Ene 292019
 

A pesar de que personal de la Policía Militar que ocupaba las instalaciones del Centro de Seguridad Ciudadana en Mazatlán, entregaron el edificio al Ayuntamiento de Mazatlán, permanecen activos.

Fuentes militares revelaron que continúan en el municipio, pero ya sin el apoyo directo a las estructuras de seguridad pública de los Ayuntamientos.

Desde 2017, el gobernador Quirino Ordaz Coppel firmó convenios con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para recibir apoyo de la Policía Militar en labores de seguridad pública, pero a partir del cambio de gobierno federal, los convenios llegaron a su fin.

Se dijo que serán como los Batallones de Infantería radicados en la Región y Zonas Militares, con sectores de responsabilidad.

Sin pertenecer a los Batallones de Infantería locales, la Policía Militar que ingresó por primera vez a Sinaloa, a través del municipio de Mazatlán, se maneja de manera independiente y reportan al cuerpo de Policía Militar con sede en la Ciudad de México.

Se especificó que estos Batallones de Policía Militar dependen de la Tercera Brigada de la Policía Militar, que a su vez depende del Cuerpo de Policía Militar de la Ciudad de México.

Ninguno recibe órdenes de ninguna zona militar adscrita a la Tercera Región Militar, con sede en Mazatlán.

Al contar con un comandante, dependen directamente del Secretario de la Defensa Nacional, el general Luis Crescencio Sandoval González.

El 17 de enero pasado, el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres, recibió el edificio en un acto protocolario.

Como alcalde electo, Benítez Torres advirtió que recuperaría el edificio y que los militares no lo usarían más, indicando además que no seguiría la línea de Ordaz Coppel de imponer un secretario de Seguridad Pública con perfil militar, sino que haría valer su autonomía y nombrarlo él mismo, y atender la política que el presidente Andrés Manuel López Obrador, propusiera en este rubro.

Poco más de dos años fue el tiempo que la Policía Militar ocupó el edificio.

A la entrega-recepción asistió el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Ricardo Olivo Cruz, por parte del Ayuntamiento, y por la Sedena el Coronel de Artillería, Juan Jesús Vázquez Hernández, comandante del Séptimo Batallón de la Policía Militar, y el Capitán Segundo de Infantería, Daniel Peralta Vargas, Oficial de Operaciones del Puesto de Mando.

Articulo publicado el 27 de enero de 2019 en la edición 835 del semanario Ríodoce.

Sorry, the comment form is closed at this time.