Oct 302013
 

El siguiente reportaje fue escrito para el numero piloto de Objetivo7 lo publicamos a propósito de la información dada a conocer ayer por este porta sobre el origen judío de Antonio Martín del Campo y, aunque parece que no tiene nada que ver, solo demuestra el cómo los mexicanos vivimos sometidos a sangre y fuego por esa raza que llegó a México y domina desde el más pequeño municipio hasta la presidencia de la república por medio de Televisa y demuestra como son capaces de tener relaciones sexuales entre familiares con tal de conservar “pura” su sangre…

 

Por Cuauhtémoc Villegas Durán

Ajo: Negocio o asunto, generalmente reservado, en que intervienen varias personas. “Bueno anda en el ajo”, que se dice irónicamente con referencia a las cosas que están muy turbadas y revueltas.” Gran Enciclopedia Salvat.

The future’s in the air I can feel it everywhere blowing in the wind of change Take me to the magic of the moment on ah glory night

where the children of tomorrow ,*, dream away in the wind of change

Hay quienes dicen que Huanusco, Zacatecas, no existiría, a no ser por la carretera panamericana 55 que va de Guadalajara, Jalisco a Saltillo, Coahuila, o, viceversa. Y, es que la economía depende básicamente de la fuerza laboral residente en los Estados Unidos, esto aunado a la falta de vocación democrática del aparato priísta, monopolizado por un anacrónico cacique y su principal ayudante y próximo heredero.

Familia singular, se mezclan entre ellos como para conservar su sangre, como ejemplo, el mayor y más respetado por la familia, que no por el pueblo, Calixtro Medina Medina y el presidente municipal, Armando Medina Medina, su sobrino.

Dicen los que saben, que vienen de Medio Oriente, de la ciudad de Medina, en la península arábiga, que tienen sangre semítica.

Y como semitas, no podrían estar fuera del ajo

Según lo consigna André Maurois, en su magnífica obra D’lsraeli, los Medina estuvieron en España y una parte de ellos fue a Inglaterra, luego de que Carlos II autorizara el regreso del pueblo judío a esa isla. Durante la dominación sarracena en España, “los Villa Real, los Medina, los Lara”, fueron declarados nobles.

Históricamente se concibe su llegada al pueblo de Huanusco, hacía fines del siglo 18 o principios del siglo 19, aunque podría ser más tiempo.

Se registra en 1809, Manuel Medina, viudo de Prudenciana, como la última persona enterrada en el templo de San Francisco, en la cabecera municipal, ya que éste, aportó dinero para la terminación de la singular, estética y sobria iglesia de una sola nave.

En 1920 Elíseo Medina fue presidente municipal. Han llegado a la presidencia alternativamente con su apellido y constantemente con parientes y títeres, desde que Calixtro Medina, ya fallecido, logró imponer su cacicazgo a sangre y fuego a mediados del siglo pasado.

Luego de su muerte, heredó el cacicazgo su hijo del mismo nombre, médico por la UNAM y quien es considerado por el pueblo de Huanusco y los demás pueblos del cañón de Juchipila, como un cacique de altos vuelos, toda una leyenda, que fue diputado, senador, “yerno” de Fidel Velázquez, reza la “vox populi.”

Ahora, cuando su vida se extingue, parece florecer quien es su virtual heredero, Nicolás Medina Muñoz, su sobrino, que ya es considerado como cacique ante el enojo y desencanto del pueblo.

El diccionario UNESCO de Ciencias Sociales lo confirma, al analizar el reclutamiento y la sucesión en el cacicazgo individual: “ un solo cacique y su principal ayudante y heredero aparente, que es normalmente un primo, hermano o sobrino. Dentro de este núcleo será elegido el hombre más ambicioso y potente por medios arbitrarios e informales para remplazar al cacique muerto.”

Y   también analiza el proceso que se ha generado al interior de la familia: “muchas ‘familias’ de cacicazgo llegan a dividirse con el tiempo, formando unas facciones nuevas: partido, banda, grupo, que pueden incluso llegar a constituir un tercer partido”

Pueblos incinerados, niños heridos, muertos, enfrentamientos, despojos, es lo que le ha tocado enfrentar a los indígenas de la comunidad de Tlaltenango de Sánchez Román, especialmente a los pequeños poblados de Los Cardos y Las Tierras Moradas, en la sierra de Morones, en el sur zacateco por la posesión de 900 hectáreas, de las cuales le fueron restituidas 450 a la comunidad indígena por una decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,

Problema agrario antiquísimo y ampliamente conocido en el estado, para los conocedores de la ley y del problema, no hay vuelta de hoja: la tierra es de los indígenas, ya que no se podía vender y punto, pues la tenían en posesión y no en propiedad.

Conocedor como nadie del problema, Guadalupe Ramírez, desde joven, vivió y vio la toma áe medidas que los protegía y llegó a ser delegado de las comunidades indígenas de Cicacalco, Tlaltenango y Tocati. “Yo llegué a gobernar todo aquello”, dice, mientras apunta a la majestuosa sierra de morones, enclavada en el sureste zacateco. A él, los Medina y sus gentes le quemaron la cocina “yo salí corriendo” y también fue encarcelado “porque les comprobé que la mesa de la virgen no les pertenecía”, recuerda con sus ojos tristes y no pierde la esperanza aún.

 

Y las partes no ceden, la esposa de Nicolás Medina dice que el PT apoya a los indígenas irresponsablemente, con motivos electorales y recuerda que por eso suceden las masacres que estremecen al país y más aún, acusa al diputado federal José Narro Céspedes, de oportunista, éste se defiende y dice que los señores del dinero que aún se sienten caciques de algunas regiones del estado, son los que mediante “argucias legaloides“, quieren despojar a los indígenas, verdaderos dueños de las tierras en disputa.

Mientras, el gobernador va y abraza a Calixtro, su sobrino Nicolás pide recursos para la terminación de la presa ejidal donde es tesorero y dueño de más del 20 % de las tierras de riego, le ofrece el apoyo del pueblo de Huanusco para la candidatura a la presidencia de la república, ambos dicen si, y el mandatario saluda a Calixtro, a los Medina y al pueblo de Huanusco en tercer lugar. La oposición que llevó al gobierno a Monreal Ávila, se indigna y cuestiona el porqué, Nicolás Medina compromete el voto popular e individual, rompiendo con la Ley Federal Electoral…¿Zacatecas, avanza?

 

Sorry, the comment form is closed at this time.