Caricatura novelada: La historia de mis tetas

 cultura, humor  Comentarios Desactivados en Caricatura novelada: La historia de mis tetas
Nov 162016
 

04_05_tetas

Del pánico porque no le crecían y no iba a gustar a los chicos al miedo cuando a los 43 años se confirmó el diagnóstico –cáncer de mama con mastectomía doble como tratamiento– que anticipaba el trance por el que habían pasado ya varias mujeres muy cercanas a ella, la vida de Jennifer Hayden está íntimamente marcada por la relación con su cuerpo, concretamente con sus pechos.

Así lo cuenta en las 350 páginas de La historia de mis tetas (Reservoir Books, 2016), una deliciosa novela gráfica en la que revive su experiencia como superviviente desde la sinceridad y el humor.

¿Estás satisfecha con La historia de mis tetas?, ¿hasta qué punto se aproxima a lo que querías contar cuando empezaste a trabajar?

Aunque escribir y dibujar este libro me llevó ocho años, la idea de lo que quería hacer estuvo muy clara para mí desde el principio y nunca cambió. Diría que me he quedado muy cerca de conseguir lo que pretendía. No estaba segura, pero cuando leí las primeras reseñas me di cuenta de que los lectores estaban encontrando lo que había puesto en el libro para que lo descubrieran. Y he sentido una especie de cierre definitivo de las experiencias sobre las que escribí, que hace que sepa que he contado lo que quería contar.

¿Qué querías contar con esta novela gráfica?

Al principio sólo quería contar la historia de mi experiencia con el cáncer de mama. Luego me di cuenta de que eso ya se había hecho en otras novelas gráficas y de que era sólo una parte de la historia. Así que entonces pensé en escribir el libro de una superviviente. Un libro sobre la supervivencia, sobre prosperar, alcanzar una nueva identidad a través del cáncer de mama. Y eso significaba que debía hacer el libro más universal, en torno a la idea de cómo desarrollamos una identidad. Y eso quería decir que tenía que contar la historia de mi vida.

“El reto del arte y la literatura es convertir lo personal en algo simplemente humano, que nos permita comprender mejor lo que significa estar viva”

¿Por qué decidiste escribir sobre algo tan personal?

Nunca he sido una persona muy reservada. Creo que el problema de ser demasiado reservada es que nunca te curas. También creo que no hay mucha diferencia entre mi sufrimiento y el de cualquier otra persona, así que es mucho mejor compartirlo y ayudarse mutuamente. Además, la mayoría de las grandes historias comienza desde lo personal. El reto del arte y la literatura es convertir lo personal en algo simplemente humano, que nos permita comprender mejor lo que significa estar viva. Una vez que se transforma en arte, deja de ser personal.

Tu acercamiento al cáncer de mama tiene mucho humor, ¿es la mejor forma de vivirlo y escribir sobre ello?

El humor es la única manera con la que afronto cualquier cosa. Si tengo algún don, es mirar lo que es ridículo y atraer la atención sobre ello. Así que ésta era la manera de afrontar el cáncer de mama. Pero es un tema muy delicado. Al tratar de ser divertida acerca de mi experiencia, también fui muy cuidadosa para no rebajar las tragedias por las que otras mujeres y sus familias han pasado. No todas las personas que me leen han tenido tanta suerte como yo. He intentado poner el humor junto al dolor y que uno intensifique el sabor del otro.

¿Qué te resultó más duro al hacer La historia de mis tetas?

Sorprendentemente, no fue escribir sobre mi cáncer de mama. Lo fue repasar los recuerdos de mi madre y de mi padre, y de mi suegra y de mi suegro, que nunca había digerido. La primera vez que dibujé la cara de mi suegra, rompí a llorar. Hubo veces que no pude trabajar durante días, lidiando con algunas de estas emociones. Otro desafío fue mantener el diseño del trabajo en mi cabeza durante ocho años, con todas las interrupciones que acarrea ser madre.

¿Cuáles han sido las respuestas de tus familiares cuando lo han leído?

