Los intereses de EEUU para el Golpe de Estado en Bolivia

 mundo  Comentarios desactivados en Los intereses de EEUU para el Golpe de Estado en Bolivia
Nov 152019
 

Evo Morales acusó a Estados Unidos de haber orquestado el golpe de Estado en su contra. No es la primera vez que líderes latinoamericanos denuncian la injerencia estadounidense en sus países. Sputnik recogió análisis internacionales que explican algunos posibles intereses de EEUU en impulsar un cambio de régimen en Bolivia.

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), las acusaciones de que Estados Unidos ha propiciado desestabilizaciones y cambios de gobiernos en América Latina y el Caribe se volvieron constantes. Provocación de conflictos internos, invasiones militares y múltiples golpes de Estado figuran en la lista de denuncias en contra de la nación yanqui en la región.

Bolivia ya es “un Estado de excepción dirigido por los militares”
El 14 de noviembre de 2019 se sumó una más. El expresidente boliviano Evo Morales denunció la injerencia estadounidense en su país; acusó a EEUU de haber conspirado política y económicamente para derrocarlo.
¿Qué intereses tiene EEUU en Bolivia?
Estados Unidos tiene diversos intereses en Bolivia. Según el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), organización internacional que estudia fenómenos coyunturales en la región, los intereses estadounidenses más importantes se relacionan con la asistencia para el desarrollo y los recursos naturales que pueden ser extraídos de su territorio.

La asistencia económica y la famosa USAID
A partir del emblemático Plan Marshall (impulsado para la recuperación de Europa tras la Segunda Guerra Mundial), la asistencia económica entre países se convirtió en uno de los canales de influencia más utilizados por EEUU. Considerando que los recursos naturales disponibles en Latinoamérica son vitales para su propio desarrollo, se buscaría facilitar el acceso a materias primas estratégicas para sostener la economía estadounidense.

¿Qué pasó en Bolivia? Apuntes sobre guerra simbólica
Estados Unidos y Bolivia establecieron relaciones diplomáticas en 1849, tras la independencia del país latinoamericano de la Corona española, pero no fue hasta 1946 que empezó a entregar apoyo económico y militar. Desde entonces y hasta ahora dicha asistencia superó los 5.000 millones de dólares, de acuerdo al análisis de la socióloga brasileña Tamara Lajtman, especializada en relaciones internacionales con enfoque en la influencia de EEUU sobre América Latina, y del politólogo Axel Arias Jordán para Celag.
A partir del año 2000, la ayuda se incrementó exponencialmente; Bolivia ocupó el tercer y cuarto puesto entre los países de mayor asistencia en el continente americano, incluso después de la llegada de Morales a la Presidencia. Comenzó a descender después de expulsar a un embajador estadounidense y a la agencia antidrogas DEA en 2008; y aún más después de 2013, cuando Morales corrió a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) del país. Ese año Bolivia ocupó el puesto 22 como receptor regional, indica el informe de Celag.

Recursos naturales, la carencia de EEUU
Bolivia está entre los principales exportadores de antimonio, estaño, tungsteno y boro, de los cuales Estados Unidos posee una alta carencia, señalan los analistas de Celag.

Si bien en 2015 EEUU fue el principal destino de las exportaciones mineras de Bolivia, con una participación del 28%, en 2017 ocupó el quinto lugar (10,7%). A pesar del descenso, EEUU sigue siendo el principal comprador del estaño, tungsteno, hierro y antimonio boliviano, y es también un importante destino para las exportaciones de cobre, plata, oro y zinc.

La geopolítica con Rusia y China
Además, para Bolivia las relaciones bilaterales con Rusia y China son de vital importancia, señala el investigador brasileño Pedro Marin, fundador de la revista Opera.

Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia
© REUTERS / LUISA GONZALEZ
Moscú “percibe” a Jeanine Áñez como la “persona que dirigirá” Bolivia hasta las elecciones
El 21% de sus importaciones provienen del país asiático (mientras que sólo el 7,5% proviene de EEUU). Entre 2000 y 2014, el comercio bilateral entre China y Bolivia creció de 75 millones de dólares a 2.250 millones de dólares. El país asiático también se ha convertido en el principal acreedor de los bolivianos, de acuerdo a Marin.
A comienzos de 2019, China y Bolivia suscribieron un acuerdo para industrializar las minas de los salares de Oruro y Potosí para explotar litio. En ambos departamentos se desató una ola de persecución y violencia contra seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS).

