Los partidos que postulan a Anaya no proponen nada en esta elección

 aguascalientes, altares y sotanos, dinero, país, seguridad  Comentarios Desactivados en Los partidos que postulan a Anaya no proponen nada en esta elección
Mar 142018
 

PAN y PRD buscan perpetuar la plutocracia genocida y saqueadora.

PAN y PRD buscan perpetuar la plutocracia genocida y saqueadora.


PAN y PRD, nada para ofrecer en 2018

POR MÉXICO AL FRENTE. Las manos vacías.

Ismael Bojórquez/Río Doce

¿Qué tiene para ofrecer el PAN? ¿Qué tiene para ofrecer el PRD? ¿Qué tiene que ofrecer la coalición Con México al Frente? ¿Qué están haciendo en las entidades que gobiernan?

Cuando se perfiló la candidatura presidencial de Ricardo Anaya, por la coalición Por México al Frente, los interesados hicieron cálculos numéricos muy optimistas. En 2016 el PAN, en alianza con otros partidos, logró siete de las gubernaturas que se pusieron en juego y sumó 12 entidades gobernadas, con las cinco que ya tenía. “40 millones de gobernados”, presumían. El escenario, decían, no podía ser mejor. El PRD ya gobernaba en CDMX, Michoacán y Tabasco. Tendrían, para las elecciones de 2018, estructuras gubernamentales —que incluyen recursos económicos y materiales— que trabajarían a su favor y eso les permitiría, poco más o menos, refrendar el voto azul-naranja-amarillo.

Pero las cosas no eran tan sencillas. A 20 días de que arranquen las campañas, las posibilidades de triunfo de esa candidatura se mantienen vigentes, pero con graves problemas de despegue. No levantó en las precampañas; el impacto de su lanzamiento se sofocó en los conflictos internos —que no han terminado pues muchas candidaturas en los estados siguen pendientes— y en la falta de creatividad para vender al aspirante; y el tiempo que debió dedicarle a la organización de su campaña, fue invertido en la defensa de su imagen ante la embestida de la PGR, a donde llegó una acusación de lavado de dinero que lo involucra.

Pero aun en los estados que el PAN gobierna, Ricardo Anaya enfrentará problemas que los gobernadores no han podido resolver, entre ellos la violencia. Cuatro de las cinco de las ciudades más violentas de México en 2017, según estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, están ubicadas en entidades gobernadas por el PAN. Y los escenarios de violencia e inseguridad no solo no disminuyeron con la llegada de gobernadores panistas, sino se profundizaron. Es el caso de Veracruz, que registra mayores índices delictivos en homicidios, secuestros y robo de autos que los que había con Javier Duarte.

La violencia se ha disparado en Baja California Sur y repuntó notablemente en Baja California. En Chihuahua, bajo la administración del panista Javier Corral, ocurrió el crimen de más alto impacto de que se tenga memoria en las últimas décadas en esa entidad: el de la periodista Miroslava Breach. Por el lado del PRD tampoco pueden presumir mucho, pues el Michoacán, gobernado por Silvano Aureoles, es mucho más violento que bajo los gobiernos priistas, con asesinatos de periodistas y políticos.

Lo electores, cuando quieren un cambio, buscan opciones. Depositaron su esperanza en el PAN para las presidenciales de 2000 con Vicente Fox pero, ante el fracaso del vaquero, en 2006 pretendieron un gobierno de izquierda con el PRD y Andrés Manuel López Obrador a la cabeza, pero miles de obstáculos y trapacerías electorales impidieron que llegara al poder.

En estados como Durango, Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas… los electores voltearon hacia el PAN —como lo hicieron en Sinaloa en 2010— pero las nuevas administraciones no solo no han satisfecho las aspiraciones de los electores, sino que en algunos casos ha resultado peor el remedio que el padecimiento. En Sinaloa, con el PAN se registró el gobierno más corrupto de la historia, por ejemplo. Y en Sonora, el único gobernador panista que ha tenido esa entidad, Guillermo Padrés, está preso por lavado de dinero.

