bateria-copia
Mar 232017
 

Aseguran que el ‘Chapo’ tiene buena salud y está aprendiendo inglés

Río Doce. La Fiscalía Federal de Brooklyn aseguró que Joaquín el Chapo Guzmán Loera se encuentra bien de salud y hasta está aprendiendo inglés.

Lo anterior luego que los abogados de oficio, Michael K. Schneider, Michelle A. Gelernt y Edward S. Zas, aseguraron que el capo sinaloense sufre de dolores de cabeza, alucinaciones auditivas y que su salud empeora debido a su casi total aislamiento.

El Semanario Zeta informó que en un documento de 40 páginas presentado a la Corte el martes, la Fiscalía insiste en la necesidad de mantener las estrictas condiciones de detención del narcotraficante, de 59 años de edad, cuyo juicio no tiene aún una fecha de inicio, según lo informó hoy la agencia francesa AFP.

“Aunque el acusado se queja de sus condiciones de detención, una de sus abogadas mexicanas, Silvia Delgado, dijo a la prensa que el tratamiento del acusado, quien enfrenta 17 cargos criminales en Estados Unidos, ha sido mucho mejor que en México, al punto que la salud del acusado está mejorando”, afirmó la Fiscalía estadounidense.

Sobre sus quejas de alucinaciones auditivas, una visita del psicólogo de la cárcel reveló que “el acusado había estado oyendo simplemente sonidos de una radio” de un miembro del personal carcelario.

Además, la Fiscalía negó que el Chapo esté en casi total aislamiento, porque 30 personas han sido autorizadas a visitarlo y tiene en promedio 21 horas de reuniones semanales con sus abogados y asistentes legales.

Entre el 19 de enero y el 17 de marzo, el delincuente tuvo visitas de “varias horas” todos los días, salvo cinco.

Asistentes legales de sus abogados lo visitan generalmente entre las cinco de la tarde y las ocho de la noche y “durante esas reuniones, los asistentes parecen estar enseñando inglés al acusado, así como leyéndole en español” los diarios, según el documento de la Fiscalía, citado por AFP.

Un guardia carcelario sacó esta conclusión cuando vio a un asistente levantando una hoja de papel y pronunciar una palabra, que luego Guzmán pareció repetir.

Según reportes de la prensa mexicana, el Chapo no terminó la primaria y sería casi analfabeto. La Fiscalía negó también que el capo sinaloense no pueda distinguir entre el día y la noche como dicen sus abogados, ya que posee en su celda -“a mayor de la unidad”- una pequeña ventana con vidrio esmerilado que permite la entrada de luz.

El Chapo se quejó además, de que el agua de la canilla “estaba irritando su garganta”, y pidió a la Oficina de Prisiones que se le permita comprar agua embotellada. También pidió que se traduzca al español la lista de ítems en venta en la cárcel. Y ambos pedidos fueron atendidos, aseguró la Fiscalía estadounidense.

Guzmán Loera exige reunirse o hablar por teléfono con su esposa, Emma Coronel Aispuro, de 27 años, madre de sus hijas mellizas, sobre todo para conversar con ella sobre la elección de abogados privados y ver si posee o cómo consigue los fondos para pagarlos. Pero la Fiscalía insiste en que ni Coronel ni nadie de su familia -con excepción de sus hijos menores de edad- debe hablar con él, porque esto puede provocar la “muerte o heridas corporales serias” de terceras personas.

Dichas comunicaciones con su esposa u otros familiares pueden hacerse por escrito y deben ser vigiladas por las autoridades, afirmó el gobierno.

La Fiscalía recordó que ya en el pasado el Chapo usó a abogados y familiares para seguir controlando el Cártel de Sinaloa desde la cárcel, y luego, para escapar.

Mar 222017
 

Jesús María, Aguascalientes, México.- El cuerpo sin vida de una persona fue encontrado por dos adolescentes al mediodía de hoy en la comunidad de Pocitos.

Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes abrieron una caja para pollos negra con tapa amarilla donde encontraron un cuerpo con un tatuaje con la palabra armas en vede negro y naranja.

Ayer por la noche fue levantado un joven en ese municipio.

El cuerpo fue acomodado de manera fetal.

Mar 212017
 

Río Doce.- La Fiscalía General del Estado (FGE), encontró que en Veracruz, durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa se encontraron fosas clandestinas en 43 ciudades.

Un mapeo de inhumaciones ilícitas en dicha entidad, ilustró que el crimen organizado tenía cementerios clandestinos en todas las regiones de Veracruz, el Totonacapan, la Huasteca, los Tuxtlas, la región Olmeca y las periferias de las grandes ciudades.

Proceso detalla que el listado incluye a las ciudades de Pueblo Viejo, Veracruz, Oluta, Ixmatlahuacan, Perote, Misantla, Teocelo, Coatepec, Emiliano Zapata, Tuxpan, Papantla, Acayucan, Jáltipan, Nanchital, Chinameca, Cosoleacaque, Minatitlán, Coatzacoalcos, Agua Dulce, Lerdo de Tejada, Rodríguez Clara, Isla, Alto Lucero.

Además, en Alvarado, Chontla, Moloacán, Oteapan, Tres Valles, Carlos A. Carrillo, Tihuatlán, Las Choapas, Soconusco, Mecayapan, Chicalpextle, Cosamaloapan, Chacaltianguis, Castillo de Teayo, Tampico Alto, Texistepec, Tlacotalpan, Ixtaczoquitlán, Córdoba y San Rafael.

El fiscal, Jorge Winckler Ortiz, señala que en estás 43 inhumaciones se encontraron 225 cuerpos, sin tomar en cuenta los hallazgos de Colinas de Santa Fe, donde sólo han sido identificados dos cuerpos y existe un número indeterminado de éstos. Un parámetro de referencia, explica, son los 245 cráneos hallados.

Tampoco entran en la numeralia los 47 cráneos y cientos de restos humanos exhumados durante el viernes 17, sábado 18 y domingo 19, en la congregación de Arbollillo, en el municipio costero de Alvarado, en donde integrantes de la Marina y de la Dirección de Servicios Periciales de la FGE y policías ministeriales exhumaron ocho fosas de un nuevo camposanto clandestino, ubicado en un predio particular.

En el sexenio de Duarte, Proceso logró documentar 20 cementerios clandestinos de norte a sur de Veracruz, de los cuales, la extinta Procuraduría General de Justicia (PGJ), la Fiscalía, la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y el propio priista Javier Duarte únicamente admitieron la exhumación de la mitad.

En Veracruz, colectivos como Familias Enlaces Xalapa y Solecito han acusado negligencias y omisiones de las autoridades de Veracruz, sobre todo en el manejo irregular de cuerpos No Identificados (NI) arrojados a la fosa común en diversos panteones de Veracruz.

“La administración anterior fue negligente y desordenada en el ámbito de hallazgos de restos no identificados. Al no ser procesados correctamente, sin obtener los perfiles genéticos tanto de los restos como de familiares de personas desaparecidas, cientos de cuerpos fueron enviados a fosa común sin ser identificados. Además, el proceso de inhumación en fosas comunes tampoco era ordenado, lo que genera incertidumbre sobre el número real de cuerpos enviados a éstas”, expresa Winckler.

La Fiscalía General del Estado tuvo que solicitar la asistencia técnica del Comité Internacional de la Cruz Roja, para la elaboración de un Plan de Exhumaciones apegado a los estándares y protocolos internacionales rigurosos.

Actualmente, en Veracruz la infraestructura en los Servicios Médicos Forenses y en la Dirección de Servicios Periciales son deficientes por la falta de recursos económicos.

“Hay falta de tecnología adecuada; falta de insumos indispensables, como reactivos para perfiles genéticos; falta de personal suficiente adscrito a los Servicios Periciales. Tenemos el apoyo de la Policía Científica de la Comisión Nacional de Seguridad, de la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República, pero debe reconocerse que el estado actual de los servicios periciales de la Fiscalía resultan insuficientes para atender la problemática”, expresa el titular de la FGE.

Durante el sexenio de Duarte, en la entidad hubo 2 mil 345 carpetas de investigación abiertas por la desaparición de personas.

El asentamiento sólido hace un lustro de la organización de Los Zetas, posteriormente la entrada de otras organizaciones como Gente Nueva, Cártel de Jalisco Nueva Generación (2011) y su posterior asociación con otras células criminales como Cártel de Sinaloa y Antrax (2015), para después romper en el 2016, ocasionó esta espiral de violencia que año con año viene sacudiendo al Golfo de México (Proceso 2107, número en circulación).

A decir del fiscal, hoy para “poder avanzar” en la identificación de cuerpos y en el correcto cotejo de pruebas de ADN se tendrá que trabajar de forma muy estrecha con el Comité Internacional de la Cruz Roja con miras a un Plan de Exhumaciones.

“Se destinará en 2017 la cantidad de 36 millones de pesos de fondos federales para el fortalecimiento de los servicios periciales. Se hará lo necesario para garantizar los derechos a la verdad y a la justicia de los familiares de las víctimas de desaparición. No habrá encubrimiento, no habrá simulación”.

Mientras tanto, el tema de los narcocementerios en Veracruz ha despertado el horror en México y en varias partes del extranjero.

Aunque la fosa de Colinas de Santa Fe fue descubierta por madres del Colectivo Solecito desde el 2 de agosto pasado, fue ahora, cuando autoridades del gobierno del panista-perredista Miguel Ángel Yunes Linares, abrieron a regañadientes la información, por lo que medios internacionales como CNN, Reuters, Al Jazeera, New York Times, El País, AFP, entre otros, han desplazado corresponsales a Veracruz para consignar el hecho.

