Oct 182019
 
Voiced by Amazon Polly

Luego que Joaquín el Chapo Guzmán salió del radar de búsqueda de los Estados Unidos, y de agigantarse los métodos de inteligencia por dar con el paradero de Rafael Caro Quintero, Nemesio Oseguera Cervantes el Mencho, se convirtió en el principal objetivo de Estados Unidos, por encima de narcotraficantes como Ismael el Mayo Zambada.

No obstante, según consta en archivos judiciales de Estados Unidos, el Mencho ya habría estado en poder de autoridades estadounidenses, al haber sido arrestado cuando era un simple puchador de droga, en 1994, en Sacramento California.

Entonces lo arrestaron agentes de la DEA, que lo entregaron a un grupo de fiscales federales, que tras presentarle los cargos por tráfico de droga, lo sentenciaron a 5 años y 6 meses en una prisión federal.

El Mencho no terminó de purgar su sentencia, tres años después fue puesto en libertad gracias a su buena conducta, aunque inmediatamente después fue repatriado a México por Tijuana, para al poco tiempo después regresar a su natal Aguililla, Michoacán.

Nadie ha podido precisar qué hizo Oseguera Cervantes durante todos esos años, aunque es posible que se haya integrado a los grupos de Abigail González Valencia Los Cuinis, que entonces hacían negocio con una facción del Cártel de Sinaloa que operaba en esa región, y que muy posiblemente era controlada por Ignacio Nacho Coronel.

Durante los años siguientes los gobiernos de ambos países le perdieron la pista, y no sería sino hasta el 13 de marzo de 2014 que la DEA lo volvió a ubicar, señalándolo como uno de los principales operadores para traficar droga a Estados Unidos, que tras el arresto del Cuini, y la muerte de Nacho Coronel en 2010, habría quedado al frente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

A Oseguera Cervantes lo acusan de traficar todo tipo de drogas a Estados Unidos, incluyendo cocaína, mariguana, metanfetaminas y heroína, y que cuenta con una red que surte a distribuidores en la zona de Chicago, Nueva York, Georgia y Washington DC, por lo que al poco tiempo lo señalaron como uno de los objetivos principales de Estados Unidos.

La DEA, ICE, el FBI, lo empezaron a buscar, según explica el documento 1:14-cr-00051-2, radicado en una corte federal del Distrito de Columbia, en donde lo acusan de estar exportando cientos de kilos de cocaína, por lo que se ordena su pronta aprehensión.

Cinco años después, la búsqueda del Mencho sigue ocurriendo, aunque hasta la fecha les ha resultado muy escurridizo, porque no existe ningún tipo de imagen reciente que pueda precisar qué aspecto tiene, y de no ser por una foto de él que circuló en 1994, no se tuviera nada.

Los expedientes que existen en las diferentes cortes de Estados Unidos se encuentran “clasificados”, y nadie puede tener acceso a ellos pues se trata de una investigación en progreso.

“Cuando se trata de investigaciones en progreso no se revela información de la persona, y sólo podemos decir que se le busca como a cualquier otro criminal”, dijo Bárbara Carreño, de la DEA.

Sin embargo, es innegable que Estados Unidos tuvo en su poder a uno de los hombres más buscados por ese país, y que hoy en día es uno de los narcotraficantes más poderosos que hay en México, pues sus redes operan desde la costa Oeste de Estados Unidos, hasta la costa Este.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Seguridad, Oseguera Cervantes tiene a varios hermanos que en su momento participaron con él en actividades relacionadas con tráfico de droga como Abraham y Martín, que en su momento fueron también arrestados en el norte de California, donde también fueron sentenciados.

Actualmente Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información que ayude a su captura.

Artículo publicado el 13 de octubre de 2019 en la edición 872 del semanario Ríodoce.

Sorry, the comment form is closed at this time.