Las relaciones con Rusia, especialmente en el sector energético, también han estado creciendo. Las asociaciones incluyeron la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear en El Alto (que entrará en funcionamiento en 2021), la segunda ciudad más grande del país, que ha sido escenario de fuertes manifestaciones contra el golpe.

La sucia herencia de los golpes militares abre de nuevo las venas de Bolivia
Cabe suponer que, si Bolivia está controlada por un Gobierno afín a EEUU (como el Gobierno de facto que desde el 12 de noviembre encabeza la senadora opositora Jeanine Áñez), el país saldrá de la influencia rusa y china, y las importaciones, exportaciones e inversiones estadounidenses volverán a crecer.
Hay otro aspecto que no se puede obviar: Bolivia es un territorio clave en el continente, y el Gobierno del MAS no quiere que EEUU se inmiscuya en sus asuntos. Así lo aseguró el ministro de Gobierno del país andino, Juan Ramón Quintana, en julio de 2019, cuando dijo que Bolivia volvería a ser una nación aplastada si retoma plenas relaciones con Estados Unidos, publicó Hispan TV.

En ese sentido, Marin considera que Bolivia como aliado de EEUU sería “una base, un protectorado, un patio trasero donde maniobrar un conflicto global”.

Evo Morales pide no estudiar periodismo

 medios, mundo  Comentarios desactivados en Evo Morales pide no estudiar periodismo
Sep 062016
 

f700x390-124536_163554_18Agencias/La Paz

El presidente Evo Morales pidió ayer a jóvenes optar por estudiar carreras universitarias relacionadas a la actividad petrolera en vez del periodismo o abogacía.

“Quiero decirles que en vez de estudiar (para) ser periodistas, perdón a los compañeros periodistas, o ser abogados, estudien para ser petroleros”, aseveró el Presidente, según ANF.

El Jefe de Estado hizo esas declaraciones ante un grupo de estudiantes de la unidad educativa “San Marcos” de Bulo Bulo, donde fue inaugurado el gasoducto que alimentará de gas seco a la futura Planta de Urea y Amoniaco. En dicho acto público participaron varias autoridades del país, dirigentes sociales e incluso el embajador de Corea del Sur en Bolivia, Jong-cheol LEE, agregó la agencia.

Según ABI, el presidente Morales aseguró que en Bolivia se inició la era de la industrialización con la puesta en marcha de la primera planta petroquímica del país y remarcó que se acabó la exportación solamente de materia prima.

“Hemos empezado con la industrialización, nuestra primera marcha era sólo por la nacionalización, pero después nos hemos planteado la industrialización y ya hemos empezado con la industrialización”, declaró.http://www.paginasiete.bo/nacional/2016/9/6/aconseja-estudiar-periodismo-108852.html

Fallan a favor de Evo Morales, va por tercer mandato

 Sin categoría  Comentarios desactivados en Fallan a favor de Evo Morales, va por tercer mandato
Abr 302013
 

evo

ADN.- La Constitución limita a dos el número de mandatos consecutivos que puede ejercer un presidente en Bolivia, pero Morales siempre ha defendido que el primero de sus gobiernos (2006-2010) no es computable debido a que tuvo lugar antes de la refundación de su país con la promulgación de una Carta Magna, y a que no completó el período legal de cinco años. De ganar en los comicios de diciembre del 2014, Morales gobernará hasta el 2020 y se convertiría así en el presidente que más años ha permanecido en el poder en Bolivia.

El Tribunal Constitucional (TC) de Bolivia habilitó hoy legalmente al presidente Evo Morales para buscar un tercer mandato en los comicios de diciembre del 2014, lo que en caso de victoria le permitiría gobernar su país hasta el 2020.El presidente de este órgano judicial, Ruddy Flores, informó en una rueda de prensa de que el TC falló a favor de la postulación de Morales, en respuesta a una consulta al respecto remitida a este organismo por el Parlamento, a instancias del partido de Morales. La decisión del tribunal ha sido criticada de inmediato por la oposición que rechazó un fallo que considera “inaceptable”.

