puesta en marcha.

Aunque IU en Castilla y León muestra su “más absoluto rechazo” a las UGC, durante su participación en los Gobiernos del PSOE en Asturias y Andalucía no hizo patente su desacuerdo con este sistema. También Podemos en Castilla y León ha exigido a la Junta la paralización de manera inmediata de las UGC, pero la postura de la estructura federal es matizada. Ana Castaño, responsable de Sanidad de Podemos, dice a Diagonal que “tal y como se está orientando es una perversión y puede encubrir una privatización”, y añade que “es el aparato jurídico que da pie a las UGC el que permite lecturas variopintas”. Sin embargo, considera que el sistema puede funcionar si hay independencia en la gestión, transparencia y evaluaciones, tal y como defienden en Podemos An­dalucía. En cuanto a sindicatos como CC OO y UGT, mantienen una fuerte oposición en Castilla y León y Galicia, pero defienden el sistema en Asturias o Andalucía.

11.000 euros en incentivos
Once mil euros anuales es lo que llega a cobrar en incentivos un director de UGC en Andalucía si la unidad alcanza los objetivos establecidos. Un miembro de la unidad cobra unos 7.000 en incentivos. En Asturias, el 49% del ahorro logrado por la unidad se entrega en incentivos.

700 unidades
700 unidades de gestión clínica existen actualmente en Andalucía. En Castilla y León se implantarán 15 a partir del 1 de enero de 2017. Del resto de comunidades con implantación no hay datos.

1.143 nuevos cargos
Son los cargos intermedios para UGC nombrados por la Junta en los últimos cinco años. Estos cargos han supuesto un aumento del gasto del Servicio Andaluz de Salud en 3,7 millones de euros sólo en concepto de productividad.

Sep 192016
 

columnaminerariotintoUn grupo de requetés con un blindado casero confiscado después de la conquista de Aracena.

Diagonal.- Hace ahora 80 años, por estas fechas, cientos de guerrilleros leales al gobierno democrático de la república española luchaban escondidos en la Sierra de Huelva contra la represión del implacable fascismo de las tropas de Franco.

Entrevistamos a Miguel Ángel Collado Aguilar, es historiador y doctorando de la Universidad de Sevilla. Su estudio ‘La guerra civil española en Nerva’ (Ed. Muñoz Moya) es el primer acercamiento académico a la historia de la guerra civil en la comarca de la Cuenca Minera de Río Tinto.

¿Hay alguna característica que diferencie el periodo de la Guerra Civil en la Cuenca Minera en relación al resto del estado?

La Cuenca Minera ha sido un núcleo importante del movimiento obrero y por eso la intensidad de la represión fue mayor que en otras zonas. La concienciación de clase de los trabajadores era muy alta, las minas de cobre eran muy importantes para la economía y era una prioridad para los golpistas conseguir divisas. Río Tinto era la empresa mas importante del sector en las zonas que habían conquistado hasta entonces. De hecho, las minas de Río Tinto comenzaron a funcionar de nuevo el día después de que la Cuenca fuese tomada. En esta zona, al igual que en muchas otras, se llevó a cabo un verdadero genocidio. La diferencia es que aquí había hasta una colonia británica y, a pesar de serlo, no tuvieron reparos en realizar una matanza incluso mayor, si se tiene en cuenta la proporción de ajusticiados en relación al número de habitantes.

Dices que había una colonia británica, ¿es éste el término adecuado?

Aquí había un gobierno controlado por los británicos. Los propietarios del suelo y subsuelo, así como de las casas de los mineros y de la distribución de los bienes primarios, eran los británicos. Aunque en lo formal los ayuntamientos estaban en otras manos, en lo informal, las redes de poder efectivas las controlaban ellos. El término ‘colonia’, como cualquier otro, no es estricto en ningún sentido. Era un emporio comercial e industrial que utiliza los medios del Estado en el que está asentado para mantenerse en el poder. Por ejemplo, la red de espionaje de los trabajadores que los ingleses tenían no es desdeñable, además de la imposición de modos culturales, así como del falso paternalismo: aquí había más escuelas que en el resto del Estado y ello no era gratuito. Los británicos hicieron el convento para que estudiasen los trabajadores y tener así mano de obra formada porque, desde principios del siglo XX, los menores de 14 años no podían trabajar en la industria. La escuela servía para reproducir las ideas que ellos querían propagar, como la sumisión a la compañía. De hecho, los maestros estaban directamente pagados por la empresa.

