Nov 302018
 

Ajo Blanco/Cuauhtémoc Villegas Durán

Muchos mexicanos creían que con Vicente Fox llegaba, por fín, luego de décadas del poder absoluto del Partido Revolucionario Institucional (PRI), nada más falso el retroceso fue tal que el presidente mismo, Vicente Fox “El Loco” Quezada, entabló desde entonces contra el ahora presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ya mañana tomará el poder que hace meses le entregó el pueblo de México luego del hartazgo de una guerra y prolongada que afectado la economía tanto que el turismo se ha visto afectado tanto como las visitas de mexicanos en el extranjero que evitan venir por la violencia extrema, mismos que mantienen pueblos y ciudades enteras ahora en manos del crimen organizado.

La Iglesia habrá de respetar su propia palabra y no participar en más complots contra la izquierda y evitar con los poderes fácticos, un golpe de Estado que nos llevaría a prolongar la violencia aunándose una guerra civil: la Iglesia pidió respeto al voto y el voto fue masivo por el cambio que ya empezó desde el congreso con reformas y cambios como evitar el despilfarro y los salarios de rey de los funcionarios públicos que han saqueado a México desde tiempos de La Colonia Española que terminó luego de la expulsión de la Orden los Jesuitas que concluyó años después con con la Independencia de México tras una revolución cruenta en la que los primeros líderes quedaron -como en esta Guerra- decapitados y expuestas sus cabezas en el edificio de la Alondiga de Granaditas en Guanajuato, como venganza por la matanza de españoles en esa ciudad.

Así las cosas, Andrés Manuel López Obrador debe respetar su palabra de campaña y valerse del poder emanado del pueblo para confrontar y evitar que los ataques de los medios de comunicación y los periodistas que están espantados por que ya no recibirán sus chayotes millonarios de la clase política y la élite que la maneja desde la oscuridad.

México, que está tomado como un rehén por un puñado de criminales metidos a políticos y títeres del neoliberalismo, han sangrado la Patria hasta llegar al canibalismo y la adoración al demonio, al dinero, a la “Santa Muerte”, a la salvajía, a tocar fondo: México a tocado fondo y por eso el pueblo y los que hacemos “las benditas redes” sociales apoyamos a sin dudar a quienes muchos tratan de dictador a pesar de ser el hombre que evitó una guerra civil en 2006 y esperó hasta 2018 para llegar democráticamente a la presidencia de México, el hombre que transformó radicalmente la ciudad de México para bien.

Para bien de México y de López Obrador, este debe cumplir su palabra porque si pierde el apoyo del pueblo sus compañeros de Morena y la oligarquía no dudarán en quitarlo de la presidencia mediante la ley o el Golpe de Estado militar.

Sorry, the comment form is closed at this time.