May 132013
 

loscandidatosdelpri-150x117Reportaje/foto: Río Doce

Políticos vinculados con el narcotráfico, malovistas, saltimbanquis, perdedores y personajes reciclados están en la lista de candidatos a presidentes municipales y diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sobresale en los postulados Sergio Torres Félix, ex secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán (Stasac), ex diputado local y ex diputado federal. Tiene cercanía con Mario López Valdez,Malova, a quien ha procurado no criticar —igual que el alcalde Aarón Rivas, quien también es cercano al mandatario— y mantener contacto con uno de los operadores del mandatario, Francisco Villaburu, proveedor del Gobierno estatal.

En el 2008, un reportaje publicado por Ríodoce ubicó a Torres con nexos con el narcotráfico. El trabajo periodístico Cuatro priistas vinculados al narcotráfico, según el Gobierno, se basó en las fichas elaboradas por la Dirección de Gobierno para evaluar a los aspirantes a puestos de elección popular en la contienda de 2007. Era mandatario el priista Jesús Aguilar Padilla.

En el expediente se ubicó a Torres como pariente de Javier Torres, El JT, operador del cártel de Sinaloa recientemente liberado de una cárcel estadounidense donde estuvo preso por narcotráfico y fue entregado el Gobierno mexicano para someterlo a proceso en un penal federal. El virtual candidato del tricolor a la alcaldía de Culiacán, ex presidente del Comité Municipal de su partido en la capital, abogado, contador público y exregidor, tiene, lo que llaman en la ficha elaborada por el Gobierno estatal, “puntos vulnerables”: su “parentesco con Javier Torres”.

Antipriista, malovista y priista… en uno solo

Arturo Duarte es el clásico saltimbanqui de la política estatal. En solo dos pasos y menos de tres años pasó de ser priista, luego antipriista por apoyar y promover la candidatura de López Valdez a la gubernatura, y ahora vuelve altricolor. Y además, respaldado por la “línea” de la dirigencia estatal, los poderosos grupos internos y el mismo mandatario estatal.

El ahora virtual candidato a la presidencia municipal de Ahome, respaldado unánimemente por los delegados que asistieron a la convención en Los Mochis, fue subsecretario de Administración en el Gobierno estatal, luego de haber sido activista de la campaña de Malova en el 2009. Cuando el actual gobernador fue alcalde de Ahome, Duarte fungió como secretario del Ayuntamiento.

Ahora, en el 2013 y por actos anticipados de campaña, su partido, el PRI, fue sancionado con 61 mil pesos el 12 de abril. En su discurso ante los convencionistas, luego de ganar la nominación a la alcaldía, dijo que en su partido no hay chinistas (por el Chino Valenzuela), malovistas ni polistas (por Polo Infante Fierro, otro jefe político en la región). Y los convocó a la unidad. La misma que él rompió y promovió cuando se fue a respaldar a López Valdez y no a Vizcarra, como candidato a gobernador.

De visos de ¿fractura?

En Guasave el triunfador fue Rosendo Camacho Luque, apoyado durante buena parte de su carrera política por el hoy exalcalde y ex presidente del tricolor en la entidad, Jesús Burgos Pinto. Ahora, señalan los enterados en ese municipio, su principal respaldo lo tiene en la senadora Diva Hadamira Gastélum, quien también se ha cuidado de mantener buena relación con Malova.

Camacho, considerado por muchos como el rival más débil, fue diputado local en la actual legislatura local y regidor del Ayuntamiento de Guasave en el periodo 2008-2010. A petición de Burgos, renunció a la regiduría para presidir el Comité Municipal Campesino Número 8. Es productor agrícola y se ha desempeñado como presidente de módulos de riego.

Por su perfil campesino, en un municipio cuyo 80 por ciento de votantes vive en el medio agrícola, se esperan buenos resultados en la contienda. No así en cuanto a los grupos internos del PRI.

El cuñado

En Culiacán, los delegados priistas eligieron como candidato a diputado local por el distrito 14 a Óscar Félix Ochoa, quien no ha dejado de tener posiciones como representante popular y servidor público, desde hace varios sexenios: diputado local, diputado federal, subsecretario de Agricultura del gobierno de Mario López Valdez, y ahora de nuevo candidato a legislador local.

Félix, como él mismo lo ha reconocido, es cuñado de Javier Torres Félix, el JT, quien fue uno de los principales operadores de Ismael Zambada, el Mayo, del cártel de Sinaloa. El JT fue recientemente deportado a México luego de haber permanecido preso en Estados Unidos por narcotráfico. En el 2008, uno de sus hermanos, Mellín, fue aprehendido por elementos del Ejército mexicano en posesión de 18 kilos de cocaína y 28 mil dólares, además de un arma de fuego calibre .380.

Ese mismo día fueron también detenidos sus hermanos Celín, y Leopoldo, en el poblado Oso Viejo, y presentados junto con Mellín, pero pronto recuperaron la libertad por falta de pruebas.