Mar 212017
 

>En el lugar, quedaron más de 40 casquillos de armas de fuego.

Río Doce/Culiacán, México.- Jesús Alberto López Vargas, conocido como el comandante ‘Splinter’, quien enfrentó a un comando que intentó “levantarlo” en enero en su domicilio, fue ejecutado hace unos momentos frente a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal.

De acuerdo a los primeros datos, el agente iba a bordo de una Cherokee blanca, por la carretera Culiacán-Navolato, por el carril poniente, cuando sujetos que viajaban a bordo de una camioneta gris y tinta, le dispararon hasta darle muerte. Su cuerpo quedó dentro del vehículo.

En el lugar, quedaron más de 40 casquillos de armas de fuego.

El cuerpo de Jesús Alberto López Vargas, quedó dentro de la unidad.

El cuerpo de Jesús Alberto López Vargas, quedó dentro de la unidad.

El 27 de enero, López Vargas sufrió un intento de “levantón”, en el fraccionamiento Haciendas del Valle, cuando se encontraba en su domicilio ubicado por la calle del mismo nombre, entre las calles Hacienda Morelos y Naranjos.

En enero, el comandante ‘Splinter’ evitó ser levantado en su domicilio.

En enero, el comandante ‘Splinter’ evitó ser levantado en su domicilio.

En enero, el comandante ‘Splinter’ evitó ser levantado en su domicilio.

El comandante fue agredido por un comando que viajaba en tres camionetas, con rifles, vestidos de militares y de negro, quienes intentaron sacarlo de su domicilio tumbando el portón y abriendo fuego contra la vivienda.

El agente disparó con su arma de cargo hasta lograr que los gatilleros huyeran y el logró salir ileso.

Mar 212017
 

Un juez federal de Broklyn admitió este martes la solicitud de los fiscales para que los extranjeros que se unan a la defensa de Joaquín “El Chapo” Guzmán sean sometidos a investigación para evitar que sean miembros del Cártel de Sinaloa y tengan acceso a pruebas confidenciales.

El juez Brian Cognan, estableció en su dictamen que ese riesgo es “significativo” debido al historial del capo de contratar a especialistas para expandir su negocio de tráfico de drogas, por lo que tildó de necesario este requisito de aprobación previa.

No obstante, el juez destacó que el funcionario que analice tanto el historial como las credenciales de los abogados, investigadores o traductores que pretendan unirse al equipo de defensa de Guzmán Loera, no sea fiscal del caso.

Cogan precisó que podría tratarse de otro fiscal, como alguno del distrito sur de California o el distrito oeste de Texas, ya que allí también hay acusaciones pendientes contra “El Chapo”.

En caso de que el gobierno prefiera que la persona designada se encuentre en la corte federal de Brooklyn, alguno de los fiscales del caso podría dejar de desarrollar esa función y pasar a ser el especialista que realice los análisis.

El juez dio un plazo de 14 días al gobierno estadunidense para dar el nombre y dirección de esta persona.

Hace un par de semanas, los fiscales de Nueva York, Robert Capers y Arthur Wyatt propusieron realizar el análisis de los extranjeros porque “si un abogado o investigador extranjero que también fuera un miembro del cártel de Sinaloa se uniera al equipo defensor, éste podría viajar a Estados Unidos, revisar las pruebas que están protegidas y viajar después fuera de Estados Unidos con esos conocimientos”.

Además, argumentaron que si un miembro del cártel conociera la identidad de un testigo colaborador mexicano podría después viajar a México con esa información y dar el nombre a otros miembros del cartel de Sinaloa “que podrían secuestrar o matar a la familia de ese testigo”.

Se espera que Guzmán, que fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero, comparezca de nuevo en la corte en mayo.

Mar 212017
 

Foto: La Opción de Chihuahua

César Raúl Gamboa Sosa, el Cabo, líder de la organización criminal La Línea, en el municipio de Cuauhtémoc, y uno de los 10 objetivos más buscados de la entidad, murió durante un enfrentamiento en Chihuahua.

La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó la muerte del presunto delincuente, durante un enfrentamiento registrado ayer en el rancho La Quemada de ese municipio, donde se localizaron los cuerpos de otras dos personas.

Proceso informó que el Cabo fue identificado por los tatuajes que tenía.

Otros cuatro cadáveres se localizaron en el kilómetro 10 de la carretera que va de Cuauhtémoc a Cusihuiriachi, y uno más en Anáhuac, seccional de Cuauhtémoc.

El grupo del Cabo pelea la plaza que presuntamente controla Carlos Arturo Quintana, el 80, y que abarca Bachíniva, Namiquipa y Buenaventura, donde ayer también hubo balaceras.

El enfrentamiento inició alrededor de las 15:30 de ayer en la colonia Álvaro Obregón o Rubio, seccional de Cuauhtémoc, y se extendió durante tres horas a lo largo del corredor que comprende varias comunidades de los municipios señalados.

Además de los cadáveres de las ocho personas, en el trayecto de la carretera las autoridades localizaron 15 camionetas abandonadas con armamento.

De acuerdo con los primeros reportes, el enfrentamiento de ayer entre los líderes de La Línea, que en realidad inició desde hace un mes, ocurrió después de que en la carretera de Cuauhtémoc a Rubio se localizó la cabeza de José Luis Uribe, quien presuntamente era escolta del 80.

Uribe, de 30 años, fue “levantado” el fin de semana en la colonia Unión Proletaria (UP) de esta capital, y su cabeza fue localizada dentro de una hielera acompañada del mensaje: “Aquí está tu escolta, nosotros no nos metemos con inocentes, MARRANO, aquí andamos, la próxima es la tuya”.

Mar 202017
 

Juan estaba muy chico cuando su madre murió de cáncer. Su hermana menor nació y a los pocos meses ella fue llevada al panteón. Se quedó con su padre, un hombre huraño y gritón. De él se sabía por los gritos y las pedas y los cintarazos. Los vecinos por eso evitaban quejarse de los niños y sus travesuras, el balón golpeando los portones, quebrando el foto que colgaba de la marquesina, el cristal de la ventana.

Vas a ver, plebe jijo de le chingada. Por eso Juan buscaba las aceras de enfrente y sus casas y sus familias. No era niño de la calle pero como si lo fuera. Huía de su casa para irse a la de Fran o a la de enseguida. Fran y él eran los únicos niños de la cuadra, el resto eran morritas menores y mayores pero ningún hombre: el barrio para ellos, para volar en ese patín del diablo, en la baica, la patineta, para patear el balón y jugar a los penaltis y cachar con manillas y pelota de béisbol.

Sentados en el macetero, en el filo de las guarniciones, recargados en el arbotante, bajo la sombra del ficus, desculando hormigas y abriendo fuego con la lupa y el sol de mediodía. Aquello era el paraíso para ellos solos. Algunas vecinas le daban agua y comida, y Juan nunca decía que no. Era callado y ojeras que amenazaban con devorarse los ojos y buena parte del rostro. Una mirada triste y pestañas de tejaván. Un cabello negro y pálido. Un tupé que no hacía más que taparle las heridas del alma. Juan tenía familia y casa, pero era un niño sin hogar. Ahí, en esas viviendas de clase media, solo tenía a su hermana y a Fran, y cuando llegaba su padre no tenía nada.

Una vez el hombre decidió casarse. La mujer, con buena posición económica, compró casa y atendía a Juan y a su hermana. Sí los regañaba, pero sin malos tratos. Pretendía, en medio del desierto, ofrecerles un santuario de manos tendidas, miradas tiernas, abrazos y apapachos, comida y algo de estabilidad. No era la madre, pero parecía. Era la madrastra dulce y comprensiva. Y justo cuando ellos parecían divisar del otro lado de la tormenta el puerto seguro, el frágil camino a la felicidad, el padre decide divorciarse. Y todo se desmoronó.

Volvieron las mentadas y los golpes, la borrachera en casa y el exilio de Juan y su hermana. La calle, la banqueta de la casa de Fran, los gestos generosos de los vecinos, eran su única guarida. Hasta que el hombre se infartó. Sin asideros, frente al abismo insondable, Juan dejó el barrio y se refugió con otros familiares. Dicen que volvió a la cuadra en busca de aquellos tiempos: fumaba desde los doce y pisteaba temprano. Dicen que se asomó de tarde, en busca de alguien. Dicen que conoció gente de mirada oscura y hocico siete punto sesenta y dos. Que por eso lo mataron, saliendo de su casa, apenas a los diecinuev

Mar 202017
 

Llegaron en tropel, tirando todo y adueñándose de la mesa. Desplazaron a todos los mandos principales de las policías, de las municipales, de las estatales, y de las áreas sensibles, como el C4 y los penales.

Eran los militares. Traían la venia del gobierno federal y se supone que serían el cobertor del nuevo gobernador, Quirino Ordaz Coppel, muy amigo del secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos.

Fueron presentados como la panacea, frente a la gran corrupción, evidenciada hasta la saciedad, de las corporaciones policiacas. De pronto vimos soldaditos encaramados en patullas de las policías municipales, pero en vez de despertar miedo despedían cierto candor. ¿Qué se pretendía? Nunca se dijo claramente. ¿Qué se ha logrado en casi tres meses? Absolutamente nada. Zonas de la entidad están secuestradas por la violencia. Primero fue Mazatlán, donde se vivió una de las etapas más violentas de su historia y solo aplacadas por acciones de la Marina en Nayarit, donde abatieron a un grupo de delincuentes a los que se atribuían las ejecuciones en el puerto. Luego la violencia desatada en Culiacán y Navolato, producto de la guerra entre los Guzmán y los Dámaso.