No todos lo han leído. Y de quienes lo han leído, sólo tres o cuatro me han hecho comentarios, que han sido positivos. Mi padre y mi madre lo han leído, pero tuvieron dificultades con el medio y básicamente están orgullosos de mí por haber dibujado tanto. Pero esto no me molesta en absoluto. Si eres artista, no puedes esperar que tu pareja o tu familia participen en lo que haces, escuchen o lean todo. Están muy cerca de ti como para valorarlo justamente, es doloroso para ellos, lo comprendo. Mi marido compone música y no he escuchado todas sus sinfonías.

¿Has tenido alguna reacción especialmente sorprendente?

Fue muy sorprendente ser nominada para un Premio Eisner, los mayores galardones del cómic en Estados Unidos. Y que una mujer completamente desconocida me escribiera para decirme que acababa de llegar a casa después de su tumorectomía y que se sentía muy consolada leyendo el libro. Ayer mismo pasé tres horas en la Universidad de Princeton con una clase en la que ya lo habían leído y no pararon de hacerme preguntas ni de sacar temas para discutir. Tener a un grupo de estudiantes brillantes hablando del libro como de una obra literaria fue la respuesta a muchos de mis sueños.

“Espero que este libro anime a otras mujeres a expresarse, a encontrar sus propias voces de manera personal, creativa, y de cualquier otra forma”

¿Crees que el libro puede ser alentador para otras mujeres?

Espero que el libro sea alentador, ¡está hecho para serlo! He tenido la intención de que mi historia anime a otras mujeres a sentirse mejor con sus experiencias con el cáncer de mama, a sentirse menos asustadas, a ver qué han ganado con ello y no sólo qué han perdido. Pero, como feminista, también espero que este libro las anime a expresarse, a encontrar sus propias voces de manera personal, creativa, y de cualquier otra forma. Y también me gustaría que haga que mujeres de todas las edades cuenten sus historias en novelas gráficas, porque me gustaría leerlas.

Medio independiente de Aguascalientes.

Confunden a Brozo con payaso asesino: intentan lincharlo

 humor, monos  Comentarios Desactivados en Confunden a Brozo con payaso asesino: intentan lincharlo
Oct 222016
 
Brozo por Mito/objetivo7

Brozo por Mito/objetivo7

Subjetivo7/Mitotero

Trascendió que ayer por la noche un grupo de ciudadanos intentó linchar al famoso conductor de la televisión mexicana, Brozo, el payaso tenebroso luego de salir de un tugurio de malamuerte y perderse en una colonia populosa de la ciudad.

Se informa que el payaso fue liberado gracias a la intervención de su comadre Arely Gómez.

Medio independiente de Aguascalientes.

La caricatura es una forma de dialogar sin tener que leer: Boligán

 cultura, humor, medios  Comentarios Desactivados en La caricatura es una forma de dialogar sin tener que leer: Boligán
Sep 052016
 

Angel-1-768x576

Cuando recibí la instrucción de entrevistar a Boligán me enfrenté a la complicación de no tener idea de qué preguntar. Tuve que confesar al caricaturista cubano que lo mal entrevistador que soy, sin embargo, entre la plática me dejó claro algo: una imagen dice más que mil palabras.

“Yo soy un cazador de ideas, un artista que me gusta reflejar el mundo en que estoy viviendo, plasmarlo; una especie de costumbrismo donde más que hacer reír trato a través de esa sonrisa, hay un mensaje”, me explica el dibujante.

Luego, comenzó la cacería de ideas.

Ángel Boligán, caricaturista cubano conocido por sus colaboraciones al diario nacional El Universal, estuvo en Culiacán como jurado de la quinta edición del Concurso Internacional de Cartón Sinaloa 2016, y entre su tour por la ciudad tuvimos una breve pero sustanciosa plática.

—Para qué… el rollo de ser cartonista o caricaturista, el rollo de contar una historia con un dibujo, ¿para qué?

—Bueno, simplemente la caricatura es una de las ramas de las artes plásticas y los artistas lo hacemos quizá no pensando para qué, sino porque lo sentimos o deseamos. Es inevitable hacer arte, yo me imagino que un cantante o un compositor le nazca hacerlo, nacido con ese don y quizá ese es mi caso: en algún momento descubrí que la caricatura era algo que me apasionaba”.

Boligán fue paciente y generoso, me platica el inicio de su interés primero por las artes plásticas, la pintura y su título universitario.

