Ene 232019
 
El gobernador Martín Orozco, otro charro del Estado fascista. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

El gobernador Martín Orozco, otro charro del Estado fascista. Foto: Objetivo7fotógrafos/Cuauhtémoc Villegas Durán.

Gabriel Arellano es un político millonario que fue impulsado por el entonces senador Carlos Lozano de la Torre para que fuera presidente municipal de Aguascalientes aunque supuestamente luego salieron mal y Arellano habría perdido las simpatías del cacique de Aguascalientes, Carlos Lozano, quien ahora es dueño de Morena en este estado gracias a su amistad de negocios y política con los hermanos Monreal Ávila.

Gabriel Arellano antier volvió a los medios para ser entrevistado y formular su ambición política de ser alcalde nuevamente apostando solamente a su amistad con Yeidckol Polevnsky a quien conoció siendo el presidente local de la Canacintra que ella lideraba a nivel nacional.

Gabriel Arellano se llevó del PRI como candidato independiente, los 12,227 votos que hicieron la diferencia de 3 puntos para que Lozano destruyera las aspiraciones de Lorena Martínez, al grado de matarla políticamente y para que el Estado neoliberal impusiera al servil panista Martín Orozco como gobernador de Aguascalientes haciéndoles a Lozano y Orozco un gran favor.

Sin embargo no tardó Lozano en reaccionar y mandar a su presidente títere de Morena Aguascalientes a aclarar que el candidato se definirá hasta febrero, claro, con la venía del cacique de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre y sus compadres, los poderos Monreal Ávila a quien los presidentes municipales de Zacatecas junto al narco quieren matar para deshacerse de su cacicazgo infernal.

Sorry, the comment form is closed at this time.