Ago 242017
 

Cancún, Quintana Roo/Desinformémonos.- Luego de tres años de litigios en materia ambiental, incluido uno por la afectación de dos áreas naturales protegidas (ANP), el hotel Riu Riviera Cancún, de inversionistas españoles, ya cuenta con todos los permisos para continuar con la construcción, informó el presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba, perteneciente al Partido Verde Ecologista.

En pleno escándalo por la devastación del manglar en Malecón Tajamar en enero de 2016, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) otorgó la licencia ambiental y el cambio de uso de suelo al polémico proyecto que pone en riesgo el Área Natural Protegida (ANP) Manglares de Nichupté en la zona hotelera de Cancún, lo cual alertó el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) y otros organismos defensores del medio ambiente.

El hotel RIU Riviera-Cancún propiedad de la cadena española del mismo nombre ya había sido rechazado por la Semarnat en marzo de 2015. El primer proyecto presentado contaba con 564 habitaciones. El proyecto, cuya aprobación se publicó el viernes 18 de agosto, disminuye ligeramente el número de las mismas a 530.

El alcalde de Cancún señaló que los inversionistas pueden continuar la construcción de este hotel, pues no hay impedimentos por falta de permisos y que “en este momento todo indica que cuenta con todos los aspectos jurídicos y legales existentes”. Y subrayó: “Lo que puedo garantizar son todos los elementos jurídicos y legales para emitir una licencia de construcción”.

En 2014 se dio a conocer la construcción del hotel Riu Riviera Cancún, que tendría 564 cuartos, en una zona de humedales, colindantes con dos Áreas Naturales Protegidas en Punta Nizuc, al sur de la zona hotelera de este destino turístico.

El ayuntamiento anterior abrió la puerta al proyecto Riu Riviera Cancún, cuando el 25 de agosto de 2014 modificó el Plan de Desarrollo Urbano (PDU) de Cancún y uno de los proyectos favorecidos con el nuevo PDU de Paul Carrillo fue precisamente el Riu Riviera Cancún.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), que inició procesos administrativos contra la autorización de Riu Riviera Cancún, señaló que el PDU aprobado en 2014 permitió un mayor número de cuartos en el predio donde se prevé la nueva torre hotelera.

El anterior PDU permitía hasta 75 cuartos por hectárea y tres niveles de altura y el aprobado a iniciativa de Paul Carrillo establece una densidad neta de 270 cuartos por hectárea y máximo 565, con altura de 20 niveles o 70 metros.

El predio se ubica en la zona de influencia de dos ANP: Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté y el Parque Marino Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc.

El Cemda también interpuso un amparo contra el PDU por violaciones a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la Ley de Asentamientos Humanos del Estado de Quintana Roo, la Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, así como la Ley General de Cambio Climático.

También, la Sala Constitucional y Administrativa (SCA) del Poder Judicial de Quintana Roo declaró en noviembre de 2015 la suspensión de la licencia de construcción por inconsistencias en los procedimientos.

En mayo de este año, la SCA emitió una segunda resolución que afecta el proyecto Riu Cancún, al declarar improcedente el PDU aprobado en 2014. Aún así, la construcción del hotel tiene el visto bueno de la nueva administración.

Con información de Revista Proceso y El Economista

Sorry, the comment form is closed at this time.