La “lucha electoral” es un circo fraudulento

 aguascalientes, opinión, país  Comentarios Desactivados en La “lucha electoral” es un circo fraudulento
Abr 222016
 

13015509_10154219532996812_2863660087652827989_n

SOBRE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

Jaime Laguna Berber

Creo que los procesos electorales permiten tomar decisiones; no creo en el procesos electoral mexicano; ni antes ni ahora; la Reforma Política de 1977 y los sucesivos cambios en la leyes electorales no han hecho de este proceso uno democrático; simplemente se ha tratado de una REFORMA POLÍTICA NO DEMOCRÁTICA.
Si algún conocido o amigo sinceramente participa en procesos electorales creo que esto no quita lo fraudulento, inequitativo y antidemocrático del proceso. Por no decir de las intenciones personales que prefiero no juzgar en este momento. La amistad o cercanía no me comprometen a apoyar campañas ni candidaturas sino a decir, de manera franca, lo que pienso.
Habrá quienes llaman a votar y al mismo tiempo, esquizofrenia de los tiempos, apoyan al EZLN cuando el mismo Marcos declara que no son compatibles. En estos procesos electorales NINGUN partido es representante de los trabajadores ni lucha por el socialismo; no importa el origen de los candidatos sino los programas y ninguno es de los trabajadores. Ningun partido propone el cambio de régimen sino su mantenimiento, por eso participan y reciben prerrogativas igual que cualquier entidad gubernamental que viven de los impuestos que, al final de cuentas, tienen como origen el trabajo de los jodidos.
Participar legitima el proceso y no quiero estar como el dicho;”.. de chico cirquero y de grande payaso. La “lucha electoral” es un circo fraudulento. Dice Lorenzo Meyer que despues del 68 solo hay dos izquierdas: la izquierda que copto el gobierno y la izquierda que le hacen fraude . Al contrario, considero que también existe aún la izquierda que lucha y no participa en el gobierno, no le hacen fraude simplemente porque no participa en procesos electorales. Le rompen la ma…ceta en las huelgas, en las movilizaciones campesinas, en las asambleas estudiantiles, en las organizaciones vecinales.
A esta izquierda y a esta opción de lucha sigo apostando.

Jaime Laguna fue miembro de la Liga 23 de Septiembre y es director del periódico Madera.

El saldo negro de la Marina

 alfabeto qwerty  Comentarios Desactivados en El saldo negro de la Marina
Dic 142015
 

Río Doce/Alfabeto Wquerty
La Infantería de Marina flota sobre aguas mansas en Sinaloa. Igual dispara sin aviso, que nalguea y detiene. Lo mismo desaloja pueblos enteros que desarma a policías. El ala armada de la Secretaría de Marina marcha imparable por el estado, sin que desde el gobierno se le muestre siquiera una queja en las reuniones cerradas de coordinación en seguridad y mucho menos un extrañamiento oficial.

Es justo al revés, el gobernador Mario López Valdez y su gabinete de seguridad piden respeto y confianza a ciegas. La premisa es que en la lucha contra el crimen organizado podrán violentarse algunos derechos humanos —de delincuentes o de algunos ciudadanos atrapados en el fuego cruzado—, pero hay un interés superior y vale la pena sacrificar derechos a cambio de eso.

En ese panorama no extraña una operación como la de la madruga del lunes 7 de diciembre en el Motel Las Fuentes de la ciudad de Guamúchil —calca exacta de muchas otras acciones de la Marina en Sinaloa. Mueren cuatro personas, dos de ellas menores y otro un conocido empresario de la ciudad, Carlos Humberto Barroso. La Marina informa oficialmente que se trató de un enfrentamiento, pero los testimonios y las evidencias físicas del Motel, muestran disparos solo de un flanco. Además, testigos aseguran que la Marina no llegó persiguiéndolos, sino que se desplegó con sigilo pero con tranquilidad y empezaron los disparos.

Más allá de que la versión se sostenga periodísticamente, lo que importaría es una explicación pericial de ese y otros sucesos con un amplio margen de duda. Un informe de la Procuraduría de Sinaloa que detalle y justifique la operación, que se apegó a la legalidad y a los manuales internos. Pero a cambio, de manera automática la Procuraduría declina la investigación y permite una serie de irregularidades posteriores a una acción. Como ejemplo, que la propia Marina altere una escena del crimen, llevándose los casquillos de las armas.

Sabemos ya que la estrategia del gobierno de Enrique Peña para esta zona del país, las áreas urbanas y serranas de influencia de Joaquín El Chapo Guzmán, fue replegar al Ejército, cediéndole por completo las operaciones a la Marina. La Secretaría de la Defensa solo mantiene presencia mediante rondines y operaciones de bajo calado. El desgaste del Ejército y una serie de erratas y filtraciones que prolongaban el golpe mayor de la captura de El Chapo, los aisló de la madre de todas las operaciones federales. Un grupo élite de la Armada de México, conectada a las agencias de seguridad estadunidenses –CIA, DEA, FBI, ICE-, es quien busca la hebra de la madeja del Cártel de Sinaloa.

En todo el triángulo dorado es un equipo élite de la Marina quien opera, incluso al margen de mandos principales de la Procuraduría General de la República que se enteran a posteriori de cualquier acción. Se trata de una desconfianza institucional, pero principalmente de una estrategia donde los equipos de inteligencia se van reduciendo mientras más grande es el objetivo.

Ante el poder arrollador de la Marina no hay gobernador que se atreva al menos a abrir la boca. Por eso, calla cuando pueblos enteros son baleados desde el aire o sitiados. Le nalguean a los policías, como pasó con los de Angostura. Evade cuando otros policías de Culiacán son retenidos por sospechas de ser informantes del narco vía celular —luego incluso les retiraron los teléfonos en una boba acción que cumplieron a medias. O permite la evidente alteración de las escenas del delito.

El gobierno estatal seguirá callando, pero en ese silencio va también una omisión a sus atribuciones. El monopolio de la fuerza del Estado no es discrecional, se encuentra acotado.

Margen de error

(Barroso, el empresario) Carlos Humberto Barroso Ceceña, el empresario muerto en la operación de la Marina en Guamúchil el lunes 7 de diciembre, está en este momento oficialmente señalado como parte de un grupo armado que atacó a la Marina.

Dijo la Semar: “Resultado del intercambio de disparos, cuatro agresores perdieron la vida y en el lugar fueron aseguradas cuatro armas de fuego (un arma corta y tres armas largas), así como dos vehículos.”

Y el gobernador Mario López Valdez dijo: “Estaba en el lugar incorrecto con las personas incorrectas.”

Ante esas dos afirmaciones, hasta ahora ninguna desmentida o ampliada, la defensa de la integridad de Barroso Ceceña por parte de empresarios, organizaciones y de la Alcaldesa de Salvador Alvarado, Liliana Cárdenas, quedan en el grado únicamente testimonial.

¿Será en las próximas semanas una exigencia de la familia del empresario el esclarecimiento de su muerte? No es posible anticiparlo.

Las dudas se fortalecen porque la versión confirmada por la Procuraduría de Sinaloa es que Carlos Humberto Barroso llevaba una semana privado de su libertad, aun cuando no existía una denuncia. Entonces qué sucedió del 1 de diciembre en que llegaron a su negocio de Guamúchil y se lo llevaron hasta la madrugada del 7 de diciembre en que los disparos de la Marina lo asesinaron.

