Jun 282014
 

patrullas

Rio Doce/Los Mochis, Sinaloa.- Una mujer se convirtió en filicida porque ahorcó con sus propias manos a su hijo bebé.

Sara García Plaza, de 41 años de edad, y con residencia en la calle padre Kino, en el fraccionamiento Residencial Alameda, no huyó tras asfixiar con sus manos a su hijo Arturo, de un años de edad, y fue atrapada por agentes preventivos.

Ella justificó el ataque mortal a hijo en un ataque de depresión, porque había perdido su empleo en una farmacia, un mes atrás.

Por esa depresión, otro de sus hijos y hermano de Arturo, ella tomó una cobija y cubrió a Arturo, que estaba acostado en la cama. Luego se subió sobre él y más tarde le apretó el cuello con sus propias manos.

Ella se delató de su propio homicidio y fue el momento en el que el hermano del bebé lo tomó, condujo un auto y buscó ayuda médica. Pero su arribo a la Cruz Roja fue tardío, porque el bebé ya estaba muerto.

La policía atrapó a la filicida.

Sorry, the comment form is closed at this time.