Una casa de seguridad usada por pistoleros para acribillar a siete policías, en junio de 2008, fue en el 2003 casa de campaña de Óscar Félix, entonces candidato a diputado federal priista.

En las fichas “de inteligencia” elaboradas por la Dirección de Gobierno y publicadas por Ríodoce en el 2008, está Óscar Félix Ochoa. Los expedientes están clasificados por municipio, distrito, tipo, status, nombre, antecedentes, partido político al que pertenece, sector u organización, edad, grupo político que lo apoya, área de influencia, auscultación, imagen, puntos vulnerables y comentarios.

“Dice la ficha que pertenece al grupo político de Jesús Manuel Patrón Montalvo, y que su área de influencia es el Valle de San Lorenzo, principalmente Quilá. Puntos vulnerables: Ha sido vinculado al narcotraficante Javier Torres. Comentarios: Es cuñado de Javier Torres Félix, alias el JT”.

Malabarista

Gómer Monárrez Lara, mejor conocido como Gomercito, es hijo del ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa del mismo nombre. Cuando fue diputado local se le señaló como integrante de una red de políticos que “ofrecía” servicios sexuales de jóvenes preparatorianas.

“Era más o menos en el 2006, entonces, como la legislatura inició en el 2004, ya había cierto trato, cierta confianza, aunque no éramos amigos, y el diputado Gómer iba sentado conmigo, al fondo de la camioneta, y me dijo: ‘Mire diputado, son amigas mías’”, denunció un legislador que fue compañero de legislatura de Monárrez.

Gómer fue también dirigente del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) en la entidad. En el 2010, cuando Mario López Valdez se decidió a ser el candidato de la oposición —PRD, PAN y Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano)— y salir del tricolor, el hoy candidato a diputado local por el distrito 24 declaró públicamente que solo Malova acabaría con el PRI. El mismo partido que hoy lo postula por unanimidad.

“Yo pertenezco a una corriente, a un grupo de priistas que estamos convencidos que es la mejor opción para Sinaloa, sin embargo, seguimos en el partido”, dijo, de acuerdo con la nota publicada en el noticiero de radio Línea Directa, el 25 de marzo.

—¿Considera que la candidatura opositora de Mario López Valdez le abrirá un boquete al PRI en esta elección?

—Es indudable, Malova, sin lugar a dudas que el movimiento ciudadano que trae, aunado al del interior del partido, y la sumatoria de los demás partidos, representa una opción viable para Sinaloa y creemos que puede dar resultados más óptimos para el estado.

La entrevista se realizó en una de las visitas que Malova hizo a las oficinas del Partido Acción Nacional (PAN), acompañado de varios de sus seguidores. Entre ellos, Gomercito.

Retirarse a tiempo

Adelaida Ayón era precandidata a diputada local por el distrito 14, donde fue ungido Óscar Félix Ochoa. Le dijeron una y otra vez que se retirara. Lo hicieron en unas tres ocasiones, hasta que desistió y no participó en la contienda interna.

“Fueron algunas situaciones, valoraciones personales. Pero también la inequidad de la contienda, los ‘dados cargados’… vale más retirarse a tiempo, con dignidad. Di la pelea hasta dónde pude”, señaló.

—¿Le dijeron que se retirara de la competencia?

—Sí.

—¿Quién?

—Las mismas gentes que tienen intereses ahí.

—¿Cuántas veces?

—Tres veces… yo le di pa’delante y pa’delante pero al final del día tienes que valorar situaciones.

 

Ayón manifestó que sigue dentro del Revolucionario Institucional, aunque se siente impotente, “no dolida ni frustrada. Si hay democracia, hay que dejarla correr”.

—Pero no hay, ¿o sí?

—Pues ahí están las cosas, lo que pasó.

Otro caso fue el de Sandra Judith Lara, dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) en la entidad. Ella buscó ser candidata a diputada por el distrito 13, donde la “línea” favoreció a Manuel Osuna, quien aplastó a los otros dos contendientes con 121 votos contra cuatro y cero.

La también ex diputada local manifestó que fueron decisiones personales, la valoración de algunas situaciones —que no precisó— las que le llevaron a no asistir a la convención, que no a retirarse ni declinar, celebrada este miércoles en la capital sinaloense.

“No había condiciones para que yo me presentara”, dijo, con parquedad y cuidando de no salirse de su guión. Explicó que valoró muchas condiciones personales, pero aclaró, insistente, que no estaba en condiciones de referirse específicamente a cada una de ellas.

Lara se negó a precisar si había recibido presiones del interior del PRI o si le habían pedido que se retirara.

“Fue una decisión personal y no voy a decir más”, comentó.

 

—¿Estás decepcionada del partido, frustrada?

—No, de ninguna manera.

Medio independiente de Aguascalientes.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.