Mar 162016
 
Share
La vida de los mayas en Cancún, un negocio más de la delincuencia. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

La vida de los mayas en Cancún, un negocio más de la delincuencia. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

Reportaje/fotos: Objetivo7/Cuauhtémoc Villegas Durán

Cancún, Quintana Roo, México.- En esta ciudad del Caribe mexicano la vida no vale nada, esclavizados por los zetas, los indígenas de las regiones aledañas y estados circunvecinos como Tabasco, Chiapas, Campeche y Veracruz están esclavizados como prostitutas, halcones (espías del crimen organizado), amantes, etc.: una mujer cuesta 3 mil pesos como esclava mientras por 500 pesos pueden matarte con una navaja o picahielo para comprar la droga y el alcohol que se vende a raudales al grado que los zigzag se venden en los Oxxos, Gomart´s y centros comerciales y los extranjeros fuman marihuana hasta en la iluminada y cara Quinta Avenida de Playa del Carmen sin que se les moleste mientras, a trabajadores y cholos del puerto les roban los policías municipales.

El edificio de la Marina en Cancún. Foto: Objetivo7fotógrafos.

El edificio de la Marina en Cancún. Foto: Objetivo7fotógrafos.

También a los indígenas los esclavizan para vender en las calles o para trabajos forzados como vender las artesanías y drogas en playas como Puerto Morelos y Puerto Juárez en los restaurantitos de mariscos y pescados al son de los tríos que cantan canciones sobre el México que ya se fue.

Y es que hay mucha carne de cañón: de los un millón 501 mil 562 quintanarroenses, el 44.44 de la población se considera indígena o sea 667 mil 290 son de origen maya y de otras etnias, según la Encuesta Intercensal recién presentada en el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e informática (INEGI) y que da cuenta de los datos más relevantes de México.

Una alta fuente de la La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO)de la Procuraduría General de la República (PGR) informó a Objetivo7 que un bar llamado Anaconda fue quemado con personas adentro entre ellos niños por los zetas por negarse a pagar cuota de protección. No es el único. En otros lugares similares han disparado con rifles de asalto AK-47, los muy famosos cuernos de chivo. Aquí los bares se llenan, son verdaderas masacres. Fue una confirmación Oficial a Objetivo7, un informante de la agencia antidrogas norteamericana Drug Enforcement Administration (DEA) quien dio la información conocida por los lugareños pero no dada a conocer en los medios de comunicación para evitar que los miles de turistas dejen de llegar a este atractivo puerto turístico cuya plaza vale miles de millones de dólares por todos los negocios ilícitos que representa y que van desde los moches, la extorsión, la venta local y traslado de drogas hacía Miami, la reventa de tierras ilegales y de propiedad federal, la prostitución.

El gobernador “chapulín”

Y eso no fue todo, las misma fuente informó a Objetivo7 que el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo ha dejado este cochinero que ni siquiera deja contabilizar el número de muertos porque en esta ciudad cualquier policía, comandante o sicario puede matarte en cualquier esquina o levantarte en grupo para torturar hasta la muerte para hacer cochinita pibil (un platillo típico) que se vende en taquerías y quemar hasta los huesos en ácido, arrojar los cuerpos a los tiburones que rondan las aguas del puerto o, de plano lanzarte a la fosa común y los cenotes sin que nadie sepa nada, ni el lugar en que terminaste. Y es que el gobernador es un “chapulín” que sirve a ambos bandos: al dominante cartel del golfo que maneja la zona hotelera y Playa del Carmen y el cartel de los Pelones y al cartel de los Zetas que se reparten Cancún, aseguran las dos altas fuentes que Objetivo7 entrevistó.

La Quinta Avenida: Las drogas, ladrones y extorsionadores por doquier. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Vilegas Durán.

La Quinta Avenida: Las drogas, ladrones y extorsionadores por doquier. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Vilegas Durán.

Es tanto, el dinero que hay en esta lucha por la plaza es demasiado: 7 gramos de marihuana que cuestan cien pesos en colonias de la ciudad para los trabajadores de los restaurantes, bares y toda la clase trabajadora, mientras en la zona hotelera de Cancún y la Quinta Avenida de Playa del Carmen habitado por extranjeros que inundan los bares, se cotiza hasta en mil pesos para los turistas que se la quieren “pasar bien”.

Muerte a los inversionistas

Con la llamada “novedad cancunense” (embaucar visitantes que tienen algo de dinero o mucho), a los que se sabe que vienen a invertir se les recibe como reyes desde el aeropuerto para llevarlos a comprar tierras fraudulentas no sin antes embriagarlos con droga en las bebidas para realizar contratos de reventas millonarias de terrenos inexistentes o que pertenecen a Federación como reservas naturales. Todo esto con el apoyo de la Marina del lugar y si alguien reclama algo simplemente se le desaparece y se piensa o se sabe que tienen dinero pueden empezar torturas grabadas o a cortar miembros del cuerpo como los dedos de las manos para sacar dinero de familiares. Luego de cortar los dedos, cortan la mano y así siguen hasta sacar todo lo que se pueda a familiares de México y otros países.

