Sep 152018
 

Juris et civĭtas

civĭtas, -ātis, del latín quiere decir ciudad en español y aunque la Real Academia de la Lengua Española lo define así:

1. f. Conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población densa y numerosa se dedica por lo común a actividades no agrícolas.

2. f. Lo urbano, en oposición a lo rural.

3. f. Ayuntamiento o cabildo de cualquier ciudad.

4. f. Título de algunas poblaciones que gozaban de mayores preeminencias que las villas.

5. f. Conjunto de diputados o procuradores en Cortes que representaban una ciudad.

Representa mejor en la actualidad esta respuesta del ciberespacio: Ciudadanía. Literalmente la palabra latina civitas significa ciudadanía. Este estatus garantizaba derechos civiles y políticos.​ También equivaldría a “ciudadanos” los cuales siguen las reglas de su país. Técnicamente es un sinónimo de ciudadano.
y para no enredarnos más Juris es Derecho.

Objetivo7 da la bienvenida a Eli Mares integrante de diversas organizaciones entre ellas la Coalición Internacional de Migrantes en el Extranjero (CIME) a nuestras páginas del ciberespacio en medio de un poder judicial podrido y Fiscalías estatales y la nacional sólo eficaces para los poderosos e injustas e indolentes, incluso criminalizadoras de los débiles y marginados de México y no se diga de los verdaderos periodistas y defensores de Derechos Humanos, mientras protege a los sicarios del periodismo y regala carretadas de dinero a organizaciones sólo lucrativas. Fiscalías que criminalizan a los muertos a los minutos de sus asesinatos sin peritajes y con conclusiones estúpidas, en un país fallido, podrido desde el sistema judicial que es, el que más empobrece a los mexicanos, por lo que iniciamos recordándoles la primer orden del decálogo de los abogados: estudiar

Columna: Eli Mares/Objetivo7

El Decálogo del Abogado/Parte 1

Estimados compañeros abogados, es indispensable hablar de un tema muy especial del Derecho, éste es hermoso porque en teoría debería servir a la sociedad para procurar el bien social y el orden común, así, en ese orden de ideas estaremos hablando de lo fundamental que es el Decálogo del abogado.

Éste señala entre sus premisas, la primera, de la cual escribo en esta primera columna Juris et civĭtas y la cual señala: “ESTUDIA: El derecho se transforma, sigue sus pasos sino serás cada día menos abogado”.

Compañeros, no basta de salir de la mejor Universidad sino fomentar el amor al derecho, a la integridad del Ser Humano y estudiarnos ayuda a tener conocimiento. Como dice la frase “El conocimiento es poder”, compañeros: debemos actualizarnos y especializarnos para que con dignidad defendamos la justicia. (Continúa el próximo sábado).

Sorry, the comment form is closed at this time.