Jul 182019
 

EL CACICAZGO DE RAÚL PADILLA, EN LA MIRA DE AMLO
Pedro Mellado | Jul 18, 2019

El cacicazgo de Raúl Padilla, en la mira de AMLO
PUNTOS Y CONTRAPUNTOS
CRITERIOS

Hay dos instituciones que son fundamentales en el engranaje que el nuevo gobierno federal ha estructurado para el combate a la corrupción, que están focalizando sus acciones en áreas estratégicamente sensibles para la persecución de presuntos servidores públicos desleales, que traicionan la confianza de la gente, al disponer en forma muy personal, patrimonialista, discrecional y presumiblemente irregular, de los bienes y los recursos públicos que les han sido confiados.

En los tres anteriores sexenios, los que encabezaron los panistas Vicente Fox Quesada y Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, así como en la administración del priista Enrique Peña Nieto, no se había explorado con profesionalismo, rigor y seriedad, una muy elemental tarea, en el obligado combate a la corrupción: seguir la huella del dinero.

En la administración de Andrés Manuel López Obrador hay dos instituciones públicas que están haciendo bien su tarea: la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que actúa con una muy amplia autonomía, y la Secretaría de la Función Pública.

Ustedes seguramente recordarán que quien era entonces titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (en el ámbito federal), Santiago Nieto Castillo, reveló a Grupo Reforma, en nota publicada el miércoles 18 de octubre del 2017, que a través de una carta, el ex director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, pretendió presionarlo para que lo deslindara de responsabilidad en la presunta utilización ilegal de recursos aportados por la constructora brasileña Odebrecht, que se habrían usado para financiar la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en el 2012.

Dos días después, el viernes 20 de octubre del 2017, Nieto Castillo fue destituido por el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán. Para justificar el despido del fiscal electoral, el gobierno federal argumentó que había violado normas jurídicas que le obligaban a la prudencia y a la secrecía.

Desde el sábado 1 de diciembre del 2018 el presidente Andrés Manuel López Obrador nombró a Nieto Castillo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) adscrita a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Con el propósito de coadyuvar en la prevención y combate a los delitos de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita —comúnmente conocido como Lavado de Dinero— y de Terrorismo y su financiamiento, se creó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 7 de mayo de 2004.

Por razones de seguridad nacional y con el fin de proteger la vida del personal de la UIF, los datos de los 370 servidores públicos que trabajan en ella, con excepción de su titular, han sido reservados por un periodo de cinco años, señala una información publicada por el periódico El Economista el jueves 6 de junio de 2019.

La pinza se cierra, en el combate a los delitos de cuello blanco, dentro y fuera de la administración pública, con el trabajo que realiza el equipo de Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, titular de la Secretaría de la Función Pública de la federación, quien ha sido desde hace más de una década investigadora de tiempo completo del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, y coordinadora del Laboratorio de Documentación y Análisis de la Corrupción y la Transparencia de la UNAM.

Sus prendas académicas son muy destacadas: Doctora en Ciencia Política por la Universidad de California; Licenciada en Economía por la Facultad de Economía de la UNAM; Licenciada en Sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana. Con Maestría en Estudios Latinoamericanos por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y con una segunda Maestría en Ciencia Política por la Universidad de California.

Ha escrito varios libros que reflejan su vocación. Entre sus obras más importantes se encuentran: “Corrupción y Transparencia: Debatiendo las Fronteras entre Estado, Mercado y Sociedad”, editado por Siglo XXI en 2010; “Contemporary Debates on Corruption & Transparency”, editado por el IIS-UNAM y el Banco Mundial, en 2011; “Crisis, Rentismo e Intervencionismo Neoliberal en la Banca: México (1982-1999)”, editado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, en 2012, así como “Interés Público, Asociaciones Público Privadas y Poderes Fácticos”, editado por el IIS-UNAM y el Laboratorio de Documentación y Análisis de la Corrupción y la Transparencia de la UNAM en 2015.

Desde que inició la administración de Andrés Manuel López Obrador, el sábado 1 de diciembre del 2018, fue certeza en el equipo más compacto de colaboradores del tabasqueño, que Nieto Castillo y Sandoval Ballesteros serían una línea muy dura y firme de contención y combate a la corrupción, en el proyecto de la Cuarta Transformación de la República.

CACIQUES
Este miércoles 17 de julio del 2019 ─en su conferencia mañanera─ López Obrador señaló que en todas las universidades públicas del país deben generarse movimientos para pedir transparencia, rendición de cuentas y honradez en el manejo de los recursos que les son confiados.

“Nosotros tenemos que ayudar con presupuesto a las universidades y sería muy conveniente que alumnos y maestros y la comunidad universitaria tenga como propósito que se aplique una política de transparencia y honestidad en las universidades, que no haya malversación de fondos en universidades, ni cacicazgos”, sostuvo.

Dijo que hay instituciones de educación superior que son emblemáticas por el control que algunos caciques ejercen en ellas: “Los caciques nombran a los rectores y tienen diputados y senadores en los partidos. Lo mismo que pasa con los sindicatos, ¿no? Es general”.

Además, explicó que “hay universidades que organizan coloquios, seminarios, etc., etc., ahí van los intelectuales de más renombre, con gastos pagados, a hablar de la justicia y de la democracia, como si estuviesen en el paraíso, jamás un cuestionamiento a la corrupción .Que todo eso se vea mal, que no se tolere la corrupción, guácala”, dijo.

Sorry, the comment form is closed at this time.