Uno de los episodios más tristes pero también más inspiradores relatas en tu libro es la formación de la Columna Minera.

No fue un arrebato espontáneo de los trabajadores. Desde el gobierno civil de la provincia se encargó a los mineros formar una columna minera. Tampoco es un caso aislado, en Granada hubo otra columna minera en las Minas de Alquife. Pero aquí la diferencia fue que los mineros fueron a buscar directamente a Queipo de Llano en Sevilla. La misma tarde del golpe de estado hubo una reunión en Huelva del gobierno civil en la que participaron los militares que se mantuvieron del lado de la república, que en Huelva fueron casi todos, y las autoridades civiles decidieron que fueran tres columnas a sofocar la rebelión en Sevilla. Una saldría de Huelva inmediatamente y estaría formada por Guardia Civil y de asalto, otra con los trabajadores de Río Tinto, que estarían armados con 250 kilos de dinamita que, por orden del gobernador, fueron requisados a la empresa.

Pero no consiguieron llegar a su destino…

En efecto, en San Juan del Puerto la columna que iba en segundo lugar recibió la orden de acuartelarse allí. Los mineros siguieron su camino sin saberlo. Por la mañana del 19 de julio las tropas golpistas hicieron una emboscada y mataron a 71 personas. Al resto, los detuvieron y fusilaron el 30 de agosto en distintos sitios de Sevilla. Estos asesinatos debían dar ejemplo para que a la población no se le ocurriese presentar resistencia de nuevo. Fue una resistencia ante soldados muy formados militarmente que venían de África, frente a gente sin formación militar.

Una vez que la capital andaluza se dio por perdida, los mineros volvieron a protagonizar otro episodio, en esta ocasión tratando de frenar el avance de las tropas franquistas, el llamado ‘tren militar’.

Después de aquella derrota, las autoridades civiles volvieron a intentar, no tomar Sevilla, sino impedir el avance a la espera que de que vinieran tropas de Madrid. Hubo varios telegramas entre el gobierno central de Madrid y de Huelva en los que se aseguraba que iban a mandar un avión y pedían que se aguantase. A mitad de camino los mineros, como no tenían armas para combatir, se negaron a seguir adelante. Hubo varios intentos hasta que el 29 julio cayó Huelva en manos de los franquistas y con ella media provincia, la mitad sur. Para el 26 de agosto ya controlaban el norte también.

¿Represión y consecuencias de la guerra?

Como en el resto del Estado, hubo fusilamientos y maquis que se lanzaron al campo. Hubo también un batallón, el Río Tinto, que se formó después de que la zona hubiera sido formada. La búsqueda de los maquis. La represión a los guerrilleros en Huelva sirvió de ensayo general para la persecución que se llevó a cabo posteriormente en el norte de España, en la sierra de Málaga y en todas las zonas donde hubo guerrilleros. La represión estaba minuciosamente planificada. Desde el comienzo de la república, la extrema derecha española se estaba preparando para dar un golpe de estado. El plan era el mismo en todos los pueblos: llegar y reprimir. Pero en Huelva muchas personas decidieron huir al campo, y ello les sirvió de entrenamiento a los franquistas, así como de acción ejemplarizante y terrorista.

Aug 272016
 

zzz147

Evitó hablar de la situación que atraviesa España en estos tiempos, más el ex presidente ibérico, José María Aznar, equiparó gobiernos con instituciones educativas en un discurso enfático respecto a los sacrificios para alcanzar grandes transformaciones: “La cuestión consiste en recorrer lo que se puede ser a lo que se debe ser; quien entienda que eso se debe recorrer, cosechará muchos éxitos”, aseguró al salir de la rectoría de la Universidad Autónoma de Hidalgo, donde fue investido Doctor Honoris Causa como parte de los eventos que inauguran la Feria Universitaria del Libro, FUL 2016.