Aunque no se viven los tiempos de 2008, cuando explotó la guerra en el Cártel de Sinaloa motivada por la detención de Alfredo Beltrán Leyva, el Mochomo, en Mazatlán, Culiacán y Navolato, por lo menos, se viven escenarios muy parecidos, bajo el temor de la gente de que las cosas empeorarán. Y nada han hecho los militares, ni desde los mandos policiacos municipales, ni desde las corporaciones estatales, que haga distinto a este gobierno del que se fue. Por el contrario, lo que se percibe es un embobamiento de las policías, que se aprecian sin estrategias de prevención, menos de inteligencia. Los grupos armados se siguen paseando en las ciudades con la misma libertad de antes y una prueba de ello es lo ocurrido en la colonia CNOP, donde un comando les quitó a policías municipales a ocho jóvenes que habían sido detenidos, hecho que fue videograbado por un anónimo y subido a las redes sociales.

Lo ocurrido en el penal de Aguaruto fue el colmo. Los propios militares, a través de la Tercera Región, habían hecho ya un diagnóstico de la situación en el CECJUDE, con propuestas para asegurar su funcionamiento sin arriesgar la seguridad. Se lo presentaron al gobierno anterior y no hicieron nada. Y se suponía que, al asumir el mando de los centros de reclusión desde la subsecretaría de prevención, que ocupa el teniente coronel, Cristobal Castañeda Camarillo, los militares ya sabían lo que tenía qué hacer.

Por eso es ocioso que, a raíz de las fugas de la semana pasada el gobierno “reconozca” “que se ha detectado la herencia de una serie de graves deficiencias en la operación de dicho Centro Penitenciario…” ¡Eso ya lo sabían! Y también debía suponerse que la presencia de tanto cabecilla del Cártel de Sinaloa en el penal podía provocar lo que ya ocurrió.

Hace doce años, recién ungido Jesús Aguilar Padilla como gobernador, ocurrió una fuga escandalosa: 11 reos se escaparon por la puerta principal, con la complicidad de funcionarios de la SSP y custodios. Ahora ocurre algo similar, con el agravante de que los fugados son, todos, piezas importantes de diferentes fracciones del Cártel de Sinaloa. Después de Juan José Esparragoza Monzón, tal vez el más importante es Jesús Peña, el Veinte, quien al ser detenido en 2014, era el operador número uno de Ismael Zambada García, y de gran afecto del capo.

Así que el hoyo que le han hecho al sistema de seguridad del gobierno estatal no es cualquier cosa. Además de la burla. Con efectos previsibles en el corto y mediano plazo, porque es obvio que todos ellos se reintegran a las actividades delictivas. El golpe más fuerte es tal vez para el orgullo de los militares, pues apenas hace tres semanas habían capturado al Pancho Chimal, señalado como uno de los que comandaron el ataque donde fueron asesinados cinco militares, y también se les peló.

Bola y cadena

ES EVIDENTE QUE TANTO el gobierno estatal como los militares que se han adueñado de los sistemas de seguridad tienen responsabilidad por estas fugas. Pero también el gobierno federal, pues todos los que escaparon estaban siendo juzgados por delitos federales y habían estado como blancos importantes de la PGR. ¿Qué les falló a ellos aparte de no prever la gran capacidad corruptora de los narcos? ¿Qué parte de los procesos de enjuiciamiento no controlan como para que los narcos decidan dónde estar y dónde no?

Sentido contrario

PARA QUE SE HAYAN ESCAPADO UN HIJO del Azul, el máximo operador del Mayo Zambada, uno de los jefes de sicarios más importantes de la familia Guzmán en Culiacán, el que sustituyó a Rodrigo Aréchiga Gamboa, el Chino Ántrax y un hermano de Ovidio Limón, tuvo que tratarse de una operación de altísimo nivel con miras estratégicas. Si esto es así, entonces podríamos suponer hacia dónde se alinean los astros en la guerra que actualmente se vive en Sinaloa, por el negocio que ha dejado Joaquín Guzmán Loera. Y entonces pensar que la cancha se le achica a Dámaso López Núñez.

Humo negro

PERO EL PROBLEMA PRINCIPAL es para el gobernador. En él la gente depositó su confianza de que las cosas cambiarían. Los ciudadanos no votaron por los militares, lo hicieron por Quirino y por el PRI. Y la gente le va a reclamar a Quirino y al PRI. No tiene mucho tiempo el gobernador para demostrar que llegó para cambiar cosas. Y hasta lo que se ha podido apreciar en los 80 días que lleva en el poder, no trae nada en el morral. Y si lo trae que lo saque.

Mar 202017
 

Alfonso Limón.

Río Doce.- Nadie calculó la capacidad de corromper de los narcotraficantes, y en un abrir y cerrar de ojos cinco importantes operadores del cártel de Sinaloa se fugaron del penal de Aguaruto. Es un fracaso del gobernador, pero también de los militares, que, se supone, tomaron el control de los penales. Un golpe al orgullo castrense, que llegó para “salvar” a Sinaloa.

El Cártel de Sinaloa recuperó a los líderes de sus principales brazos armados y operadores financieros.

Los reos fugados del penal de Culiacán son considerados hombres cercanos a las cabezas del cártel, y encargados de las células con las que hace frente a sus rivales.

Desde enero, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado tuvo sospechas de una posible fuga y solo intentó mover a los reos a otros penales, pero jueces federales lo impidieron.

Los fugados son Juan José Esparragoza Monzón, el Negro; Jesús Peña González, el 20; Rafael Félix Núñez, el Changuito Ántrax; Alfonso Limón Sánchez, el Limón; y Francisco Javier Zazueta Rosales, el Chimal.

La fuga ocurre en medio de una guerra interna del Cártel de Sinaloa, en la que Aureliano Guzmán Loera, el Guano, intenta desplazar a Dámaso López Núñez, el Licenciado.

Los delincuentes evadidos son de los grupos del Guano y del Mayo.

El 20, es ubicado como operador del Mayo Zambada; el Changuito como líder de la célula Los Ántrax; el Chimal, como cabecilla de Los Chimallis; y el Negro y el Limón como operadores financieros y de redes de trasiego de drogas.

De acuerdo con la SSP del Estado, los cinco reos salieron del penal la mañana del jueves.

Según familiares de internos que ese día se encontraban de visita y fueron desalojados, sus parientes aseguran que la fuga fue un día antes.

Según la SSP, en las imágenes captadas por las cámaras del penal momentos antes de la fuga, solo se ubicó a dos de los reos en distintas áreas de la cárcel.

Los otros tres no fueron ubicados en las imágenes de ese día.

Oficialmente la SSP no ha dado a conocer la forma en que salieron, pero fuentes de la corporación señalan que las investigaciones apuntan a dos posibles modos: que hayan salido por la puerta principal entre las visitas o escaparon ocultos en vehículos.

Para las autoridades, en ambos casos habría complicidad de los custodios.

En enero, la SSP tuvo conocimiento de que podría haber una fuga del 20, el Changuito Ántrax y el Limón, por lo que los trasladaron al penal de Goros, en Los Mochis, el 21 de enero.

Una semana después los tres estaban de vuelta en Culiacán, pues tienen en trámite juicios de amparo contra orden de trasladado y no pueden ser llevados a otro reclusorio hasta que concluyan los juicios.

Personal de la SSP dio a conocer que luego de que los internos fueron regresados, tomó protesta como director del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito, José Francisco Martínez Reyes, pero dos días después renunció.

En su lugar quedó como encargado del despacho de la Dirección, el subdirector Víctor Manuel Mauricio Flores Díaz Bonilla, quien fue destituido un día después de la evasión junto con 10 comandantes.

El día de la fuga, la SSP tardó horas en reaccionar después de que se enteró de la evasión por redes sociales.

De acuerdo con la dependencia, alrededor de las 12:30 horas recibieron una llamada al número de emergencias 911 que reportaba disparos y una riña al interior del penal.

De la fuga, informó el Subsecretario de Seguridad, Cristóbal Castañeda Camarillo, se enteraron por información difundida en redes sociales.

Los disparos y la riña fueron descartados en ese momento por el personal de seguridad del reclusorio.

Fue hasta después de las 15:00 horas cuando elementos policiales ingresaron al penal para realizar el pase de lista.

Castañeda Camarillo justificó que entraron hasta esa hora debido a que era día de visita y primero tuvieron que desalojar el reclusorio.

Después de la revisión la dependencia confirmó la fuga de los cinco operadores del Cártel de Sinaloa.

Los reos fugados, excepto el Chimal, tenían abiertos procedimientos de extradición a Estados Unidos.

De sangre Azul (foto azulito) JUAN JOSÉ ESPARRAGOZA. Hijo de azul, azulito.

Considerado como el reo de mayor “peso” en el penal de Culiacán, Juan José Esparragoza Monzón, hijo de Juan José Esparragoza Moreno, el Azul, logró la fuga que las autoridades en un inicio pretendieron evitar.

Detenido en enero pasado, fue recluido en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito de esta ciudad con un fuerte dispositivo de seguridad.