Mirilla

(Rompe silencio) Heriberto Félix Guerra se cuidó de mantenerse al margen del revuelto ambiente político. Pero en ningún momento se le excluyó de las listas de aspirantes a la gubernatura, aunque no se pudiera saber por cuál partido o si en la vía independiente. Sus declaraciones de esta semana para el noticiario de radio Línea Directa, aunque encriptadas, lo colocan de nuevo en la mira.

Si va por la vía independiente, el excandidato a la gubernatura en 2004 que estuvo muy cerca del triunfo, no podrá decidirse hasta enero de 2016 como dijo, sino que tendrá que hacerlo en las próximas semanas por los tiempos que marca la ley. Si va por el PAN, entonces sí podrá tomarse unas semanas más, para meterse en una contienda donde hay un fuerte grupo interno que no quiere a nadie de fuera, como sería el caso de Félix Guerra.

Primera cita

(Mirada internacional) Las repercusiones del asesinato de los dos turistas australianos siguen en un largo eco internacional. Basta una frase del periódico español El País para contextualizar el sitio donde aparecieron asesinados los surfistas: “Sinaloa es uno de los estados más violentos del país y es cuna del Cártel del mismo nombre”(PUNTO)

Cambios policíacos para que todo siga igual

 altares y sotanos, país, seguridad  Comentarios Desactivados en Cambios policíacos para que todo siga igual
Sep 212015
 

ayotzi

El gobernador Mario López Valdez se propuso desde el inicio de su mandato un esquema de seguridad acorde a un contexto irrebatible: el control del Cártel de Sinaloa sobre las principales zonas: todo el centro de la entidad con algunos desencuentros en Navolato; buena parte del sur aunque con la presencia de células muy beligerantes de los hermanos Beltrán Leyva, ligados —eso se dijo entonces— a los Zetas.

Era en el norte donde las huestes del Cártel de Sinaloa estaban en desventaja. De la caseta de Cuatro Caminos, ubicada en Guasave, hasta Estación Don, el terreno estaba bajo el control de los hermanos Beltrán Leyva a través de alguien que, a la postre, se convertiría en un personaje del narcotráfico: Fausto Isidro Meza Flores, el Chapo Isidro.

El Cártel de Sinaloa había estado cerca de la campaña de Malova, solo que éste, “si así ocurrió” —se lo dijo a Ríodoce en una entrevista realizada en noviembre de 2010, ya como gobernador electo—, no se enteró.

Los compromisos del nuevo gobierno se fueron evidenciando en la medida en que tomaba forma la estrategia en materia de seguridad y en manos de quiénes quedaría instrumentarla. Otro personaje que aparecería en escena fue Jesús Antonio Aguilar Íñiguez; él y su séquito de compinches que lo acompañaron en la dirección de la Policía Ministerial durante el sexenio de Juan Millán y en su huida de Sinaloa luego del asesinato de Rodolfo Carrillo Fuentes en la Plaza Cinépolis, la tarde del 11 de septiembre de 2004.

El gobernador se propuso concentrar el poder policiaco en este hombre, Chuytoño. Se perfilaba a nivel nacional, emanado de consideraciones del Sistema Nacional de Seguridad, la figura del “mando único”, pero él se adelantó y se lo confirió de facto al jefe policiaco que antes había sido prófugo de la justicia federal y, después de decenas de maromas legales, absuelto.

Todo el poder en sus manos, hizo y deshizo. Cambió mandos en casi todos los municipios y concentró fuerzas en las zonas en disputa, siempre enfocándose en golpes contra los enemigos del Cártel de Sinaloa, bajo la premisa de que eran más violentos, extorsionadores, matapolicías. Lograron controlar el sur primero y luego concentraron recursos materiales y humanos en el norte hasta que acabaron con las células de los Mazatlecos, quedándose con el control para el Cártel. No así en la zona de Guasave y Sinaloa, donde tuvieron que entrar, primero el Ejército y luego la Marina, en apoyo de las fuerzas locales contra las células del Chapo Isidro. Y donde, a pesar de ello, sigue en manos de la organización local.

Al final de una cruenta guerra durante los primeros tres años de la administración malovista, todo indicó que los grupos, de la mano del gobierno federal, llegaron a un acuerdo que implicó la salida de uno de los arietes de la guerra contra el Chapo Isidro, el comandante de la Policía Ministerial, Jesús Carrasco, y eso trajo consigo una paz que apenas ahora se empieza a romper, sobre todo en la zona Los Mochis.

Malova nunca logró abatir el índice de criminalidad en esas zonas ni en la entidad, porque no era ese su propósito, sino aquel que se le había encomendado: limpiar de carrillos, zetas y beltranes la entidad. A la vuelta de cuatro años y ocho meses, cuenta ya 6 mil 228 homicidios dolosos según la estadística oficial, una cifra superior a los asesinatos acumulados en el sexenio anterior en el mismo periodo.

Ahora, ya en la recta final de la administración, los demonios se han desatado en el sur con la incursión de células contrarias al Cártel de Sinaloa, y una ola de violencia azota el norte. Entonces el gobernador y sus asesores deciden hacer cambios en las policías locales, como si de ellas dependieran que los índices delictivos suban o bajen. Ningún cambio de estrategia se observa; ni un movimiento en la estructura estatal. A ese nivel, la misión encomendada por lo que realmente mandan en Sinaloa, ha sido cumplida.

Los municipios del centro, donde el control del Cártel de Sinaloa es absoluto, son intocables. Aunque en uno de ellos, Culiacán, se concentre la mayor cantidad de asesinatos y hechos violentos.

Bola y cadena

HUBO UNA ESPECIE DE ENAMORAMIENTO entre el gobernador López Valdez y el entonces jefe de la Novena Zona Militar, Moisés Melo García. Venía de Durango el general y conocía la zona. Luego fue ascendido a comandante de la Tercera Región Militar y de ahí se jubiló. Malova no lo dejó ir. Creó especialmente para él el cargo de coordinador estatal de seguridad y le abrió oficina. De oquis. El que sigue mandando realmente es el que despacha por el bulevar Zapata.

Sentido contrario

LO QUE DIJO MELESIO CUEN puede doler y duele. Hay palabras que cortan la piel no por su significado sino por la forma y el contexto en que son dichas. La UAS irá teniendo liquidez en la medida en que se vayan muriendo los jubilados. Luego entonces, puede pensarse, como nos urge esa liquidez, ojalá se mueran pronto. Cuen aparece entonces como un villano y con sus detractores, abiertos y furtivos, podrían llenarse escuelas completas. Pero el problema de fondo no es ese, sino el fideicomiso. ¿Qué va a pasar con ese dinero? ¿Qué hará la UAS con los recursos? ¿Qué pretende? Estamos hablando de 2 mil millones de pesos que están “volando”. Y las cuentas deben quedar claras para todos… ahora que estamos vivos.

Humo negro

LA PRÓXIMA SEMANA SE CUMPLE un año de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, sin que hasta ahora se sepa realmente qué pasó con ellos, cuál fue su destino. Uno de los hechos de violencia más dolorosos de la historia moderna de nuestro país, tragedia mundial, fosa donde quedó sepultada ya una administración que se pretendió modernizante, transformadora.

Malayerba: Guasapeando

 malayerba, país  Comentarios Desactivados en Malayerba: Guasapeando
Jul 132015
 

banner mala yerba

Javier Valdez/Río Doce.