En la ceremonia protocolaria encabezada por el Rector Humberto Verás Godoy y Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato Universitario, Aznar consideró que los grandes debates de fondo se encuentran especialmente nublados, pues ni el fanatismo ni el populismo aportan nada valioso para el desarrollo de la humanidad.

“Cerrar el paso a estas patologías morales es esencial para poder impulsar proyectos políticos o morales que realmente valgan la pena”, dijo el ex mandatario, que destacó, tanto para las personas como para las naciones se requiere de una visión profunda capaz de despertar la voluntad y justificar el esfuerzo.

El político subrayó que existen ambiciones irrenunciables, no sólo en el ámbito de la cultura y del conocimiento del Siglo XXI, sino en cualquier aspecto social relevante y al referirse a su experiencia al frente de España aclaró que esa ambición consistía en posicionarla entre los grandes países de Europa.

“No se puede hacer pedagogía sin saber lo que el hombre puede ser, así como no se puede hacer política grande, la que realmente vale la pena, sin tener idea de lo que un país, una ciudad, una nación puede llegar a ser. No sólo lo que puede sino lo que debe ser”, expresó y hablando de su paso por el gobierno español insistió en que las decisiones obedecían a la visión de aprovechar la oportunidad histórica de formar parte de la Unión Europea.

A grandes rasgos aseguró que alcanzaron el equilibrio MFD79256 presupuestario, que la tasa de desempleo bajó, que el número de asalariados llegó a 58%, que el gasto social creció 5 puntos, que se suprimió el impuesto a actividades económicas, el PIB per cápita creció 64%, la deuda pública bajó a 38% y España se convirtió en el primer país europeo inversor en América Latina.

No obstante, aclaró que lejos de presumir los logros de su gobierno, la intención es explicar el espectacular cambio español, “la diferencia entre el poder ser y el deber ser, haciendo grandes esfuerzos a favor de un proyecto de modernización, de expansión, de progreso social y económico, que obedecían a un proyecto ambicioso en el que pocos creían, pero al alcance de países tan grandes como España o como México”, afirmó.

En este contexto, explicó que el motor capaz de poner en marcha la voluntad española fue la posibilidad de convertirse en socio fundador del euro, oportunidad histórica de formar parte por primera vez en muchas décadas del grupo de países más avanzados de Europa.

El ex presidente español felicitó a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo por su reciente incorporación en el ranking de las 50 mejores universidades latinoamericanas Times Air Education, pues consideró que ese éxito es resultado de un plan de desarrollo bien ordenado y que augura un futuro esperanzador.

Aug 192016
 

La Procuraduría General de la República dio cumplimiento a la orden de detención con fines de deportación contra una persona de nacionalidad española  quien es requerida por las autoridades de ese país.

 

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), adscritos a la Dirección de Asuntos Policiales Internacionales e INTERPOL y el Instituto Nacional de Migración detuvieron a Juan “N” por los delitos de Cohecho, Robos Organizados a Mano Armada, Tráfico de Estupefacientes, Blanqueo de Capitales y Falsificación de Documentos.

 

Juan “N” cuenta con Notificación Roja en virtud de que es requerido por la Sección Segunda de la audiencia Provincial de Málaga por los delitos antes mencionados.

 

En razón de los hechos, el imputado permanece en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Playa del Carmen, Quintana Roo, en espera de los trámites migratorios correspondientes para realizar su deportación a España.

May 022016
 

papa con quijote

El pontífice ha recibido un ejemplar de El Quijote del director del Instituto Cervantes y del director de la Real Academia Española (RAE)

El presidente de la RAE, Darío Villanueva, ha comentado que ha encontrado “preocupado” a Francisco por la pobreza léxica de los estudiantes de su país

El papa Francisco recordó cuando era profesor de Literatura y llevó a Borges a clase

El papa ha expresado su deseo de dedicar un Ángelus, el habitual rezo de los domingos, a reflexionar sobre el escritor Miguel de Cervantes, cuando se cumplen 400 años de su fallecimiento y ha mostrado su preocupación por la pobreza léxica de los jóvenes. Francisco ha hecho estas reflexiones durante una audiencia privada que ha mantenido en la mañana del lunes en la Biblioteca Apostólica del Vaticano con el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha y el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, quienes le han obsequiado con un ejemplar de El Quijote y un ejemplar del primer volumen del Diccionario de Autoridades.