Desde el día que fue internado, más de 100 elementos de la Policía Federal y Militares se apostaron en patrullas en los alrededores del penal.

La intención del operativo era evitar una posible fuga o rescate del narcotraficante.

Durante alrededor de una semana las fuerzas federales hicieron presencia en el lugar y luego se retiraron; un mes y medio después escapó.

El Negro, de 45 años, es hijo del Azul, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa.

El Gobierno Federal lo tenía incluido en la lista de los 122 objetivos prioritarios.

De acuerdo con autoridades federales inició en el mundo delictivo hace más de 20 años al lado de su padre, y lo señala como operador financiero del cártel y coordinador de una red de distribución de drogas.

Según la Comisión Nacional de Seguridad Pública, blanqueaba dinero para el Cártel de Sinaloa con la compra de bienes inmuebles y creación de empresas en Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Querétaro y Sinaloa.

Además lo acusan de generar violencia en las ciudades de Mexicali y Tijuana.

La familia de Esparragoza Monzón está boletinada por el Gobierno de Estados Unidos como lavadores de dinero para el cártel.

En la lista aparecen su madre, Ofelia Monzón Araujo, y varios de sus medios hermanos.

El Negro fue detenido el 19 de enero junto con su escolta, Jesús Alfonso Ríos Gómez.

En el reclusorio fue internado en el módulo 21, del área de internos procesados.

El hijo del Azul es requerido por el Gobierno de Estados Unidos, en el Distrito Oeste de Texas.

El 9 de febrero, la Agencia de Investigación Criminal ejecutó la orden de detención provisional con fines de extradición y se inició el procedimiento en el Juzgado de Procedimientos Penales Federales.

Esparragoza Monzón trató de anular la orden de detención con un amparo en el Juzgado Decimosexto de Distrito pero le fue negado, debido a que cuando solicitó la protección de la justicia federal el mandamiento ya había sido ejecutado.

En un Juzgado de Culiacán mantiene un juicio de amparo contra una orden de trasladado y gozaba de un suspensión, por lo que no podía ser llevado a otro reclusorio hasta que concluyera el juicio.

JESÚS PEÑA. De vuelta al poder.
JESÚS PEÑA. De vuelta al poder.

El brazo derecho del Mayo

La Procuraduría General de la República (PGR) ubica a Jesús Peña González, el 20, como uno de los hombres más allegados y de confianza de Ismael el Mayo Zambada.

De acuerdo con la PGR, junto con Rodrigo Aréchiga Gamboa, fundó la célula Los Ántrax para protección de la familia Zambada y atacar a rivales del Mayo.

Originario de Nayarit, era ubicado por la PGR como encargado de la seguridad del Mayo.

Peña González fue detenido el 19 febrero de 2014 en el fraccionamiento Villa del Real en Culiacán durante los operativos previos a la captura del Chapo Guzmán.

Fue capturado con armas y con alrededor de 3 mil kilos de cocaína oculta en pepinos y plátanos de plástico.

El narcotraficante fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social número 3 Noreste, en Matamoros, Tamaulipas, durante dos años.

En 2016, un Juez de Distrito concedió un amparo para que lo trasladaran al penal de Culiacán y fue recluido en el módulo 5.

Enfrentó un proceso penal por la presunta comisión de los delitos delincuencia organizada, contra la salud y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

El año pasado un Juez lo absolvió, pero la PGR apeló la sentencia absolutoria.

El Tercer Tribunal Unitario concedió una orden de reaprehensión y lo encontró penalmente responsable de los delitos contra la salud, en su modalidad de posesión de cocaína y mariguana y portación arma de fuego y posesión de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo.

Por el delito de delincuencia organizada fue absuelto debido a que la fiscalía de la nación no presentó pruebas suficientes para acusarlo.

El Juez lo condenó a 13 años ocho meses de prisión y a una multa de 14 mil 348 pesos con 25 centavos y negó los beneficios de la condena condicional.

El líder Ántrax

A Rafael Guadalupe Félix Núñez, públicamente se le conoció más por su vínculo con el ex director de la Policía Ministerial del Estado (PME), Martiniano Vizcarra Burgos, que por sus actividades delictivas.

El Changuito Ántrax estaba casado con una hija de Vizcarra Burgos, mando de la PME hasta el 31 de diciembre de 2016.

Félix Núñez empezó como sicario junto con Alfredo Vizcarra Vega, hijo del comandante Martiniano, asesinado en 2008.

El Changuito formó parte del grupo Los Ántrax bajo el mando de José Rodrigo Aréchiga Gamboa, el Chino Ántrax.

Según la PGR, tras la detención del Chino, en el aeropuerto de Ámsterdam, en diciembre de 2013, quedó al frente del brazo armado del Mayo Zambada.

El Changuito fue detenido en noviembre de 2014, en la colonia 10 de mayo, junto con Miguel Arano Montoya, el Monkey.

Agentes federales les aseguraron un fusil AK 47 con 29 cartuchos, un cargador con 30 tiros y aproximadamente un kilo de cocaína.

El delincuente tenía un procedimiento de extradición abierto en el Juzgado Segundo de Procedimientos Penales Federales.

Félix Núñez es requerido por la Corte Federal del Distrito Sur de California por la misma causa penal abierta contra Jesús Quiñonez Flores, el Chiquillo Antrax, asesinado a balazos en diciembre de 2014.

El Gobierno de Estados Unidos lo acusa de traficar grandes cantidades de heroína, metanfetamina, cocaína y mariguana.

En México estaba acusado de los delitos contra la salud, en la modalidad de posesión de clorhidrato de cocaína con fines de comercio, portación de arma de fuego exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y portación de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Pie: ALFONSO LIMÓN. Libre de la extradición.
ALFONSO LIMÓN. Libre de la extradición.

El proveedor de coca de EU

Alfonso Limón Sánchez, el Chubas, operaba el trasiego de drogas del Cártel de Sinaloa hacia Estados Unidos.

El Limón, como también es conocido, ya tenía un pie en aquel país pues un Juzgado ya había autorizado su extradición en 2015, pero por un amparo contra cualquier orden de traslado estaba detenida.

Fuerzas federales lo capturaron en noviembre de 2014 y lo recluyeron en el Centro Federal de Readaptación Social Occidente 2 Puente Grande, en Jalisco y meses después trasladado al penal de Aguaruto.

Limón Sánchez es hermano de Ovidio, detenido en 2011 y extraditado.

Ovidio era señalado de operar el tráfico de cocaína y redes de compra, transporte y distribución de drogas, hacia Estados Unidos.

Luego de su captura, su hermano Alfonso quedó al frente de la red de trasiego de droga.

De acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense, Alfonso es uno de los principales proveedores de droga del Cártel de Sinaloa en ese país y responsable del traslado de las ganancias a México.

Documentos oficiales señalan que el Limón coordinaba la logística y almacenamiento de drogas, y la distribución en California y otros estados.

También era el encargado de supervisar la recolección de millones de dólares de ganancias y contrabandear el efectivo a México para hacerlas llegar a los líderes del cártel.

El Limón es requerido por la Corte Federal del Distrito Sur de San Diego, California, donde se abrió un proceso en su contra, junto con Inés Enrique Torres Acosta, hijo de Manuel Torres Félix.

El Kiki fue detenido en mayo del año pasado y tiene un procedimiento de extradición en curso, en el Juzgado Noveno de Procedimientos Penales Federales.

En agosto de 2015, el Juez autorizó la extradición del Limón, pero éste promovió un amparo que frenó que lo enviaran a Estados Unidos.

El año pasado el Juez negó el amparo y entonces promovió un recurso de revisión en un Tribunal Colegiado y los magistrados fallaron en su contra y consideraron procedente la extradición.

Tras la negativa, el delincuente solicitó un amparo contra cualquier orden de trasladado y el Juez le concedió la suspensión por lo que no podía ser movido del penal de Culiacán.

Hasta el día de la fuga, el juicio de amparo seguía sin concluir.

FRANCISCO JAVIER ZAZUETA. A la calle.
FRANCISCO JAVIER ZAZUETA. A la calle.

El Chimal vuelve a Villa Juárez

Por segunda vez, Francisco Javier Zazueta Rosales dejó el penal.

La primera ocasión fue liberado por las autoridades meses después de haber ingresado y en esta ocasión no estuvo ni un mes internado.

El Chimal es considerado como un líder de sicarios violento.

La PGR lo acusó de ser uno de los autores de la masacre de cinco soldados para rescatar a Julio Óscar Ortiz Vega, el Kevin, el 30 de septiembre de 2016.

El también apodado el Panchón lo ubican como miembro del grupo de sicarios que comandaba Germán Ceniceros Ibarra, el Jaguar, quien fue coordinador operativo de la Policía Municipal de Navolato y asesinado en 2014.

Después de ser parte de ese grupo formó su propia célula Los Chimallis.

Autoridades federales ubican el campo El Diez como base del grupo.

Los Chimallis son el brazo armado de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, el Chapito.

Con ese escuadrón Los Guzmán empezaron una sangrienta lucha contra Dámaso López Núñez, el Licenciado, en Villa Juárez y se ha extendido a la cabecera municipal de Villa Juárez.

Al Panchón lo señalan como participe de enfrentamientos desde 2008 en la zona de Navolato, cuando el Cártel de Sinaloa disputaba la plaza; y desde el año pasado es el cabecilla de la embestida de Los Guzmán al Licenciado para quitarle el control del municipio cañero.