La mujer de enormes ojos y cuerpo de olas de mar fue tan asediada por ese hombre de armas, a quien aceptó como novio y rápido se casó con él. Se esmeraron tanto en fecundar el óvulo que en poco más de dos años tuvieron dos hijos, niña y niño. Tenía joyas y carro del año y buena ropa, perfumes y accesorios, y una casa mediana que apenas llenaban.

Tenían tanto y les iba tan bien que no pensaron en que todo tiene un final: callejones oscuros y sin salida, cilíndricos, que escupen fuego. Le cayeron en uno de los traslados de droga, custodiando. Él estuvo a punto de botar el seguro y jalar el gatillo del cuerno de chivo pero le ganó la cordura, el recuerdo de su mujer y sus hijos. De lejos le gritaron que soltara el arma, se hincara y se acostara boca abajo, en el pavimento.

Le dieron tantos años que pedía prestados dedos para contar y pedazos de otras paredes para infringir dolorosas muescas en la celda. Su mujer iba seguido y luego no tan frecuentemente, pero siempre llevaba a los niños. Hasta que ese hombre, también pistolero, se le acercó y le dijo reinita. Por esas nalgas, yo te doy una casa más grande y te cuidaré con todo y tus dos hijos. Vente a vivir conmigo.

Aceptó porque necesitaba dinero y no le alcanzaba ni para que comieran sus hijos. No lo conocía mucho pero le pareció la mejor opción. Ella, que era peleonera y le gustaba andar de pachanga con las amigas, empezó a decirle a él a todo que sí y a ellas que no. Él le ordenaba ve al mandado, yo cuido a los niños. Y ella aceptaba con abnegación. Pero no soltaba el teléfono ni permitía que él leyera sus mensajes.

Se quejó de esa vida de monja y de telas sintéticas en lugar de escotes. De los pantalones holgados en lugar de esas minifaldas de infarto. Ya ni siquiera podía imitar el vaivén, esa danza de olas besando el mar, al caminar, porque él la reprimía. No andes de puta, mijita. Le repetía, a veces de cerca, al oído, con navajas en la lengua. Otras le gritaba en público, con espuma de cicuta en la boca.

Un día le dijo deja ese pinche teléfono, cabrona. Y lo dejó a un lado. Y sonó y vibró y sonó en dos ocasiones más y volvió a vibrar. Eran los mensajes que ella ya no podía contestar, por órdenes de su dueño. Hasta que le dijo, déjame que le responda y ya lo guardo. Se le hizo fácil, no esperó la respuesta. Tomó el aparato y empezó a teclear. Taca taca. Zumbido y timbre. Otros cuatro zumbidos: pandilla de abejas dentro del aifon. Hasta que se escuchó un grito. Te ordené que dejaras ese pinche teléfono. Y antes de que ella volteara y suspendiera el taca taca le disparó en tres ocasiones. A ver si así dejas de guasapear, pendeja.

Aviso: la malayerba descansa dos semanas. Gracias.

La casa de la Gaviota, la punta de iceberg de la corrupción peñista

 inicio  Comentarios Desactivados en La casa de la Gaviota, la punta de iceberg de la corrupción peñista
Feb 242015
 

Avuela

Las más recientes acciones operadas desde el Congreso de la Unión y más específicamente desde el Senado de la República con el fin de anular todos los dientes a la futura Ley General de Transparencia, no son sino una más de las maniobras de los políticos de los partidos PRI y PVEM, de protegerse ahora que se encuentran en el poder.

Estos movimientos sólo demuestran a la ciudadanía informada que la Casa Blanca “de la esposa del presidente” Enrique Peña Nieto en las Lomas de Chapultepec, la oficina del Mandatario en la misma zona de la Ciudad de México y la casa de descanso del secretario de Hacienda en el pueblo mágico de Malinalco, son sólo la punta del iceberg de la gran corrupción existente en el actual gabinete del Gobierno de México y todo lo que arrastran quienes pretenden llegar a gobernar al país en 2018 y lo resulte cuando lleguen al poder.

Se presume en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que el gobierno de México está estructurado por los tres poderes de la Unión: ejecutivo, legislativo y judicial y cada uno vela porque haya los equilibrios suficientes para darle viabilidad al país y llevarlo a un tránsito sin sobresaltos dentro de una coherencia democrática. Es decir, cada uno es vigilante de los otros dos y tiene mecanismos para frenar el probable desvío de sus funciones y responsabilidades.

Sin embargo, hoy en la práctica y desde hace muchos años la forma como se ejerce el poder en México es todo lo contrario a lo que está escrito en la llamada Carta Magna. Funcionarios del poder ejecutivo, desde el Presidente y todos sus colaboradores de los primeros niveles –y desgraciadamente la gran mayoría de los burócratas, salvo sus honrosas excepciones–, los legisladores y miembros del poder judicial se han convertido en una gran organización perfectamente organizada para saquear las riquezas del país con la mayor impunidad y ya no en lo oscurito, sino de frente a los propios ciudadanos.

Sus armas son los cargos de autoridad que los propios ciudadanos, la mayoría cargados de necesidad, les dieron a cambio de cantidades que van de los 300 a los 1,200 pesos el día de la elección. Esa compra –votos ganados dicen ellos y los presumen– les da el derecho de hacer y torcer la ley para su propio beneficio y el de sus “grupos políticos”.

Esta semana debe quedar listo el dictamen de la Ley General de Transparencia, pero la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República y los legisladores del PRI y del PVEM —que pretende llegar a la presidencia de la República con el adelantado gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello— han maniobrado para diluirla. Y de ser un documento que permita el avance de la sociedad en materia de transparencia y rendición de cuentas, el bodrio que preparan será un instrumento para la ilegalidad, la corrupción, la opacidad y, sobre todo, un estímulo para usos ilegítimos de las funciones del Estado.

Llaman especialmente la atención temas como el empeño de estos sujetos interesados por eliminar la protección a personas y servidores públicos que divulguen información reservada pero de especial interés público, relacionada con violaciones del ordenamiento jurídico, casos graves de corrupción, la existencia de una amenaza grave para la salud, la seguridad, o el medio ambiente, violaciones de derechos humanos o del derecho internacional humanitario. O sea, casi nada. Así como el tema de los fondos y fideicomisos que maneja la Secretaría de Hacienda y Fondo Mexicano del Petróleo.

Expertos en la simulación, desde la Presidencia de la República y los dos partidos antes señalados, arreciaron su presión a quienes elaboraron la propuesta como fueron senadores, los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), los tres colectivos de organizaciones, periodistas y expertos en la materia como Red por la Rendición de Cuentas, Colectivo por la Transparencia y México Infórmate. A través de estas presiones, PRI y PVEM plantearon más de 80 modificaciones al borrador, que son consideradas como “regresivas” http://fredalvarez.blogspot.mx/2015/02/la-de-transparencia-una-ley-regresiva.html.

Es decir, que desde el Congreso de la Unión, desde el poder legislativo y en unión con el ejecutivo, están generando una ley opaca, más para la simulación que para el efectivo y transparente proceso de rendición de cuentas que debe albergar en toda democracia que se precie de serlo.

Ni se diga del Poder Judicial, donde nada que vaya en contra de los grupos de poder, pasa para beneficio de la población. Ahí generalmente se encuentra un dique que mediante el manejo de la ley apuntala los intereses de los poderosos y la economía de jueces, magistrados y ministros.