Cuando el paraíso es un infierno. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

Cuando el paraíso es un infierno. Foto: Objetivo7fotógrafos/Caauhtémoc Villegas Durán.

Así, por ejemplo, uno de los lugares donde se venden terrenos es el burdel Leo´s, disfrazado de restaurante de mariscos ubicado justamente frente a las instalaciones de la Marina Armada de México y donde Gualberto Ávila Sánchez (Sobrino de un ex gobernador y Mister Cancún en dos ocasiones) vende y revende terrenos y al tener problemas, empieza a ofrecer dinero para que asesinen o extorsionen a los inversionistas, todo esto con el apoyo de sus vecinos de la Marina. Para embaucar a los inversionistas les promete que estarán seguros con vecinos de la Marina, incluso habla de miembros del area de Inteligencia de la Marina y algunos oficiales alto grado retirados de ella a los que ya les ha vendido. También hay criminales como un supuesto Billy Jauregui Murillo quien habría participado en la riña de la Feria de San Marcos aquí en Aguascalientes entre zetas y matazetas y que dejó un herido de bala con un arma calibre .38. El negocio es multimillonario pues en realidad los únicos que invierten con seguridad aquí son los miembros de la clase política como senadores y ex presidentes como Felipe Calderón Hinojosa que tienen aquí miles de hectáreas y complejos hoteleros impactantes de tan inmensos.

Al conocer quienes se encuentran detrás de todos estos tratos en los que personas llegan a perder millones de pesos ante la impotencia de la ley de la sangre y la tortura, muchos prefieren perder sus inversiones o pagos de trabajos realizados a hoteles y más. Otros que pelean, simplemente se mueren.

Hasta los pobres son víctimas de robo por estos lugares: es común ver que se ofrecen terrenos con cómodas mensualidades de mil pesos aunque todo es parte de estos magafraudes multimillonarios.

Los datos

En 2013 a la mitad del gobierno del actual mandatario se cometían 16 homicidios por cada cien mil habitantes según el INEGI, en 2014 este número se redujo a la mitad llegando a 8 por ciento: Esta es la cifra oficial; solo los tiburones, las fosas comunes , los cenotes, las casas saben cuántos cuerpos las habitan por que la violencia es terrible según contaron las fuentes al grado de que ni la policía interviene en riñas ni balaceras sino hasta que éstas terminan o con una muerte y hay que recoger los cuerpos rápidamente para esconder las pruebas del delito.

Apenas hace seis meses el periodista Carlos Catón Zetina habló del problema cuando los ciudadanos marcharon contra los feminicidios y dio las cifras aterradoras, “Más de veinte mujeres fueron asesinadas en 2013 (trece sólo en Cancún) y un número similar en 2014. Este año pinta igual. Pero si se agregan las “cifras negras” o casos no reportados, organizaciones civiles aseguran que anualmente son victimadas entre 30 y 40 féminas.

Quintana Roo ocupa el lugar 13 en casos de feminicidios en todo el país, y el primer sitio en violaciones y en violencia contra la mujer. Además, la trata de blancas se ha incrementado.

En general, ocupa la posición número 24 en materia de Seguridad. Es el octavo estado más inseguro.” Escribió el periodista en en portal Noticaribe:

Para el 4de noviembre fueron asesinadas 3 mujeres en menos de una semana.(http://www.sopitas.com/543430-tres-mujeres-asesinadas-en-menos-de-una-semana-en-cancun-estamos-en-crisis-pan/).

Y, aunque la violencia en las calles por la plaza y por los delitos comunes para el gobernador y el INEGI el estado sigue siendo el supuesto paraíso de México con las siguientes cifras que van en descenso:

2010: 145
2012: 154
2013: 302
2014: 270
2015: 163

La censura

La lucha por la plaza es tan sanguinaria que casi a diario en los periódicos aparecen cuerpos de personas decapitadas entre ellas, de niños y niñas aunque es sólo la punta del iceberg de una sociedad sumida en la violencia donde la mayoría de los ajustes de cuentas terminan con la desaparición de los cuerpos de las víctimas de la guerra por la plaza.

Se dice que periodistas extranjeros que han venido a investigar la situación no han salido vivos.

Los medios de comunicación informan sólo de los casos de cuerpos abandonados con la intención de demostrar las venganzas entre los bandos pero en la realidad los balazos, masacres, los muertos por extorsiones y robos se dan a diario en este paraíso infernal.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.

%d bloggers like this: