Ago 282019
 
Voiced by Amazon Polly

Bernie Sanders aventaja a Trump en las encuestas rumbo al 2020

Sanders y Warren, entre ellos está la contienda demócrata, señala el analista de corte progresista Cenk Uygur. El senador por Vermont está 4 puntos arriba de Trump

Regeneración, 28 de agosto del 2019. Bernie Sanders, candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, ganaría un enfrentamiento cara a cara con Donald Trump si las elecciones fueran hoy.

Según un sondeo realizado por la firma Emerson, Joe Biden y Bernie Sanders podrían vender al candidato Trump en las elecciones del 2020.

Según la casa encuestadora, Sanders aventaja 52 frente a 48 por ciento. La encuesta realizada esta semana tiene un margen de error de 2.5 puntos porcentuales.

Ganará un progresista

Según el analista politico Cenk Uygur, los progresistas obtendrán la victoria.

Uyguy, quien vaticinó el triunfo de Donald Trump debido a que “era populista, aunque falso”, adelanta que los electores buscan ciertas características en sus preferencias.

“Esa sed de populismo es la misma razón por la que he estado diciendo desde el primer día en este ciclo que un progresista ganará la nominación demócrata”, señala.

Y asegura que ese candidato progresista “derrotará fácilmente a Trump”.

Su análisis presenta algunos antecedentes:

“De hecho, al final del día de las elecciones del 2016 declare que la senadora Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, destruiría a Trump en el 2020”, dice Uyguy.

“Ahora, una encuesta de Economist-YouGov coloca a Warren a solo un punto por detrás del exvicepresidente Joe Biden”.

El analista apunta que Joe Biden tendrá pronto un declive en las preferencias.

“Una encuesta de la Universidad de Monmouth coloca a Warren y al senador Bernie Sanders, independiente de Vermont con un 20 por ciento y a un punto por delante de Biden”.

“La ventaja de Biden en una serie de encuestas promedio ya se ha comenzado a derrumbarse”.

Y si Biden pierde esa ventaja, ¿acaso alguien cree que podrá recuperarla? De ninguna manera.

Uyguy señala que Biden “comete enormes errores día tras día. Mientras Warren y Sanders atraen a miles, el público de Biden es mucho más pequeño”.

Su campaña se ha quedado sin aliento, y apenas estamos en agosto. El declive de Biden ha comenzado. Y no estoy tan seguro de que siquiera siga en la contienda cuando lleguemos a Iowa.

Los expertos siguen insistiendo en que los estadounidenses quieren un demócrata moderado.

Incluso recurren a la opinión de figuras como Claire McCaskill para decir esto, a pesar de que perdieron sus escaños como demócratas moderados.
Es imposible no ver la ironía de eso. ¿De verdad creen que es un mero accidente que dos de los tres principales candidatos sean los dos progresistas más grandes del país?

¿Creen que es una coincidencia que John Hickenlooper y John Delaney hayan alcanzado tan sólo en dos por ciento en las encuestas?
El electorado no quiere un demócrata moderado o conservador, por mucho que los medios de comunicación se aferren a ello.

Esta contienda ya no es entre Warren y Biden, está entre Warren y Sanders. Y para los progresistas, es un sueño hecho realidad.

Sorry, the comment form is closed at this time.