“Fue una conversación muy distendida en ese sentido y después ya el profesor Rico tuvo una idea feliz. Y le dijo: Qué bueno sería que un día en el ángelus vuestra Santidad hablará de Cervantes. Y él dijo que era buena idea”, ha asegurado García de la Concha. Terminamos nosotros nuestras intervenciones porque él no ponía fin a la audiencia Amante de la Literatura y conocedor de la obra de Cervantes, el papa Francisco recordó “con nostalgia” sus años de estudiante en los que leyó “íntegro” el Quijote. “Estuvo muy distendido, sin prisa alguna, realmente terminamos nosotros nuestras intervenciones porque él no ponía fin a la audiencia. (…) Hubiéramos podido seguir conversando”, explicó García de la Concha.

“Nos parecía que en los 400 años del fallecimiento de Cervantes, (…) recordando al viejo profesor de Literatura que él (Jorge Bergoglio) había sido (…), lo más adecuado era ofrecerle una edición que es la edición de referencia, de estudio, que en realidad constituye una enciclopedia del Quijote y al mismo tiempo rescata la voz de Cervantes, todo a lo largo de la novela, de adiciones y supresiones que hicieron los impresores”, expuso. Unas modificaciones que realizaron entonces los impresores y que este lunes fueron explicadas a Bergoglio por el profesor Rico: “En los impresos de la época tenían contadas las páginas del manuscrito que tenían que ir en cada página del impreso. Se pasaban al contar o se quedaban cortos”.

“Si se pasaban, cortaban, si se quedaban cortos, añadían. Y le he mostrado al Santo Padre algunos casos en los que es materialmente visible cómo se ve que ahí se ha añadido el texto. Y le ha gustado”, comentó Rico. Tanto es así, precisó García de la Concha, que a medida que Francisco iba escuchando estas explicaciones, “el rostro se le iba iluminando”. Cuando el papa era profesor de Literatura El papa también revivió un día en el que, siendo profesor, “llevó a (Jorge Luis) Borges a clase y los alumnos le leyeron cuentos, y Borges dijo ‘hombre esto hay que publicarlo con un prólogo'”, añadió el director del Instituto Cervantes. “Hemos notado que Su Santidad recuerda la etapa suya como estudiante y como profesor con nostalgia”, dijo por su parte el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva.

Le encontramos preocupado por esa pobreza léxica de los estudiantes de su país Además de rememorar su pasado, Bergoglio confesó su preocupación por el escaso vocabulario que manejan los estudiantes en la actualidad. “Le encontramos preocupado por esa pobreza léxica de los estudiantes de su país. Se nota que le llegó alguna noticia estadística de que los estudiantes de secundaria de Argentina salían de sus estudios solo con 500 palabras del español, que son muy pocas”, explicó Villanueva. En este punto, Villanueva aprovechó para regalar al papa un ejemplar del “Diccionario de autoridades” y comentarle que la versión digital del volumen recibió en marzo “71.200.000 consultas”.

“De manera que no todo está perdido, hay mucha gente que a través de las tabletas y de los teléfonos móviles, a través de las computadoras u ordenadores están muy interesados en ampliar su léxico”, subrayó el director de la RAE. A lo largo de la conversación, los presentes sugirieron al papa que durante uno de sus Ángelus “hablara del Cervantes”, una idea a la que Bergoglio respondió con una “buena idea”, en palabras de García de la Concha. Un encuentro muy “conmovedor”, como lo describió el director del Cervantes, que sirvió para que Bergoglio pueda ahora incluir en su biblioteca personal la obra de Miguel de Cervantes y repasar “trozos del Quijote, que ya ha leído”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2736690/0/papa-quiere-dedicar-angelus-cervantes/#xtor=AD-15&xts=467263

Apr 082016
 
guernica-440x354Bombardeo de Guernica, durante la Guerra Civil Española

 

El acontecimiento más discutido y manipulado de la guerra civil española es el bombardeo de Guernica, realizado por las aviaciones italiana y alemana el 26 de abril de 1937.