Pero no sólo en la Ley Federal de Transparencia se observa el retroceso. Hoy el presidente del PAN denunció públicamente a los consejeros electorales Marco Antonio Baños, Beatriz Galindo, Adriana Favela, Benito Nacif, Javier Santiago y Enrique Andrade, por haberse conformado como un bloque mayoritario en el pleno del Instituto Nacional de Elecciones (INE), cuyas decisiones han sido favorables a los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), sobre todo a éste último con su publicidad engañosa a lo largo y ancho del país, porque ya preparan al chiapaneco Velasco para la presidencia en 2018.

El representante del PAN ante el INE, Francisco Gárate Chapa y el consejero legislativo, Javier Corral junto con los representantes de cinco partidos más se salieron de la sesión extraordinaria del miércoles 18 porque el bloque aplazó para esta semana la discusión de dos temas que tienen que ver con las normas reglamentarias de imparcialidad y que los programas sociales se apeguen a su objeto y reglas de operación.

De este tamaño es la colusión mediante la cual estos grupos se roban el poder y se apoderan del país y de sus recursos, como es el petróleo, como lo será la electricidad y más adelante el agua. (Difunet)

Sicarios de PAN atacan a Lorena dice “Chilolo” Arméndariz

 opinión  Comentarios Desactivados en Sicarios de PAN atacan a Lorena dice “Chilolo” Arméndariz
Dic 162014
 

image (4)

 

LORENA: BLANCO DE FRANCOTIRADORES
(La guerra sucia del PAN)
Por: Isidoro Armendáriz/Ex Presidente del PRI

En las salas y pasillos de las catacumbas, desde hace meses, en retahíla, se trama por parte del PAN un plan de acción inspirado en el monumento a la infamia, cuyos autores intelectuales usan máscaras transparentes moviendo a sus titiriteros y/o titiriteras para que con índice de fuego de ardientes mentiras señalen y cuestionen actos públicos y privados de Lorena Martínez con el singular y perverso propósito de descarrilar su candidatura al gobierno en la justa electoral 2016.

Pareciera que se está  dando una confabulación en la oscuridad entre algunos extraños mesiánicos  y algunos propios iluminados. Los extraños, léase los albiazules,  han medido muy bien la estatura de Lorena Martínez y con disparos a la cabeza y al corazón, con  saña política inaudita, pretenden acabar con su liderazgo y deteriorar su imagen ante la opinión pública; los propios insurrectos, los que hacen guerra sucia al interior, deben entender que la candidata o el candidato del PRI saldrá de decisiones multifactoriales y a estas alturas nadie puede decir que tiene el visto bueno del primer priista, el presidente de la República EPN. Las candidaturas no se llevan en la bolsa  ni en el bolsillo, se construyen. La candidata (o) del PRI será la (el) que tenga mayores fortalezas, sin duda.

Lorena es un cuadro súper calificado del PRI. Sus hechos y sus obras hablan por sí solas; no necesita aduladores  o incondicionales que ensalcen  su trayectoria. Tiene su vida comprometida con Aguascalientes y con los que menos tienen. Dentro del PRI, su trabajo, su institucionalidad y su apoyo permanente a candidatos durante más  de 20 años es evidente; Afuera, ha demostrado una actitud ciudadana generosa y prominente, respetuosa e incluyente que la connotan como un activo que habla y trabaja por todos los sectores sociales más allá de fobias,  credos y delirios ideológicos. Es por eso que sus posibles adversarios le temen, le persiguen y le pegan para sacarla de la ruta política  2016. Su indiscutible fortaleza provoca que unos la quieran matar lentamente por la espalda con alfileres; otros, contratan terroristas verbales para que la confronten y denigren y algunos, desde su madriguera, perfectamente identificados, suministran información, municiones y veneno.

En este momento Lorena Martínez constituye el blanco de disparos activados por gavilleros (as) profesionales, le pegan porque le temen y porque sigue arriba en las encuestas. Sin duda, los que atacan, ahora, serán los mismos que, pasadas las elecciones de 2015, irán con todo y contra todo lo que ha hecho el gobernador, pues en una mezcla de intereses plurales, incluyendo a sesudo priistas, abrirán fuego contra la administración  de Carlos Lozano y sus funcionarios, utilizando la guerra sucia como método político para la descalificación y el aniquilamiento. Personajes del PAN quieren conquistar la gubernatura por cualquier medio, incluyendo la violencia física y psicológica. Se precipitan a quemar sus naves.

(La dirigencia del PRI representa liderazgos jóvenes que  esperan una oportunidad para consolidarse, los cuales probaran en los hechos su capacidad para  dirigir, diseñar y operar programas exitosos y ganar elecciones en consecuencia. Recordemos que la principal función de un partido grande, fuerte y vigente, como el PRI, es la de administrar sentimientos, implementar movimientos tácticos, arropar a su militancia y por supuesto sacar buenos candidatos).

(Los líderes del PRI y sus representantes populares tienen como deber la defensa y protección  de sus militantes y dirigentes ante las provocaciones internas como externas, independientemente de la expresión política a la que pertenezcan. También los militantes, en correspondencia deben apoyar el trabajo de la dirigencia. Esto genera confianza y unidad monolítica del PRI).

Al carecer de elementos legales, administrativos y técnicos para  cuestionar la excelente obra física y social de la gestión municipal de Lorena Martínez, los (as) caballeros (as) templarios (as) del PAN decidieron utilizar el recurso mediático y el escándalo político para desprestigiar a la prospecta más fuerte del PRI a la gubernatura.  Hasta el momento esa expresión del PAN no  ha encontrado elementos sólidos en sus denuncias contra la ex alcaldesa:

Primero abrieron fuego con los temas Línea Verde, foto radar, nuevo  panteón municipal, mercados, nómina, obra pública, agua, seguridad pública, Feria de San Marcos,  licencias y autorizaciones de desarrollo urbano, tele matica, helicóptero; sin embargo, el equipo de la alcaldesa  LM en cada tópico demostró, con papeles y pruebas en mano, el comportamiento transparente y honesto de la administración en cuestión.

Más aún, el dictamen de la cuenta pública con muy pocas observaciones fue aprobado por el H. Congreso del Estado, a pesar de que el último año de la administración de LM manejo un presupuesto superior a los 3 mil millones de pesos el Órgano Superior de Fiscalización solo observo 8 millones, de los cuales de inmediato se comprobaron más de 4 millones con fotografías y actas de conclusión de obras y los otros, poco más de 3 millones, están en proceso de solvatación sin dificultad alguna.