“Me incliné a la caricatura por la inmediatez porque tenía un contacto directo con el público, porque podía influir en las opiniones de las personas, podía hacer reír a las personas y sobre todo hacer reflexionar. Creo que la caricatura es, de las artes plásticas, la rama que más contacto inmediato tiene con el público y a la vez puedes hacer arte, porque no es un arte menor como mucha gente considera, es un arte como cualquier otro, y bueno, teniendo la posibilidad de la prensa y sobre todo ahora con las redes sociales, el internet, tenemos una comunicación inmediata con el público”.

El oficio del caricaturista es el arte de hablar sin palabras. Y como bien dijo el nacido en Cuba pero adoptado mexicano, en tiempos de redes sociales, el impacto de la caricatura es inmediato, o “una imagen dice más que mil palabras”.

—Redes sociales y la caricatura, ¿es un medio asequible para el público?

—Sí, la caricatura sí (es asequible)… una imagen dice más que mil palabras. A casi todos nos pasaba, antes yo de publicar en la prensa, buscábamos una revista o un periódico y siempre íbamos a buscar el monito y después leíamos algo que nos interesara, y entonces eso es un compromiso para nosotros sabiendo que vamos a tener un público seguro, y bueno, cuando trae una esencia, no sólo el monito para hacer reír sino trae un mensaje, es más comprometido para nosotros tener ese espacio”.

La plática fluye. De fondo música de banda y el sonido de comensales que atendían la hora de comida en un restaurante de mariscos, porque visita obligada a Culiacán es conocer casi cualquier establecimiento que tenga como tándem de presentación cerveza fría y mariscos.

Boligán continúa. A pesar de que su lenguaje es el dibujo, el caricaturista hace acopio de paciencia para trazar esta vez con su voz. Bebe un poco de su cerveza y pide disculpas por su ronquera.

“Mi diálogo es a través de las imágenes, de las líneas, las formas, los colores y curiosamente hace tres años realicé una exposición en Atenas con un caricaturista griego y el tema era ese, la caricatura o la línea y el dibujo como lengua universal, porque eran caricaturas de un griego, un idioma muy raro para nosotros y para ellos el español, y fue en una galería de Atenas. Recuerdo que en una ocasión nos reunimos con muchos estudiantes y proyectaban las caricaturas y los maestros hablaban de eso exactamente, todos entendían mi caricatura a pesar de que yo vivía al otro lado del mundo porque mis líneas, mis símbolos y mis colores tenían un diálogo con ellos a pesar de ser tan distantes, entonces por supuesto, las líneas, la caricatura, es una forma de dialogar sin tener qué leer, simplemente por la pura gráfica”.

En tiempos de libertad de expresión y lo políticamente correcto, el reto para el caricaturista también evoluciona, sin embargo, como si se tratara de un dibujo más, Boligán lo explica fácilmente.

“En mi sección en el diario el Universal (Espejo de Tinta), hago dibujos donde quizá nos vemos como consumistas, como gente manipulada por la tecnología, manipulada por los medios de comunicación y todo eso. Tradicionalmente el dibujo, en México sobre todo, se veía que era para criticar a los políticos, a los diputados, a los partidos, al presidente y no pasa nada, no pasó nada durante todo este tiempo. Entonces dije yo, bueno, quizá criticándonos a nosotros mismos creamos un poquito más de consciencia sobre lo que nos está pasando, y quizá a la hora de votar tengas en cuenta que tú estás siendo manipulado por la tecnología, o por los medios, o por los poderosos, o por los empresarios que muchas veces son ellos quienes ponen a los políticos en sus cargos y esa es la intención, desenmascarar, digamos, un poco lo que estamos viviendo, lo que consideramos que no está bien”.

La entrevista culminó y luego la despedida y el agradecimiento. Boligán terminó salvando mi nota cazando ideas, con redes de palabras en lugar de trazos y líneas, y yo me fui con la idea en la cabeza de que una imagen dice más que mil palabras.Angel-1-768x576

Medio independiente de Aguascalientes.

“Martín Orozco es mi gallo”: Carlos Lozano de la Torre

 humor  Comentarios Desactivados en “Martín Orozco es mi gallo”: Carlos Lozano de la Torre
Oct 112014
 

mono orozco-y-lozano copia

Mono: Objetivo7/Mito.

Mono: Objetivo7/Mito.