Zazueta Rosales fue detenido el pasado 18 de febrero en el fraccionamiento Acueducto, en Culiacán, en posesión de armas, drogas y dos millones de pesos.

Según la PGR, fue uno de los sicarios que coordinó el rescate del Kevin, quien fue hallado asesinado el pasado domingo 5 de marzo en Navolato.

El Chimal ya había estado recluido en el penal de Aguaruto, tras ser detenido en noviembre de 2008 con armas y drogas, en la colonia Buenos Aires de esta ciudad, pero meses después fue puesto en libertad.

ssp

Cesan a funcionarios y custodios

Un día después de la fuga de los cinco operadores del Cártel de Sinaloa, fueron separados del cargo 11 servidores del reclusorio.

Entre las personas cesadas se encuentra el encargado del despacho de la Dirección, Víctor Manuel Mauricio Flores Díaz Bonilla.

Díaz Bonilla era subdirector del reclusorio pero el mes pasado fue nombrado encargado de la dirección.

También fueron separados del cargo 10 comandantes y custodios de la cadena de mando del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito.

Los 11 ex servidores están sujetos a investigación en la Procuraduría General de la República.

El Jefe de Seguridad, José Mario Murillo Rodríguez, ya no presentó a trabajar después de la fuga.

El día de la evasión el comandante de la Policía Estatal Preventiva, fue llamado al penal para el operativo que se implementó pero no fue localizado y al día siguiente tampoco se presentó.

Mar 202017
 

En el estado mexicano, Veracruz, fueron hallados 47 cráneos y otros restos humanos en un cementerio ilegal, según la fiscalía del lugar. La Fosa fue ubicada a unos 20 kilómetros del puerto de Veracruz. teleSUR.

Mar 162017
 

Objetivo7

San Francisco de los Romo, Aguascalientes.- Con 5 homicidios reportados en enero de 2017 sube la violencia en Aguascalientes 500 por ciento respecto al mismo mes en 2016 cuando hubo cero delitos de este tipo según la página web de Semáforo Delictivo.

En la media anual la violencia ha aumentado un 67 por ciento.

Mar 162017
 

Mar 162017
 

En una nueva vergüenza para México y un caso más que vincula al gobernador de Nuevo León como un inepto en seguridad (tema que le dio la gubernatura a El Bronco) y la falta de Gobierno en el penal de Apodaca de aquella entidad.

El vídeo muestra como violan a “El Muletas”, miembro de un cartel opositor a los que lo vejan mientras el llora y a ells les causa gracia la humillación.

El Bronco es un político multimillonario vinculado al narco ya quien ya le han matado un hijo, situación que utilizó para llegar al poder.

Un motín en este penal dejó 44 muertos.

Mar 152017
 

ESTADOS UNIDOS. El Cártel de Sinaloa, uno de los más poderosos del mundo, tiene nuevo líder después de la extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Ahora, las operaciones del grupo criminal quedaron a cargo de otro de sus fundadores: Ismael “El Mayo“ Zambada; quien habría sido aceptado por los hijos de Guzmán Loera.

“El Mayo” Zambada es considerado uno de los líderes históricos del narcotráfico en México. Ya que trabajó al lado de personajes como Ernesto Fonseca Carrillo, “Don Neto”, y Miguel Ángel Félix Gallardo, fundadores del cártel de Guadalajara en la década de los ochenta.

Funcionarios de inteligencia en México revelaron al diario La Jornada que al interior del cártel existe también una división.

Pues otra de las cabezas, Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, habría traicionado a Guzmán Loera y a su familia: y ahora, disputa los territorios a la organización criminal.

López Núñez fue acusado en una carta presuntamente enviada por dos los hijos de “El Chapo”, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo. Esto por intentar asesinarlos en febrero pasado.

Las disputas internas habrían dividido al cártel en tres organizaciones: la que encabeza Ismael Zambada; la que quedó al mando de Aureliano Guzmán Loera, El Guano, hermano de “El Chapo”; y el tercero, al mando de Dámaso López Núñez y su hijo del mismo nombre y apellidos López Serrano, alias “El Mini Lic”.

“En la nueva composición del Cártel de Sinaloa, Iván y Alfredo Guzmán Salazar decidieron mantenerse en una posición de segundo nivel, bajo las órdenes de ‘El Mayo’ Zambada.” dijo.

“Y son responsables de la producción de amapola y goma de opio en el municipio de Badiraguato (la tierra de su padre); así como del control de varias zonas de trasiego de droga en Sonora (Norte)”, señala el rotativo.

Autoridades mexicanas han obtenido información de grupos de inteligencia civil y militar. Los cuales se refieren sobre el presunto secuestro de Alfredo e Iván Guzmán Salazar.

EL CÁRTEL DE SINALOA TIENE NUEVO LÍDER

Hijos de “El Chapo” que fueron emboscados.
Hijos de “El Chapo” que fueron emboscados.
El cual tuvo lugar en el restaurante La Leche, el 15 de agosto de 2016 en el municipio de Puerto Vallarta, Jalisco; se trató de una farsa montada por la familia de “El Chapo” con la intención de que sus hijos negociaran el liderazgo del Cártel de Sinaloa.

La historia, con base en información interceptada en una carta a Guzmán Loera cuando todavía estaba preso en México.

La cual dice que junto con Dámaso López trataron de asumir el liderazgo; y fingieron ser secuestrados por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Supuestamente, el último intento por llegar a un acuerdo por el liderazgo ocurrió en febrero pasado. Pero Dámaso López Núñez emboscó a “El Mayo” Zambada y a los hijos de Guzmán Loera.

El cártel de Sinaloa tiene presencia en Chihuahua, Sinaloa, Durango, Coahuila, Baja California, Baja California Sur y Sonora.

Además, opera con células identificadas como Gente Nueva, Los Cabrera, el cártel del Poniente o La Laguna y Los Aquiles.

Asimismo, El Tigre, Del 28, Los Artistas Asesinos, Los Mexicles, Los Salazar y Los Memos; de acuerdo con reportes de la Procuraduría General de la República (Fiscalía Federal).

A nivel internacional tiene operaciones en 50 países.http://tiempo.hn/aprueban-lider-el-cartel-de-sinaloa/

Mar 152017
 

Hace tiempo que El Chapo perdió la noción del tiempo, del día y de la noche, recluido 23 horas diarias en una celda sin ventanas en la que tirita de frío y está empezando a perder la cabeza. Se queja de que oye música, pese a que la radio está apagada. Los abogados que defienden a Joaquín Guzmán Loera en Estados Unidos describen como una pesadilla el día a día del considerado mayor narcotraficante del mundo. Los letrados advierten de que su estado ha empeorado en las últimas semanas y reclaman que se suavicen sus condiciones de reclusión.

Desde que fue extraditado por México, el 19 de enero, El Chapo está recluido en el Metropolitan Correctional Center (MCC), en Nueva York, en un recinto de máxima seguridad famoso por sus condiciones extremas. En una moción presentada esta semana, su defensa relata que la climatización de su celda funciona mal y que a menudo le falta ropa de abrigo y pasa frío. La luz eléctrica siempre está encendida, incluso cuando es de noche, de modo que le cuesta distinguir en qué momento del día está. “Compró un pequeño reloj -dentro de un economato que hay en el centro-, pero se lo quitaron de la celda sin explicación. Sin ventana ni acceso a la luz natural, el reloj era su única manera de distinguir el día de la noche”, explica el documento.

El Chapo debería poder ver una hora de televisión diaria de lunes a viernes, pero el televisor al que tiene acceso está siempre apagado porque, según los responsables de su vigilancia, “están buscando programas adecuados, como documentales de National Geographic”. Además, su tiempo catódico coincide con la única hora de ejercicio a la que tiene derecho, en una sala sin ventanas al exterior.

MÁS INFORMACIÓN
La jaula americana de El Chapo
Ni un respiro para El Chapo
EE UU cifra en 14.000 millones los ingresos de El Chapo por narcotráfico
Hasta ahora, las únicas visitas que recibido Guzmán Loera son de sus abogados, que además no pueden trasladarle ningún tipo de mensaje de su mujer, Emma Coronel. El capo no puede hablar con ningún interno y ningún guardia tiene permitido establecer conversación con él. En Estados Unidos tiene que responder por 17 delitos, que podrían implicar una condena a cadena perpetua. Los fiscales consideran además que es responsable de miles de muertes, secuestros y torturas en todo el mundo, sobre todo en México, además de dueño del mayor imperio de la droga, formado a lo largo de cuatro décadas.

Las dos fugas que protagonizó en México –la última, en 2015, fue una humillación nacional– han llevado a la justicia americana a extremar las precauciones. Sus abogados consideran sin embargo que el trato a Guzmán viola la primera, la quinta y la sexta enmienda de la Constitución. El recinto de máxima seguridad del MCC, la llamada Unidad 10, ha sido denunciada también por Amnistía Internacional.

Pese a que sus abogados alertan que la situación es insostenible, El Chapo empezó a sufrir achaques físicos y psíquicos ya en México, aunque su aislamiento era menor del que sufre ahora y podía recibir las visitas de su esposa. Sus condiciones actuales, según explican los abogados, se han deteriorado gravemente.

Guzmán pidió ver a un sacerdote y recibió la visita de dos que habían sido previamente autorizados, pero el encuentro con el primer religioso no duró más que unos pocos minutos porque este no hablaba español, mientras que el segundo usó a un guardia como traductor.