Este hecho revela que, si bien la derecha ganó militarmente la guerra, la perdió en el campo de la propaganda y hasta la historiografía.

 

A partir de los años 60 del siglo XX la izquierda impuso su versión de los hechos, que la propia derecha ha aceptado, y la doctrina oficial sólo ha empezado a desmoronarse en los últimos años gracias al esfuerzo de unos pocos historiadores, la mayoría de los cuales no trabaja en las universidades públicas españolas, que se han ensuciado las manos en los archivos.

Sobre el bombardeo de Guernica la pila de mentiras es inmensa:

  • se trataba de una ciudad abierta y sin interés militar;
  • era un castigo a los nacionalistas vascos por no haberse unido a los sublevados;
  • el pueblo lo quemaron los rojos para culpar a los franquistas;
  • no había industrias militares ni tropas…

Y, por supuesto, el número de víctimas. Éste tenía que ser elevado para demostrar la maldad del general Franco y de sus aliados, los alemanes de Adolf Hitler.

Las informaciones provenientes de Bilbao calculaban los muertos entre 500 y más de un millar.

La agencia de noticias francesa HAVAS publicó que los muertos ascendieron a 800y el Gobierno vasco, en un primer momento, comunicó que fueron más de 500. En el paroxismo propagandístico se llegó a hablar de 3.000 muertos; luego la cifra se redujo a 1.654, que sigue apareciendo en algunos ensayos.

La negación por parte del mando rebelde del bombardeo realizado por sus aliados enconó la disputa. Uno de los principales creadores del mito del holocausto de Guernica fue el periodista sudafricano George L. Steer, cuyas crónicas, publicadas en el The Times de Londres, buscaban asustar a la opinión pública británica para que reclamase al Gobierno un rearme frente al poderoso III Reich.

Anasagasti (PNV) llegó a calificar el bombardeo de “antecedente del ataque a las Torres Gemelas”

El PNV empleó el mito para destacar el carácter pacífico del nacionalismo vasco, y su diferencia con los violentos españoles, y para obtener simpatías internacionales. En esta línea de exageración y mentira, Iñaki Anasagasti calificó en 2001 el bombardeo de “antecedente primigenio del ataque a las Torres Gemelas” de Nueva York.

Bombardeo de Guernica
Bombardeo de Guernica

No hubo día de mercado

El primer investigador que aportó datos objetivos sobre el bombardeo fue el periodista Vicente Talón, en su libro (1970) demuestra que el tradicional mercado de los lunes fue suspendido por el delegado del Gobierno vasco en el pueblo. Desapareció así la población flotante que habría acudido al mercado y habría justificado las cifras de cientos de muertos.

'Arde Guernica', de Vicente Talón
‘Arde Guernica’, de Vicente Talón

Más exhaustivo fue el de Jesús Salas Larrazábal (1925-2016), doctor ingeniero y oficial del Ejército del Aire, que investigó el bombardeo y publicó sus conclusiones en otro libro titulado Guernica (1987).

Salas Larrazábal contó en los registros civiles los muertos enterrados después del ataque aéreo a Guernica

Acudió a los registros civiles para contar los muertos enterrados en los días posteriores a la acción bélica y también a las hemerotecas. Su conclusión es que las víctimas mortales fueron sólo 126.

Cada vez que en los grandes medios de comunicación se citaba este número o se entrevistaba a Salas Larrazábal, miembro de una amplia familia de militares e historiadores, los guardianes de la verdad oficial saltaban airados.

Jesús Salas Larrazabal. / Youtube
Jesús Salas Larrazabal. / Youtube

Sin embargo, la asociación local Gernikazarra Historia Taldea, fundada en 1985, se ha dedicado a documentar el bombardeo y en 2012 sus miembros declararon que situaban el número de fallecidos en 153.