Al quedarse sin elementos ni recursos para seguir atacando el proyecto político de LM, una legión del PAN diseñó la estrategia burda y falaz contra la Fundación Mama Cuca, inventó la Casa Blanca y falseó la información de la empresa Licores Alameda. Una vez más ante los medios de comunicación  se hicieron las aclaraciones documentales que dejaron a salvo la imagen de la familia Martínez, no obstante las mentiras e  infundios político-electorales de los adversarios gratuitos-

¿En qué otras mentiras y actitudes malsanas  estarán  pensando el ala golpeadora del PAN para afectar el proyecto político de Lorena? ¿Serán capaces, una vez más, de lanzar acusaciones y estiércol a la Procuradora Federal del Consumidor, tan solo para  menguar su probable candidatura? ¿Qué no se dan cuenta que entre más le peguen sus atacantes decrecen moralmente? ¿Nuevamente estructurarán sus ataques con información inventada y manipulada? El ala francotiradora del PAN, como siempre, seguirá con su infantilismo político, sus métodos primitivos  y sus prácticas mercenarias.
14 de diciembre de 2014

Editorial: En Aguascalientes, nadie rinde cuentas

 Sin categoría  Comentarios Desactivados en Editorial: En Aguascalientes, nadie rinde cuentas
Dic 102014
 

La falta de transparencia en el municipio capital al igual que en el congreso y el gobierno estatal no son asuntos menores así como el nepotismo desvergonzado (Señalado por el general Eddy) y el saqueo indiscriminado contra la población más pobre ya que ésta, no puede más.

Esconder las cuentas y ser triunfalistas con la compra de medios y espectáculos de luz y sonido, no los hace buenos gobernantes porque al final de cuentas no rinden cuentas claras de los recursos que utilizan para regalarlos a quien ellos les place por favores de campaña, compadrazgos, amiguismo, nepotismo y demás. Acostumbrados a corromper y sobajar medios, a los políticos no les gusta que les digan lo que son pero ellos solos se ponen de pecho, la ley lo establece: tienen que rendir cuentas del dinero que le quitan a la gente por que estos gobiernos son peor que los que han sido clásicos ejemplos del saqueo ruín e impune como Roobin Hood. Y lo peor es que los partidos de oposición incrustados en el sistema sólo buscan ser parte de ese saqueo al ver los buenos dividendos que dejan los partidos políticos como comer, vestir y hasta pagar gasolina con recursos públicos, mientras la gente muere de hambre y la población quisiera linchar a estos ladrones.

La renuncia de Peña llevaría a la guerra civil y la dictadura militar

 ajo blanco  Comentarios Desactivados en La renuncia de Peña llevaría a la guerra civil y la dictadura militar
Nov 212014
 
El general Cienfuegos y el presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

El general Cienfuegos y el presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

Ajo Blanco

Columna/foto: Cuauhtémoc Villegas Durán

Quienes exigen la renuncia de Enrique Peña Nieto y quienes desde el mismo poder la promueven no entienden que se debe cambiar el modelo económico y no, al presidente Peña Nieto porque, al renunciar, el vacío de poder tendría que ser llenado por el ejército mexicano como sucedió en Egipto o llevaría a la guerra que todo lo destruye como en Siria que a tres años de Primavera Árabe sigue desangrándose entre la destrucción y el odio.

Finalmente, quienes se han visto beneficiados son los Estados Unidos y las familias que detentan el poder mundial salvando sus economías con la sangre de varias naciones y el caos de la guerra.

El problema es de estructuras y, al destruirse la neoliberal (encabezada y sostenida por todos los partidos políticos) , el ejército deberá sucederla y tomar la decisión histórica de servir a los intereses del capitalismo salvaje o ser y hacer, como dice su constante discurso: “la sociedad es la razón de ser del ejército” y, entonces tendrán que ser sabios y pensantes y cambiar el modelo económico instaurado por Miguel de la Madrid Hurtado o, dejarse llevar por la barbarie y el totalitarismo protegiendo a las transnacionales y  la élite política y económica del país, destruyéndolo todo…

99% de asesinatos de periodistas, en la impunidad

 inicio  Comentarios Desactivados en 99% de asesinatos de periodistas, en la impunidad
Nov 172014
 

Avuela (1)

A lo largo de los últimos años hemos encontrado que los asesinatos de periodistas en México, por la forma como fueron propiciados, han sido vinculados como obra del crimen organizado. Por lo tanto, las pesquisas nunca han llegado al fondo porque el simple hecho de parecerse a presuntas vendettas del narcotráfico sobre esos periodistas que se “habrían” metido donde no debían, provoca que las investigaciones se den por concluidas de hecho, aunque no sea de derecho.

Estudios recientes de organismos dedicados a proteger la libertad de expresión y el derecho a la información afirman que de 2000 a la fecha entre el 98 y 99 por ciento de los crímenes contra periodistas han quedado impunes. Es decir, desconocemos quién o quiénes fueron los responsables materiales e intelectuales… y en el caso de los muy escasos que han sido “resueltos”, sólo se ha llegado a los autores materiales porque el móvil ha apuntado a asuntos ajenos al ejercicio periodístico.

Pero hay algo más. En prácticamente cada uno de los antecedentes a los crímenes de los periodistas hubo una amenaza o violencia previa contra ellos porque hicieron pública información que revelaba actos de corrupción de funcionarios o personajes políticos, ya fueran el director de la policía, el síndico procurador, el regidor o el alcalde; lo mismo que el director de la policía estatal, el procurador, algún secretario del gobierno o el mismo gobernador, lo mismo que legisladores o políticos con aspiraciones.

Las organizaciones han documentado que más del 75 por ciento de los casos de violencia contra los periodistas ha sido por parte de funcionarios, políticos o agrupaciones ligadas con los políticos (hoy prácticamente cada uno de ellos tiene una Asociación Civil).

En el caso de los civiles asesinados en Tlatlaya, Estado de México (a 240 kilómetros de la ciudad de México) desde el principio se les criminalizó, sin haber mediado investigación alguna. Sin demora, el propio titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva dijo que eran narcotraficantes, hasta que el propio Ejército —vaya usted a saber por qué motivo lo hizo, porque siempre han protegido de manera férrea a sus integrantes—, entregó a los militares que ajusticiaron al grupo en ese municipio mexiquense.

Hasta entonces el Ombudsman reconsideró sus primeras declaraciones y el enfrentamiento lo convirtió en ejecución extrajudicial. ¿Por qué y para qué fue cambiada la versión inicial, que el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila también avaló? Probablemente para ejercer un golpe mediático posterior en contra de Ávila.

Hoy quizá nadie se acuerda de los jovencitos secuestrados por la policía del oriental estado de Veracruz, quienes posteriormente fueron encontrados muertos, tirados en la glorieta de los Voladores en Boca del Río, en el marco de una reunión de procuradores del país. Ellos fueron detenidos y llevados de las calles en sus colonias por camionetas de la Policía Estatal y posteriormente, al ser encontrados muertos, se les criminalizó sin ninguna investigación: eran miembros de las bandas del narcotráfico, dijeron las “autoridades”.

A los estudiantes de la Rural de Ayotzinapa los atacaron y privaron de la libertad policías de la ciudad de Iguala; las declaraciones de los sobrevivientes son claras. Los estudiantes no fueron apoyados por miembros del Ejército que estaban ahí y presenciaron la agresión, por el contrario, recibieron un “ustedes se lo buscaron”. Posteriormente, las autoridades federales afirman que en el ataque están vinculados miembros del crimen organizado, quienes presuntamente habrían sido los ejecutores, por órdenes de un político, en ese momento “autoridad”.

Como vemos. Detrás de todos estos homicidios o desapariciones de ciudadanos se encuentran personajes ligados a la función pública y a la política. Posteriormente, por la forma cómo se realiza el delito, se le cuelga el santito al narcotráfico y asunto concluido. No hay más que investigar.