En la moción, la defensa también teme los efectos de toda la expectación mediática que genera la historia del narcotraficante y los libros y películas que se están produciendo sobre su vida (como la nueva serie de Netflix o un filme de Ridley Scott), ya que, a su juicio, predispone a considerarle culpable. Los abogados critican que su cliente no pueda hablar con la prensa y ofrecer su versión de los hechos cuando se difunde un relato que da por hecha la culpabilidad. El Chapo ha caído en la trampa de su propia leyenda.

Mar 152017
 

Eso de “plata o plomo” es una falacia: ex diplomático militar

Cuando alguien le preguntó por escrito al teniente coronel Gerardo René Herrera Guisar, un ex agregado militar en las embajadas de México en Francia, Bélgica y Holanda, y ex asesor de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el combate a la delincuencia organizada en México, de inmediato respondió: “Se debe combatir desde dentro, desde las entrañas”.

Pero cuando adelantó que diría algo que a lo mejor a muchos no les pueda parecer, el público asistente al Foro sobre el marco regulatorio de la actuación de las fuerzas armadas en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en su mayoría especialistas en derecho, se quedó expectante.

“Ningún sistema criminal adquiere esa connotación si no tiene la protección de la autoridad. Cundo la autoridad se decide a combatir el sistema delincuencial en los niveles que sea, no puede andar aduciendo —porque es una gran falacia y se los digo por una larga experiencia militar— esto de plata o plomo. Es una gran falacia”.

Si la autoridad “se decide a actuar y tiene el respaldo social y una resolución muy sólida de acabar con el crimen, se acaba con el crimen. Hasta aquí mi comentario en ese sentido”.

Prosigue: “Yo no comprendo cómo un señor con tres años de escolaridad, nacido en la sierra de Sinaloa, con una carencia afectiva desde niño, etcétera, se haya convertido en el narcotraficante más rico del mundo y el hombre más peligroso de la humanidad. ¿Ustedes lo creen? Yo no”, se responde.

Su nivel de peligrosidad, agregó, “se lo da el entorno en el cual se mueve y que con toda probabilidad, yo dudo mucho, que él sea la cabeza de esta hidra que controla todo el aparato global”.

Dijo que por eso cree que el tema del combate al narcotráfico es una cuestión de voluntades y de acción política, no de aplicación de la norma. Señaló que mientras la criminalidad tenga esos vacíos legales para evadirse, será difícil acotarla y acabarla desde sus entrañas, aunque tampoco cree, aclaró, que un país lo pueda lograr al cien por ciento.

Al exponer su opinión sobre la participación de las fuerzas armadas en tareas policiacas en la coyuntura actual, el también licenciado en administración militar por la Escuela Superior de Guerra, consideró que ésta ya no es una postura política sino una necesidad fundamental porque no se tiene un cuerpo policiaco capaz de garantizar seguridad pública, y si ahora las fuerzas armadas no cubren ese vacío, el país será un caos.

Afirmó que los militares deberán regresar lo más pronto posible a sus cuarteles porque este tema del narcotráfico y la seguridad pública no se arreglarán a balazos, ya que falta una regulación que establezca facultades y compromisos a todo el aparato del Estado, no solo a las fuerzas armadas.

Subrayó que las fuerzas armadas están desde su origen, hechas para el orden interno, para protegernos del exterior.

“¿Qué pasa cuando por decreto presidencial tienen que salir las fuerzas armadas a combatir el narco porque es una gran amenaza? las estadísticas revelan que antes de esta declaratoria, no se tenía un estado tan critico y tampoco estaba el país en niveles que justificaran el empleo de la fuerza armada”.

Fue una decisión política, asegura, y “fue una decisión presidencial. Pero nunca les dijeron cómo ni cuándo ni dónde ni cuál iba a ser la dimensión. Tenemos diez años que las tropas están fuera de sus cuarteles haciendo las tareas de policía”.

Por eso, señala que se requiere una regulación para tener facultades para trabajar. Y esto lo han pedido los secretarios de Marina y Defensa Nacional.

Afirmó que la participación de las fuerzas armadas en la coyuntura actual sí es necesaria, porque no se tiene un cuerpo policiaco capaz, que quedó abandonado. Y si ahora, las fuerzas armadas no cubren ese vacío, habría caos.

“Ahora ya no es una posición política, es una necesidad fundamental no dejar ese vacío, pero paralelamente debe fortalecerse el entramado que sí debe ocuparse de eso. Regular las fuerzas armadas también es necesario. Falta una regulación que establezca facultades y compromisos a todo el aparato del Estado, no solo a las fuerzas armadas. Porque este tema no se va a arreglar a balazos. Las tropas deben regresar lo más pronto posible a sus cuarteles”.

En el contexto de las iniciativas que se discuten en el Congreso de la Unión sobre la Ley de Seguridad Interna para dar facultades a las fuerzas castrenses de hacer tareas de policías, dice que no es necesario emitir una nueva ley. Afirmó que la seguridad interior es un componente de la seguridad nacional y lo que debe hacerse es una revisión de la normatividad para que el artículo 89 no se contraponga con el 129 y el 21 no se confronte con el tema de la ley de seguridad nacional.

RODRIGO GUTIÉRREZ. “México pisotea tratados internacionales de derechos humanos”.
RODRIGO GUTIÉRREZ. “México pisotea tratados internacionales de derechos humanos”.

Exigen a la Suprema Corte rectifique su decisión de avalar el despliegue de las fuerzas armadas

Expertos en derecho constitucional le exigen a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que rectifique su decisión de avalar el despliegue territorial de las fuerzas armadas, para desarrollar tareas de seguridad en el país, porque además de ser una acción de inconstitucionalidad, violenta los convenios suscritos por México ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Al debatirse este controvertido tema sobre el marco normativo de actuación de las fuerzas armadas en México, el doctor en derecho por la Universidad Complutense de Madrid e investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Rodrigo Gutiérrez advirtió que la Corte Interamericana podría regañar —como ocurrió en otras ocasiones— a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por haber avalado esta decisión “débil y endeble” que pisotea los tratados internacionales sobre derechos humanos.

Destaca que no solamente la Corte Interamericana ha hecho pronunciamientos certeros para que México desista en su interés por sacar los militares de los cuarteles y asignarles labores policiacas.

Otros actores autorizados aparte de la Corte Interamericana para interpretar los derechos humanos como el Relator Especial para el Caso de la Tortura en México, que hizo señalamientos explícitos a México, argumentando la poca conveniencia de que las fuerzas militares estén desempeñando labores de seguridad pública.

Lo mismo hizo en su informe el Relator Especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales en México, Christopher Hebels, quien recalca los serios riesgos que implicar tener a las fuerzas armadas en las calles y espacios públicos.

En un modelo de democracia constitucional como el de México, nada ni nadie, pero sobre todo ningún poder público, puede estar por encima de la Constitución y los tratados internacionales. Esto significa que todos los actores del poder público vengan del Poder Legislativo, Ejecutivo o Judicial, deberán someterse a las normas establecidas, remarca el jurista con especialidad en ciencia política y derecho constitucional.

Sostuvo que esta decisión de desplegar a las fuerzas castrenses por el territorio nacional obedeció a intereses políticos, porque no hubo ni hay un diagnóstico del por qué se tomó esa decisión de sacar a los militares a cubrir funciones de seguridad pública.

Las gráficas derivadas de investigaciones científicas destacan que en donde intervienen las fuerzas armadas hay un incremento de la violencia. Se dice constantemente que las policías están devastadas y hay un problema muy serio de narcotráfico para justificar la presencia del ejército.

Refirió que hay cuatro artículos constitucionales, entre éstos el 129, que prohíben expresamente que las fuerzas armadas estén haciendo labores de seguridad en tiempos de paz.

Tendría que haber una declaración de guerra para que esas fuerzas armadas realicen las funciones que ahora mismo está desempeñando y que ha puesto de facto al país en una situación de guerra, señala el investigador de la UNAM.

El experto señaló que las fuerzas armadas no están en sus cuarteles porque la Suprema Corte de Justicia resolvió en 1996 una acción de inconstitucionalidad que avaló la intervención de las mismas para desarrollar tareas de seguridad.

En esta ocasión, dice, lo que la Suprema Corte analizó fue la presencia y participación de las fuerzas armadas y el ejército en el Sistema Nacional de Seguridad, pero más bien con fines de coordinación administrativa interinstitucional, pero nunca se planteó el despliegue territorial del Ejército y la Marina en tareas de seguridad como se está viendo ahora.

Dijo que hay un pronunciamiento de la Corte Interamericana en el que se establece que las fuerzas militares no deben realizar funciones de seguridad pública. Durante este debate, se dio a conocer un estudio sobre índices de letalidad elaborado por especialistas en derecho constitucional de la UNAM, que revela que la guerra ha construido un halo legitimador por el uso excesivo de la fuerza, incluso la letal.

Y es que esas palabras de “repeler una agresión” parecieran que obvian cualquier investigación civil que se haga para tratar de entender por qué sucedió o si hubo o no un uso legítimo de la fuerza. Con esas palabras ya no es necesario hacer una investigación y esto es muy preocupante en el contexto de las iniciativas actuales que incluso facultan el uso de la fuerza contra resistencias no agresivas que aparecen en las iniciativas del diputado Camacho como del Senador Roberto Gil.

Esto avizora un uso mayor de la fuerza, incluso letal, incluso un aumento de la tortura, y las fuerzas armadas están actuando hoy por hoy en tareas que no les competen constitucionalmente, por eso se intenta darle una cobertura legal sin tomar en cuenta los problemas que genera esta estrategia.

Mar 152017
 

Fue herido en la sierra, rescatado en la ciudad y asesinado en las sombras

Río Doce.- Después de cinco meses de haber sido rescatado en una de las peores emboscadas contra el Ejército, Julio Óscar Ortiz Vega, el Kevin, ubicado como colaborador cercano de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, apareció muerto.

Datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) indican que fue golpeado y asesinado a balazos.

Ortiz Vega, de 33 años de edad, era originario de la colonia El Palmito y en los últimos años cambió de domicilio entre los fraccionamientos Colinas de la Rivera, Infonavit Humaya y Jardines del Valle.

Durante su rescate el 30 de septiembre del año pasado, cuando era trasladado herido en una ambulancia por militares, murieron cinco soldados y diez más y un paramédico de Cruz Roja, resultaron heridos.

Desde entonces las autoridades le perdieron el rastro hasta el pasado domingo 5 de marzo, que fue arrojado asesinado al estacionamiento de una tienda de autopartes en el municipio de Navolato.

El Kevin es ubicado como uno de los hombres cercanos al hijo del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

De acuerdo con las autoridades, trabajaba bajo las órdenes del Chapito como encargado de coordinar el trasiego de drogas y dinero.

Las investigaciones establecen que su zona de operación eran los municipios de Culiacán y Badiraguato.

El Kevin fue vinculado con una avioneta decomisada por elementos del Ejército el año pasado en la sindicatura de Villa Juárez.

Ortiz Vega presuntamente fue quien coordinó el traslado fallido de cinco sicarios, armas y dinero en efectivo en esa avioneta.

La aeronave fue asegurada y los delincuentes detenidos cuando aterrizaron en el aeródromo San Luis, el 21 de septiembre de 2016.

Dentro de la avioneta había cinco armas largas, entre ellas un fusil Barret calibre 50, tres rifles AK 47, un Ruger mini 14 calibre .223, dos pistolas calibre 38 súper, una calibre 45, dos armas de fuego cortas y 700 mil pesos en efectivo.

En ese entonces, en ese poblado, la célula Los Montana de Dámaso López Núñez, el Licenciado; y Los Chimalli, de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, iniciaban una violenta disputa que se recrudeció desde febrero pasado.

Según la Procuraduría General de la República (PGR), elementos del Ejército realizaban reconocimientos terrestres en la zona cuando observaron a un hombre afuera del aeródromo que al notar la presencia castrense se puso nervioso.

De acuerdo con la versión oficial, el individuo fue interrogado y dijo a los soldados que estaba esperando a unas personas que llegarían en una avioneta.

Momentos después la aeronave aterrizó y el piloto intentó tomar vuelo otra vez pero se salió de la pista y chocó contra unos árboles.

Los militares detuvieron a las cinco personas que venían en la aeronave y a quien los esperaba.

En ese lugar aseguraron otras siete avionetas que se encontraban en los hangares, una camioneta y el aeródromo.

Asesinado cinco meses después

El cadáver del Kevin fue hallado la mañana del domingo en Navolato, pero fue identificado por las autoridades un día después y por sus familiares hasta el martes.

A las 7:47 horas del domingo, mediante una llamada al número de emergencias 911 informaron que había un cadáver en el estacionamiento de una tienda de autopartes ubicada en el cruce de la carretera Navolato-Altata y el bulevar Benito Juárez.

El cuerpo estaba envuelto en una lona y con la cabeza cubierta con una bolsa.

El dictamen pericial establece que presentó lesiones por golpes y heridas por disparos de arma de fuego penetrantes en cráneo, tórax y abdomen.

El diagnóstico refiere que al momento de la revisión de los signos cadavéricos tenía entre ocho y diez horas de haber fallecido.

Esa valoración fue realizada a las 9:20 horas del domingo por lo que los peritos presumen que el asesinato ocurrió entre las 23:00 horas del sábado y los primeros minutos del domingo.

En el lugar donde dejaron el cuerpo no se localizaron indicios balísticos.

Las autoridades identificaron el cadáver por los tatuajes que tenía en diferentes partes del cuerpo.

El martes por la tarde lo identificaron su padre, José, y su hermana Jessica Marilú, pero por el hecho en el que estaba involucrado se ordenó corroborar el parentesco biológico con la persona que se presentó a reclamarlo para tener la certeza de que se trataba del Kevin.

Personal del laboratorio de genética forense de la PGJE tomó muestras del padre y del cadáver para cotejar los perfiles genéticos y el resultado dio positivo de parentesco consanguíneo.

Un día después el cuerpo fue entregado a sus familiares.

Por el asesinato, la PGJE inició la carpeta de investigación 1614/2017 en la Unidad del Ministerio Público Especializado en Homicidios Dolosos de la Región Centro.

La PGR solicitó copias de la carpeta de investigación para integrarlas al expediente de la emboscada.

De acuerdo con la PGJE, del Kevin no se hallaron antecedentes penales en la base de datos del fuero común.

La familia refirió al Agente del Ministerio Público que tenía alrededor de seis meses de no tener contacto con él desde el día del atentado.

Los familiares dijeron que tuvieron conocimiento que Julio Óscar había sido rescatado durante la emboscada por las redes sociales, cuando observaron su fotografía.

Rescate violento

La emboscada en la fue rescatado el Kevin fue atribuida al Cártel de Sinaloa.

Francisco Javier Zazueta, el Chimal, detenido el pasado 18 de febrero en el fraccionamiento Acueducto, de Culiacán, fue señalado por la PGR como uno de los autores de la masacre.

El Chimal fue ubicado como líder de la célula Los Chimallis, brazo armado de Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar.

El Kevin resultó lesionado la madrugada del 30 de septiembre en un tiroteo con elementos del Ejército que tenían instalado un punto de revisión en la carretera que conduce a la comunidad de Bacacoragua, en Badiraguato.

Los soldados lo trasladaron al hospital de la cabecera municipal pero no tenían equipo para atenderlo y en una ambulancia de la Cruz Roja escoltada por dos vehículos militares se dirigieron hacia esta ciudad.

Alrededor de las 3:25 horas, cuando el convoy circulaba por la carretera Internacional México 15, a la altura del fraccionamiento Espacios Barcelona fueron emboscados por un grupo de delincuentes que viajaban en vehículos blindados.

Los sicarios se enfrentaron a balazos contra los soldados, lanzaron granadas e incendiaron vehículos.

Según los vecinos del sector, la refriega duró más de media hora y según las autoridades fueron menos de cinco minutos.

Los sicarios bajaron al Kevin de la ambulancia y se lo llevaron.

Ese día, el entonces comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte Mújica, señaló a los hijos del Chapo Guzmán como responsables del ataque.

Días después, Iván y Alfredo, negaron estar involucrados en la emboscada en una carta pública.

Luego de la agresión, el Ejército anunció que atacaría con toda la fuerza del Estado a los Chapitos hasta detener a los responsables e inició una serie de operativos en los que aseguró vehículos, armas, droga, propiedades y animales.

En esos operativos, los militares tomaron las instalaciones de la Policía Ministerial del Estado en Culiacán y revisaron armas y celulares a los agentes.

A siete policías, los soldados y personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada les quitaron los teléfonos por lo que los agentes tramitaron amparos contra una posible orden de localización, presentación, detención o arraigo.

Esos policías eran quienes auxiliaron a los militares emboscados.

Durante el homenaje póstumo a los soldados asesinados, el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Cepeda, aseguró que las “bestias criminales” que cometieron la emboscada serían detenidos.

Hasta la fecha la PGR solo ha dado a conocer la detención del Chimal como uno de los presuntos responsables.

Fuentes extraoficiales señalaron que el Kevin fue quien entregó al supuesto homicida de Édgar Giovani Parra Zambada, sobrino de Ismael Zambada, el Mayo, líder del Cártel de Sinaloa. Parra fue asesinado cerca de la isla Musala, en agosto de 2016, en Culiacán.

Mar 062017
 

A poco más de una semana del atentado en el bar “El Pirata”, sobrevivientes prefieren guardar silencio

Internado en un hospital de Culiacán, David N es mudo testigo del atentado en el bar “El Pirata”, donde fallecieran dos mujeres y un hombre. Él, con 24 años de edad, a pesar de sus heridas, corrió con mejor suerte.

Invitado por sus amigos, la noche del jueves 23 de febrero cambió la vida de David N. Un impacto de bala le destrozó la mandíbula y con ello, de manera temporal, su capacidad para hablar, convirtiéndolo en un testigo mudo del atentado.

“Él no habla porque… pues su cuerdas vocales no resultaron afectadas pero al destruirle por completo la quijada y las cirugías que le han practicado, él no debe hacer el más mínimo esfuerzo ni para tomar alimentos; está siendo alimentado directamente por una sonda a su estómago y para respirar lo está haciendo por sí mismo ayudado por un tubito con oxígeno”, explica la madre de David.

Desde la madrugada del 24 de febrero, la atención médica le permitió salvar la vida, no así a dos mujeres (una de ellas menor de edad) que perdieron la vida en el lugar junto con un hombre. David, así como ocho jóvenes más, resultó con heridas de consideración.

“Él está consciente, siempre ha estado consciente, nunca perdió la consciencia ni cuando el incidente, sólo durante las cirugías por la anestesia pero él está consciente”, añade la mamá del herido.

Entre las complicaciones de David debido a su lesión, se encuentra la obstrucción de las vías respiratorias y la incapacidad para ingerir alimentos y hablar, así como el futuro problema con la alineación dental, la cual requerirá una eventual cirugía.