En todo caso, los muertos en Guernica son inferiores a los causados por otro bombardeo aéreo, ejecutado por los italianos, en Durango el 31 de marzo, que superaron los 250.

La cifra de muertos de Guernica es inferior a los 224 presos indefensos asesinados por milicias de izquierda en el asalto a cárceles de Bilbao

Todos hablan de Guernica, pero nadie recuerda el asalto a las cárceles de Bilbao. Fue un ataque de las milicias de izquierdas a las cárceles, el 4 de enero de 1937, donde se asesinó a 224 presos indefensos.

Pese a estos descubrimientos, hechos por aficionados, muchos historiadores académicos siguen empeñados en repetir mentiras propagandísticas ya desmontadas.

Entre éstos puedo citar a Judith Keene, profesora en la Universidad de Sidney, que en su libro Luchando por Franco (Salvat), prologado por Gabriel Jackson, uno de los historiadores antifranquistas más conocidos, escribe que el número de muertos en Guernica superó los mil.

Salas buscó la verdad, trabajando sobre el terreno, con entrevistas, viajes y visitas a archivos, mientras otros se limitan a repetir consignas o tópicos, sea por comodidad o por ideología. Sólo por esto merece agradecimiento.

Fuente: http://www.actuall.com/criterio/democracia/fallece-salas-larrazabal-el-historiador-que-desinflo-el-mito-del-bombardeo-de-guernica/

Apr 042016
 

francia españa pleito vinicultores

Han atacado a cinco camiones y vaciado íntegramente dos

Los viticultores galos acusan a España de hundir los precios

La Confederación Española de Transportes de Mercancías ha acusado a las fuerzas de seguridad francesas de permitir el ataque con “impunidad”

Cinco camiones españoles han sido abordados este lunes en las cercanías del paso fronterizo de Le Boulou por un centenar de viticultores franceses, que vertieron a la calzada miles de litros de vino que llevaban en sus cubas para protestar por la llegada de una producción a la que acusan de hundir los precios. Fuentes diplomáticas españolas indicaron que las cubas de dos de los camiones fueron íntegramente vaciadas, mientras que los tres restantes consiguieron salir con una parte de la carga del control que habían establecido los agricultores en el primer peaje de la autopista A9 tras la frontera. Tras el suceso, el embajador se puso en contacto con los servicios del primer ministro francés, Manuel Valls, y del ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

Según las fuentes, el departamento del Interior manifestó sus excusas al responsable de la legación diplomática. Además, la prefecta (delegada del Gobierno) del departamento de los Pirineos Orientales tiene previsto recibir este mismo lunes al cónsul general de España en Perpiñán. A mitad de precio Los viticultores que habían organizado la protesta son principalmente originarios del departamento vecino de Aude, que se quejan de la entrada de vino español a granel a precios que varían entre 30 y 40 euros por hectolitro, cuando los caldos franceses se sitúan entre 70 y 80 euros. La Confederación Española de Transportes de Mercancías (CETM) indicó en un comunicado que los dos camiones vaciados pertenecen a la empresa manchega Transportes Félix, que es uno de sus socios.

Francia permite nuevamente que se impida la libre circulación de mercancías La CETM lamentó que este ataque ocurriera “nuevamente en presencia de las cámaras de televisión y de miembros de la Gendarmería francesa que permitieron a los manifestantes actuar con total impunidad”. Por eso, mostró “una vez más su enérgico rechazo a estas acciones deplorables” y denunció “la pasividad con que el Gobierno francés se manifiesta permitiendo estos ataques”. La asociación de transportistas avanzó que pedirá que España y la Unión Europea (UE) “exijan responsabilidades” al Ejecutivo francés por vulnerar los tratados europeos al “permitir nuevamente que se impida la libre circulación de mercancía”. También reclamará que se reparen los daños y “se castigue a los responsables del ataque”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2713309/0/agricultores-franceses-vierten/vino-camiones-espanoles/frontera/#xtor=AD-15&xts=467263

Mar 292016
 

2016032814461957536

Periódico CLM.- El Bando firmado por el alcalde de Tórtola de Henares no deja margen alguno para su interpretación. A través de este, el regidor de dicha localidad guadalajareña, el ‘popular’ Martín Vicente, ha informado que, tras ser conocedor de la existencia de perros errantes asilvestrados en su municipio, ha decidido ampararse en la disposición cuarta de la Ley 7/90 del 28 de diciembre, referente a la Protección de Animales Domésticos de Castilla-La Mancha, para solicitar que la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural autorice la captura o muerte de estos animales.