Fue la misma receta que el cansado procurador General de la República, Jesús Murillo Karam quiso aplicar con los normalistas de Ayotzinapa. Pero no contó con una presión social demasiado grande para este caso y que la gente por todos lados está realizando preguntas, indagaciones y adquiere interés por el dicho de las autoridades, comparado con muchos otros casos, y ha puesto en evidencia sus conclusiones.

La pregunta es: ¿Qué pasa si a todo lo que está ocurriendo en estos y otros casos en el país les quitamos la forma y vamos al fondo? Es decir, si hacemos a un lado que son agresiones perpetradas o ejecutadas por miembros del crimen organizado, quienes finalmente serían los ejecutores —si realmente lo fueran— y vamos a buscar a quienes planearon intelectualmente los crímenes.

Estaríamos ante lo que prácticamente todo mundo sabe. Que los crímenes en México son obra de quienes detentan el poder político, ya sea para evitar que los sigan exhibiendo mediáticamente en el caso de los periodistas, pero también, para golpear políticamente a otros en los casos como Tlatlaya y Ayotzinapa o para sembrar terror como en los sucesos ocurridos en Veracruz, Tamaulipas y otras entidades, con el fin de que las poblaciones se queden inermes ante el saqueo.

La forma (narcotráfico) en la ola de crímenes ocurridos en México durante los últimos años es muy lejana al fondo (político) del por qué ocurrieron. A diferencia del pregón del intelectual del priismo de los años 70 al que por cualquier cosa acuden precisamente los políticos, la frase de que l”la forma es fondo” de Jesús Reyes Heroles, hoy es todo lo contrario, la forma no es fondo.

Ahora todo mundo lo dice: Fue el Estado. Pero ese Estado está dirigido y compuesto por personas. Ellas, que tienen nombre y apellido, son las responsables. (Difunet)

Malova aprovecha debilidad de Peña Nieto para enderezar su barco

 altares y sotanos  Comentarios Desactivados en Malova aprovecha debilidad de Peña Nieto para enderezar su barco
Nov 172014
 

malova-prensa-3

Ismael Bojorquez/Altares y Sotanos/Río Doce

El gobernador Mario López Valdez entregó al Congreso del estado su cuarto informe de Gobierno. Lleno de cifras y cuadros estadísticos manejados a conveniencia, no va más allá de ser un acto protocolario pero insustancial. La realidad de lo que pasa en Sinaloa está en las casas de los sinaloenses y en las calles, en los bolsillos de la gente y en sus percepciones y sentimientos. No pasan por el papel ni los discursos sus preocupaciones cotidianas, que siguen siendo las mismas que hace cuatro años, algunas de ellas llevadas al extremo.

La inseguridad, el desempleo, la impunidad con que se siguen cometiendo los delitos, se mantienen inalterados bajo un Gobierno que se presumió del “cambio” y que terminó por confirmar que los partidos, solos o en coalición, ya en el poder, terminan hermanados en la inmoralidad.

Malova llegó a la gubernatura para demostrarnos que el poder solo cambió de manos pero no de propósitos, muy alejados, por cierto, de esa sencilla cualidad que debiera ser consustancial a la política: servir a la gente.

Alucinado por un triunfo histórico contra su propio partido, el PRI, Mario López Valdez se desbarrancó desde los primeros días de su mandato entre nombramientos abominables y crímenes en cadena que, a pesar del impacto causado y el significado que anunciaron —quizá por ello—, permanecen impunes.

A la vuelta de casi cuatro años, el Gobierno actual acumula más de 5 mil 400 homicidios dolosos —2 mil 558 más que en el mismo periodo del gobierno anterior—, de los cuales, si acaso, han sido aclarados y castigados el 5 por ciento.

Porque en este rubro hay una constante en todos los gobiernos: los asesinatos relacionados con el crimen organizado nunca se investigan. Así que el reino de impunidad se mantiene inalterado bajo un Gobierno que prometió el cambio y que dijo en campaña, en medio del drama de miles de familias afectadas por la violencia, “nunca más”.

Pero si de cambio se habló, han sido la falta de transparencia y la corrupción la gran decepción de este Gobierno. Malova se ha acompañado en estos cuatro años de un equipo rapaz, que vio en el tesoro público no una oportunidad para atender las necesidades de la población, vía obras y servicios, sino la ocasión de su vida para enriquecerse sin pudor, lejos de las formas, dominados por la avaricia sin límites.

Las huellas del saqueo están por todos lados. No aparecen en los informes que se entregan al Congreso cada tercer semana de noviembre, pero son parte del inventario de atrocidades y desparpajos administrativos que han caracterizado a las dependencias estatales, empezando por la secretaría de Finanzas, que dejó en manos de un hombre que no hubiera podido ir por las tortillas de su casa sin quedarse con la feria.

Nunca una administración estatal había sido tan observada por sus desórdenes administrativos ni bajo la presunción persistente y documentada de desvíos de recursos y por el uso turbio de éstos. Por ello nunca salió tan caro a los sinaloenses haber depositado su confianza en un político que llegó para sacar del palacio a una “camarilla mafiosa”, sin sospechar que se trataba solo de un relevo simple para que todo siguiera igual o peor.

Pero a estos males hay que agregarle dos más que no tuvieron gobiernos anteriores: la frivolidad y el cinismo. Malova no llegó para inventar la rueda, eso lo sabíamos, pero tampoco se le eligió para que hiciera del gobierno estatal una gran carpa donde hasta de los dramas hay que sacar chistes.

Sinaloa no es, a la vuelta de cuatro años, mejor que antes. En ningún aspecto, salvo por lo que está ocurriendo en materia turística gracias a la carretera Mazatlán-Durango, una obra federal. Por el contrario: en estos cuatro años se expandió el narcotráfico, se profundizó la impunidad, se deprimió la economía y creció la corrupción.

¿Tiene tiempo el gobernador para dar un golpe de timón? Tiempo sí. De lo que hay que dudar es si le quedan fuerzas.

Bola y cadena
DESPUÉS DEL EPISODIO AQUEL en el que el presidente de la República entregó un galardón al empresario Jesús Vizcarra Calderón como uno de los más fuertes exportadores del país en 2013, el Gobierno de Mario López Valdez entró en una crisis de nervios que sacudió los tres pisos del palacio. No era para menos, pues días después vino el empresario acompañado del secretario de Agricultura y de un hermano del secretario de Gobernación, para inaugurar sus oficinas corporativas, y no invitó a nadie del gobierno estatal. Los malovistas sintieron que el mundo les caía encima. Pero la vida da muchas vueltas y aquel presidente ya no es el mismo. Lo cual le dará tempo a Malova para enderezar un poco el barco y tapar algunos hoyos. Ya será cosa de él si lo aprovecha o no.

Sentido contrario
POCO A POCO SE HA ESTADO DERRUMBANDO la “explicación” de la PGR de que los 43 estudiantes desaparecidos terminaron hechos cenizas en una pira cerca de Cocula. Parecía que los tiempos de Pablo Chapa Bezanilla, fiscal especial para investigar el asesinato de Francisco Ruiz Massieu, al inicio del sexenio de Ernesto Zedillo, habían pasado. Pero al procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, solo le falta su Paca —aquella se llamaba Francisca Zetina— para que nos diga dónde quedaron los muchachos, vivos o muertos.

Humo negro
SI LOS NARCOS CONOCIERAN MÁS de política, entonces sabrían que hay momentos en los que no hay que exponerse demasiado. Arrinconadas por los hechos de Guerrero y Tlatlaya, las fuerzas armadas quieren reivindicarse y buscarán golpes espectaculares. El Chapo Guzmán ya quedó atrás. Y no quedan muchos “blancos”.