Contra todo eso tendrá que luchar el candidato panista. Él mismo está siendo acusado de lavar dinero y eso, en un tema tan sensible para los electores, es ya caminar cuesta arriba. Dos encuestas recientes registran un descenso en las preferencias de los electores hacia Anaya. Si esto es así, significa que no solo no levantó en la precampaña, sino que durante el “limbo”, gracias al fuego mediático al que fue expuesto, se vino abajo.

Si a esto se agrega la clásica “cargada”, los esfuerzos de Anaya estarán concentrados, primero, en no caer más, porque algunos gobernadores tal vez no estén dispuestos a exponer su futuro apoyándolo, ante la eventualidad de que gane el candidato de Morena. No se descarta, incluso, que algunos de ellos apoyen más bien al Peje y no al candidato de su partido. Y en segundo lugar buscaría jalar de la punta a López Obrador para ver si así logra subir en las preferencias, dado el lejano tercer lugar en que se encuentra José Antonio Meade, candidato del PRI.

Bola y cadena
Y EN ESTE ESCENARIO NO hay que descartar un acuerdo entre el “joven maravilla” y la presidencia de la república para detener a Morena, cuya eficacia se alejaría en la medida en que el Peje se siga desprendiendo hacia arriba en las encuestas, como parece que está ocurriendo hasta ahora. (No hay que creernos mucho eso de que si llega a la presidencia, Anaya metería a la cárcel a Peña Nieto).

Sentido contrario
OTRO DE LOS ELEMENTOS QUE VA en contra del queretano son las candidaturas de Margarita Zavala y la del “Bronco”, que, de crecer, lo harían a expensas del voto potencial del PAN, no de Morena. No parece que atraerán muchos votos, pero en una elección cerrada, dos o tres puntos pueden ser determinantes.

Humo negro
EN SINALOA LA ATENCIÓN ESTATAL SE concentrará en la elección para senadores con candidatos de Morena de experiencia en la lucha electoral y que podrían ser beneficiados por las simpatías hacia López Obrador; por otro lado, los aspirantes del PRI, que contarán con el apoyo del partido y de la estructura gubernamental; y con candidatos de una alianza (PAN-PAS, sobre todo) que puede ser muy efectiva en términos de votos. Ya empiezan a salir chispas de esta elección… que nadie se caliente de más.

Columna publicada el 11 de marzo de 2018 en la edición 789 del semanario Ríodoce.

Medio independiente de Aguascalientes.

Share

Tres sexenios de corrupción impiden terminar el único hospital “para pobres” de Aguascalientes

 aguascalientes, sexo y salud  Comentarios Desactivados en Tres sexenios de corrupción impiden terminar el único hospital “para pobres” de Aguascalientes
Oct 122017
 
El edificio del PRI si fue terminado por Carlos Lozano y sus compinches. Foto: Objetivo7/Cuauhtémoc Villegas Durán.

El edificio del PRI si fue terminado por Carlos Lozano y sus compinches. Foto: Objetivo7/Cuauhtémoc Villegas Durán.

Aguascalientes parece un rancho donde los machos alfa dominan los partidos y sus amantes logran diputaciones y senadurías y la corrupción galopante a la par de la imposición del neoliberalismo con la complicidad de una terna de gobernadores corruptos que coludidos entre ellos y con el crimen organizado, según ha declarado ya hasta un diputado local, ha puesto a este estado de rodillas ante el Cartel Jalisco Nueva Generación que, en la lucha por la plaza que ya controla, ha disparado la violencia como nunca en la historia de este estado del centro de México.

Supuestamente el hospital Hidalgo es para pobres aunque quien termina allí puede acabar con todo su patrimonio debido a las deudas que alcanzan a veces cientos de miles de pesos dejando a familias enteras en la miseria. Esto es el resultado de la falta de una verdadera clase política y el gobierno encabezado por un puñado de arribistas impulsados por el salinato neoliberal. A continuación presentamos un reportaje con los créditos correspondientes a obrasweb.

La obra inició en el gobierno de Luis Armando Reynoso. Su sucesor, Carlos Lozano, continuó los trabajos, pero su gestión favoreció el proyecto más caro, advierte la Auditoría Superior.