En este sentido, el círculo castellano-manchego de Podemos Animalistas no ha tardado en vincular esta decisión con el hecho de que la actual normativa de caza autonómica deja abierta la posibilidad de que se produzcan este tipo de situaciones cruentas. Y es que aunque el edil conservador cita en su escrito la disposición cuarta de una legislación de la década de los noventa, el procedimiento que está llevando a cabo es el de la Ley 3/2015, de 5 de marzo.

2016032814531329918

Para ser más claros, el alcalde del PP ha solicitado la autorización para matar a estos perros al órgano provincial, una fórmula de actuación que realmente viene detallada en la polémica Ley de Caza que fue aprobada durante la legislatura de María Dolores de Cospedal: “Los animales domésticos asilvestrados no tendrán la consideración de piezas de caza. No obstante, podrán ser abatidos o capturados por razones sanitarias, de daños o de equilibrio ecológico, previa autorización del órgano provincial, donde se especificará los medios de captura a utilizar, que en cualquier caso, serán selectivos y no actuarán en perjuicio de otras especies o de sus hábitats”.

Sin embargo, Martín Vicente ha retorcido la interpretación de la normativa para asociar su petición con la protección de los animales domésticos, algo que de ser así debería haber sido notificado directamente a la Consejería de Agricultura del Ejecutivo de Page, ya que de esta forma lo recoge el punto siguiente de la disposición que el alcalde señala en su escrito. Un trozo de texto que el regidor ha optado por suprimir, puesto que no aparece en ninguna parte su Bando.

Bando del alcalde de Tórtola de Henares | Fuente: Podemos Animalistas de Castilla-La Mancha

La legislación de Cospedal permite matar perros y gatos

En 2014, el Gobierno de Castilla-La Mancha que comandaba el Partido Popular aprobó en solitario y sin ningún tipo de consenso una nueva Ley de Caza. Entre otros aspectos, la nueva legislación abrió la puerta a que los cazadores asesinaran a animales domésticos que se consideren asilvestrados, incluyéndose en esa lista a perros y a gatos.

En concreto, el artículo que permite esta práctica es el 7.6, que estipula que los animales domésticos asilvestrados podrán ser abatidos por los cazadores de la zona en caso de que supongan un peligro sanitario o ecológico, con la previa autorización de los organismos provinciales.

El artículo, al igual que otros muchos de la legislación de caza en Castilla-La Mancha, ha sido denunciado por la Administración General del Estado. Entre otros motivos porque los animales domésticos están protegidos bajo la Ley de Protección Animal, que impide a los cazadores encargarse de ellos. Además, esta legislación estatal indica que dichos animales deben ser capturados vivos para posteriormente ser puesto a disposición de su dueño o de una protectora.

Por esta razón, en caso de que se atienda la petición para autorizar la matanza de esos perros, que según las organizaciones ecologistas podrían ser mascotas pérdidas o abandonadas, los cazadores podrían pasar por las leyes nacionales, las cuales sí condenan este tipo de maltrato animal.

Además, la actual legislación castellano-manchega cuenta con otro punto bastante polémico, el cual autoriza a los cotos de caza colocar de forma sistemática lazos y trampas. Este punto ha sido criticado por organizaciones favorables a los derechos de los animales como Ecologistas en Acción, que explica que en estas trampas “también caen especies protegidas, que pueden sufrir con estas trampas estrangulamientos, heridas y golpes de calor”.http://www.periodicoclm.es/articulo/guadalajara/ayuntamiento-pp-guadalajara-pide-autorizacion-matar-perros-vagabundos/20160328150258004693.html