Malayerba: Cocinero

 opinión  Comentarios Desactivados en Malayerba: Cocinero
Nov 102014
 

meth_lab

Javier Valdez/Río Doce.- Llegó con la cheroki negra, monstruosa, llena de accesorios brillantes y llantas adultas, que su prima se la comió con la mirada: se acercó, traía la baba en las comisuras y un asomo líquido en los extremos de los ojos, se relamió con un temblor ansioso y dijo: esta camioneta va a ser mía y muy pronto. Él sonrió, como asintiendo, pero no emitió sonidos.

Era el fruto de uno de sus jales recientes. Mandar chiva allende las fronteras y más acá le había redituado bien y quería seguir en ese camino de la heroína y los paquetes de dólares que se embolsaba. Bien parecido, alto, atlético, con esa barba que parecía tatuada y esa voz de locutor de la enedobleú. Seductor posgraduado. Así se ganaba a las aeromozas, esculcaba con sus músculos y extremidades en sus orificios siempre oscuros y febriles y nocturnos, y las convencía de que llevaran esas pequeñas bolsitas con contenido viscoso.

Tú eres mi reina. Yo seré tu príncipe y también tu esclavo. Y pum. Caían.

Semanas después de adquirir a la negra, como llamaba a su cheroki, buscó a su prima. Ella tenía una casa cerca del pueblo, en otra comunidad. Él le dijo primita, préstame tu casa o réntamela o como quieras. En ocasiones se me hace muy tarde y no alcanzo a llegar, y me gustaría tener una casita para quedarme a dormir de vez en cuando. Claro, te la presto con mucho gusto.

Él se ausentó por meses y ella se preguntó por qué no habrá venido. Tomó el duplicado que tenía para imprevistos y se fue a ver qué pasaba. Tocó y tocó. Nadie. Los vecinos la veían con recelo. Saludaron a secas. A ella le incomodó. Abrió y la recibió un hachazo de olores: alcohol, acetona y otros químicos en baldes, tambos, plásticos. Ah cabrón. Tomó el cel y le llamó al primo. Primo, estoy en la casa, la que te presté. Qué está pasando.

El hombre se apuró a decirle no te preocupes. Nos vemos en los mariscos de don Chano en media hora y ahí platicamos. Oquei. Se vieron y él le soltó con una rapidez más que sospechosa: ya está todo arreglado y limpio, sin pedos, sin broncas, tú no te apures por nada y aquí están las llaves de la camioneta, me la pagas a cómo puedas. Yo invito el aguachile.

Ella sintió cómo se le instaló el sol de invierno en el rostro y agarró las llaves antes de que otra cosa pasara. La casa estaba de nuevo habitable y podía disponer de ella cuando quisiera. Acordaron cinco mil mensuales y en ocasiones bi o trimensuales. Ella se pasea en su cherocona: ambas lucen altivas y soberbias. El primo había dejado huérfanas a las aeromozas y se dedicaba ahora a cocinar cristal.

De vez en cuando la prima lo busca para avisarle que no podrá pagar el abono. Él contesta no hay pedo primita. No me pagues esta vez y ve y hermoséate, aunque ya sé que no te hace falta. Cómprate algo. Lo que sea.

COBAES debería educar a hijos de sicarios y no vetar al Ñacas

 opinión  Comentarios Desactivados en COBAES debería educar a hijos de sicarios y no vetar al Ñacas
Oct 132014
 

escuela-normal-Ayotzinapa
NORMAL DE AYOTZINAPA. Escuela de Lucio Cabañas.

Al Bobadilla, preocúpate cuando El Ñacas sea bienvenido.

(Guerra en el paraiso) La historia del estado de Guerrero “es la historia de los muertos a la mala”, dijo el sociólogo Armando Bartra —muchos años antes del asesinato y desaparición de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa—, “de los caciques, de los héroes trágicos, esta idea de que los guerrerenses no mueren de muerte natural… es un camposanto de muertos a la mala que penan por su afán libertario.” Bartra, se refería entonces a la guerrilla de Lucio Cabañas, asesinado en la sierra de Guerrero por el Ejército mexicano después del secuestro de Rubén Figueroa, pero quedan exactas ahora, hoy.

La vergüenza de este podrido episodio de México ya lo equipara Human Rights Watch con la matanza de estudiantes en 1968, de ese tamaño es ya el asunto cuando apenas se sabe una pequeña parte de lo que sucedieron aquellos últimos días de septiembre hasta hoy.

Mientras más se sigue la enredada madeja, más se descubre que la muerte y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa embarra a todo el sistema político: un Alcalde ligado al narco, aprobado por partidos nacionales —PRD, PT y Movimiento Ciudadano—, mantenido por la estructura estatal de Guerrero, nunca investigado por la PGR; Jesús Murillo Karam fue informado del caso aun cuando no existiera denuncia, el presidente Peña en un selfie con él, decenas de policías armados y ligados a un grupo de narcos con todo y evaluación de control y confianza, al Ejército por un testimonio de un alumno que asegura que militares los tenían ahí ubicados en la balacera y en ningún momento los protegieron.

La lista de lo ocurrido en esa escuela normal rural de un pueblo perdido en la sierra de Guerrero es larga:

1988, un policía estatal asesina a tiros al estudiante Juan Manuel Huikan.

1997, desalojan violentamente a unos normalistas que tenían bloqueada la avenida del palacio de gobierno, en Chilpancingo. Días después los policías ministeriales estuvieron persiguiendo estudiantes y encarcelándolos. Y desalojos similares se dieron en el sexenio de René Juárez.

2011, dispersaron a tiros una marcha por la autopista del Sol, en donde murieron Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, estudiantes ambos. Dos ministeriales pasaron solo un año en la cárcel por el delito, y luego liberados.

Se ve débil la respuesta del gobierno federal: formadito todo el gabinete de seguridad debería estar no para presentar a Vicente Carrillo, sino para explicar lo que hasta ahora se tiene en la investigación del asesinato de seis estudiantes y la desaparición de 43. Reconstruir lo que pasó en la última década es de prioridad.

MIRILLA
(Ñacas) El Bobadilla se agüitó pero él mismo resolvió el asunto. De habérselo encargado a El Ñacas y a El Tacuachi, sicarios a la orden, esto quien sabe cómo hubiera acabado. La negativa de COBAES a exponer sus cartones, pese a que ya lo habían invitado, sí se convierte en censura porque desde la institución educativa se emitió un juicio y un dictamen sobre la obra, reprobando una parte de ella. Y esa es una de las definiciones de censura.

La segunda afirmación del COBAES en la respuesta oficial se refiere a que los contenidos no son afines a la filosofía educativa que inculcan en los jóvenes. Ese argumento es comprensible si se refiere al cartón El Profe, donde Bobadilla dibuja al hijo del Ñacas pidiéndole que tome medidas con su maestro de quinto año que lo reprobó. El Ñacas lo embosca pero antes de sacar la pistola lo reconoce, “Ingatuuu, el profe Julián”, dice. Con todo y bastón el profe lo toma de las patillas, le quita la 45 y lo pone de rodillas con ladrillos en las manos. Esa debe ser la filosofía que no comparte el COBAES, castigar a los alumnos.

