Mar 132018
 
Meade: de la euforia del destape a una realidad insostenible para la mayoría de los mexicanos, misma que no se puede ocultar. Mono: Mito.

Meade: de la euforia del destape a una realidad insostenible para la mayoría de los mexicanos, misma que no se puede ocultar. Mono: Mito.

El analista Raymundo Riva Palacio cita una encuesta Ciudadana realizada para Efecto TV y Capital Media, donde resalta que Andrés Manuel López Obrador obtienen un demoledor 46% de preferencia, en un segundo lugar se queda muy lejos Ricardo Anaya con un 29% y José Antonio Meade alcanza un 17%; señalando que éste último, el candidato oficialista agoniza.

“El nuevo parte electoral sobre la sucesión presidencial pinta peor para José Antonio Meade de lo que estaba al comenzar la intercampaña. No se trata sólo de que permanece en el tercer lugar de la contienda, perdiendo casi tres a uno frente a Andrés Manuel López Obrador, sino que la cruzada en contra de Ricardo Anaya para arrancarle el segundo lugar no la capitalizó.

Pero hay elementos más graves aún: ninguno de sus mensajes logró penetrar en el electorado, ninguna de sus estrategias de precampaña resultaron exitosas –salvo el reconocimiento de nombre–, y se encuentra en una situación tan crítica que incluso más priistas están dispuestos a votar por López Obrador que por él”, expone en su columna publicada en El Financiero.

La última fotografía tomada a la campaña presidencial, que se levantó del 24 de febrero al 2 de marzo mediante una encuesta en vivienda a mil 200 personas, realizada por Encuesta Ciudadana para Efekto TV y Capital Media, muestra que la carrera de caballos por la presidencia fortalece a López Obrador, quien aparece con 46 por ciento de preferencia efectiva, contra 29 por ciento de Anaya y 17 por ciento de Meade. “Si bien es un indicador, no es lo más significativo del estudio”.

“En forma dramática para Meade se ve que la embestida contra Anaya por el presunto delito de lavado de dinero no le trasladó votos panistas, sino que se fueron con López Obrador”.

Es así como explica que, si Anaya no tuviera posibilidades de ganar, el 14 por ciento de los panistas daría su voto a López Obrador, y sólo 6.0 por ciento se los daría a Meade. El rechazo a él sigue siendo enorme. El 34 por ciento aseguró que nunca votaría por Meade, que es 100 por ciento más de los que dicen que nunca lo harían por López Obrador, “y 300 por ciento más de los que no lo harían por Anaya”, añade.

Indica que “las encuestas son más interesantes en las razones de la intención de voto, que los porcentajes en sí mismo de la carrera de caballos presidencial. Por ejemplo, queda ratificado que la estrategia de Meade durante la precampaña fue un desastre. El candidato oficialista elevó, como se pretendía, su reconocimiento de nombre (74 por ciento, el quinto más recordado por los electores), pero derrumba el argumento del presidente del PRI, Enrique Ochoa, que entre más lo conocen más convence a los votantes que crucen la boleta por él.

La correlación de conocimiento con mala imagen va creciendo. En este nuevo estudio, sólo uno de cada cuatro electores tiene una buena imagen de él, mientras que cinco de cada 10 tienen una imagen negativa del candidato”. Argumento Político.

Medio independiente de Aguascalientes.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.