CIUDAD DE MÉXICO — El Centenario Hospital Hidalgo, en Aguascalientes, no solamente acumula nueve años en construcción, sino también anomalías en los procedimientos que dieron pie a su edificación.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer esta semana que, de acuerdo con las revisiones que realizó a la Cuenta Pública de 2015, la administración del priista Carlos Lozano de la Torre (2010-2016) incurrió en irregularidades que llevaron a que el estado eligiera la opción más cara para levantar el centro médico.

Ese año, señala el órgano fiscalizador, las autoridades estatales llevaron a cabo dos licitaciones para elegir a la empresa que continuaría con la construcción del hospital, una obra que arrancó desde la gestión del entonces panista Luis Armando Reynoso Femat (2004-2010) y que todavía sigue inconclusa.

Al final del proceso, el gobierno de Aguascalientes otorgó los dos contratos a Epccor —por un total de 478 millones 324,500 pesos—, bajo el argumento de que las otras dos compañías que concursaron habían incumplido los requisitos de la convocatoria.

La propuesta de Epccor superaba a las de sus competidoras por 21.8 millones de pesos y 11.6 millones de pesos.
Sin embargo, según la ASF, el gobierno estatal nunca comprobó documentalmente que las otras opciones en efecto hubieran incumplido con la convocatoria y, en consecuencia, que esto justificara elegir la alternativa más costosa para el erario.

“En el acta de fallo argumentó que el (licitante) que ocupó el primer lugar no cumplió las obligaciones fiscales en materia de seguridad social; y el (licitante) situado en segundo lugar no tenía experiencia en obras similares; sin embargo, de acuerdo con los documentos que dichos licitantes presentaron en sus propuestas se acreditó que sí cumplían los requisitos solicitados por el gobierno del estado de Aguascalientes, lo que revela que no se obtuvieron para el estado las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad y demás circunstancias pertinentes”, señala el informe de Auditoría.

El documento de la ASF detalla que, cuando fue cuestionada sobre el tema, la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones de Aguascalientes (Sicom) insistió en que las otras empresas participantes habían incumplido. Incluso, señaló que el documento con el que una de ellas buscaba acreditar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales ante el IMSS era apócrifo; no obstante, la dependencia no comprobó sus dichos.

La entrega del contrato a Epccor, además, se dio a pesar de que la constructora no acreditó la experiencia requerida en las bases de licitación y presentó el mismo listado de maquinaria para ambos concursos, sin justificar las razonas para hacerlo.

“En cuanto a la relación de maquinaria presentada por la contratista a la que se le asignaron los dos contratos, no justificó su utilización en ambos contratos, por lo que se debieron desechar sus dos propuestas al no ajustarse a los requerimientos de las bases ni ofrecer la certeza de poder cumplir el programa de trabajo de cada una de las licitaciones”, indica la Auditoría.

Adicionalmente, la compañía cobró anticipos de 100.8 millones de pesos y 138.3 millones de pesos, pero se retrasó en la construcción y los equipamientos de siete edificios, puentes, fachadas, casetas, trincheras y anexos, que debieron estar listos en septiembre de 2016.

Obrasweb.mx contactó a Epccor este viernes para hablar sobre las conclusiones de la Auditoría Superior, pero no logró hablar con sus voceros de manera inmediata.

Aguascalientes actualmente es gobernado por el panista Martín Orozco, quien tomó el lugar de Carlos Lozano en diciembre pasado. En su revisión a la Cuenta Pública de 2015, la ASF detectó que ese año en la entidad hubo un subejercicio de recursos por 812.1 millones de pesos y un posible daño al erario por 51.4 millones de pesos.

En conjunto, en las 32 entidades federativas se observaron subejercicios por más de 33,000 millones de pesos y posibles daños patrimoniales por 31,000 millones de pesos. A nivel federal, los subejercicios y posibles daños ascienden a 100,000 millones de pesos.

Fuente: http://www.obrasweb.mx

Medio independiente de Aguascalientes.

Share