Subjetivo7/Mitotero

Aguascalientes, Ags.- El gobernador priísta Carlos Lozano de la Torre ha destapado públicamente a su archienemigo, el panista Martín Orozco Sandoval, como su delfín para la gubernatura de este estado.

“Si definitivamente es el mejor para Aguascalientes, ya que es el único que me llegó al precio, además que me ofreció todo su ser, además que a esa vieja de Lorena no la puedo ver ni en pintura”, finalizó el mandatario estatal.

Medio independiente de Aguascalientes.

Cobrarán impuesto por respirar en Aguascalientes

 monos  Comentarios Desactivados en Cobrarán impuesto por respirar en Aguascalientes
Sep 012014
 

mono cobran aire

Nota/Meme: Subjetivo7/Mitotero

Aguascalientes, Ags.- Una fuente de la Secretaría de Fintranzaz de este estado asegura que en la iniciativa de ingresos del próximo año se contempla el cobrar por cada respiro a los ciudadanos “la idea es llenar el boquete y poder darle esa lana a Nissan para su nueva planta, su mochada para el gober y para pagarle el favor a los diputados”, dijo la fuente.

El impuesto contempla un impuesto de 10 pesos diarios “pinches mendigos miserables, más cara les sale una cerveza y se toman varias, que paguen los putos si quieren vivir”, dijo el gobernador Carlos Lozano de la Torre al presidir la reunión con su gabinete económico, dijo la fuente.

Medio independiente de Aguascalientes.

Nace el “Deforma Aguascalientes”

 Sin categoría  Comentarios Desactivados en Nace el “Deforma Aguascalientes”
Jul 092014
 

10449513_503065176506010_5987275020084165066_n
A sólo tres meses de empezar el proceso electoral el Deforma Aguascalientes, nació y poco a poco afila su humor.

En sólo un mes ha llegado a 800 segidores. Los posts por cierto, hacen referencia a los panistas…

10464262_499836340162227_4641918917093962162_n

10408865_499740973505097_4327226427951834270_n

10527490_498600450285816_6589376200530583580_n

Medio independiente de Aguascalientes.

El mundo sin Mafalda

 Sin categoría  Comentarios Desactivados en El mundo sin Mafalda
Oct 072013
 

elmundosinmafalda

“No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda.

Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí”.

—Julio Cortázar.

José Luis Franco/Río Doce

¿Qué hubiera sido del mundo sin la mirada cruda y despiadada de una niña que se lamentaba de lo que le ocurría? ¿Qué hubiera sido de él sin esas manitas cariñosas que le ponían curitas en sus zonas dañadas por la barbarie, la injusticia y la desigualdad? ¿Qué hubiera pasado si no hubiéramos festejado y hasta coincidido con su irreverencia, su humor cáustico, su manera tan sin inocencia de cuestionar con inocencia? ¿Qué hubiera sido sin ella, que odiaba la sopa y le encantaban los Beatles y dejaba flotar su alegría mientras los escuchaba en la radio? ¿Qué hubiera sido sin Mafalda? ¿Un tango triste de una época sin guía? ¿Una balada amarga sobre una niña idealista que tanto queremos?

Hace años recibí por correo electrónico una carta que le dirige Miguelito a su gran amiga Mafalda. En ella, el pequeño filósofo de esa pandilla bonaerense, que fue nuestra delicia, y que nunca he podido imaginar como mexicana, ni verla dar juicios sobre el 2 de octubre, le dice: “En este día tan especial me acordé de tu cumpleaños… ¡Cómo pasa el tiempo! Nacimos en un país que soñaba. ¡Cuántas utopías! ¡Cuántos deseos de crecer, de mejorar las cosas!”.

El día de la redacción de la carta era el 29 de septiembre, pues un día así, de 1964, es la fecha oficial del nacimiento de la niñita del tupé, la melena esponjosa y ese dedito acusador que no respetaba jerarquías. Mafalda cumplió este año 49, Miguelito le mandó la carta cuando había llegado a los cuarenta, es decir, la carta tiene nueve años de antigüedad, pero vigencia emotiva.

