Abr 222018
 

Cuauhtémoc Villegas Durán/Ajo blancoAnaya “El Cara de Feto” por más que intentó deslindarse del régimen es la madre de la reformas que destruyen Mexico y a sus ciudadanos en beneficio de unos cuantos.

La guerra sucia emprendida desde el cumpleaños de Carlos Salinas y la inclusión del crapula Jorge lópez Martín “El Camorras” como vocero bravucón, difamador y mitómano -sin mencionar sus amistades con el narco- sólo le ha costado bajar la popularidad del “Niño Nazi” o “El Cara de Feto”.

El “Cara de Feto” es un personaje desagradable por su físico, la falsedad de su sonrisa y sus constantes ataques a AMLO y al PRI, del que se dice opositor cuando la gente ya no esta desinformada como cuando sólo existían Televisa y TV Azteca, las radios y diario y revistas de país. Todo ha cambiado. La gente sabe que no es un opositor sino un vividor al servicio del neoliberalismo y de Carlos Salinas.

Con puros supuestos, el narcovocero de Anaya trató de involucrar a AMLO con el PRI cuando Anaya es un fiel servidor del régimen, que es el que está tratando de imponerlo en otro fraude electoral aunque, sí lo hacen, el hombrecillo será sólo otro títere de los generales y el dictador Salinas, aunque el “Tigre” -el pueblo- nunca estará de acuerdo con este “Cara de Feto” en la silla presidencial por lo que de llegar será muy difícil que acabe bien su presidencia sino podría ser linchado como Kadafi por las masas que solo esperan el fraude para cobrarle las cuentas a su clase política que en las pequeñas ciudades y poblados están a tiro de piedra.

Medio independiente de Aguascalientes.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.