May 282018
 

Desde que Ricardo Anaya entró al servicio público, su familia política pasó de tener fortuna de 21.3 mdp a 308mdp en propiedades.


Ricardo Anaya, presidential candidate for the National Action Party (PAN), leading a left-right coalition, listens during a news conference at a hotel in Mexico City, Mexico March 26, 2018. REUTERS/Henry Romero

Regeneración, 28 de mayo de 2018.- La familia política de Ricardo Anaya aumentó su fortuna significativamente, más de 14 veces, desde que el candidato del PAN ingresó al servicio público, cuando era secretario particular y coordinador de Desarrollo Social.

En sólo 14 años, los negocios de sus suegros pasaron por un periodo de bonanza, que curiosamente empezaron cuando Anaya llegó a sus vidas. Donino Ángel Martínez Diez y Maribel Natalia Franco, incrementaron sus negocios de 4 a 17 empresas; así como pasar de seis inmuebles a 17 propiedades.

Esto significa, que de poseer 21.9 millones de pesos, pasaron a tener 308 millones de pesos, en inmuebles. Es decir, tuvieron un aumento de mil 304%.

Una investigación de El Universal comprobó que sólo a nombre de Martínez Diez, Natalia Franco y sus hijos José Ángel, Natalia y Carolina Martínez Franco, acaparan más de 50 actas notariales asentadas en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del estado de Querétaro.

En el conglomerado, también participan sus concuños Ivonne Margarita Vera y José Luis Sáinz; los hermanos de su suegro, Jesús, Manuel Alonso, Mercedes, José Manuel y José Luis, y sus primos políticos, Lorena, Diego Martínez Rodríguez y María Rosa Rodríguez, quienes son dueños o accionistas de 17 empresas en diferentes ramos como el de la construcción, e inmobiliario, hoteles, restaurantes y comercios

Según Anaya, él es accionista en dos de las 17 empresas propiedad de la familia de su esposa: Cintla, con el 50 por ciento y Juniserra (encargada de comprar y vender la controvertida nave industrial para presuntamente lavar dinero), con 42 por ciento.

Mientras Anaya comenzó su actividad pública, los negocios familiareas han prosperado de la siguente manera: Primero compraron un terreno en lo que hoy es Plaza Revolución y una casa de 14 millones de pesos para la empresa Alapas SA de CV.

En 2008, el suegro de Anaya adquirió los primeros terrenos del Conjunto Santiago, donde se encuentran los locales de la empresa Cintla SA de CV, así como las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de Querétaro.

En el último año de Anaya en el gobierno estatal, su familia adquirió por transmisión accionaria una propiedad que se convertiría en su negocio más rentable: Plaza Juriquilla. Más de 120 locales, que valían inicialmente 26 millones de pesos, administrado por la empresa familiar Desarrollo Acueducto SA de CV.

Mientras Anaya fungía como subsecretario de Turismo en el gobierno federal, su cuñado, José Ángel Martínez Franco, compró el hotel “Madero” por 8.5 millones de pesos, a través de Gromacen SA de CV. Cinco años después, siendo diputado Federal, Pirabosco adquirió un terreno de 16.6 millones de pesos.

Una vez que Anaya fue nombrado líder del PAN, las adquisiciones no sólo continuaron, sino que incrementaron su valor de manera significativa. A inicios de 2015, Donino, su esposa y un grupo de socios adquirieron un terreno rural con valor de 20 mdp.

En agosto de 2015, Donino, asociado con familiares y terceros, compró un predio en 83.1 mdp con una extensión de casi 70 mil metros cuadrados en el Ejido la Purísima. Un mes después, junto con su esposa y hermano, adquirió otro terreno rural por 15.8 mdp.

Vía El Universal

Medio independiente de Aguascalientes.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.