El Ñacas tiene ganado un respeto como personaje en la línea de antihéroes. Como suele ser todo personaje de ficción exitoso, es ante todo verosímil, redondo, y hasta empático —incluso cruelmente simpático—. No es la pistola siempre a la mano sino la palabra, la frase certera de El Ñacas la que da el disparo final. Dicho en boca del propio Ñacas al Tachuachi: “No hay términos medios mi Tacuachi”, concluye luego de dispararle a un trovador que le cantaba una canción crítica y después de amenazarlo la recompone solo con halagos, “por lambiscón” y le dispara.

COBAES no tiene la obligación de exponer sus cartones si no lo quiere el director, pero tampoco tendría que censurarlos. Tiene una responsabilidad con una generación de jóvenes en Sinaloa, pero ninguno de ellos se volverá sicario por leer al Ñacas señor Juan de Dios Palazuelos.

DEATRASALANTE
(Lucio Cabañas) Nadie como Carlos Montemayor tejió documentalmente el episodio de Lucio Cabañas en Guerra en el paraíso. Noveló, imaginó una historia donde cada dato, personaje y testimonio son quirúrgicamente reales. Lucio Cabañas estudió justamente en esa Normal Rural Raúl Isidro Burgos, y luego de ser maestro en diversas poblaciones tomó las armas en el preludio del capítulo que conocemos en la historia como guerra sucia. Los municipios y poblados de la Costa Grande, en Guerrero, fueron los más asediados por la fuerza represiva del estado. Ahí emergió el movimiento del profesor Lucio Cabañas.

Luis Suárez escribió otra biografía del guerrillero y encontró unas grabaciones con la voz del propio Lucio: “Estábamos cansados de la lucha pacífica sin lograr nada. Por eso dijimos, nos vamos a la sierra…“nos metimos con los problemas… se creó el movimiento. Entonces se enojó Don Gobierno y nos mandó un montón de judiciales y nos hicieron una matanza el 18 de mayo (1967)”. Otra matanza en Guerrero de la larga lista, es en Atoyac, que empezó como una simple protesta por las cuotas exageradas de la directora de una primaria, la policía disparó directo y murieron cinco personas, entre ellas una mujer embarazada.

La voz de Lucio Cabañas es casi la de un niño, aflautada pero sin titubeos diría a finales de los sesentas: “Yo solito con otro éramos todo el movimiento armado en Guerrero”(PUNTO)

La muerte ronda a José Tomás

 Sin categoría  Comentarios Desactivados en La muerte ronda a José Tomás
Jun 222014
 

jose-tomas-cogida--644x362

El 24 de abril de 2010, en la plaza de toros de Aguascalientes, México, el toro Navegante de la ganadería de Santiago, que había saltado al ruedo en 5º lugar, le propinó una cornada a José Tomás en el muslo izquierdo que le partió la arteria femoral profunda. Cuentan las crónicas que por un boquete del traje de luces salía un chorro de sangre, y que éste no paró hasta cuando el herido llegó a la enfermería, en la que los borbotones alcanzaron a pringar puertas, paredes, camisas, sudaderas de los monosabios y vestidos de torear de las cuadrillas que lo llevaron en andas.

El torero había estado entregado, poniéndose delante del astado en un lugar en el que nadie más lo hace, relajado, ebrio de arte y de valor, sin pensar en la fatalidad. En la camilla de la enfermería de la plaza, sin embargo, doce personas lo dieron por muerto. Ahí se llegó a decir que el que había fallecido era el cuerpo, pero que su espíritu seguía vivo, porque aún tenía fuerzas para asir la mano de un amigo y apretarla débilmente. Esa tarde le transfundieron cinco litros de sangre O negativa que donaron en desorden, sin previas pruebas serológicas. Casi de milagro aparecieron unas tijeras que permitieron cortarle la taleguilla y abrirle campo a las manos de un médico que por fin pudo controlar la hemorragia. Treinta y seis horas después del percance, reoperado y ya en una unidad de cuidados especiales, le preguntaron cómo se sentía y contestó con un giro muy mexicano: “de puta madre”.

Tres años después del percance, José Tomás reapareció. En Nimes armó una escandalera. En el viejo circo romano se encerró solo con seis toros, cortó diez orejas y un rabo, y propició un indulto. Durante ese ciclo toreó dos tardes más en España, y en ambas triunfó. Como un talismán, llenó las plazas. Su leyenda, elevada a la categoría de un verdadero mito, se incrementó con la tragedia y la majestuosidad de sus éxitos. Luego se refugió una vez más en su soledad, en su mutismo de estatua viviente, y no volvió a torear hasta este año, que se le dio por regresar a México, a Juriquilla, de donde salió a hombros, vitoreado como un emperador, como un ser casi sobrenatural.

Entretanto, en faenas de campo sufrió un accidente que le impidió retomar el hilo de sus victorias épicas, como lo tenía previsto.

Hace tres días, no obstante, se le acabó el ayuno. En Granada, vestido de burdeos y oro, se enfrentó en una terna a una corrida de Victoriano del Río. Quizá no pensó que la muerte lo rondaba. El 5º toro, otra vez, en un descuido inaudito en una figura de su portento y experiencia, lo embistió por la espalda, lo zarandeó, le fracturó una costilla y lo dejó inconsciente sobre el albero. Tomás le había perdido la cara a la fiera, y eso está prohibido en el toreo. Pero así suele suceder. Igual le pasó una vez a César Rincón en Valencia, cuando era el rey con su tauromaquia recia y profunda. Quizá la gloria, como les pasa a algunos políticos, hace sentir a los toreros inmortales.

Luego del infortunio y de ser revisado superficialmente por los galenos, José Tomás regresó al ruedo a estoquear al animal. Sólo quienes lo han vivido lo saben: el público se exulta frente a los gestos de entereza de los toreros. Si bien el arte es necesario, y en el toreo arte es quitar todo lo que sobra, la emoción en la fiesta es imprescindible. La consecuencia: dos orejas cayeron a sus manos después de dos pinchazos. Mientras tanto, los versos de García Lorca revoloteaban en la memoria: “Porque ayer en mi verso, compañera,/sonaba el eco de tus secas palmas,/y diste el hielo a mi cantar, y el filo/a mi tragedia de tu hoz de plata,/te cantaré la carne que no tienes,/los ojos que te faltan,/tus cabellos que el viento sacudía,/los labios rojos donde te besaban…/Hoy como ayer, gitana, muerte mía,/qué bien contigo a solas,/por estos aires de Granada, ¡mi Granada!”

Mas quiero ir a otra cosa. En el patio de cuadrillas, antes del paseíllo, hace tres días, los ojos de José Tomás no presagiaban nada bueno. Su rostro es, siempre ha sido, enjuto. Su pelo lacio, negro y abundoso, partido levemente por la mitad, ya permite ver unas hilachas de algodón que caen sobre su frente. Del lado derecho de la barbilla tiene una cicatriz longitudinal. Pero sus ojos de ese día, en Granada, daban una impresión de psicopatía. ¿Había miedo, pavor? No sabría decirlo. Era una mirada dura, resuelta, pero patética, como la de aquél que espera morir en su ley. Esa tarde no murió. Yo espero que tampoco muera hoy, que torea en León a pesar de la fractura de su costilla. http://www.abastodenoticias.com/actualidad/internacional/mexico/noticias_de_mexico.asp