La sentencia respalda la postulación de Morales y del vicepresidente, Álvaro García Linera, por considerar que el actual mandato que comenzaron el 22 de enero de 2010 cuenta como primero del Estado plurinacional, tras la refundación del país en 2009 con la promulgación de una nueva Carta Magna.

La decisión del tribunal ha sido criticada de inmediato por la oposición

“Se ha realizado la refundación del Estado como un Estado Plurinacional y esa refundación emerge de un poder constituyente que ha generado una nueva Constitución Política del Estado que contempla un nuevo orden que contiene la aplicación de la Constitución”, dijo Flores a los periodistas.

La Constitución limita a dos el número de mandatos consecutivos que puede ejercer un presidente en Bolivia, pero Morales siempre ha defendido que el primero de sus gobiernos (2006-2010) no es computable debido a que tuvo lugar antes de la refundación de su país y a que no completó el período legal de cinco años.

Con este argumento, y a pesar de que nunca ha confirmado que será candidato, el presidente Morales ha llegado a asegurar que la consulta al Constitucional era innecesaria y ha aceptado en numerosas ocasiones ser proclamado por sus seguidores. De ganar en los comicios de diciembre del 2014, Morales gobernará hasta el 2020 y se convertiría así en el presidente que más años ha permanecido en el poder en Bolivia.

Antes de Morales, el gobernante con el período presidencial más largo fue el militar Andrés Santa Cruz Calahumana, que gobernó Bolivia durante nueve años y diez meses, entre 1829 y 1839. Evo Morales, primer presidente indígena de Bolivia, accedió por primera vez al poder el 22 de enero de 2006, tras ganar los comicios presidenciales con el 53,7 % y fue reelegido para un segundo periodo (2010-2015) con el 64 %.

El Tribunal Constitucional señaló que la Carta Magna, promulgada por Morales en 2009, funda “una nueva era jurídico-política” por lo que se concluye que es “absolutamente razonable y acorde con la Constitución” el que se compute desde ese año el primer Gobierno.

 La Constitución limita a dos el número de mandatos consecutivos

La oposición insiste en que una disposición transitoria de la Constitución limitaba a dos los gobiernos, y en que Morales se comprometió en 2008 a no buscar un nuevo mandato en el marco de unos pactos para hacer posible la aprobación de la Carta Magna. Esa disposición señala textualmente que “los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”. Sin embargo, el Constitucional sostiene que se inauguró una nueva era jurídica.

En su cuenta de Twitter, el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) calificó de “jurídicamente inaceptable” el “sí” a la nueva postulación de Morales. Mesa cuestionó la decisión del TC de que el primer mandato de Morales no sea computable a efectos electorales, pero que en cambio sí sigan vigentes leyes anteriores a 2009 a pesar de esa “refundación”.

“Descubrimos ahora que hay partes de la Constitución Política del Estado que son parte del Estado ‘Refundado’ y partes del Estado ‘desechado’. Es increíble”, opinó. El opositor y aspirante a candidato en los comicios del 2014, Samuel Doria Medina, utilizó la misma red social para afirmar que el tribunal “desconoce la Constitución Política del Estado y se pone al margen de las leyes permitiendo la re-reelección”.

Doria Medina señaló que Morales podía buscar una segunda reelección mediante una reforma de la Constitución y un referendo pero, a su juicio, no lo hizo porque “le tiene miedo al pueblo”.

“El pueblo debe restablecer la Constitución y las leyes en las elecciones de 2014, por ello es fundamental la unidad para generar una alternativa”, agregó el opositor. Para el senador opositor Bernard Gutiérrez, de Convergencia Nacional, el fallo genera “muchas más dudas” de las que ya tenía la oposición “sobre la probidad e independencia” de los magistrados, a quienes acusó de beneficiar a Morales con su decisión porque “le deben el favor político de sus cargos al partido de gobierno”.

“Declarar la viabilidad constitucional de la reelección de Evo Morales es un hecho que va en contra de lo que ha planteado la propia Constitución en sus disposiciones transitorias”, agregó en declaraciones a la radio Erbol.

La dispersa oposición boliviana ha comenzado un proceso de organización para acudir a los comicios del 2014 siguiendo el ejemplo de sus homólogos de Venezuela con la búsqueda de un candidato único.

Una encuesta publicada el domingo en la prensa señala que un 41 % de los bolivianos de las cuatro ciudades principales del país votaría por Morales, frente a un 53 % que no lo haría.