Junto a la herida de la mandíbula, el joven de 24 años, presenta también daño en su mano izquierda, en donde tiene una perforación producto de un disparo, y al igual que en su mandíbula, recibió un injerto de su propio fémur para reconstruir la parte perdida.

La mujer relata que su hijo, trabajador de un restaurante local, recibe apoyo en los gastos de hospitalización tanto por parte del Estado como del Ayuntamiento de Culiacán, y a poco más de una semana del evento, David es uno de los que sigue internado.

“Está recuperándose muy bien gracias a Dios, se le han realizado las cirugías necesarias para la restauración de sus partes dañadas. Una de las partes más dañadas fue la mandíbula y su dentadura, que al impacto de bala que recibió volaron. Él se quedó sin dentadura y sin mandíbula y ya con las cirugías, con parte de su fémur quedó completamente restaurada”.

Otro de los heridos, César N, también permanece internado en un hospital de la capital sinaloense, producto de una herida en el costado derecho, la cual le perforó el hígado. Su estado es reportado como estable, y sus familiares, por temor a cualquier represalia, sólo se limitan a responder que el estado de salud del joven va en mejoría.

Fuentes de la Secretaría de Salud reportan que fueron dados de alta todos los internados en el Hospital General de Culiacán, jóvenes que fueron atendidos por el departamento de atención a víctimas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, sin embargo, la versión de lo sucedido en el bar la madrugada del 24 de febrero, permanece en el misterio.

La fiesta continúa

En las inmediaciones de la plaza 2255 los locales continúan sus actividades, una calma postiza se percibe. Dedicados a la prestación de diferentes servicios, durante el día el lugar parece normal, y por la noche, los negocios que expenden bebidas alcohólicas, también regresaron a su actividad regular, excepto por “El Pirata”.

La lona blanca con que cubrieron la visibilidad al interior del bar a curiosos permanece colgada, mientras que en los demás establecimientos la música viva, el alcohol y los alimentos, continúan ofreciéndose a los asistentes.

“Ni modo que cerremos todos, oiga, nosotros no tenemos la culpa”, justifica uno de los empleados de un bar de la zona.

Añadió que durante ese fin de semana, las terrazas de la plaza lucieron con poca gente, a pesar del fin de semana largo. Las ventas, poco a poco fueron repuntando, aunque aún son malas.

Por otra parte, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Víctor Hugo Sánchez Mendieta, explicó que tras sostener reuniones con autoridades de seguridad a nivel estatal y federal, se acordó crear una estrategia para reforzar el área del Desarrollo Tres Ríos, la cual consiste en incrementar la vigilancia así como los operativos de alcoholimetría, además de que una patrulla siempre custodia la plaza 2255, escenario del atentado.

Al cierre de esta edición, los agresores continúan sin identificar. Las autoridades repiten el discurso: el seguimiento puntual del caso en coordinación con las autoridades competentes, no dejará impune el caso.

El único dato certero que se tiene es que en los dos primeros meses de 2017, en Sinaloa han ocurrido 232 homicidios dolosos. La comparativa señala que en 2016, durante los dos primeros meses, ocurrieron 194 con 77 en enero y 117 en febrero mientras que en este año se han repartido en 116 en cada mes.

De los demás sobrevivientes de la funesta tripulación del bar “El Pirata” nadie sabe nada, nadie dice nada, y en el lugar, los restos del naufragio continúan.

Mar 062017
 

Río Doce/Ismael Bojórquez

El primer fiscal de Sinaloa, sea quien sea, ya está torcido de antemano. La autonomía “pretendida” se ahogó en los propios artificios que llevaba la iniciativa del gobernador, Quirino Ordaz Coppel, y que el congreso, también como poder “autónomo”, no se atrevió a modificar.

De acuerdo con la reforma que crea la Fiscalía General de Sinaloa, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Sinaloa entregó al jefe del Ejecutivo los cinco nombres, de los cuales tres serían propuestos al congreso estatal. La terna le fue presentada al Legislativo el viernes pasado, y se supone que esta semana será nombrado el fiscal.

Pero nacerá acotado de antemano, porque, de acuerdo con la fracción III del artículo 76 bis de la Ley, el fiscal podrá ser removido por el gobernador. Y aunque esta eventual remoción podrá ser objetada por las dos terceras partes de los diputados presentes en una sesión, la guadaña penderá siempre sobre el titular de la fiscalía, lo cual, obviamente, acota su autonomía.

Pero las reglas están ahí. Y aunque ni la iniciativa de Quirino Ordaz ni en la reforma que se logró se plantea un rediseño a fondo de lo que hasta hoy es la procuraduría de justicia, sería muy saludable que el fiscal que llegue empiece por un diagnóstico que le permita transformar una entidad pública que, hasta ahora y casi siempre, ha sido incapaz de satisfacer mínimamente los propósitos para los cuales fue creada.

Durante los seis años anteriores la procuraduría fue incapaz de revertir los niveles de impunidad con que se cometen los delitos en Sinaloa. Pero no solo eso, sino que fue convertida en un instrumento del gobernador para proteger las corruptelas de sus funcionarios. La Policía Ministerial, que depende de la procuraduría, no fue menos corrupta ni estuvo menos involucrada con el crimen organizado, pero esto no le importó ni al gobernador ni al procurador, porque fue parte de las “estrategias” para combatir algunas bandas del narcotráfico. Mientras Jesús Antonio Aguilar Íñiguez combatía a un bando, desayunaba con el otro.

Y esta sería una de las primeras acciones del fiscal: depurar la fuerza policiaca que tendrá a su mano, porque con una policía corrupta no hay sistema de persecución del delito que sea eficaz. Y profesionalizarla, pues el nuevo sistema de justicia penal exige procesos más limpios en su integración.

La agenda del fiscal será enorme, tanto como la deuda histórica de la procuraduría de justicia con los sinaloenses. No es posible que solo el dos o tres por ciento de los casos de ejecutados sea consignado, cuando tenemos un promedio de cuatro por día. (El alto nivel de homicidios en Sinaloa tiene que ver, desde hace décadas, con que a los asesinos no se les persigue, lo cual es tarea, en la mayoría de los casos, de la procuraduría de justicia). O que un ladrón —para hablar de asuntos más caseros— que acaba de salir de prisión porque la consignación fue deficiente, ahora asalte un comercio dos veces en una semana.

Los feminicidios crecieron exponencialmente en los últimos seis años, sin que la procuraduría de justicia fuera capaz atacar el problema. Y el ominoso crimen de Sandra Luz Hernández, cuando buscaba a su hijo desaparecido, queda como una muestra aberrante de la injusticia en Sinaloa, coronada con la liberación del único detenido porque la procuraduría no integró bien la consignación.

El tema de los desaparecidos es otro y no es menor. El gobernador ha dicho que puede crearse una fiscalía especial para estos casos pero los fiscales especiales han resultado un fiasco casi siempre y terminan siendo pararrayos de los fiscales generales.

Y hay uno más que está presente y del cual los ciudadanos están exigiendo respuestas: las casi 40 demandas por corrupción durante la pasada administración que se han presentado ante la procuraduría de justicia y que, por órdenes del propio ex gobernador, Mario López Valdez, fueron encajonadas y duermen en el polvo.

Bola y cadena

SOBRE ÉSTE ÚLTIMO TEMA el fiscal y el fiscal anticorrupción que deberá nombrar a su llegada, tendrán que enviar señales claras, lo cual marcará pautas sobre el rumbo que tomará Sinaloa. O seguimos siendo un sistema basado en la corrupción, en el engaño y en la demagogia, o avanzamos hacia posiciones de mayor transparencia, de verdadera rendición de cuentas, de hacer política para servir a la gente y no a los mismos políticos, de castigo a los que se enriquecen con los recursos públicos. Lo dijo el gobernador mil veces cuando andaba en campaña: la gente está cansada de tanta corrupción. Pues ahora es cuando se sabrá si hay congruencia o todo fue jarabe de pico.

Sentido contrario

NO HAY MUCHO TIEMPO PARA QUE LOS ALCALDES que pretenden reelegirse en el 2018 puedan demostrar que han sido buenos administradores. Muchos de ellos no han terminado de acomodarse en sus sillas hasta ahora. Menos se puede hablar de resolver problemas. Y no hay forma en que lo hagan. La violencia que cercena sus ciudades será la mala nota a la hora de que los ciudadanos evalúen su gestión. Y tampoco ahí se les ve por dónde.

Humo negro

ESTE AÑO HAY DOS ELECCIONES de gobernador —en Nayarit y en el Estado de México—, pero podría decirse que en ésta última entidad se juega el futuro del país. Las fuerzas están muy parejas y, hasta donde se aprecia ahora, será una elección de tercios. Delfina Gómez Álvarez va por Morena, Josefina Vázquez Mota por el PAN y Alfredo del Mazo Maza por el PRI. Si el PRI ganara la elección, agarraría un aire vital para el 2018, habida cuenta la debacle por la que atraviesa; si la elección la gana Morena, será muy difícil que paren a Andrés Manuel López Obrador en el 2018, pues su figura sigue creciendo y también la gente de otros partidos que se le suman. Pero lo mismo ocurriría con el PAN si Josefina se alza con la victoria. Este partido gobierna ya 40 millones de mexicanos y esta sería como la cereza del pastel antes de llegar a la justa presidencial. Pero esperemos el 4 junio.