Miguelito Pitti, famoso para mi memoria por su afán de trazarse metas sin recompensa evidente (por algo acabó como escritor, según confiesa), como aquella en que se propone llegar antes que un señor a la esquina de la calle. Asume su reto interno, acelera los pasos, suda y a fin de cuentas logra su objetivo. Pero, ya en la esquina, sentado, descansando tras el esfuerzo, se pregunta:

—¿Y?

En su carta se acuerda de Libertad, personaje diminuto y encantador con el que Mafalda coincide en una playa en la que la pregunta ¿de dónde habrá salido tanta agua? es contundente.

Libertad, lo sabríamos después, era hija de una traductora y era encantador leerla decir que el último pollo que se habían comido lo había escrito Simone de Beauvoir. Dueña de una “simplicidad sin límites”, su concepción revolucionaria queda ¿clara? en este análisis: “Para mí lo que está mal es que unos pocos tienen mucho, muchos tienen poco y algunos no tienen nada, si esos algunos que no tienen nada tuvieran algo de lo poco que tienen los muchos que tienen poco… y si los muchos que tienen poco tuvieran un poco de lo mucho que tienen los pocos que tienen mucho, habría menos líos… pero nadie hace mucho, por no decir nada para mejorar un poco algo tan simple”.

Miguelito se pregunta qué habrá sido de ella, que si en verdad la mataron durante la dictadura, que si fue cierto que la torturaron y arrojaron su cuerpo al Río de la Plata. Leer eso, para los que conocimos a Libertad, era espeluznante, pero así es la historia de los pueblos. Piensa y te arrepentirás.

¿Quién no recuerda a Susanita y sus precoces ansias de casarse y tener hijitos? Susanita Clotilde Chirusi. Miguelito por supuesto la recuerda y la imagina viviendo en una ciudad argentina de provincia, paseando del brazo del marido (un hombre bajo y calvo) en una tarde de verano, contenta con sus hijitos y cuidando el primer nieto, realizada como tantas mujeres.

A Manolito Goreiro, el de la cabellera rebelde y el cerebro de teflón, el hijo de abarrotero que se soñaba en Wall Street con un consorcio de mega abarrotes, no le va muy bien. En su carta, Miguelito menciona que tras la crisis económica argentina pierde todo y luego de andar hablando solo por las calles, acaba abandonado, como mendigo, en una estación de trenes.

De Felipe nos dice que vive en La Habana, que probó con el cine, que tiene un taxi y habla a los turistas de Fidel y la Revolución con enorme entusiasmo. Felipe tenía un amor platónico, una niña llamada Muriel, pero Miguelito no nos aclara qué cosa pasó con ella. También sabíamos que quería ser ingeniero, como su padre, sin embargo, al parecer se le torció el destino. Para eso pintaba Felipito, y no hubo llanero solitario que lo rescatara.

De Guille, el hermanito de Mafalda que era al mismo tiempo una síntesis de la ternura y el conflicto, creador de una frase que a muchos nos va como añillo al dedo: “¡Mecacho! Hasta ahora para lo único que tengo poder adquisitivo es para la mugre”, Miguelito nos dice que emigra en los últimos días de Raúl Alfonsín, es decir, entre 1988 y 1989, que vive en Ginebra, que se ha vuelto a casar. En las tiras cómicas, Guille era muy parecido a Miguelito en su personalidad, por tanto Guille también es artista, es músico, y Miguelito lo ha visto tocar en La Scala de Milán.

Mafalda, la destinataria de la carta, vive en París. Se reúne en su casa con gente de ideas progresistas, se involucra en movimientos sociales, es una activista frenética. Sigue confundida, inquieta, por el futuro del mundo.

Miguelito remata su carta con la confesión de que sigue escribiendo como siempre y que algunos días está triste y deprimido, pero que siempre le puede más la alegría que la tristeza. Dice, de manera textual: “A veces, cuando miro el globo terráqueo, encuentro tu mirada, pienso en aquellos que lo miran como vos, en los ojos de los que protestan, de los que no se conforman, y de los que viven en la atmósfera del optimismo y la justicia”.

Mafalda, ahora que cumpliste 49 años este pasado 29 de septiembre, y viendo el mundo como está —los gringos, los sirios, mi propio país— me imagino, querida, que debes estar el triple o cuádruple de regañona. Y por eso y más te extraño.

Tú dime qué disco de los Beatles ponemos.

Medio independiente de Aguascalientes.