Jul 202019
 
Voiced by Amazon Polly

Apolo 11, la misión lunar no habría sido la misma sin la aportación de Hamilton, científica y matemática cuyos conocimientos colaboraron en el alunizaje
Regeneración, 19 de julio del 2019. Apolo. Hace 50 años fue lanzado el Apolo 11 y una mujer participó de forma trascendental en el proyecto.

Margaret Hamilton, ingeniera en Sistemas y Matemáticas, tuvo la difícil tarea de escribir el código que permitió al Apolo 11 llegar a la Luna.

Esta científica nacida por el año 1936, dejó su huella marcada y además pasó a la historia como «la madre de las cuerdas».

La razón de ello es su importante contribución al código que utilizó la recordada misión del Apolo 11.

La mujer y la Luna

La propia Hamilton bromea al recordar el día en el entró a trabajar al proyecto.

«Vi un anuncio en el periódico de Mit que pedía ingenieros de sistemas y software para enviar hombres a la Luna”, recuerda.

“Y en ese momento pensé que era una buena idea enviar a unos cuantos que conocía, bien lejos”, rememora aquellos primeros años de los sesenta.

“La verdad es que me quedé con las ganas de enviar a unos cuantos más».

Por aquellos años, ver mujeres en el ámbito de la ingeniería era algo bastante extraño.

Sin embargo, los conocimientos que tenía Hamilton en el área le permitían participar en la NASA y además entregar un aporte tan trascendental.

Hasta el día de hoy su contribución es reconocida por la Agencia Aeroespacial.

Un sistema de emergencia

El primer aporte que Margaret Hamilton entregó al equipo a cargo del Apolo 11 fue fundamental para el funcionamiento de toda la misión.

Consistió en el desarrollo de un sistema de emergencia el cual fue creado a partir de un código de programación bajo su propia dirección.

Por aquel entonces ella fue la encargada de escribir y diseñar el programa, el cual contaba con un funcionamiento especial.

Éste les permitía realizar cálculos durante la misión y además contar con un mecanismo para la detención de errores.

Una de las anécdotas ocurre cuando sólo unos minutos antes de comenzar en alunizaje, ocurrió un serio problema con una de las máquinas.

Esta máquina soportaba el trabajo de la operación, y estaba sobrecargada y no podía realizar tantas tareas al mismo tiempo.

Fue en este momento que el equipo de Hamilton entró en funcionamiento permitiéndole a la sobrecargada computadora que se reiniciara y eliminara tareas sin importancia

De esa forma le permitió funcionar de mejor forma completando de forma exitosa el final de la misión.

Su aporte fue tan importante que esta mujer pasó a la historia gracias a su aporte en la misión Apolo 11.

No conforme con haber quedado en la historia, fundó en 1986 la compañía Hamilton Technologies, enfocada en la prevención en los errores de software.

En la actualidad Margaret Hamilton es consejera para la NASA y recibió hace algunos años una Medalla presidencial por su aporte para la misión.

En la actualidad tiene 82 años de edad y aún es totalmente reconocida por su gran aporte para que esta misión tuviera el éxito.

Sorry, the comment form is closed at this time.